Capítulo 02- Déjame escucharte llamarme ‘querida’

Un poco tarde, lo se. Dije que iban a ser publicado los jueves, pero en mi defensa, hay demasiados libros y series buenas últimamente….
Algunos errores gramaticos, si lo ven me dicen, pero lo pienso editarlos cuando termine la 1ra vida.


Capítulo 02- Déjame escucharte llamarme ‘querida’

Después de que termine arreglando unos asuntos pendientes en el inframundo, Yanwang personalmente coloco tres sellos en la parte posterior de mi cuello, cada uno representando una vida en el mundo humano. Una vez y los tres sellos desaparezcan, debo regresar al inframundo y estar en guardia en el Wangchuan nuevamente.

En los ojos llenos de envidia de los otros seres espirituales, me puse un vestido blanco de algodón y me fui para el mundo humano.

El mundo humano que previamente conocía a través de libros era mucho más animado de lo que había imaginado, y también más interesante, y también… mucho más peligroso.

En mi tercer día en la Tierra, en mi camino de estar buscando a Moxi, pase por un templo y descubrí que estaba dedicado a Ksitigarbha Bodhisattva. Piadosamente entre, pensando en ofrecer mi alabanza. Solo me había bajado a mis rodillas, aun para terminar de arrodillarme, cuando un viejo pero ágil monje repentinamente camino hacia delante con una navaja en manos. El sonrió amigablemente hacia mí: “Amitabha. Benefactor, saber arreglar tus errores al buscar del Buda es hacerle una buena obra al mundo.”

¿Huh? No había tenido tiempo para reflexionar sobre el significado de esas palabras cuando su navaja se dirigió derecho a cabello.

Yo era una roca- la roca Sansheng. Desde pies a cabeza, la cosa más difícil para mí era crecer mi cabello. Tuve que mirarlo por miles de años antes de que el finalmente hizo un cambio, ¡Y aun este viejo mono calvo tenia los cojones de rasurarme! Resople y le di una patada. Inesperadamente, ese monje en realidad era una artista marcial. El fácilmente escapo mi patada.

El retiro la genial sonrisa de su cara. “¿Que estas intentando hacer?”

“Calvo, Te debería yo de estar haciendo esa pregunta,” respondí dudosamente.

El ser burlo. “Demonio, pensé que tu querías seguir las formas del Buda para arrepentirte de tus pecados. ¡Pero lo que quieres es hacer problemas aquí!”

“¿Demonio? Estas confundido, no soy…”

“Hmph, he detectado el olor a moho de la oscuridad en ti desde tres millas de aquí. ¡No intentes buscar una excusa para salirte de esta!”

Olí de izquierda a derecha, pero no podía sentir ningún olor a moho en su cuerpo. ¡Los peces en el Wangchuan eran mucho más húmedos que yo! Mi deseo de matarlo se comenzó a aumentar, pero a las imparables advertencias de Yanwang que nunca debo de herir a nadie vinieron a la mente repentinamente. Retire mis ataques, voltee, y hui.

El monje siguió persiguiéndome alrededor de la montaña entera, forzándome a correr hasta que corrí fuera de aire. Yo solo quería darle un trompón (Puñetazo) al calvo burro y mandarlo a un sueño eterno.

De repente, un estallido de fragancia se desplazó hacia mi nariz. Nunca había olido fragancia tan maravillosa en el inframundo. Mi atención instantáneamente fue cautivada. Mientras me le acerque, un mar rojo de flores llegó a mi vista.

Los humanos llamaban a esta temporada ‘invierno’, y ellos llamaban esa substancia brillante cubriendo los pétalos rojo ‘nieve’. Pero yo todavía no sabía el nombre de las flores rojas. Después que pase por el mar de ramas perfumadas, descubrí un patio pequeño calladamente parado del otro lado.

Curiosa, abrí la puerta y entre. Después de apenas pisar adentro del patio, el sello dorado que Moxi había dejado en mi muñeca repentinamente brillo. Mi corazón tambaleo mientras me acerque a la casa principal dentro del patio. De repente, escuche una voz gentil: “Silencio-para- él bebe, en la cima del árbol, cuando el viento sopla, la cuna se mecerá.”
Gentilmente abrí la puerta un poco y calladamente mire adentro. Una mujer joven estaba sentada en la cama con en bebe en sus brazos. Al ver más cerca, sonreí. Esa cara, esa nariz, y esos labios, ¡¿No era esta una versión albóndiga de Moxi?!

