7K: Capitulo 1: Un encuentro de leyendas

Capitulo 1: Un encuentro de leyendas

Parte 1

La mano de Du Qi reposaba sobre la mesa, cubierto por un gran sombrero de paja.

Esta era su mano izquierda.

Nadie sabía porque su mano estaba bajo el sombrero.

**

Por supuesto, Du Qi tenía más de una mano. En su mano derecha el sostenía una pieza de pan duro. Su cuerpo y su pedazo de pan eran muy similares, secos, fríos y duros.

Estaba sentado en un restaurante llamado Fragancia Celestial.

Comida y vino estaban en la mesa frente a él.

Sin embargo, él no los toco, ni siquiera tomo un trago. Solo roía lentamente el duro pedazo de pan que había traído

Du Qi era una persona cautelosa, y no quería que nadie oyera que había sido envenenado hasta la muerte en un restaurante.

De acuerdo a sus cálculos, al menos 770 personas en Jianghu buscaban matarlo. Y aun así, seguía con vida.

Era por la tarde, antes del ocaso.

Fuera en las concurridas calles, un caballo galopando apareció. Apresuradamente descendió la calle, golpeando gente, puestos de venta, y carretilla antes de detenerse en frente del restaurante.

La persona en el caballo era flaco y flexible, y tenía una larga espada colgando en su cintura. Tan pronto con vio el cartel “Fragancia Celestial”, brinco de la silla, con el cuerpo girando y voló hacía dentro del restaurante.

El restaurante exploto en una conmoción, pero Du Qi permaneció sin emociones.

Cuando el gran hombre que cargaba espadas lo vio, sus músculos se tensaron visiblemente; él soltó un largo suspiro antes de seguir avanzando.

No saludo a Du Qi. En cambio, se inclinó hacia adelante y levanto el sombrero en la mesa, solo un poco. El vio por debajo por solo un momento, y su rojiza cara repentinamente se volvió pálida. “Si”, murmuro, “Eres tú”

Du Qi no se movió, ni siquiera abrió su boca.

El hombre saco su espada, que brilló mientras cortaba la mano izquierda.

Dos dedos sangrientos cayeron sobre la mesa, un dedo meñique y un dedo anular.

El sudor frío goteaba como la lluvia en el blanco y pálido rostro del hombre, y con un susurro ronco dijo” ¿Esto es suficiente?”

Du Qi no se movió, ni siquiera abrió su boca.

El hombre grande rechino sus dientes y otra vez levanto su espada.

Esta vez, una mano sangrienta cayó sobre la mesa. “Es suficiente” pregunto.

Du Qi finalmente le echo un vistazo, entonces asintió con su cabeza y dijo “Vamos”

La cara del hombre se retorcía del dolor; sin embargo soltó un suspiro y dijo, “Muchas gracias”

Sin decir otra palabra, salió tambaleándose del restaurante.

Los movimientos del gran hombre llevaban gran fuerza, y sus artes marciales claramente era muy altas. ¿Cómo podía posiblemente ser que después de una mirada bajo el sombrero de Du Qi, tuvo que estar dispuesto a cortarse su propia mano y luego dar las gracias?

¿Qué secreto se encuentra bajo ese sombrero?

Nadie lo sabe.

**

Era de noche.

Dos personas se apresuraron al restaurante. Ellos vestían conjuntos de seda y se veían como señores de algún tipo.

Al verlos, mucha gente en el restaurante se puso de pie y se inclinó, con la cara llena de reverencia.

Dentro de 250 millas, había pocas personas que no reconocieron a “El Látigo Dorado, La Espada Plateada, Las Elites del Clan Duan”, Duan Jie y Duan Ying. Aún menos personas se arriesgarían a ser descortés con ellos.

Los hermanos Duan no saludaron a nadie, ni siquiera a Du Qi. Ellos meramente se acercaron a la mesa y miraron bajo el sombrero. Sus caras se pusieron pálidas.

Intercambiando una mirada, ellos dijeron, “Si, es el”

Duan Jie puso sus manos a los lados, se inclinó y dijo, “Bienvenido, señor. ¿Tiene alguna instrucción?

Du Qi no se movió, ni siquiera abrió su boca.

Porque él no se movió, las Elites del Clan Duan tampoco se atrevían a moverse, y fueron forzados a estar ahí parados incómodamente.

Dos personas más entraron al restaurante. Ellos eran “La espada infortunio” Fang Kuan y “El Puño de Hierro Invencible” Tie Zhong Da. Al igual que los hermanos Duan, levantaron el sombrero de paja y miraron debajo, luego inmediatamente se inclinaron y le preguntaron “¿Tienes alguna instrucción?”

No había instrucciones, así que también se quedaron de pie silenciosamente. Sin instrucciones, nadie se atrevería a irse.

Aquellas personas eran todos poderosos héroes del mundo marcial, porque, después de meramente mirar bajo el sombrero por un momento, ¿Exhibirían tal temor y veneración?

¿Podría ser que bajo el sombrero se escondiera alguna magia terrible?

**

Fue después del anochecer.

Lámparas iluminaban el restaurante.

La luz de la lámpara brillaba en la cara de Fang Kuan y los otros, quienes goteaban sudor. Sudor frío.

Ninguna instrucción había sido dada por Du Qi, entonces uno podía pensar que estaba a gusto.

Pero mirando sus expresiones, parecía que esperaban que algo terrible pasara en cualquier momento.

La noche había caído, y las estrellas habían desaparecido.

Fuera del restaurante, en la oscuridad, de repente se oyó el sonido de una flauta de bambú silbante, penetrante y estridente, como el lamento de un fantasma.

Las expresiones faciales de Fang Kuan y los demás cambiaron una vez más, sus pupilas se contrajeron.

Du Qi no se movió. Por lo tanto, tampoco se movieron.

Repentinamente, el sonido de una explosión surgió de la azotea, y aparecieron cuatro agujeros.

Cuatro personas flotaban hacía bajo, hombres robustos, cada uno de más de siete pies de alto y pecho desnudo, sus pantalones rojo sangre se reunieron en los tobillos y se aseguraban en la cintura por brillantes cinturones de oro. Atados a sus cinturones había machetes con extrañas formas, con empuñaduras hechos a mano de oro brillante.

Estos cuatro hombres musculosos aterrizaron en el suelo tan ligeramente como el algodón, e inmediatamente asumieron posiciones que resguardaban las cuatro esquinas del restaurante.

Sus expresiones eran nerviosas, y en sus ojos se podía ver un miedo indescriptible.

En el mismo momento en que todos en el restaurante pusieron sus ojos en los hombres, repentinamente apareció otra persona.

Este hombre llevaba una corona de oro y un manto de seda. Su cintura estaba rodeada por un cinturón de oro, sobre el que colgaba un machete de oro. Su cara de color marfil era tan redonda como la luna.

Aunque las Elites del Clan Duan y Fang Kuan eran maestros de artes marciales de ojos agudos, no podían ver cómo esta persona había entrado en el restaurante, ya fuera desde el techo o por las ventanas.

Sin embargo, ellos sabían quién era.

El Millonario del Mar Sur, El Rey de Corona Dorada de la Montaña Dorada, Príncipe Wu Ji.

