Sansheng: Capitulo 6- El Venerable Zhonghua

Después de tres meses sin un capitulo por fin!!!!!! Perdón me disculpo del fondo de mi alma…. Tratare de hacer 1 todas las semanas, los jueves, este no cuenta solo lo debía…

Segunda vida START…..

Traducido por Yari
NO Editado


 

006

Sansheng: Capitulo 6- El Venerable Zhonghua

No sabía que podía haber cincuenta años tan tortuosos.

Después de esperar mi sentencia, le di mis adioses a Yanwang y entré en la reencarnación.

Si no iba a buscar Moxi en esta vida, ¿Qué tal si me daba otro sello de cincuenta años la próxima vez que volvía al inframundo? Por esta razón, hice exactamente lo que me pidió. Yo sólo fui a seducirlo cuando ya era débil y viejo. He oído que los hombres eran corrompidos con mayor facilidad a esta edad. Ellos tenían sus carreras, tenían sus familias, ya han disfrutado de todo lo que necesitan disfrutar, pero a la vida en este punto le faltaba un poco de emoción para ellos.

Si fuera a darle un poco de emoción ahora, todo esto de la seducción sería tan fácil como un pastel.

Había parecido tan simple en mi mente, pero la vida está siempre llena de sorpresas.

El tiempo que pasé esperando en el inframundo hiso un total de unos cien años. La oscuridad en mí no era más ligera en comparación con la primera vez que fui al mundo humano. También me acaba de ir, lo que significaba el olor a moho de la oscuridad estaba todavía fresca en mí. No pasó mucho tiempo antes de que atrajo a un grupo de pequeños sacerdotes como un pedazo de carne podrida atrae a las moscas.

Esta época era un poco demasiada entusiasta acerca de matar a los demonios y la brujería había avanzado tanto. El grupo de pequeños sacerdotes seguirían siendo unos años más joven que yo incluso si sus edades fueran combinadas y se multiplicadas por diez. Y sin embargo, estaban tan compuestos que parecían llevar en ellos una cultivacion profunda…

Yo no era buena tratando con niños serios, por lo que utilice el tono de Yanwang para amenazarlos: “Lárguense, o los tirare en un guiso y me los comeré.”

“¡Arrogante, fanfarrón tonto!” El niño líder levantó su espada hacia mí. “Yo te exterminare hoy!” Aulló.

Alcé la ceja viendo este chico, tan salvaje para un joven. Era evidente de su comportamiento que no había sido enseñado correctamente. Negué con la cabeza y culpé a su maestro. mientras estaba tratando de encontrar una manera de escapar, el grito de una mujer de repente vino de la distancia: “Changwu, vuelve este instante” Ella estaba vestida de blanco, con las cintas agitándose mientras volaba hacia nosotros como un hada descendiendo del cielo.

Yo la miraba con asombro. Nunca hubiera esperado que había una persona tan etérea en este mundo terrestre. Pero aún tenía que terminar admirándola cuando su mano de repente lanzó una cinta blanca que se disparó con el viento y con fuerza me ato.

Después de luchar un tiempo, descubrí que esto fue hecho de un material muy extraño.

Los niños se postraron a la mujer, llamándola “gran maestra”

Gran Maestra…

Ella asintió suavemente, les dijo que se levantaran, y luego dio un paso hacia delante y me estudió durante algún tiempo. “Así que es un demonio hermoso.”

Me reí. “También eres una hermosa monja.”

Ella sonrió con frialdad. “Aunque no puedo ver tu origen, una vez que estas atada a mi corbata de seda, no serás capaz de escapar, no importa que tan calificada seas.”

En secreto luche con su corbata de seda extraña y empecé a sentir que en realidad no era habilidosa en absoluto. Esta cosa era en efecto una cuerda muy eficaz. Pero si fuera a ser imprudente, no sería lo suficiente para mantenerme atada. La joven había sido demasiado ignorante para su propio bien.

“Tráela de vuelta a Monte Liubo para que Su Eminencia Reverendo puede tratar con ella.” De esta manera, ella les dijo a los niños. “A pesar de que he atado al demonio, yo no puedo comprender sus poderes. Tendrán que permanecer vigilantes. No la dejen encontrar una manera de escapar. Tengo un asunto urgente que atender, así que no voy a volver con ustedes.”

Los niños aceptaron con respeto sus órdenes al unísono.

