Sansheng: Capítulo 5- El te está protegiendo, mi querida

Y con esto terminamos la primera vida yeiiii!!! Aunque un poco triste pero no se preocupen es un final feliz.

Mientras traducía este cap estaba en videochat con mi hermanita…. ella no es buena para mi concentración.

Alguien se ofrece a ayudarme aunque sea a editar? Seria genial si se ofrecieran a traducir también….
Tratare de hacer otro cap mas antes del domingo

Traducido por Yari


 

Capítulo 5: El te está protegiendo, mi querida

Mi nuca quemó levemente el momento en que entramos en el inframundo. De los tres sellos que Yanwang me dio, uno había desaparecido. Esto significa que uno de las tres vidas que Moxi prometió también había llegado a su fin.

Después de regresar al inframundo, ya no me gustaba caminar sola a lo largo del Wangchuan. ¿Cuál era el punto, cuando estaría sola de todos modos? Cada día, me apoyé en la piedra mientras esperaba a Moxi venir una vez más a través de la puerta de la reencarnación para que yo pudiera salir con él a la tierra.

Tiempo tendía volar en el inframundo. Sólo se me ocurrió que cuatro décadas habían pasado en la tierra cuando por casualidad me encontré a alguien a quien yo consideraba algo así como un conocido de nuevo.

Le sonreí. Él, también, me reconoció y se sorprendió por algún tiempo. Le tomó bastante tiempo para recolectarse. “¿Tu?”

“Reverendo, ha pasado un tiempo. No ha envejecido en absoluto.”

Él no tomo notas de mis burlas y frunció el ceño. “¿Por qué no has reencarnado?”

“Estoy esperando a alguien.”

Dije lo que dije muy casual, pero lo tomó por sorpresa. Suspiró después de un período de silencio: “Fui yo quien le causé a ustedes dos a estar en mundos aparte…”

Agité mis manos y estaba a punto de decir que todo había sido obra del destino cuando él continuó: “Tú has pasado toda tu vida esperando en el inframundo por él mientras él pasó toda su vida velando por ti en la tierra. Me equivoqué al haber robado la felicidad de los dos.” Hizo una pausa, como si estuviera pensando en algo, y luego con firmeza declaró: “Lo que va, vuelve. Desde sin fallar pagarles en la próxima vida.”

“No hay necesidad, de verdad,” Yo le dije rápidamente. “Esto es entre Moxi y yo, y no quiero arrastrar desconocidos en esto.”

Él agitó sus mangas, negó con la cabeza suspirando, y siguió su camino.

Yo creía que era inevitable para aquellos que vivían por mucho tiempo de tener la mala costumbre de utilizar su propio punto de vista para tratar de especular o determinar la mente de otra persona.

No importa qué tan consumado estaba como un sacerdote en esta vida, un plato de sopa del viejo Meng, un paso a través del puente Naihe, y un salto en el pozo de la reencarnación por completo se limpiaría su existencia pasada.

La próxima vida nunca compensara los errores de la anterior.

Después de que el reverendo Imperial reencarnado, me preguntaba si tal vez Moxi también iba a venir al inframundo. Cada día, mire al Wangchuan y me limpie hasta que estaba tan limpia que casi me veía fuera de lugar en el monótono inframundo. En mi tiempo libre, me senté junto a la piedra para aprender sobre las maneras humanas. Cogí un palo y tracé algunos círculos en el suelo, susurrando: “Moxi, baja rápido, baja rápido.”

Mi sinceridad finalmente debió de haber conmovido a los cielos. Ese día mientras terminaba de vestirme e hice una pose en la piedra, vi a Moxi pisando fuerte en las amarilis a lo largo de los muelles amarillos mientras hacia su camino hacia mí, mirándose muy furioso.

Oh, él estaba bien furioso.

Yo estaba todavía bastante confundida en el momento que una bola de fuego abrasador golpeó mis pies. Sorprendida, rápidamente salte lejos para esquivarlo.

Los diablillos y espíritus alrededor que habían estado observando inmediatamente corrieron al ver el fuego.

Sin saber lo que estaba pasando, miré a Moxi. Se veía tal como lo hizo la primera vez que lo vi – su presencia jamás celestial.

Pero esta criatura celestial estaba echando humo por ninguna razón, y me estaba dando un gran desconcierto.

Me sentí un poco ofendida. Yo había esperado tanto tiempo porque él viniera. Sólo nos habíamos encontrado y ni siquiera habíamos dicho nada antes de que él ya empezara a atacarme. ¡Yo estaba realmente herida por esto!