Incluso si nadie lo había visto antes, una mirada a sus ropas y aire impresionante debía ser suficiente para ser capaz de deducir su identidad.

Du Qi no se movió, ni siquiera lo miro.

Príncipe Wu Ji se paró delante, levanto el sombrero y miro debajo. Dejó escapar un suspiro y dijo: “Sí, es usted.”

Al principio su expresión había estado muy nerviosa, pero ahora llevaba una sonrisa cómoda. De repente, desabrocho su amplio cinturón dorado y de dentro produjo dieciocho perlas lisas y brillantes.

Príncipe Wu Ji puso las perlas sobre la mesa, rodeadas por el cinturón, y con una sonrisa en arco, dijo: “¿Esto es suficiente?”

Du Qi no se movió, ni siquiera abrió su boca.

En la oscuridad, el sonido de la flauta de bambú se volvía más y más inminente, cada vez más cerca.

La sonrisa del Príncipe Wu Ji parecía forzada como se quitó la corona de su cabeza, Una corona adornada con dieciocho piezas de mármol verde.

Puso la corona en la mesa y dijo, “¿Es esto suficiente?”

Du Qi no se movió, ni siquiera abrió su boca.

Príncipe Wu JI arrojo su machete de oro, y urgentemente ladro, “¿Esto es suficiente?”

Du Qi no se movió.

Con el ceño fruncido, el príncipe Wu Ji dijo: “¿Qué más quieres?”

Du Qi repentinamente dijo, “¡Quiero el pulgar de su mano derecha!”

La cara del Príncipe Wu JI se distorsiono.

El silbido de bambú era incluso más urgente, incluso más cercano, el sonido era como agujas perforando una oreja.

Príncipe Wu Ji rechino sus dientes, extendió su mano derecha y saco el pulgar, luego grito, “Cuchilla”

Uno de los robustos compañeros sin camisa en la esquina saco su hoja. Era como un destello de oro como este volaba a través del cuarto y luego giro en la mano del hombre.

Un pulgar sangriento callo sobre la mesa.

La cara del príncipe Wu Ji era verde. “¿Esto es suficiente?

Du Qi finalmente asintió con su cabeza y lo miro. “¿Qué quieres?”

Príncipe Wu Ji dijo, “Quiero que mates a alguien”

“¿Matar a quién?”

“El Rey Fantasma”

“¿Yin Tao?” pregunto Du Qi.

“Sí.”

Du Qi no dijo nada más, y tampoco se movió.

Fang Kuan, Tie Zhong Da, las Elites del Clan Duan estaban de pie con las caras pálidas.

El nombre “Rey Fantasma” Yin Tao por sí mismo era suficiente para sacudir sus almas.

De repente, soplido del bambú cambio a el sonido de una mujer de luto, o una persona ciega la tocando música en la noche.

En voz baja, dijo Prince Wu Ji, “apagar las lámparas!”

El restaurante estaba bien iluminado por al menos veinte lámparas.

Los cuatro hombres con el torso desnudo agitaban al unísono, y una luz dorada brillaba como la energía de sus cuchillas voló alrededor, apagando las lámparas en un instante.

La oscuridad llenó el restaurante, pero de repente, docenas de lámparas volaron al exterior.

La luz de la lámpara era de un color verde enfermizo, flotando en el viento en silencio como fuego fatuo.

Príncipe Wu Ji quedó sin aliento: “El Rey Fantasma está aquí!”

**

El viento nocturno cortó bruscamente y la luz de la lámpara verde enfermiza brillaba sobre las personas presentes. Todos ellos tenían expresiones aterrorizadas, distorsionadas en su cara, como si fueran almas recientemente expulsadas de las profundidades del infierno.

Junto con el persistente, silbido triste del bambú, de repente estalló una risa fría, malvada. “¡Correcto! ¡He llegado!”

Pelo largo, con una cara como la cera, el Rey Fantasma llevaba una túnica blanca, larga de lino, era alto y delgado como el bambú. Voló en la habitación y se quedó balanceándose hacia adelante y hacia atrás de manera inquietante.

Sus ojos eran de un color verde enferma, y que brillaron mientras miraba al príncipe Wu Ji. Con una risa siniestra, dijo, “Ya te lo dije, ¡estás muerto!”

Príncipe Wu Ji río fríamente. “Actualmente, ¡Tu estas muerto!”

“¿Yo?”

“No deberías haber venido aquí”; replico el Príncipe Wu Ji. “Ahora que lo has hecho, ¡Estás muerto”

“¿Quién aquí puede posiblemente matarme?”

“Yo no”, admitió el Príncipe Wu Ji.

“¿Bien entonces? ¿Quién?”

“¡Él!”

“Él” por supuesto, era Du Qi.

Du Qi seguía sin moverse, incluso su expresión no había cambiado.

Los ojos verdes del Rey Fantasma Yin Tao lo observaron. “¿Tu puedes matarme?”

La respuesta era un simple: “Sí”

Yin Tao río estrepitosamente. “¿Con qué me vas a matar?” No me digas que vas a usar ese asqueroso sombrero.”

Du Qi no dijo ni una palabra. El sólo estiró la mano derecha, y lentamente levantó el sombrero de paja.

**

¿Qué está bajo el sombrero?

No había nada bajo este, excepto una mano.

Una mano izquierda.

La mano era larga, con siete dedos.

**

Era una mano áspera, como una roca costera que desde la antigüedad ha sido golpeada por las olas del océano.

Cuando vio la mano, el Rey Fantasma Yin Tao repentinamente parecía como si el mismo hubiera visto un fantasma. “7 asesinos”

Du Qi no se movió, ni abrió su boca.

Yin Tao dijo, “No he venido a buscarte. Sería mejor para ti mantenerte en tus propios problemas.”

“Este es mi problema”

“¿Qué quieres” pregunto Yin Tao.

“Que te vayas” respondió Du Qi.

El pie de Yin Tao tembló. “Bien, porque eres tú, me voy a ir”

“Deja atrás tu cabeza, luego puedes irte”

Las pupilas de Yin Tao se contrajeron. “Mi cabeza está bien aquí, ¿Por qué no vienes y la tomas?”

“¿Por qué no me la entregas?” respondió Du Qi.

Yin Tao se echó a reír.

Mientras reía, su cuerpo voló hacia Du Qi como un espectro.

Delante de su cuerpo disparó doce destellos palpitantes de luz verde.

Du Qi agitó el sombrero de paja, y la luz de la lámpara verde que previamente lleno el aire repentinamente desapareció. En ese momento exacto, Una larga espada de color verde jade apareció en la mano de Yin Tao, apuñalando hacia Du Qi.

La espada voló a través del aire, con extraños movimientos cortantes, Pero sólo el resplandor del mango verde era visible, haciendo imposible para ver exactamente la dirección desde la cual apuñalo la espada.

Y, sin embargo, la mano de Du Qi ya se había clavado hacia adelante.

Dentro del brillo verde enfermizo generado por el ataque del Rey Fantasma, ahí estaba una mano larga y gris con siete dedos, desgarrando.