Yo sólo había llegado recientemente a este mundo. Aunque quisiera encontrar a Moxi, no tendría ni idea de por dónde empezar. Por lo tanto, era mejor ir con ellos. No sólo habría menos acoso por parte de otras personas religiosas, yo también podría aprovecharme de esta oportunidad para recoger noticias de Moxi.

Los adultos diminutos solemnemente me ‘escoltaron’ a cabo. Al verlos me hizo extrañar al viejo Moxi muchos. Entre estos niños, sólo había uno que todavía tenía cierta apariencia a los humanos ordinarios. Su nombre taoísta era Chang’an – un niño de modales suaves que era tímido y reticente.

Me recordaba a poco a Moxi en la pasada vida.

Me encantaba observarlo, pero cada vez que lo miraba, siempre palidecía de miedo. Confundida, escuche alrededor y supe que este chico tenía miedo de que un día rompería las cadenas y lo secuestraria para arrancar su yang con el fin de nutrir mi yin[1].

De repente me sentí mortificada. No sólo soy un ser espiritual que no necesita hacer este tipo de cosas embarazosas, ¿Qué yang podría siquiera tener tal niño para mí arrancar? Si tuviera que arrancarle el de alguien… Debo arrancar primero el de Moxi.

A partir de entonces, tuve que contenerme de usar esos ojos hambrientos para mirarlo.

En el camino, oí de los pequeños sacerdotes que el emperador reinante era muy religioso. Taoísmo folclórico era floreciente entre los plebeyos y muchos dignatarios estaban enviando a sus hijos a los monasterios. Además, el Monte Liubo a dónde se dirigían era mucho más prestigio que otros templos ordinarios.

Lo que se esforzaron por conseguir era la divinidad.

Cuando los niños dijeron esto, sus rostros estaban llenos de orgullo, como si ser un discípulo Liubo era una bendición que habían tenido que reunir durante cientos de años. Por otra parte, yo fríamente pensé que han habido mortales ascendiendo al cielo, sólo uno o dos habían tenido éxito cada pocos miles de años. La tasa de éxito era lamentablemente baja.

Estos pequeños enanos caminaban muy rápido. Llegamos a Monte Liubo en sólo unos pocos días.

No he oído ninguna noticia sobre Moxi a lo largo del camino y me decepcionó bastante. Mientras estaba tratando de encontrar una manera de romper el lazo de seda antes de entrar en la montaña, vi el sello de oro en mi muñeca reaccionar de nuevo.

Hice un grito en la sensación de ardor sólo para sentir una energía poderosa barriendo por encima de nuestras cabezas y haciendo mi pelo desordenado.

Después de que peine el pelo volado de mi cara, vi el grupo de pequeños sacerdotes arrodillados hacia una dirección y gritando al unísono: “¡Su Eminencia!”

Ooh, así este era el jefe de Liubo.

Tomé un vistazo más de cerca y al instante salte de alegría. Esto era lo que llamaban ‘llevando tus zapatos’ una cosa u otra pero ‘llegó sin ningún esfuerzo’ una cosa u otra.[2]

¡¿Por qué, no era este Moxi?!

En este momento, sin embargo, lo más que se veía tener era entre sus veinte o treinta años. Él no era un viejo decrépito en lo más mínimo, y en absoluto no parecía como alguien que había vivido en el mundo humano durante cincuenta años. Pero entonces se me ocurrió que estaba buscando divinidad en esta vida, y por lo tanto estaba practicando magia de los inmortales. Incluso si él aún no podía convertirse en un hada, el fácilmente podría conservar su juventud.

Me muero de risa por dentro. Moxi, Moxi, trataste de esconderte de mí, pero los cielos eran más listos que tú. Vamos a ver cómo te esconderás de mí esta vez.

Mientras yo estaba ocupada sonriendo, tres espadas hicieron un “whoosh” en mi dirección, su intención asesina dándome escalofríos. Pare de sonreír y miré a Moxi con desconcierto.

Las tres cuchillas no eran suyas, sino de los tres blancos sacerdotes de largas barbas, cejas blancas detrás de él. Fruncieron el ceño, mirándome muy en serio.

Moxi habló con frialdad: “¿Qué es esta cosa que huele a la oscuridad?”

Lo miré estúpidamente. La mirada en sus ojos… la mirada en sus ojos… estos eran los mismos ojos que había utilizado para mirar a Shi Qianqian en la última vida.

