DKC: Capítulo 12 – Sométete a mí y prospera u oponte y perece

Traducido por Yari

Editado por Annie


Ibuki:

Capítulo 12 – Sométete a mí y prospera u oponte y perece

“¿Es el Príncipe Jin muy famoso?” Preguntó Su Luo, incluso el espíritu anterior de su cuerpo no sabía mucho sobre Prince Jin.

“Por supuesto que el príncipe Jin es famoso, en este mundo no hay nadie más famoso que él. Se dice que el talento de Prince Jin es el número uno en el continente y en los últimos 5000 años, su talento ocupa el segundo lugar. Señorita, que opina.”

“….” ¿Listado como número dos en los últimos 5000 años? ¿No es demasiado exagerado?

“Obviamente no sólo es debido a esto. En este momento, el Príncipe Jin es un mago tri-elemental. ¡Tres elementos! La mayoría de las personas no tienen ni siquiera un solo elemento, ¡Pero el príncipe Jin está cultivando tres elementos al mismo tiempo!” La cara de Lu Luo estaba llena de adoración. Con los ojos fascinados, continuó. “Se ha dicho que los magos tri-elementales tienen muchas oportunidades para alcanzar la divinidad. El talento número uno hace mucho tiempo ha alcanzado la divinidad y ha obtenido la vida eterna.”

¿Prince Jin, Nangong Liuyun, es tan poderoso? Si eso era cierto, entonces “el ganador se convierte en rey, perdedor se convierte en la reina” no es algo que él descuidadamente lanzaría alrededor. Con su talento, no sería difícil para él robar el trono.

Mientras Su Luo seguía absorbida en estos pensamientos, una cara magnifica de repente apareció ante sus ojos.

La cara estrecha y elegante, bajo las cejas con forma perfecta y un par de ojos negros divinos, parecía el trabajo de un maestro escultor.

Ella recientemente vio este perfecto rostro esta tarde, así que no podría haber confundido a esta persona …. ¿A menos de que fuera una ilusión?

Su Luo estaba pensando en usar sus manos para frotar sus ojos, pero un gran par de manos agarró sus delicadas manos. El par de ojos obsidiana de Nangong Liuyun observaron a Su Luo con una sonrisa misteriosa. “¿Qué, no reconoces a este rey?”

“¿Nangong Liuyun?”

“Efectivamente, este rey ya está en tu corazón, de lo contrario no investigarías con impaciencia sobre este rey. ¿Estoy en lo cierto?” Los finos labios rojos masculinos de Nangong Liuyun se doblaron en una sonrisa tonta.

Su Luo se le quedó mirando sin pestañear mientras repasó cada frase. “Se dice que Nangong Liuyun es fríamente arrogante, altivo, cruel, severo, y obsesivo por mantener su espacio personal. Si alguien toca su mano, no importa quién sea, él cortará su mano. Si alguien accidentalmente tropieza con él, no importa quién, los haría picadillo…. ¿Eres realmente ese príncipe Jin?”

Los magníficos ojos de Su Luo contemplaron la gran mano que estaba sosteniendo la suya. Su voz era tan clara mientras las comisuras de su boca se inclinaron en una sonrisa relajada.

Nangong Liuyun relajadamente miraba a Su Luo con un par de ojos penetrantes que brillaban como los ojos de un lobo salvaje; frígido y punzante.

Por el momento, no se parecía a la persona relajada perezosa de esa tarde. Ahora, parecía más serio y vigilante.

En este momento, una ráfaga de viento helado comenzó a rodear el patio todo el camino hasta el techo. Este viento parecía condensar el aire circundante en hielo y se hacía difícil para la gente respirar.

Su prohibida atmósfera contenía una especie de intento asesino que apenas se reprimía, fríamente sediento de sangre, un aire dominante que decía “Sométete a mí y prospera u oponte y perece”. Parecía que, si él llegaba a pisar el suelo, todo este imperio Ling del Este sería sacudido por un terremoto de nivel tres.

Bajo su mirada enérgica y dominante, la mirada de Su Luo era tan clara como el agua. Su superficie era tan tranquila como el hielo; plácido, tranquilo y sereno.

De repente, la boca de él se curvó en una expresión de desconcierto y el clima cambió inmediatamente de las heladas nebulosas a un claro cielo azul. El hielo parecía derretirse en agua burbujeante de primavera llena de flores florecientes.

La risa de Nangong Liuyun era como las flores de cerezo en Marzo; suave, hermosa y embriagadora.

Sus suaves manos blancas suavemente agarraron las manos de ella, delicadas como jade mientras sonrió con ternura. “Niña, ¿De qué tienes miedo? No es como si este rey fuera a comerte.”

En este concurso de miradas, de voluntades enfrentadas, nadie fue capaz de conseguir la ventaja en esta guerra silenciosa. Nangong Liuyun estaba gratamente sorprendido por este resultado. Pensó que tal vez había descubierto accidentalmente una perla rara, o una jadeíta dentro de un montón de piedras.


~(˘▾˘~) | (~˘▾˘~)(~˘▾˘)~

Advertisements

4 thoughts on “DKC: Capítulo 12 – Sométete a mí y prospera u oponte y perece

  1. Pingback: DKC: Capítulo 11 – ¡¿Él es el príncipe Jin?! | Scarlett Translations

  2. Pingback: DKC: Capítulo 13 – El corazón de ella retumbó Ba-thump Ba-thump | Scarlett Translations

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s