La sombra de la espada giró, y la forma de la mano cambió de carácter. La mano atacó, siete movimientos consecutivos, y de repente sonó un “ding”, con lo cual el destello de la espada desapareció. La espada en la mano de Ying Tao era ahora la mitad de una espada.

La espada destello una vez más, dirigiéndose hacia la mano de Du Qi.

Pero Du Qi ya había mandado a volar de regreso la mitad de la espada rota; esta estaba clavada profundamente en la garganta de Yin Tao.

La velocidad de la espada era indescriptible. El movimiento de la mano era también algo imposible de ver claramente.

Los espectadores solo oyeron un miserable gorgoteo, y el sonido de Yin Tao cayendo al suelo.

No había sonido, ni luz.

Fuera del restaurante, las lámparas estaban todas apagadas, y la oscuridad estaba en todo lado.

Un silencio mortal, una oscuridad mortal.

Incluso el sonido de la respiración estaba ausente.

Después de un periodo de tiempo, Se oyó la voz del príncipe Wu Ji “Muchas gracias”

Du Qi dijo, “Vete, y toma a Yin Tao contigo”

“Si”

Después de eso, los sonidos de pisadas podían ser oídos como se apresuraban al restaurante.

La voz de Du Qi volvió a sonar, “Ustedes cuatro váyanse, también .Dejen sus armas atrás”

“Si” los cuatro hombres respondieron al unísono, arrojando sus armas sobre la mesa. Un látigo, dos espadas, y la espada infortunio.

“Recuerden” dijo Du Qi, “la próxima vez que traigan armas en mi presencia, van a morir”

Nadie hablo ni una palabra. Los cuatro hombres se fueron silenciosamente.

Se quedó en silencio otra vez en la oscuridad. Después de un período de tiempo, la luz de una lámpara surgió.

La lámpara estaba en la mano de una persona quien previamente había estado bebiendo solo en el restaurante. Todos los demás clientes se habían marchado, excepto el.

Parecía un amable hombre de mediana edad con una sonrisa amistosa. Miró a Du Qi. “Una mano, siete asesinos” dijo. “Realmente está a la altura de su reputación”

Du Qi lo ignoro, ni siquiera lo miro. En su lugar, tomo las armas y tesoros de la mesa y los coloco dentro de una bolsa de cáñamo, pues lentamente se preparaba par salir.

“Por favor, quédate un poco” pidió el hombre de mediana edad.

Du Qi giró su cabeza. “¿Quién eres tú?

Con una voz humilde, el hombre respondió, “Yo soy Wu Bu’ke”

Du Qi rio fríamente, “¿También estas buscando morir hoy?”

Wu Bu’ke respondió, “Tengo la orden de entregarte un mensaje”

“¿Qué mensaje?”

“Hay alguien que quiere reunirse con el maestro Du”

Con una voz fría como el hielo, Du Qi dijo, “No importa quién quiera verme, el debería venir en persona”

“Pero esta persona…”

“Ellos pueden venir a verme. Tú les dirás eso, y también diles que lo mejor que vengan gateando. De otra se irán arrastrando.”

Sin decir nada más, empezó a bajar las escaleras.

Wu Bu’ke permaneció sonriendo. Con la misma voz humilde dijo, “Yo definitivamente tomare el mensaje del maestro Du de regreso al Lord Dragón Quinto”

Du Qi inesperadamente se detuvo y voltio su cabeza, y se hallaba emoción sobre su pétrea cara. “¿Dragón Quinto? ¿El Quinto Dragón de San Xiang?”

Wu Bu’ke sonrió y dijo, “¿Hay algún otro Quinto Dragón?”

Du Qi respondió “¿Dónde está?”

“Él va a estar en el Pabellón Fragancia Celestial en Hangzhou, en Julio 15”

La cara de Du Qi se cubrió con una extraña expresión, y repentinamente dijo. “Muy bien, voy a estar allá”

Parte 2

Las manos de Gongsun Miao definitivamente no estaban sobre la mesa.

Sus manos muy raramente dejaban el interior de sus mangas, ya que era reacio a dejar que otros los vieran.

Especialmente la mano derecha.

**

La voz de Gongsun Miao no era muy fuerte. Parecía una persona ordinaria, y vestía ropa ordinaría.

Esto era intencional, ya que no quería atraer la atención.

Pero la persona sentada frente a él era bastante opuesta; Atrajo mucha atención. La ropa que llevaba era de la mejor calidad, claramente a medida. El anillo en su dedo valía por lo menos mil pedazos de plata y fue hecho de jade de la Dinastía Han. Su sombrero estaba adornado con perlas del tamaño de las frutas lychee.

No era solamente su atuendo el que atraía la atención, él era extraordinariamente delgado, con una inusualmente cabeza pequeña y alargada, nariz aguileña, Por eso, sus amigos lo llamaron “Gran Nariz Hu”. Las personas que no eran sus amigos lo llamaron “Gran Nariz Perruna”.

Actualmente, su nariz era bastante similar a la de un perro, como él tenía la habilidad de oler cosas que la gente promedio no podía.

Esta vez, el cogió la esencia de algo raramente visto en el mundo, una invaluable perla luminiscente.

Su voz era muy baja, su boca casi tocaba el oído de Gongsun Miao mientras hablaba. “Tú nunca has visto esta perla luminiscente, así que no puedes lo maravillosa que es”

Gongsun Miao retorció los labios, “Ni siquiera quiero pensar en ello”.

Gran Nariz Hu dijo, “Cuando está oscuro, no sólo brilla, brilla intensamente! Si lo tienes en un cuarto oscuro, ni siquiera necesitas una lámpara.”

“Yo no leo” dijo fríamente Gongsun Miao. “Y si lo hiciera, preferiría usar una lámpara. Aceite y velas exactamente no son caros”

La cara de Gran Nariz Hu tenía una expresión amarga mientras decía, “”Pero si no pongo mis manos en esa perla, pienso que voy a morir.”

“Ese es tu problema. Si la quieres, entonces solo ve y consíguela”

“Tú sabes que no puedo conseguirla” dijo Gran nariz Hu. “La perla esta oculta en una fortaleza inexpugnable. Solo tú puedes adentrarte. Y en cuanto a la caja fuerte de hierro en la que está almacenada, sólo usted podría forzar la cerradura. Aparte de ti, no hay nadie en el mundo que pueda conseguirlo.”

“¿Nadie más?”

“Hemos sido amigos por treinta años, ¿correcto?”

“Correcto”

“¿Estas realmente dispuesto a verme morir a un lado del camino?”

“Por supuesto que no”

“Entonces definitivamente tienes que ayudarme a robar la perla”

Gongsun Miao se quedó en silencio por un momento, antes de repentinamente empujar su mano derecha fuera de su manga. “¿Alguna vez has visto mi mano?”

Solo había dos dedos en la mano. Los dedos medio, anular, y meñique todos habían sido amputados.

Gongsun Miao dijo, “¿Sabes cómo mi dedo meñique fue amputado?”

Gran Nariz Hu sacudió su cabeza.

Gongsun Miao continuo, “Hace tres años, estaba en frente de mis padres y esposa y me lo ampute, un símbolo de mi voto de no volver a robar nunca más “.

Gran Nariz Hu espero a que continuara.