No sabía por qué pero de repente me sentí asustada. Nunca me había gustado dar explicaciones, pero yo estaba explicándome mí mismo ahora: “A pesar de que la oscuridad es gruesa en mí, realmente no soy un demonio. Soy el espíritu de una piedra. Mi nombre es Sansheng.”

Los tres sacerdotes de barba blanca se miraron en aparente perplejidad, luego se volvieron a mirar a Moxi.

“Si no eres nuestro tipo, entonces es diferente. Debes ser eliminada ahora.” Moxi anunció fríamente.

Sus palabras eran tan decisivas que me hicieron a la vez triste y enojada. Yo no entendía por qué Moxi había reencarnado en un tonto esta vez. Antes de que tuviera tiempo de decir nada, destellos de espadas habían empezado a surgir por delante, la cinta blanca me unía también se apretó.

Mi corazón se llenó de ira. A lo largo de los mil años que había vivido, con excepción de las pocas veces que abuse de mí para desahogarme, hasta ahora nadie se había atrevido a hacerme esto. Al instante transporte mis fuerzas espirituales para poder disputar con él.

Si siguiera siendo el dios de la guerra, entonces mi única opción sería esperar a recibir mi muerte. Pero en la actualidad era sólo un humano buscando la divinidad. No tenía más de cuarenta años de magia en él. Incluso si su práctica era más profunda, no podía ganar va mano a mano conmigo no importa que dotado era.

No nos habíamos enfrentado por media hora pero la cara de Moxi ya estaba palideciendo. Me preguntaba si debería tomar ventaja de mis mil años de edad para intimidar a una deidad que estaba pasando por su juicio. Yo iba a parar cuando de repente Moxi tosió una bocanada de sangre negra.

En shock, retiré rápidamente mis fuerzas espirituales.

¿Era mi poder tan fuerte que no podía controlarlo?

Me quedé sorprendida.

Los tres sacerdotes de barba blanca exclamaron: “¡Venerable Zhonghua!” Y se lanzaron a apoyar Moxi y comprobar su pulso. Los estudiantes de Liubo también clamaban a su alrededor.

No estaba preocupada de que iba a morir (aunque lo hiciera, todavía no me preocuparía mucho). La forma en que iban las cosas, su destino ‘encontrarse aunque en enemistad’ aún no había terminado. Si no hubiera pasado por su juicio, no sería capaz de volver a entrar en la reencarnación.

Los niños con preocupación lo rodearon durante un tiempo antes de que uno de ellos se levantó de repente. Lo reconocí como el niño vicioso llamado Changwu. Efectivamente, sacó la espada de su vaina y señaló hacia mí, diciendo con odio: “Diablesa, ¡Incluso golpeaste a su Reverendísimo mientras estaba gravemente herido! ¡Mereces morir!”

En el momento en que él rugió, las masas a la vez estallaron en furia. Los pequeños sacerdotes sacaron sus espadas y con enojo me señalaban. Incluso el más tímido de ellos, Chang’an, estaba rojo de ira. Al mismo tiempo gruñían que debían matarme para purgar el mal y proteger lo sagrado.

Odiaba tener hijos rodeándome lloriqueando por caramelos, y aunque esta situación era muy diferente a lloriquear por caramelos, era realmente todo lo mismo para mí.

Inmediatamente me rendí: “¡Está bien, está bien! ¡Haz lo que quieras, haz lo que quieras! ”

El grupo de niños miró a izquierda y derecha, ninguno se atrevió a tomar una decisión. Por último, un viejo sacerdote tomó la oportunidad y gritó: “¡Enciérrenla en la Pagoda de los Mil Candados bajo el Lago Encantado!”

Había un lago profundo en el monte Liubo que no era muy grande pero era terriblemente profundo. Estaba envuelto en fuerzas sobrenaturales, y por lo tanto los estudiantes Liubo lo llamaban el Lago Encantado. Los sacerdotes de aquí habían pasado varios cientos de años para construir la Pagoda de las Mil Candados bajo el fondo del lago que especialmente se utilizaba para atrapar a los demonios peligrosos.