¡No necesite gastar ningún esfuerzo en lo absoluto!

Pero él era solo una albóndiga en el momento. Él se había olvidado de su vida pasada y todavía no podía reconocer a los demás. ¿Cómo lo iba a seducir? O, ¿Debería de quedarme a su lado y ser su guardián hasta que creciera? Definitivamente no podía dejar que otra mujer, o hombre por ese tema, tomara ventaja del mientras estuviera joven.

Un grito abrumador detrás de mi interrumpió mi tren de pensamiento: “¡Idolatra, ¿A dónde piensas correr?!”

Sorprendida, rápidamente esquive hacia la izquierda, con un golpe abrí la puerta, y me lancé a la casa. Su navaja brillo mientras vi un puño de cabello negro caer delante de mi frente.

Estaba tirada en el suelo lamentando, mirando distraídamente al puño de cabello oscuro que estaban cayendo.

“¡Ah!”

Los gritos de la mujer sonaban tan lejos de mis oídos, y las advertencias de Yanwang se estaban alejando aún más como el soplo de una nube en el cielo.

Salte, junte mi fuerza espiritual en la palma de mi mano, con el valor de mil años de la oscuridad del Wangchuan, apunte a pegarle al viejo monje. El golpe hubiera aplastado su cerebro, pero mi cordura repentinamente despertó al escuchar el llanto de un bebe.

Mi ataque de palma se viro a un lado y golpeo una lámpara hacia la puerta, dándole tres temblores a la chocita complete. Di una voltereta fuera de la casa. Parecía como si mi ataque había asustado al viejo monje a la inconsciencia. Le tomo un segundo antes de que el eventualmente se tranquilizara. Me miro, luego miro a versión albóndiga de Moxi y de repente enfrento a la mujer horrorizada y le dijo: “El lunar rojo en la frente de su hijo presagia cosas ominosas a venir. Él ya está atrayendo cosas tan malvadas aunque solo es un recién nacido. ¡El de seguro será una maldición a esos alrededor del!”

La mujer estaba lívida de miedo a esas palabras. Ella se aferró a su hijo, sin saber qué hacer.

Yo estaba furiosa. “Oye calvo, ¡Para con estos disparates!” Todos los humanos creían en las profecías de estos sacerdotes y monjes. Él iba a arruinar la vida completa de Moxi con esas palabras.
“¡Hmph! Diabla, me emboscaste cuando no estaba preparado. ¡Te enseñare una lección esta vez!”

La navaja en su mano destello una luz dorada mientras se convertía en un bastón budista y se dirigió directo a mí. Este monje no tenía una cultivación alta, pero el nimbo de Buda en su bastón me prevenía mirar hacia delante. Lo que temíamos mas en el inframundo era el nimbo de Buda de los cielos occidentales. Abrumado, fui forzada a retirarme.

No creía que la pelea entre el monje y yo iba a durar por mucho tiempo. Era una piedra- la paciencia era mi mejor virtud. Había creído que después de que nuestra pelea lo cansara, el eventualmente se alejaría. Para ese tiempo, yo me hubiera regresado a donde Moxi hasta que el creciera. Yo no esperaba al monje humano ser más terco de lo que pensé que era. Asesinato de demonio era su misión de vida, y tal vez yo era el ‘monstruo’ más poderoso que él había encontrado en su vida, el concluyo considerando matarme como su última misión en su vida.

Nuestra batalla transpiro por nueve años completos en el mundo humano.
¡Nueve años!

Al final, no fue que él se rindió en matarme, pero que mis viejos amigos, los hermanos guardias Blanco y Negro de impermanencia vinieron a buscar a su alma… Me estaba escondiendo miserablemente en las montañas en el momento que vi a mis viejos amigos otra vez. Cuando los vi arrastrar el alma del viejo burro, abrase las largas lenguas colgantes y llore de felicidad. En el mismo momento, me asegure de decirles que le preguntaran al viejo Meng de darle a este monje extra sopa así él se convertiría medio bobo en su próxima encarnación y viviera una vida llena de miseria.