“Pero un día, vi ocho hermosos caballos tallados en jade blanco. Mis manos empezaron a picar, y esa noche no pude evitar tomar los ocho caballos de jade.”

Gran Nariz Hu dio, “Yo he visto esos ocho caballos antes”

“Mis padres y esposa los vieron también.” Respondió Gongsun Miao. “No dijeron nada. Al día siguiente empezaron a empacar todas sus pertenencias preparados para irse. Dijeron que nunca más tendrían tratos conmigo.”

“¿Entonces para que ellos volvieran, te amputaste el dedo anular?”

Gongsun Miao asintió con su cabeza. “En ese momento, resolví firmemente no volver a robar. Pero…”

Dos años después de eso, volvió a robar.

Esa vez, lo que robó fue una enorme estatua de Bok Choy, tallada de una sola pieza de jade blanco. Después de haberla visto, él pensaba en esta día y noche, y no podía dormir por varios días. Al final, no pudo soportar más y la robo.

“Robar es un tipo de enfermedad” dijo Gongsun Miao amargamente. “Tenerla es más aterrador que tener viruela”

Gran Nariz Hu echo un poco de vino en la copa de Gongsun Miao.

Gongsun Miao con tristeza continuo, “La salud de mi madre no era muy buena; cuando ella se enteró de que mi vieja enfermedad había resurgido, ella se molestó tanto que murió. Mi esposa estaba tan furiosa que mordió mi dedo medio de un bocado y se lo trago, con sangre y todo.”

“Así que por eso solo tiene dos dedos en la mano” dijo Gran Nariz Hu.

Gongsun Miao soltó un largo suspiro y lentamente puso su mano devuelta dentro de su manga.

Gran Nariz u dijo, “Pero, aunque solo tengas dos dedos en tu mano, Es todavía más hábil que todas las otras manos de cinco dedos en el mundo. Si no la vuelves a usar otra vez, ¿No serpia eso una gran vergüenza?”

“Hemos sido amigos por treinta años, y has salvado mi vida antes. Pero también sé que tú le debes una gran deuda a alguien, y el acreedor demanda la perla como pago de la deuda. Él sabe que tú vendrías a buscarme para que te ayudara, y te dijo que si no obtenías la perla, tu vida se perdería. “el suspiro de nuevo. “Yo sé todas esas cosa pero sigo siendo incapaz de ayudarte”

Gran Nariz Hu respondió, “Realmente has decidido esta vez, ¿verdad?”

Gongsun Miao asintió, “Aparte de robar, haría cualquier cosa por ti.”

Gran Nariz Hu repentinamente se paró. “Muy bien” dijo, “Vámonos”

“¿Ir a dónde?”

“No voy a pedirte que la robes. Pero, no hace daño si solo vamos a darle una mirada, ¿cierto?”

**

El muro era de cincuenta pies de alto y cinco pies de grueso, y la cima estaba cubierta con plantas floreciendo.

Muy pocas personas podían superar este muro. Pero para Gongsun Miao, esto sería fácil.

Gran Nariz Hu dijo, “¿Tú realmente puedes superarlo?”

“Aun si fuera veinte pies más alto” respondió el calmadamente, “Seguiría sin ser un problema

“La perla está dentro de una habitación llamada la ‘Biblioteca de Hierro’, aparte de las personas que hacen guardia en la puerta, no hay nadie más dentro, porque asumen que nadie puede pasar el muro”

Gongsun Miao no pudo evitar preguntar. “¿Están los muros realmente hechos de hierro?”

Gran Nariz Hu asintió. “Hay ventanas en el muro, pero solo son de un pie de ancho y nueve pulgadas de alto. Por mucho, podrías pasar la cabeza a través.”

Gongsun Miao rio. “Es lo suficientemente grande para mi”

Después de todo, su técnica de huesos cambiantes era una de las artes largamente perdidas del mundo marcial.

Gran Nariz Hu dijo, “Después de estar adentro, todavía tendrás que abrir la caja fuerte antes de poder obtener la perla luminiscente. Se dice que la cerradura de la caja fuerte fue personalmente diseñada por el Niño Tangram. La única llave es mantenida por el maestro de la casa, y nadie sabe dónde esconderá la llave día a día.”

Gongsun Miao calmadamente respondió “Solo porque la cerradura fuera creada por el Niño Tangram no significa que esta no pueda ser forzada”

“¿Quieres decir que las forzado anteriormente?”

“No, pero no hay cerradura en el mundo que no pueda forzar. Esto lo sé”

Gran Nariz Hu lo miro y rio.

“¿No me crees?” pregunto Gongsun Miao.

Gran Nariz Hu rio otra vez. “Te creo. Realmente te creo. Creo que tenemos que salir de aquí.”

“¿Por qué tenemos que irnos?”. Parecía que Gongsun Miao no quería irse.

Gran Nariz Hu suspiro. “Porque si te da un impulso, definitivamente entraras y robaras la perla. Si no puedes entrar en la habitación o forzar la cerradura. Tendrás que volver con las manos vacías. Esto sería una gran vergüenza, y sería mi culpa.”

Gongsun Miao rio fríamente. “”Intentar incitarme a hacerlo no funcionará. Yo no caigo en ese tipo de trucos”.

“No estoy intentando incitarte” dijo Gran Nariz Hu. “Solo estoy tratando de que te vayas”

“por supuesto que me voy a ir. No voy a estar parado en ese callejón oscuro toda la noche, ¿verdad?”

Continuando riendo fríamente, camino unos cuantos pasos hacia delante, entonces inesperadamente paro. “Puedes esperar aquí por mí. Voy a volver en una hora por mucho”

Las palabras apenas salieron de su boca, y ya había volado veinte pies en el aire y aterrizo en un lado del muro. Escalando como un gecko, llego a la cima en un instante, luego desapareció.

Gran Nariz Hu tenía una sonrisa satisfactoria en su cara. Viejos amigos siempre conoces las debilidades de sus viejos amigos.

Aunque estaba complacido consigo mismo, seguía siendo difícil esperar.

Estaba empezando a sentirse preocupado cuanto repentinamente de la cima del muro pudo ver la sombra de una figura humana. Gongsun Miao bajo flotando y aterrizo frente a él.

“¿Lo lograste?” Gran Nariz Hu le pregunto emocionado. Él estaba nervioso.

Gongsun Miao no abrió su boca, en su lugar agarro a Gran Nariz Hu y corrió, haciendo varios giros antes de parar en la oscuridad de un pequeño callejón.

“Sabía que no tenías la capacidad de obtenerla” suspiro Gran Nariz Hu.

Gongsun Miao lo observo y después inesperadamente abrió su boca. No escupió ni una palabra, sino más bien, una perla muy larga.

Una brillante, perla lumiscente.

La luz era ambos suave como la luz de la luna, y resplandeciente como la luz de una estrella. El callejón entero fue llenado con su brillo.

La cara de Gran Nariz Hu se enrojeció de emoción como el agarro la perla y la guardo en su vestido. A pesar de estar escondido en sus prendas, su luz era todavía visible en sus caras.

Repentinamente, alguien rio en la oscuridad. “Magnifico. Las manos de Gongsun Miao realmente son incomparables.”

La persona salió de las sombras. Parecía ser un ordinario, hombre de mediana edad, con unas sonrisa feliz en su cara.