Estaba parada en la orilla del lago mirando hacia abajo a la pagoda que se asomaba por debajo del agua ondulante. Me froté la barbilla en pensamientos. Esta cosa era sin duda un buen lugar para encarcelar a los demonios. En primer lugar, estaba rebosando de fuerzas espirituales, por lo que podía reprimir y purificar miasmas de un demonio. En segundo lugar, ¡Estaba bajo el agua! Si no podía respirar, entonces no importa lo poderoso que era un demonio, él sólo se lavaría como un cadáver flotante después de quedar atrapado por un siglo o dos.

Sin embargo, era diferente para mí y otros seres espirituales. La esencia pura del Cielo y de la Tierra era precisamente favorable a mi cuerpo y mente; era el lugar perfecto para facilitar mi cultivación espiritual. No me molesté en luchar y dejé que los niños pusieran tobilleras de piedras pesadas sobre mí antes de utilizar un de hechizo de suspensión de agua para llevarme al fondo del lago.

El paisaje del lago no estaba tan mal, pensé para mí misma.

Después de que fui arrojada a la Pagoda de Mil Candados, los niños empezaron a gritarme a través de la puerta de hierro. Habían talismanes en el interior, me dijeron. O si forzosamente trataba de salir, iba a morir una muerte horrible. Sin importarme un pedo, arranqué un pedazo de talismán de la columna y jugué con él.

Esta era una prisión para demonios; Todo fue estructurado para encargarse de demonios. Ya había dicho mil veces que no era un demonio. ¡Estúpidos, prejuiciosos humanos!

Incluso Moxi era lo mismo…

Cuando pensaba en esto, me sentí tan agraviada que mi nariz me pico por un tiempo antes de ser capaz de calmarme.

Di la vuelta a la parte inferior de la pagoda y encontré una escalera de entrada. Allí, una perla noche brillaba todo el camino hasta la cima. Parecía que había algo en ese camino – demasiado lejos bajo el resplandor demasiado tenue que no podía ver muy claramente. Me entró curiosidad. Pensando que no había nada que hacer de todos modos, poco a poco me abrí paso por las escaleras.

Para el momento que gane mejor visión de la cosa en la parte superior de la pagoda … ja, tengo que decir que de repente me entraron ganas de reír cuando vi lo que estaba siendo mantenido dentro de esa cosa. Siming Xianjun (el Dios del Destino) realmente le gustaban sus novelas angustiosas, ¿verdad? ¿No era este el reverendo Imperial de la última vida?!

Aunque sus ojos estaban ahora verdes – emitiendo una tenue frialdad, aunque su pelo era blanco ahora – emitiendo vibraciones extrañas, no importa cómo lo miraba, él todavía me impresiona a un monstruo peligroso. Sus manos y pies estaban encadenados en hierro, su cuerpo estirado y colgando en el aire. Una sólida caja metálica recubierta de talismanes se cerraba en torno a él. Esta era prisión segura como el diablo.

Él debe haber sido extremadamente tenebroso el momento en que fue detenido.

Un cazador de demonios en su vida pasada, ahora un demonio. Esto era lo que yo llamaría una disposición kármica.

“¡Oye! ¡Cuánto tiempo sin verte!” Lo salude.

“¿Quién eres tú?” Él escupió rígidamente cada palabra con voz ronca. Parecía que había estado encerrado aquí durante mucho tiempo.

Sonreí. “Soy Sansheng.”

Él frunció el ceño. “¿Nos conocemos?”

Me froté la frente en pensamientos. “Bueno, no del todo.”

Nadie dijo nada después. Me estaba muriendo una muerte de silencio. Miré hacia arriba a la parte superior de la pagoda de Mil Candados donde estaba mucho más brillante que abajo, la razón es que había un agujero en el techo.

Me pareció extraño que aquí estaba, encadenado de manera segura, sin embargo, había un agujero descubierto en frente de él. ¿No tenian miedo de que iba a encontrar una oportunidad de escapar? ¿O estaban los sacerdotes Liubo tan confiados en la habilidad de la pagoda de Mil Candados para encarcelar a todos los demonios que le dieron una ventana para que pudiera anhelar por el mundo exterior y morir de desesperación?

Que me condenen. ¡Estos sacerdotes eran más allá de lo brutal/despiadado!

No había terminado de fantasear cuando lo escuché en silencio decir: “Aléjate.”

Por el momento, no sabía lo que quería decir, pero yo, obediente, lo escuché y me retiró a la oscuridad.

