DKC: Capítulo 11 – ¡¿Él es el príncipe Jin?!

Traducido por Yari

Editado por Annie


Touken Ranbu | Izumi no Kami Kanesada http://pbs.twimg.com/media/B8w5aUBCMAACIHR.jpg:

Capítulo 11 – ¡¿Él es el príncipe Jin?!

A pesar de que realmente no me gusta el método empleado, los resultados desencadenados son agradables para mí. Ella en serio no tenía ningún interés en ser la Princesa Heredera de este príncipe.

Si realmente se quiere comparar, aunque este autoproclamado príncipe parado delante de mis ojos es diabólico, fuerte, arrogante, grosero, y disfruta de tomar ventaja de una situación…… él aun asi le daba a Su Luo una mejor impresión que el Príncipe Heredero.

“Pobre chica, estás a punto de convertirte en el cordero de sacrificio.” Nangong Liuyun pretendió ser simpático mientras él topo la delicada nariz rosada de Su Luo. A pesar de que permaneció sin expresión, una sonrisa de satisfacción cruzó por sus ojos.

“¿Necesitas un amistoso recordatorio?” La esquina de la boca de Su Lou se curvó con una sonrisa que no era del todo una sonrisa. “La persona que estas agarrando actualmente es tu futura cuñada.”

“¡Incorrecto!” Los ojos de Nangong Liuyun brillaron mientras él expuesto ligeramente sus blancos dientes. “La persona que este rey está sosteniendo es mi futura princesa consorte.”

Su Luo en silencio miró al cielo: “Una broma tan insípida, no es siquiera un poco divertida.” Ella era la legendaria buena-para-nada de los rumores y había nacido de una concubina. Por otra parte, la posición de la prometida del Príncipe Heredero estaba a punto de ser retirada. ¿Cómo podría este humilde príncipe atreverse a casarse con ella?

Hasta ahora, Su Luo todavía no sabía los antecedentes del hombre con ella. Seguía pensando que Nangong Liuyun era uno de esos pequeños amos.

No vamos a hablar sobre el intercambio caluroso entre los dos frente al estanque de lotos, después de que el Príncipe Heredero descubrió la verdad que Su Luo era esa chica descarada, toda su actitud se iluminó y sus ojos brillaron.

Después de haber aprendido esta verdad, nada más importaba.

El Príncipe Heredero se fue felizmente llevándose las buenas nuevas con él. Con un movimiento de sus mangas, no dejó ni siquiera su sombra.

Las personas delante de la charca de lotos ya se habían ido.

Una suave brisa hizo ondas en la superficie del agua

En la charca de lotos estaba una temblorosa señorita Su Xi.

Esperando desde la tarde hasta el ocaso, luego desde el ocaso hasta el anochecer, Su Xi esperó hasta que su cara se tornó pálida, sus labios se pusieron morados, pero su tercera hermana todavía no regresaba a trayendo su ropa.

La pobre Su Xi no sabía que cuando ella empujó a Su Wan, aplicó una fuerza excesiva y por lo tanto Su Wan fue noqueada.

Su Xi en el estanque de loto se enojó tanto que casi empezó a pisar fuerte sus pies. En su corazón, ella comenzó a odiar a Su Wan. En silencio se prometió que después de que ella saliera ella no iba a dejar ir a Su Wan.

Espero hasta que la noche se volvió completamente negra, con el amparo de la oscuridad, Su Xi finalmente saltó fuera del estanque de loto al suelo.

De repente, cerca un grito espeluznante gritó: “¡¡Fantasma!!”

Siguiendo el sonido del grito, Su Xi volvió lentamente la cabeza hacia el sonido, con el rostro horriblemente distorsionado, ojos carmesíes de la ira.

¡Ella había sido molestada lo suficiente por hoy!

Se dio la vuelta y estaba a punto de dar rienda suelta a su ira al desafortunado lacayo cuando se dio cuenta de que el criado ya se había desmayado después de ser asustado tanto por el “fantasma”. Ahora no hay forma de dar rienda suelta a su frustración, Su Xi desvió los ojos y utilizo la cubierta de la oscuridad para huir rápidamente hacia su patio.

En el pequeño patio más remoto en la Mansión Su.

Su Luo tenía un trozo de hierba en la boca, con las dos manos detrás de la cabeza, mientras estaba acostada en el techo con ambos pies apoyados, emitiendo una impresión relajada.

Ella tranquilamente revisó lo que pasó esta mañana. Cuando pensó en cómo ambas Su Xi y Su Wan fueron avergonzadas ella se puso feliz. Pensando en las futuras peleas y quejas entre las dos la hacía aún más feliz.

Mientras pensaba, de repente una cara sin par cruzó a través de la meditación de Su Luo

Especialmente ese par de ojos hechizantes, negros como la tinta, con luz brillante resplandeciendo desde el obsidiano iris lleno de orgullo.

A pesar de que su risa parecía ser descuidada, ocultaba la fuerza y la majestad de un águila; convincente, desdeñosa, pero al mismo tiempo, daba una fuerte actitud dominante.

Ella describió el tipo a Lu Luo, que inmediatamente se emocionó tanto que el plato en su mano empezó a temblar.

Ella con entusiasmo dijo: “¡Señorita, si mi suposición no es incorrecta, entonces el que usted se encontró es Su Alteza el Príncipe Jin! ¡Sí, tiene que ser Príncipe Jin!”


~(˘▾˘~)(~˘▾˘~)(~˘▾˘)~

Advertisements

5 thoughts on “DKC: Capítulo 11 – ¡¿Él es el príncipe Jin?!

  1. Pingback: DKC: Capítulo 10 – ¡Que impresionante Hermano Mayor! | Scarlett Translations

  2. Pingback: DKC: Capítulo 12 – Sométete a mí y prospera u oponte y perece | Scarlett Translations

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s