Gran Nariz Hu lo vio, y su cara cambio. Se movió hacia adelante, la perla sostenida en sus dos manos. Con su garganta apretada dijo, “El objeto ya está en mis manos. ¿Puede mi deuda considerarse paga?”

Resultó que este era el acreedor, y sin embargo extrañamente, no parecía ansioso de recoger su deuda. De hecho ni siquiera había mirado la perla luminiscente.

¿Podía ser que lo que buscaba no era la perla después de todo?

¿Qué quería?

“Soy Wu Bu’ke” dijo humildemente, sonriendo a Gongsun Miao. “La deuda era mi única opción de tener la oportunidad de ver las maravillosas manos del Sr. Gongsun en acción.  Actualmente, la deuda es un asunto insignificante. No la quiero ni la necesito.”

La cara de Gonsun Miao cambio. “¿Entonces qué es exactamente lo que quieres?”

Wu Bu’ke  dijo, “Fui especialmente enviado para invitarte a que te reúnas con alguien.”

“Desafortunadamente, no tengo el deseo de ver a nadie. Soy muy tímido.”

Wu Bu’ke rio. “Nadie que se reúna con Lord Dragón Quinto tiene la  necesidad de sentirse tímido. El nuca fuerza a nadie a hacer algo difícil, y nunca dice cosas que avergüencen a alguien.”

Gongsun Miao ya había comenzado a caminar. Se detuvo y giro su cabeza. “¿Lord Dragón Quinto? ¿Te refieres al Quinto Dragón de San Xiang?”

Wu Bu’ke rio de nuevo. “¿No me digas que hay otro Dragón Quinto en el mundo?”

La cara de Gongsun Miao tenía una extraña expresión. Era difícil decir si era asombro, emoción, o pavor.

“¿Lord Dragón Quinto quiere reunirse conmigo?”

“Demasiado”

“Pero él es como un dragón divino del cielo. Nadie sabe dónde está. ¿Cómo puedo probablemente encontrarlo?”

“No tienes la necesidad de buscarlo. Va a estar en el Pabellón Fragancia Celestial en Hangzhou, en Julio 15”

Gongsun Miao no tuvo que considerarlo ni un momento. Inmediatamente dijo, “Muy bien, voy a estar allí”

Parte 3

Shi Zhong estiro su mano y cogió una manotada de maní.

Cuando otras personas cogían una manotada de maní, ellos cogerían cerca de treinta. Pero cuando Shi Zhong cogía una manotada, esta tenía setenta.

Sus manos eran tres veces más grandes que la mano de la persona promedio.

En el estante de un vendedor de maní había un letrero que decía: “Maní Cinco Especias, dos monedas por manotada”

El arrojo treinta monedas sobre la mesa y cogió quince manotadas de maní. Pronto el estante estaba casi completamente vacío.

La joven niña vendiendo maní empezó llorar.

Shi Zhong rio y arrojo todo el maní en el suelo, luego se alejó.

A el realmente no le gustaba el maní, pero le gustaba hacer llorar a otras personas.

El parecía ser capaz de causar daño en cualquier momento, incapaz de permitir a otros vivir en paz.

En el “Templo Sublimidad Misteriosa” en la cima de una montaña cercana, había un caldero ceremonial de bronce muy pesado. Se decía que este pesaba miles de libras, y docenas de hombres fuertes alrededor no pudieron pensar en un método para moverlo.

Una mañana temprano, todos estaban estupefactos al encontrar el caldero gigante de bronce en la mitad exacta de la calle.

Claramente, el caldero no se movió por sí mismo.

En todo el mundo, si había alguien que era capaz de mover el caldero, este tenía que ser Shi Zhong.

Por lo tanto, todo mundo empezó a buscarlo.

Con tal caldero gigante en medio de la calle, era imposible para caballos y carretas pasar, Y los negocios estaban paralizados

La gente le suplico a Shi Zhong que tomara el caldero de regreso.

El los ignoro.

Solo después de que todos empezaron a suplicarle con lágrimas el finalmente rio intensamente y salió a la calle. Agarrando el caldero con sus enormes manos, el soltó un suspiro intenso y grito, “¡Lanzamiento!”

El levanto el pesadísimo caldero en el aire como si este fuera una pluma.

En ese momento exacto, una voz desde la multitud dijo, “Shi Zhong, Lord Dragón Quinto te está buscando”

Shi Zhong inmediatamente arrojo el caldero en el suelo, y, pareciendo ajeno a todo lo demás, caminó diez pasos adelante. Buscando alrededor, dijo. “Bien, ¿Dónde está el?”

“Él va a estar en el Pabellón Fragancia Celestial en Hangzhou, en Julio 15”

Parte 4

Era Julio 15, y la luna estaba llena.

En el Pabellón Fragancia Celestial en Hangzhou, era igual que siempre. Ya casi era la hora de la cena, pero no había ni una mesa vacía.

Pero hoy era diferente, Cada mesa estaba llena, tanto arriba como abajo, también todos los clientes eran extraños, a la clientela usual se le rechazo la entrada.

De hecho, incluso al mejor cliente de Fragancia Celestial, el famoso Maestro Ma de ciudad Hangzhou, no pudo obtener una mesa.

La cara del Maestro Ma estaba roja, y estaba cerca de perder el temperamento. Cuando el Maestro Ma pierde su temperamento, definitivamente no es agradable.

El propietario de Fragancia Celestial, se apresuró al frente y se inclinó respetosamente con sus manos juntas, prometió proporcionar una comida complementaria compuesta de los mejores platos, así como 50 frescos cangrejos peludos, entregado directamente a la residencia del Maestro Ma. Luego se inclinó hacia delante y silenciosamente susurró al oído del Maestro Ma.

El Maestro Ma frunció el ceño y, sin decir una palabra, se dio la vuelta y se fue, seguido por su séquito.

El propietario acababa de soltar un suspiro de Alivio cuando otro grupo de personas llego. Este era “Cuchilla Dorada 10.000 victorias” Zheng Fanggang de la Agencia de Escoltas Armados 10.000 victorias, acompañado por un grupo de escoltas armados. Ellos vestían ropas coloridas y montaban poderosos caballos.

Jefe de Escolta Zhang no era tan razonable como el Maestro Ma. “Si todas las mesas están llenas, haz que algunas personas se vayan.”

Él ondeo su mano despectivamente al propietario como se preparaba para subir las escaleras al segundo piso.

En las escaleras repentinamente aparecieron dos personas, bloqueando su camino.

Eran hombres jóvenes, de apariencia delicada, casi lindos, con medias blancas. Sus cabello eran de tono negro, sin adornar por algún sombrero,  y muy largos. Sus cinturas estaban apretadas por delgados cinturones plateados.

Que inesperado que hubiera gente dispuesta a bloquear el camino del Jefe de Escolta Zhang.

El luchador de más alto rango, “Palma de acero” Sun Ping, de la Agencia de Escoltas Armados 10.000 Victorias, fue el primero en dar un paso al frente. “¿Quieres morir?”

Uno de los jóvenes, que vestía una bata de color verde, sonrió y dijo, “No, no queremos morir.”