Después de acabar al monje, limpie y arregle mi vestuario que no habían sido arreglados y limpiados por más de nueve años. Entonces, cruzando más de mil millas a través de montañas y arroyos, encontré el pequeño patio donde había visto a Moxi en el pasado.

Después de nueve años viviendo en el mundo humano, finalmente aprendí que la fragante flor roja era llamada flores del ciruelo.

Aun así, no tenía ninguna idea que en el espacio de tiempo de nueve años podía cambiar tan hermoso bosque der ciruelas en ese estado tan marchito.

Lentamente me acerque al pequeño patio mientras el sello dorado en mi muñeca parpadeo nuevamente. No había pisado la puerta cuando un niño sucio agarrando una escoba mucho más grande que él estaba barriendo el patio estéril. El crujido sonaba tan terriblemente sombrío.

El niño parecía haber realizado que alguien estaba entrando. Repentinamente el se dio vuelta. Lo que vi fue un par de ojos claros y un lunar rojo en medio de sus cejas. Mi corazón se apretó, mis manos temblaron, y los dulces que le traje a Moxi se cayeron al piso.

“¿Quién eres?” Camino hacia mí.

Me agache al nivel de sus ojos y vi mi reflexión en sus ojos claros. Frote el sucio de su cara con mi manga y le dije, “Mi nombre es Sansheng. He venido a seducirte.”

El me miro sin decir una palabra, dejándome usar mis mangas para limpiar su cara. Tome nota de sus ropas harapientas y los moretones en sus manos y cuello. Parezco recordarme que su mama no era una persona empobrecida nueve años atrás. ¿Cómo ella dejo que Moxi se convirtiera a esta forma?

“¿Dónde está tu madre?” Le pregunte
“Muerta.”

Su respuesta directa me sorprendió. ¿Acaso a los mortales no le importaba mucho sobre la vida y la muerte? El… tal vez él era muy joven para entender la vida y la muerte. Esa era la única explicación en la que podía pensar.

“Como tu mama falleció, todo está en tus manos ahora. Acuérdate, desde hoy, exitosamente te he seducido.”

El permaneció callado mientras me miraba. Rasque mi cabeza; hablar con un niño estaba demostrando ser una tarea muy difícil. Además, el niño en cuestión estaba algo reticente y retirado para comenzar. Decidí usar un lenguaje más simple para explicárselo.

“En otras palabras, soy tu esposa desde ahora. De acuerdo con las reglas de los mortales, yo soy tu novia para convertirme en esposa. Pero esto no es importante. Lo que es importante es que nadie puede intimidarte ahora que estoy aquí.” Sus ojos brillaron. Palmee su cabeza: “Déjame escucharte llamarme ‘querida’.” Él estaba callado por un momento. “Sansheng,” el repitió mi nombre.

“¡Es ‘querida’!”
“Sansheng.”
“¡’Querida’!”
“Sansheng.”
“…Bien,” me rendí, “llámame Sansheng entonces.”
“Sansheng.”

“¿Si?”

En el futuro me recordaría la forma en la que él llamaba mi nombre una y otra vez ese día, llamándome hasta que le respondía. Mucho más tarde, aprendí que también había un tiempo donde el solía llamar a su mama una y otra vez sin parar.

Moxi era originalmente el Dios de la Guerra del cielo. Aunque el solo estaba en el reino mortal para su tribulación, el aun debería ser un hombre civilizado y con cultura, y así que pensé en mandarlo a la escuela.

No muy lejos de donde vivíamos había una aldea pequeña. Solo había una academia en esta aldea. Los profesores en esta academia sabían la vieja profecía del monje que Moxi crecería a ser una maldición para todos a su alrededor, así que todos estaban renuentes a darle la bienvenida en su escuela. Le dije a Moxi que llevara una olla de monedas de oros y circular alrededor de la academia. Eventualmente, los profesores lo aceptaron.

Le ayude a amarrarse su cabello en su primer día de clase. El me miro a través de la reflexión en el espejo bronce; en sus ojos había un destello de aprehensión. Gentilmente le dije, “Tu estarás viviendo aquí en el mundo mortal por unas décadas más. No es un largo tiempo; me asegurare de que la paz te siga en esta vida. Pero espero que te conviertas en una persona responsable y lleves una vida brillante a través de estas décadas. La alfabetización es una necesidad. Escucha a tus profesores cuando estés en la escuela. Aunque no lo llamaría sabios, ellos se comportaran con propiedad al frente de sus estudiantes. ¡Estudia fuerte!”