Él se acercó y tomó mi muñeca. Me protegí mi portal vital y me agaché hacia un lado, apenas evitando su embrague.

Él se burló: “Así que has aprendido a esquivar y a cómo tener miedo ahora. ¿Por qué no dejas que te agarre? ¿Por qué no dejas que te queme? ¿Te diste cuenta de que tu vida no viene tan fácilmente y ahora no puedes soportar la idea de perderla?”

Reflexioné sobre el significado detrás de sus palabras. “Moxi, ¿estás enojado conmigo?”

“¿Enojado?” Se burló. “¿Por qué habría de estarlo? Me protegiste, sacrificando tu vida para protegerme, e interceptaste mi tribulación por mí. Nunca podré agradecerte lo suficiente, ¿cómo me atrevo a estar enojado contigo?”

Abrí la boca para decir que no sabía por qué estaba tan enojado, y luego tocando su fachada que sus palabras y acciones no se alineaban. Pero al ver la furia con el ceño fruncido entre las cejas, me callé y lo tragué, el sentimiento de agravio aumento más.

Al ver mi mirada agraviada y los ojos empañados, su rostro se endureció mientras dijo rígidamente, “No tienes permiso de llorar.”

Seguí mirándolo con esos mismos ojos llorosos.

Las venas de su frente se torcieron. Al final, dejó escapar un suspiro profundo. “Olvídalo.” Sus ojos se suavizaron, y luego se dio unas palmaditas en la cabeza y me dio una sonrisa indefensa. “Fui realmente el culpable”. Casi al instante, su expresión se oscureció de nuevo. “¿Por qué el aroma de la oscuridad en ti se ha vuelto mucho más fuerte?”

Escondí mi rostro tímidamente. “Como pensé que pronto estarías aquí, yo había estado utilizando el agua en la corriente para lavarme todos los días. ¿Te gusta la manera en que veo?”

Moxi quedó en silencio por un largo rato.

“Me limpié todos los días”, le dije, “Mientras que esperaba que vinieras aquí. Moxi, ¿Cuándo vas a reencarnar para poder ir contigo?”

Él frunció el ceño. “¿Venir conmigo?”

“Claro.”

Volteo su muñeca mientras un sello de oro me golpeo. “No estas permitida de dejar el inframundo durante cincuenta años.”

Espantada, le pregunté: “¡¿Por qué?! ¿No dijiste que me prometes tres vidas en el mundo humano? ”

“Sí. Todo lo que pido es que no vengas hasta otros cincuenta años.”

“Pero también te comprometiste a dejar que te seducirá.”

“Puedes venir a seducirme en cincuenta años.”

“Pero serás un anciano moribundo para entonces. ¡En el momento en que te encuentro, no nos queda mucho tiempo para estar juntos!”

“No vengas a buscarme, entonces.”

Cuando terminó sus palabras, se dirigió al puente Naihe. Estaba tan enojada que me agarre un puñado de barro y se lo tire directo a la parte posterior de su cabeza.

Se paró con la espalda hacia mí, por lo tanto yo no sabía qué tipo de expresión había en su rostro. Sólo vi a viejo Meng de repente de rodillas y doblegándose profundamente mientras ella imploraba: “Ten piedad, mi Señor.”

Sólo entonces me acorde que el suelo en el mundo subterráneo había sido pisoteado por innumerables fantasmas y espíritus. Era la cosa más sucia en los tres reinos. Mi tirarle barro a su cabeza, para un dios del cielo, era un grave insulto.

Miró de lado, con la voz un poco estoica: “No quiero que te conviertas en mi tribulación de nuevo.”

Qué cosa tan extraña que decir. Por un momento, yo no entendía. Yo sólo lo vi beber la sopa del viejo Meng sin mirar atrás. Luego entró la reencarnación y se había ido.

Él debía de haber pensado que yo era demasiado entrometida y por lo tanto no quería que me fuera con él. Este pensamiento me hizo tan triste que me metí de cabeza en la piedra a llorar mis ojos.

Si se tratara de otra persona que me hubiera maltratado, se lo hubiera devuelto diez veces. Pero era Moxi que me maltrato… fue Moxi así que sólo podía dejarme maltratar. Yo no sólo no podia ganar en su contra, ni siquiera podía dejarlo ir.

No sabía cuánto tiempo había llorado en el momento en que alguien me llamó desde afuera de la piedra: “Señorita Sansheng. Oh no, mi querida señora Sansheng, no llores, no llores más.”