Sun Ping respondió, “Si no quieres morir, entonces sal fuera de nuestro camino para que estos gran maestros puedan entrar.”

“Ellos no pueden entrar”

“¿Sabes quiénes son ellos?”

“No, no lo se” El joven de bata verde continuo sonriendo. “Solo sé que hoy no importa si es un gran maestro, un maestro normal, o un aprendiz, la mejor cosa para ustedes es mantenerse lejos.”

“¿Y qué si el gran maestro demanda entrar?” Sun Ping respondió furiosamente.

“Si ponen un pie sobre las escaleras,” el hombre joven dijo calmadamente, “El maestro viviente se convertirá rápidamente en maestro muerto.”

Sun Ping aulló y dio un salto al frente, su “palma de acero” ya se había extendido.

Sus cinco dedos eran planos como los lanzo al frente. Su palma de acero era una técnica que claramente era bastante excepcional, la mano se movió extremadamente rápido.

Se lanzó hacia adelante, el viento generado por la palma era poderoso, y filoso como una hoja.

El joven de bata verde sonrió. Repentinamente, su mano se lanzó al frente también, rebanando la muñeca de Sun Ping.

Sun Ping empezó a crear su nombre a los 17 años de edad, escalando los rangos desde iniciado a escolta completo y ganando cientos de batallas en el proceso. No era tonto. Al final, su movimiento inicial era una finta, su postura cambió justo como su muñeca bajo, y su mano se lanzó al abdomen del joven de bata verde.

Este era el golpe mortal de un asesino, claramente no dudaba en quitar vidas.

Pero el movimiento del joven de bata verde fue más rápido. Casi al mismo instante en el que su mano se lanzó al frente, sus dos dedos ya habían llegado a la garganta de Sun Ping.

Con un sonido de puff, los dos dedos apuñalaron como espadas en la yugular.

Los ojos de Sun Ping se hincharon, y los músculos de su cuerpo convulsionaron. Su cuerpo parecía haber perdido el control de sí mismo como lágrimas, mocos, saliva, sangre, orina e incluso materia fecal exudo desde cada orificio. No hizo ningún sonido miserable como uno podía esperar; él meramente colapso en el suelo.

El joven de bata verde lentamente saco un pañuelo blanco como la nieve, y cuidadosamente limpio la sangre de su mano. No lanzó una sola mirada a Sun Ping.

Los Escoltas Armado miraron fijamente, pareciendo querer vomitar.

Ellos habían matado antes, y todos habían visto gente matarse, pero viendo esto, sus estómagos se contrajeron. Unos pocos no podían soportar y vaciar sus estómagos.

El joven lentamente doblo el pañuelo. “¿Todavía no quieren irse?” pregunto suavemente.

Sus artes marciales eran aterradoras, pero si se iban ahora, ¿Cómo podía la Agencia de Escoltas Armados de 10.000 Victorias volver a mostrar sus caras en Jianghu otra vez? De entre los escoltas, había dos que estaban listos para saltar al frente y luchar.

Antes de poner un pie sobre las escaleras. Ya habían puesto un pie sobre su tumba.

Zheng Fanggang extendió su mano y bloqueo su camino.

El noto algo muy peculiar.

Aunque el restaurante estaba lleno de extraños, había algo que todos compartían en común.

Ni una sola persona llevaba un sombrero de ningún tipo, y el pelo de cada uno estaba atado por una delgada cinta plateada.

Había sangre salpicando sobre todas las escaleras, pero ni un solo cliente giro su cabeza para ver.

La respiración de Zhang Fanggang fue forzada como dijo en voz baja, “Amigo, puedo preguntar, ¿Cuál es tu honorable nombre? ¿De dónde eres?”

El joven en bata verde sonrió, “Tú no necesitas saberlo. Saber una cosa es suficiente para ti.”

“¿Qué es?”

“Fuera del restaurante están los líderes de las Siete Grandes Escuelas de Espada, y los jefes de las Cinco Grandes Sectas Marciales. Pero incluso ellos solo pueden permanecer afuera. Si toman un solo paso adentro, van a morir.”

La cara de Zheng Fanggang se distorsiono. “¿Por qué?”

“Porque,” respondió el joven en bata verde, “Hay alguien dentro que está esperando para tratar a algunos invitados. Aparte de esos tres invitados, no quiere ver a nadie más.”

Zheng Fanggang no pudo evitar preguntar, “¿Quién es esa persona?”

“No debería necesitar hacer esa pregunta. Deberías ser capaz de resolverlo por tu cuenta.”

La cara de Zheng Fanggang se volvió pálida, “¿No me digas que es….. él? preguntó con voz ronca,

El joven asintió. “Si, es él”

Zheng Fanggang se volteo para irse, acompañado por los escoltas armados.

Como se alejaban caminando, uno de los escoltas suavemente pregunto, “¿Quién es él?

Zheng Fanggang no le respondió al principio. Soltó un largo suspiro, y finalmente dijo, “El vive entre nubes en el cielo, y es el mayor héroe en el mundo.”

Parte 5

Se sentó en el piso superior del restaurante en una elegante habitación privada, en un amplio banco.

Su cara era blanca pálida, su cuerpo flaco y demacrado, y en sus ojos llevaba un agotamiento indescriptible.

No parecía estar sólo cansado, sino también físicamente débil, incluso enfermo, A pesar del calor del día, el banco sobre el que estaba sentado estaba cubierto por un colorido, moteado piel de leopardo, y sus piernas estaban ocultas por una manta de fieltro persa. Era imposible decir de qué material estaba hecho el fieltro, pero este brillaba con una luz plateada.

Él mismo parecía carecer de cualquier tipo de salud o color en absoluto, y de hecho parecía que tuviera algún tipo de enfermedad crónica. Parecía que estaba cansado de la vida, y que había perdido por completo la esperanza y la fe en su propia existencia.

Manteniéndose alto y majestuoso detrás de él estaba un hombre con cabello plateado y cara rojiza, viejo, pero pareciendo tan poderoso como una deidad. El hombre claramente estaba en el invierno de su vida, sin embargo su cuerpo parecía estar lleno de energía de un feroz gato depredador. sus ojos centellearon con un brillo que podía sorprender al alma de una persona, y evitaría que la mayoría de la gente incluso se atreviera a mirar en ella.

Aun así, su actitud hacía el joven hombre enfermo era extremadamente respetuosa, Cualquiera que presenciara este nivel de respeto nunca adivinaría que en años anteriores había sometido a todo bajo el cielo, y miro hacia abajo y con desdén a todo Jianghu. Con su martillo de hierro de cien libras, barrió a través de las seis provincias norte y la siete provinicas sur, y derroto a todos los más grandes bandidos. Se convirtió en uno de los más grandes maestros del mundo marcial, había sobrevivido a cientos de batallas sin una sola derrota. Él era el “Rey León” Lan Tianmeng.

Además, había otro hombre en la habitación, vestido de verde, con medias blancas, cara inexpresiva. Un hombre de mediana edad con las sienes grisáceas, estaba preparando el té para el joven enfermizo.

Cada movimiento suyo fue hecho con extrema precisión, como si tuviera miedos de hacer el más leve error.