Moxi asintió.

Cuando el regreso en la tarde, habían algunas heridas en su cara. Una marca roja aquí, una marca azul allá. “¿Alguien te golpeo?” pregunte.
El asintió.
“¿Peleaste para atrás?”
El sacudió su cabeza que no.

Envolví sus heridas y pregunte, “¿Dónde vive, el que te golpeo?”
Choncho Wang era el hijo del terrateniente de esta aldea. Su familia era tan rica que hasta su patio era enorme. Mire en felicidad total. Después de que prendí un fuego en la leñera de su familia, un viento sureño soplo y lo flameo en un fuego grande. La mitad del cielo ardió en rojo.

Sintiendo que la escena era bastante espectacular para la vista, deje que Moxi tuviera un buen lugar para ver y apunte a las llamas impotentes de la casa de choncho Wang mientras le decía, “Ríe todo lo que quieras.” Moxi me miro pensativamente. “Sansheng, mi profesor dijo que hay que retornar fechoría con virtud.”

“Moxi, deberías aprender a diferenciar. Tu profesor obviamente te estaba mintiendo. Está bien escuchar, pero no tomes todo a pecho.”
Moxi escucho mis palabras, entonces lentamente respondió un sonido de ‘hahaha’.

La vida en el mundo humano pasa en un abrir y cerrar de ojos. Moxi rápidamente se estaba acercando a su llegada-de-edad a la edad de veinte.

Bajo mi educación cuidadosa, no fue ninguna sorpresa que Moxi creció a ser tan caballeroso como un jade. Su figura y cara no cambio mucho al del tiempo cuando lo conocí en el inframundo. Porque  su presencia divina no era común en el mundo humano, y combinado con su inteligencia extraordinaria, el pronto se volvió destacado en esta pequeña aldea.
No obstante, “Fama mata a personas, grasa mata a los cerdos.” Había una razón por la cual este dicho se quedó en circulación por todo este tiempo.

Era una mañana soleada y balsámica cuando me recline en el diván para leer una novela recientemente publicada. Era una historia de amor sobre una pareja que había pasado por unos tiempos duros y venía con unos pasajes de ooh ah ooh ah detallados. Estaba junto en el clímax de la historia cuando Moxi camino desde afuera. El levanto la capa y la cuerda que casualmente había tirado en el piso y las guardo, me dio una copa de agua, y luego dijo, “No es bueno estar acostada todo el tiempo. Tu deberías también ir afuera y tomar sol, Sansheng.”

Tome la copa de él. Mis ojos no dejaron el libro mientras mecánicamente dije, “La luz del sol es como veneno para mí. No me ofrece ningún beneficio.”

Pero él no tomaría mis palabras. “Nevó esta mañana. Las flores de ciruelo en nuestro compuesto están floreciendo muy bellas. Vamos a caminar y verlas.” Lo mire y vi un brillante rayo de esperanza en sus ojos. Coloque el libro que estaba llegando a la parte de ooh ah ooh ah abajo: “Muy bien, iré contigo a pasear.”

Feliz, el sonrió suavemente.
Andamos de brazos cruzados y caminamos en los alrededores del bosque de ciruelos. Él no me mintió. Los ciruelos estaban floreciendo bastante bellos hoy.

“Moxi, sabes que amo la vista de estos ciruelos rojos y su fragancia y la nieve brillante, ¿Pero sabes porque?”

Él pensó por un rato. “Probablemente porque tu temperamento es similar a estos ciruelos.” Pause en medio de caminar y mire en sus ojos mientras sacudí mi cabeza, sonriendo sin hablar. En realidad él no lo entendía, pero él me dejo en mi examinación de su cara. Gradualmente, una pista de una sonrisa apareció: “Sansheng, ¿Te gusta mirarme?”

“Si.” Use mis manos para medir la distancia entre su cabeza y la mía. Ahora él era una cabeza completa más alta que yo. Incline mi cabeza en pensamiento: “Moxi, déjame escucharte llamarme ‘querida’.” Sus orejas repentinamente se enrojecieron.

