DKC: Capítulo 8 – Un persistente aliento caliente

Si encuentran algún error comenten.

Traducido por Annie


Capítulo 8 –  Un persistente aliento caliente

Su Jingyu sintió que algo estaba mal en su corazón. Esta situación era muy extraña. Él tenía una corazonada de que, si se quedaba más tiempo aquí, algo que él no quería ver ocurriría. El príncipe heredero y él ambos estudiaban en el instituto avanzado de la capital imperial e incluso se encontraban en el mismo departamento. Los dos estaban en el departamento del elemento aire. Debido a las continuas y dolorosas alabanzas de Su Jingyu, él y el príncipe heredero se habían vuelto cercanos y estaba en la comitiva del príncipe heredero.

El príncipe se rió sombríamente: “Tener la impertinencia de jugar este tipo de bromas en la mansión del Gran General, ellos realmente deben tener muchas agallas para hacerlo. Jingyu, tú debes investigar a profundidad.”

Los cinco rodearon el árbol más alto con ramas puntiagudas exuberantes de vegetación donde las figuras de Su Luo y Nangong Liuyun se escondían. La respiración de ambos era extremadamente suave para que ellos no los descubrieran.

Repentinamente, Su Luo sintió calor en su nuca. Un persistente aliento caliente cerca del borde del lóbulo de su oreja.

Antes de que ella tuviera tiempo de reaccionar. La voz de Nangong Liuyun en un tono bajo y juguetón le pregunto: “¿quieres ver una escena aún más entretenida?”

“¡Oh!” Su Luo movió su cuerpo hacia adelante y lo miro desde la distancia mientras ella giraba su cabeza para ver sus brillantes ojos que centellaban con una resplandeciente luz de las estrellas.

Sus ojos de fénix ahora asemejaban el brillo del agua del mar, calmados y serenos. La delicada piel de su rostro era tan hermosa como porcelana china. Era como si él fuera uno de los exiliados inmortales de Shangri-la [Notas] ; se permitía mirarlos, más no jugar con ellos.

Nangong Liuyun midió a la niña enfrente de sus ojos desde muy cerca.

Brillantes ojos, blancos dientes, cremosa piel blanca, un pequeño rostro sin pizca de maquillaje que podía derrotar a uno cubierto con él, parecía como si ella fuera el rocío de la mañana en el sol de primavera y fuera una persona refrescante. Especialmente esos ojos que contenían unas fuentes de brillante agua; cuando sus hermosos ojos paseaban, ellos brillaban con una intensidad conmovedora.

Un pensamiento destello en la mente de Nangong Liuyun. Destrozar la profunda tranquilidad en sus ojos, ¿No sería eso algo divertido?

De repente, él levanto su fuerte, poderoso y esbelto brazo, uso un blanco y suave dedo para levantar el mentón de Su Luo mientras que la gruesa vegetación la cubría.

Y en este momento crítico fue cuando Su Luo uso una sola palma para separar los labios de él y ella.

“El resultado del juego no ha sido decidido aún, ¿Por qué estás tan ansioso?” Con una sonrisa que no era realmente una, Su Luo dio una mirada de lado antes de preguntar eso en voz baja.

“¿resultado? Eso solo tomaría un pensamiento.” El borde de los labios de Nangong Liuyun se levantó en una juguetona sonrisa. Él levemente levantó su ceja como espada y se dejó de mover. Repentinamente, un grito vino de no muy lejos.

En este momento, el príncipe heredero y Su Jingyu ya se habían girado. Pero solo habían caminado unos cuantos pasos antes de escuchar un dolorosamente agudo grito, provenía de los lotos en el área del estanque, y momentáneamente detuvo los pasos de todos.

Su Luo estaba estupefacta. Ella miró en la distancia y tuvo una clara visión de la sangre fresca en la frente de Su Wan. Ella no pudo evitar quedar pasmada en su lugar por un momento. Después, ella se giró para observar a Nangong Liuyun mientras apretaba sus dientes en extrema ira y con una pausa en cada palabra: “Tu. Hiciste. ¡Trampa!”

“¿Había una regla que dijera que no se podía hacer trampa?” Nangong Liuyun comenzó a descaradamente actuar como un tonto.

Su Luo desamparadamente rodó sus ojos a Nangong Liuyun, Pero el hombre realmente mostró una resplandeciente y leve risa. El apuesto rostro que era hermoso sin comparación era similar a una reina de la noche en pleno florecimiento, una llamativa y rara visión.

Esta Su Wan que había sido golpeada por un guijarro, inconscientemente gritó. Ella sobo su sangrante cabeza mientras su cuerpo casi salto del susto.

¡Ella realmente es un cerdo! ¡Y el más estúpido también!

Su Xi estaba tan furiosa que ella deseo poder darle un bofetón a su tercera hermana mayor, que había atraído problema, tras problema, hasta la muerte. Ella originalmente creyó que los infortunios de hoy habían sido suficientes, pero ¡nunca espero que el Dios de la mala suerte sería tan bueno con ella!

“¿Quién está allí?” Su Jingyu pregunto en voz alta hacia el lugar vacío en el estanque de lotos.

Notas traducción:

[1] Shangri-la: Lugar ficticio descrito en la novela de James Hilton. Más información aquí.


 ~(˘▾˘~)(~˘▾˘~)(~˘▾˘)~

Advertisements

4 thoughts on “DKC: Capítulo 8 – Un persistente aliento caliente

  1. Pingback: DKC: Capítulo 9 – Resultado del Juego Está aún por Decidirse | Scarlett Translations

  2. Pingback: DKC: Capítulo 7 – Entonces dale un Beso a este Rey | Scarlett Translations

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s