El té que salía de la tetera estaba muy caliente; él sostenía la tasa de té con ambas manos, probando cuidadosamente el té para comprobar su temperatura. Continuó sosteniendo la taza hasta que el té se había enfriado un poco.

El joven enfermo acepto el té, y cuidadosamente tomo un sorbo.

Tenía las manos desprovistas de color, los dedos largos y delicados, y parecía como si incluso sostener una taza de té fuera un esfuerzo excesivo.

Y aun así, él era el mayor héroe bajo los cielos, Dragó Quinto.

**

No había nadie más en el cuarto, y nadie había entrado.

Dragón Quinto soltó un ligero suspiro y dijo. “No he esperado por nadie en los últimos cinco o seis años.”

“Correcto,” dijo Lan Tianmeng.

“Y aun así hoy he estado esperando por más de una hora.”

“Correcto.”

“La última vez que tuve que esperar, creo que fue por el magistrado Qian”.

“Y él no volvió a hacer esperar a alguien.”

Dragón Quinto suspiro levemente. “Él murió muy miserablemente.”

Nadie puede esperar por una persona muerta.

Lan Tianmeng dijo, “En el futuro, tampoco nadie esperara por Du Qi y los otros.”

“Ese es un asunto para el fututo.”

“¿Por ahora, no pueden morir?”

“No pueden.”

“¿Absolutamente tienes que usarlos para manejar este asunto?”

Dragón Quinto asintió con su cabeza no dijo más. Parecía que había decidido que había dicho demasiado, y también que demasiado cansado. No era una persona de muchas palabras.

También era el tipo de persona que estaba dispuesto a escuchar, pero ni deseaba oír mucho. Si no estaba dispuesto a abrir la boca, otras personas usualmente callan las suyas.

El débil aroma de té lleno la habitación. Fuera era muy silencioso. Aunque habían más de veinte mesas llenas de personas. Ninguna palabra podía ser escuchada.

La cortina de la habitación recientemente reemplazada, ahora hecha de tela verde, se abrió de repente y entró un camarero. Llevaba una chaqueta azul de manga corta y su pelo colgaba. En sus manos había una taza de porcelana con tapa, azul y blanca.

Lan Tianmeng frunció el ceño y dijo, “Fuera de aquí”

El camarero no se fue. Con voz humilde dijo, “Estoy aquí para servir un poco de comida.”

“¿Quién te pidió que sirvieras comida?” dijo Lan Tianmeng furiosamente. “Los invitados todavía no están aquí”

El camarero inesperadamente rio, luego calmadamente dijo, “Lamento decir que los tres invitados no están en camino.”

Dentro de los cansados ojos de Dragón Quinto de repente brilló una expresión tan aguda como una hoja. Miró al rostro del joven.

Su rostro era redondo, con una sonrisa sincera, y aunque había arrugas en las esquinas de sus ojos, sus ojos seguían siendo jóvenes. Ellos llevaban una inocencia joven y pura.

Cualquiera podía ver que era un individuo de corazón suave con un buen temperamento, una persona a la que le gustaba hacer amigos, y que cuidar de niños.

Cualquier mujer que se casó con un hombre como este no sufriría en absoluto, y nunca tendría algún arrepentimiento.

Dragón Quinto lo observo, y después de un momento, lentamente pregunto, “¿Estás diciendo que los invitados no vendrán?”

El camarero asintió. “Ellos definitivamente no vendrán.”

“¿Cómo lo sabes?”

El camarero no respondió. En su lugar, coloco una mano en el tazón de porcelana azul y blanco, acomodo este cuidadosamente en la mesa, y luego lentamente levanto la tapa.

Las pupilas de Dragón Quinto repentinamente se encogieron, y una extraña sonrisa apareció en sus labios. “Esto se ve como un gran plato,” dijo lentamente.

El camarero sonrió. “No es sólo un gran plato, es uno caro.”

Dragón Quinto tuvo que estar de acuerdo. “Definitivamente extremadamente caro.”

Este plato en realidad no podía ser comido. En el plato no había faisán de montaña ni sopa de garra de oso, ni sopa de aleta de tiburón, ni estofado de ballena, sino … tres manos.

Tres manos humanas.

**

Las tres manos estaban perfectamente adornadas dentro del tazón azul y blanco de porcelana. Una mano muy grande, y otras dos, una izquierda y una derecha.

La mano grande era más grande que la mano de la persona promedio por tres veces. La mano izquierda tenía dos dedos extras, y a la derecha le faltaban tres.

En el mundo entero, no había un plato que pudiera contener algún ingrediente más costoso que estas tres manos. Incluso si el plato fue llenado con mármol, oro y perlas, seguiría siendo insuficiente. De hecho, nadie podía verdaderamente estimar el valor de esas tres manos.

Dragón Quinto obviamente reconoció las tres manos. No pudo evitar suspirar silenciosamente, “Parece que realmente no vendrán”

El camarero sonrió. “Pero, yo he venido.”

“¿Tu?”

“Aunque ellos no hayan venido, el que yo venga es la misma cosa”

“¿Oh?”

El camarero dijo, “Ellos definitivamente no eran amigos suyos.”

“No tengo amigos” respondió Dragón Quinto, fríamente.

Sus parpados se cerraron, parecía estar muy cansado y solitario.

El camarero parecía entender el humor en que estaba y dijo. “Bien, si no tienes amigos, entonces no debes tener enemigos tampoco.”

Dragón Quinto lo miro de nuevo. “No eres estúpido.”

“Si los invitaste aquí, debe ser para lograr alguna gran tarea”.

“Realmente no eres estúpido.”

El camarero rio. “Entonces, estoy acá. Lo que sea que ellos podían hacer, yo también lo puedo hacer.”

“Lo que esos tres podían lograr juntos, ¿Lo puedes lograr solo?”

“He estado buscando por algo que hacer.”

“Dividir luces y atrapar sombras, una mano siete asesinos. “Dragón Quinto miró a la mano izquierda en el tazón. “¿Sabes cuánta gente mató esta mano? ¿Sabes con qué rapidez podía matar a la gente?”

“No, no lo sé”

“La Milagrosa Mano Ladrona, nada podía ser oculto con seguridad.” Dragón Quinto fijo su mirada sobre la mano derecha, la cual le faltaban tres dedos. “¿Sabes cuántos tesoros raros robó esta mano? ¿Sabes lo ágil y hábil que era?”

“No”

“La Palma de Espíritu Gigante, poder para levantar miles de libras. “ Dragón Quinto dio otro vistazo a la tercera mano. “¿Sabes cómo de milagrosa era la fuerza de esta mano?”

“No, no lo sé.”

Dragón Quinto rio fríamente, “No sabes nada, ¿y todavía piensas que puedes lograr lo mismo que esos tres?”

“Yo solo se una cosa.”

“¿Qué cosa?”

El camarero calmadamente respondió. “Solo sé que mis manos están fuera del tazón, y esas tres están dentro.”

Dragón Quinto levantó la cabeza, y miró al camarero. “¿Es por ti que sus manos están dentro del tazón?”

El camarero rio de nuevo. “Si uno quiere vender algo, primero debe proveer algo para que los clientes miren.”

Los ojos de Dragón Quinto brillaron fuertemente. “Qué es lo que quieres vender?”