“Rápidamente te estas acercando a tu llegada-de-edad,” dije. “Pienso que esta novia de niño debería ser finalmente ser promovida después de tantos años. Solo selecciona una fecha y cásate conmigo, ¿No lo harías?”
Rubicundez se esparció de sus orejas hacia sus mejillas, su nuez de adán ligeramente ondulada. Después de un largo rato, una pizca de disgusto surgió de sus ojos. “Sansheng, tu estas, tu estas siempre…” El aun no había terminado su oración cuando repentinamente el escucho la voz de alguien desde más allá del bosque de ciruelos.

Desde que Moxi adquirió un poco de fama, siempre había alguien que venía a buscarlo. Nunca diría algo, pero ellos interrumpieron nuestra conversación de matrimonio hoy. Mi cara se hundió. Estaba bastante infeliz.

Las voces de los que vinieron se volvían más altas, Moxi también se había dado cuenta de ellos. “Sansheng, parece que alguien vino a visitar, vallamos de vuelta a la casa.´
Tararea una respuesta y fui de vuelta a mi habitación, continuando a leer mi libro, Moxi salió a la sala de invitados para recibirlos.

Acercándose el medio día, Moxi vio a los invitados hasta afuera y luego vino a mi habitación. Se sentó sin hablar. Me recline sobre mi silla y también no hable; mi paciencia siempre ha sido buena. El finalmente no me podía ganar.

“Sansheng.”

“¿Hmm?”

“Fue el gobernador que vino hoy.”

“Oh.”

“El… él me dijo que valla a la capital para convertirme en un oficial.”

“Oh.”

Tal vez mi indiferencia hizo que Moxi se sintiera un poco perdido. El cuidadosamente estudio mi cara. Parecía que había tomado determinación, él dijo, “Quiero ir.”

Calladamente gire a la última página del libro. La historia de amor tuvo un final feliz. Entonces me voltee a mirar a Moxi. Me estaba mirando intensamente. Suspire, “Un hombre debe de tener ambiciones. Es a un oficial a lo que aspiras ser, no un ladrón… aunque fundamentalmente, no hay mucha diferencia entre los dos. Pero admitiré que la Corte Imperial es uno de los lugares donde puedes perseguir tu ambición. Siempre he esperado que triunfes en la vida. Ahora que estas en posesión de ambos, talento y oportunidad, debes de ser valiente e ir. ¿Por qué me miras a mí?”

Moxi sacudió su cabeza. “No me estoy convirtiendo en un oficial por alguna ambición…” Sus mejillas rubicundas enrojecieron. “Como dijiste, casi tengo vente. Siempre he, siempre he pensado en tener una plática contigo sobre nuestro matrimonio algún día.”

Sostuve una taza, congelada en sitio.

Su sonrisa era totalmente impotente. “Pero Sansheng, siempre estas un paso más adelante que yo.” El agrego, “Quiero tener una familia contigo, pero como un hombre, no puedo dejarte cuidarme por el resto de mi vida. Quiero traer felicidad con mis propias habilidades.”

“Sansheng, ¿Esperarías por mí por dos años? Después que tenga éxito, volveré por ti.”

No podía decir que ‘no’.
En ese momento, desee ser una chica ordinaria. Desee que estaba esperándolo a que llegara a casa y me llamara “Sansheng” desde la puerta.
Sin embargo, él quería que esperara por dos años. Originalmente era una roca paciente, pero no me podía aguantar esta vez. Después de una noche dando vueltas en la cama, repentinamente me senté en la cama.

“Moxi.”

Sabía que él no estaba ahí, pero como quiera quería llamar su nombre, como si él fuese a aparecer enfrente de mi si lo llamara.

“Moxi.”

Lo llame así tres veces, pero no recibí ninguna respuesta además del susurro del viento de afuera. No podía dormirme de nuevo, así que simplemente rodé fuera de la cama, y sin empacar nada, salí de la casa solo en una túnica blanca directo a la capital a encontrar a mi esposo.

Anterior | Indice | Siguiente

Advertisements

2 thoughts on “Capítulo 02- Déjame escucharte llamarme ‘querida’

  1. Pingback: Sansheng Capítulo 03- Sansheng es la única para mí | Scarlett Translations

  2. Hi, I do think this is a great site. I stumbledupon it 😉 I will come back yet again since i have
    bookmarked it. Money and freedom is the best way to change, may you be rich and continue to help other people.

    Like

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s