Al poco tiempo, vi el lago cambiar en un hermoso brillo. luego, un rayo de sol disparo a través del agujero en el techo y lo golpeó en plena cara, su aterrador aspecto siniestro fue subrayado por la intensa luz brillante.

Un rastro de dolor surgió lentamente en sus apagados ojos verdes.

Observé con horror como su piel poco a poco se hinchó. Mientras que la luz del sol se hizo más intensa, las hinchazones en la piel también comenzaron a producir ampollas, algunas hasta abriéndose y saliéndoles pus.

Su expresión sólo traicionó dolor al principio, sin embargo. Ahora, él estaba aún más tranquilo.

Yo había visto tantos castigos, pero esta escena aun así me revolvía el estómago. Incapaz de soportarlo más, me quité la túnica exterior y la arrojé sobre el agujero en el techo. Bloqueado por el tejido, la luz del sol se debilitó considerablemente.

Se tardó más de media hora antes que el sol lentamente se alejó de la pagoda.

De repente se me ocurrió que ya era el mediodía en este momento. ¿Significaba eso que este hombre era quemado día tras día por el sol?

“Preocúpate de tus propios negocios.” Ofreció lo que pensaba de mi acción.

Yo amablemente no discutí con él. “¿Cuánto tiempo has estado retenido aquí?”

No dijo nada durante un segundo, y luego se rió con frialdad. “Tal vez diez años, tal vez veinte. ¿Quién sabe?”

Suspiré, sintiéndome muy mal por él. No obstante, también estaba muy curiosa acerca de su destino en esta vida. “¿Por qué fuiste enviado aquí? ¿Quién te encerró en este lugar?”

Se quedó en silencio y no me hablo de nuevo. Pensando que toda criatura tenía inevitablemente algunas cosas rotas en su corazón que no querían compartir, yo no lo presione más, en lugar cambie de tema y le pregunte: “¿Quieres salir de aquí?”

“¿Qué importa lo que yo quiero? Será sólo una ilusión.”

Yo sonreí presumida. “¿Qué pasa si tengo una manera de sacarte?”

Él me miró; una luz bruscamente se prendió en sus apagados ojos verdes.

“Bueno, no me pareces una mala persona. Por lo menos eres lo suficientemente agradable de decirme para evitar la luz del sol. No sé por qué te encuentras atrapado aquí, pero has estado aquí durante tanto tiempo que considero que cualquier castigo que fuera, debería ser suficiente ya. Puesto que tú y yo podríamos ser considerados ser conocidos, voy a ser buena y voy a salvarte una vez, pero no voy a hacerlo de forma gratuita. Ya que me debes hoy en día, tendrás que devolver el favor en el futuro.”

“¿Y qué es lo que quieres a cambio?”

“Recientemente hay algunos mocosos que realmente me enervan, pero ya que soy una chica agradable, no quiero poner una mano sobre ellos. Después de que te libere de aquí, tienes que darles una buena paliza por mí. No tiene que ser mucho, sólo lo suficiente para que no sean capaces de bajar de la cama durante un mes.” Reflexioné un rato. “Cierto, hay uno que debes darle un tratamiento especial a fin de que no sea capaz de bajar de la cama durante al menos tres meses. Te voy a dar los detalles más adelante…”

[1] La oscuridad a la que Sansheng se sigue refiriendo es este yin, donde yin es la fuerza de la oscuridad mientras que el yang es la fuerza de la luz. Pero yin-yang es también la dualidad de hombre y mujer, y aunque de hecho están hablando de sexo, en este caso, están hablando de ello con un contexto taoísta específica donde se creía que las relaciones sexuales mantendrían las dos fuerzas en equilibrio y conducirían a una vida sana, no sólo como un eufemismo.

[2] Ella está tratando de decir el proverbio chino 踏破 铁 鞋 无 觅 处, 得 来 全 不 费功夫. Sus zapatos de hierro se desgastan, pero todavía no puede encontrar lo que estás buscando. Entonces, cuando no está buscando, viene a ti por sí solo.


Anterior | Indice | Siguiente

Advertisements

3 thoughts on “Sansheng: Capitulo 6- El Venerable Zhonghua

  1. Pingback: Sansheng: Capítulo 5- El te está protegiendo, mi querida | Scarlett Translations

  2. Pingback: Sansheng: Capítulo 7: La Pagoda de Mil Candados ha sido destruida | Scarlett Translations

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s