“A mi”

“¿Quién eres tú?”

“Me apellido Liu, como el árbol de sauce.” Este era un apellido extraño. “Mi nombre es Changjie. ‘Chang’ como en largo, ‘jie’ como en calle”

“¡Liu Changjie!” exclamo Dragón Quinto. “Que nombre tan extraño”

“Mucha gente me ha preguntado por qué elegí un nombre tan extraño,” dijo Liu Changjie. “Es porque me gustan las calles largas” Él continuo, riendo, “Siempre pensé, si podía ser una calle muy larga, con ambos lados llenos de árboles de sauce, con todo tipo de tiendas en ambos lados, entonces cada día, todos los diferentes tipos de personas caminarían sobre mi cuerpo; mujeres jóvenes, mujeres casada, niños pequeños, incluso viejas ancianas…”

Sus ojos parecían ser los de un niño imaginando alguna escena de fantasía, una extraña y hermosa fantasía. ”Cada día vería aquellas personas paseando felizmente por mi cuerpo, conversando bajo los árboles de sauce, comprando cosas en las tiendas. ¿No sería eso una cosa muy interesante? Mucho más interesante que ser una persona.”

Dragón Quinto rio

Por primera vez una sonrisa apareció sobre su cara, y él rio. ”¡Eres una persona muy interesante!” Tan pronto como la oración salió de su boca, su sonrisa desapareció. “Ayúdame a matar a esta persona tan interesante.”

Lan Tianmeng había estado de pie como una roca detrás de él, pero tan pronto la palabra “matar” fue dicha, salto a la acción.

En el instante en que su mano se extendía, su rostro entero cambiaba al de un fiero león macho. Excepto, él era más rápido y más ágil que un león.

Su cuerpo giro, y él estaba en frente de Liu Changjie, los cinco dedos de su mano izquierda se curvaron en garra, golpeando hacía el pecho.

Cualquiera podía ver que ese ataque podía destrozar el pecho de una persona y arrancas su corazón y pulmones.

Liu Changjie  dio un paso al lado, evitando la garra. Su movimiento fue ingenioso y extremadamente rápido.

Sorpresivamente, Lan Tianmeng había anticipado su maniobra evasiva. Los cinco dedos de su mano derecha se enderezaron, y una “mano cuchilla” corto hacía abajo, cortando hacia la arteria en el lado derecho del cuello de Liu Changjie.

Su segundo movimiento no solo era letal, este nunca había sido evadido por un solo enemigo.

Después de 40 años, “Rey León” Lan Tianmeng raramente usaba su segunda postura cuando buscaba matar un enemigo.

El poder del movimiento defensivo de Liu Changjie estaba agotado, no había manera de que él hiciera más esfuerzo defensivamente, y ninguna manera para que él cambiara su movimiento.

El Rey León estaba seguro de que no necesitaría usar su tercera postura para completar su asesinato.

Él definitivamente no necesitaba usar su tercera postura. Porque el inesperadamente noto la mano de Liu Changjie debajo de su brazo. Si continuaba cortando hacía abajo, su brazo definitivamente golpearía la mano de Liu Changjie. La articulación del codo era blanda y frágil, sí el dedo de Liu Changjie, enganchado como un ojo de fénix, golpeó el codo, la articulación se rompería.

El no cortejaría ese tipo de peligro. Su mano se detuvo en medio del aire, y en ese mismo momento, Liu Changjie corrió fuera de la habitación.

Lan Tianmeng no siguió atacando, porque Dragón Quinto ya había extendido su mano para impedirlo, y dijo, “Vuelve a entrar”

Cuando Liu Changjie entro en la habitación de nuevo, Lan Tianmeng de nuevo estaba de pie como una roca detrás de Dragón Quinto. El hombre de bata verde, hombre de edad media con medias blancas estaba de pie en el extremo más alejado de la habitación, sin mover un musculo.

“Dijiste que era un persona muy interesante. Este mundo no tiene muchas personas muy interesantes en él. Liu Changjie sonaba muy amargo. “¿Por qué quieres matarme?”

“Algunas veces me gusta decir mentiras,” dijo Dragón Quinto, “Pero no me gusta que me mientan.”

“¿Quién te mintió?”

“tú lo hiciste”

Liu Changjie rio. “Algunas veces me gusta oír mentiras, pero nunca las digo.”

“El nombre ’Liu Changjie’.” Dijo Dragón Quinto. “Nunca lo he escuchado antes.”

“Nunca he sido realmente una persona famosa.”

“Du Qi, Gongsun Miao, Shi Zong. Todos ellos eran nombres famosos, y tú los derrotaste.”

“Entonces, ¿piensas que debería ser famoso?”

“Pienso que estas mintiendo.”

Liu Changjie rio. “tengo treinta años este año. Si estuviera buscando la fama, estaría muerto en el piso ahora mismo.”

Dragon Quinto lo miró, y una expresión sonriente podía verse en sus ojos. Entendió lo que Liu Changjie quería decir.

Buscar la fama toma un montón de trabajo duro; practicar artes marciales también toma un montón de trabajo duro. No muchas personas podían hacer ambas cosas al mismo tiempo.

Liu Changjie no parecía ser una persona extremadamente inteligente, por lo que solo podía elegir una de las dos opciones.

Él había elegido practicar artes marciales. Por lo tanto, él no era famoso, pero seguía vivo.

Sus palabra no eran necesariamente fáciles de entender, pero Dragón Quinto las entendió, así que levantó un dedo e hizo un gesto en la silla delante de él. “Siéntate.”

No mucha gente tenía la oportunidad de sentarse en frente de Dragón Quinto.

Liu Changjie no se sentó. ¿Te estás preparando para matarme?

Dragón Quinto dijo, “personas interesantes no son comunes, y personas útiles son incluso menos comunes. Pero tú eres ambos.”

Liu Changjie rio. “¿Así que te estás preparando para comprarme? ”

“¿Realmente quieres venderte a ti mismo?”

“No soy una persona famosa,” respondió Liu Changjie. “Y no tengo nada más que pueda vender. Pero cuando una persona llega a los treinta años, es difícil evitar el deseo de disfrutar la vida.”

“Para gente como tú, deben haber muchas oportunidades de venderte a ti mismo, ¿Por qué viniste a buscarme?”

“Porque no soy estúpido. Porque el precio que busco es muy alto. Porque sé que puedes permitirte el precio. Porque…”

“¡Esas tres razones son necesarias!” interrumpió Dragón Quinto.

“Pero esas tres razones no son las más importantes.”

“¿Oh?”

“La más importantes es que no solo quiero hacer una gran cantidad de dinero, también busco lograr algo grande. Si alguien quiere que Du Qi y los otros completen una misión, la misión obviamente es muy importante.”

En la cara pálida de Dragón Quinto, una vez más apareció una sonrisa. Levanto su mano y dijo, “Por favor, siéntate”

Esta vez, Liu Changjie se sentó.

Dragón Quinto dijo “Traer el vino.”

Advertisements

One thought on “7K: Capitulo 1: Un encuentro de leyendas

  1. Pingback: 7k: Capitulo 2- lesión de naturaleza auto-infligida. – Scarlette Translations

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s