Asomé la cabeza por la piedra y miré a mi visitante con los ojos hinchados. “Jia, ¿Qué pasa?”

Jia se frotó su sien, luego sacudió la cabeza y dijo: “En los últimos días, las lágrimas que vierten de tu piedra ha hecho que el agua en el Wangchuan subiera unos metros más alto. Es asombroso para una piedra llorar tanto. Las almas que cruzan el Puente Naihe han sido ahuyentadas. Yanwang especialmente me dijo que viniera por tu lugar para que podamos ayudarla a pensar las cosas.

Asentí con la cabeza, y luego seguí a Jia al palacio de Yanwang en angustia absoluta.

A pesar de mirarse magra, el beneficiado Yanwang era bastante glotón. Cuando lo vi, estaba de hecho royendo felizmente en un trotador.

Asentí con la cabeza un saludo hacia él: “Yanwang.”

“Oh, Sansheng estás aquí.” Hizo un gesto con la mano. A la vez, la diablilla por su lado trajo una pierna de jamón hacia mí. Era tan grasoso que sentí náuseas. Agité mi mano y deje que la diablilla bajara.

Yanwang me echó un vistazo y dijo: “He oído que has estado remediando un corazón roto por el Señor Moxi estos últimos días.”

Al escuchar el nombre de Moxi, mi nariz picaba y mis ojos comenzaron a llenarse de lágrimas.

“¡No, no, no!”, el tartamudeo en un esfuerzo para detenerme. “Hoy te he llamado para que podamos resolver este nudo tuyo. Si sigues llorando, me temo que el Wangchuan se va a inundar.”

“Sansheng,” él decía mientras se limpiaba la boca, “sabes cuales tres tribulaciones el Señor Moxi fue sometido en el reino inferior?”

Negué con la cabeza.

“Apartarse a pesar de que está enamorado, para encontrarse aunque hay enemistad, y buscar lo que no puede tener. Estos son tres de las ocho tribulaciones en el budismo. En su última vida, había tenido que separarse de su amor. En el Libro del Destino de Siming Xingjun, está escrito que el Señor Moxi e hija del general, Shi Qianqian, iban a tener afectos el uno por el otro pero tenían que vivir toda su vida aparte debido a estar en los lados de oposición. Tal era ser el dolor de despedirse de la persona que amaba. Sin embargo, su destino fue estropeado por tu apariencia. Tenía que originalmente llevar una vida solitaria, pero porque te conoció, el eventualmente desarrollo sentimientos después de los años que pasaron juntos. Tu querías ayudarlo a evitar su destino, por lo que moriste para pavimentar un camino más suave para él. Bueno, pasando una vida separado fue también ‘separarse de la persona que ama’. Tu más o menos cumpliste su juicio, aunque inconscientemente.”

Yanwang hizo una pausa y luego suspiró. “Tú no has visto la forma en la que el Señor Moxi se había mirado en el mundo humano. Tsk tsk, era originalmente una persona tan amable, pero por ti, él había implacablemente forzado al emperador de perseguir a todo el clan del general. Él la debe de haber amado profundamente, porque él nunca se casó en toda su vida. Entonces después de regresar al inframundo, comenzó a recordar cosas del pasado. Uno podría pensar que como una deidad celestial, sería una persona abstemia que no se aferran al pasado. Y sin embargo, todavía se comporta de esta manera delante de ti. Bueno… es obvio que no ha dejado de tener sentimientos por ti. Su Señoría te esta confinando en el inframundo por cincuenta años, simplemente porque quiere escalonar el tiempo de ustedes en la tierra. Él no quiere que te conviertas en su tribulación de nuevo.”

“Él te está protegiendo, mi querida,” ahora él me estaba diciendo a mí.

Me quedé inmóvil ante sus palabras.

“Los que están en el Cielo desprecian a aquellos de nosotros en el inframundo. Sansheng, has todo lo posible para seducir al Señor Moxi. Sólo entonces nuestro mundo inframundo… Jajajá, ya sabes a qué me refiero, ¿No?”

La risa histérica de Yanwang desvaneció muy, muy lejos. Sólo una frase flotaba de ida y vuelta en mi cabeza.

Él te está protegiendo, mi querida.”

Anterior | Indice | Siguiente

8 thoughts on “Sansheng: Capítulo 5- El te está protegiendo, mi querida

  1. Pingback: Sancheng: Capítulo 04- Moxi, que la paz te siga en la vida | Scarlett Translations

  2. Pingback: Sansheng: Capitulo 6- El Venerable Zhonghua | Scarlett Translations

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s