HJC: Capítulo 13; Ojo por ojo, diente por diente (2)

 

Traducido por Kitora

Editado por Gasaraki 

_____________________________________________________________

Capítulo 13; Ojo por ojo, diente por diente (2)

El cambio súbito de tratamiento y gentileza de Huyan Aobo dejó a Zhou Weiqing extremadamente sorprendido. También podía sentir la ansiedad de Shangguan Bing’er, e inmediatamente guardó sus Joyas Celestiales.

Al escuchar las palabras de Huyan Aobo, la mirada de preocupación de Shangguan Bing’er se relajó un poco, y dijo: “Señor, ¿qué quieres decir?”

Huyan Aobo suspiró y dijo: “Para ser honesto, este es el triste futuro para nosotros, los Maestros de Equipamiento Consolidado. Deberías saber que los Maestros de Equipamiento Consolidado necesitan tener el atributo Espacial, sin importar si son Maestros de Joya Celestial o sólo Elemental; mientras tengas el atributo Espacial, tienes la posibilidad de convertirte en un Maestro de Equipamiento Consolidado. Sin embargo, entre los cuatro Atributos Mayores, es decir Oscuridad, Luz, Vida y Espacial, el más raro de todos es el atributo Espacial. Esto es especialmente cierto para los Maestros de Joya Celestial de Atributo Espacial: son extremadamente raros. Por esta razón, la gran mayoría de Maestros de Equipamiento Consolidado son solamente Maestros de Joya Elemental de Atributo Espacial. Es muy difícil encontrar a un Maestro de Joya Celestial que elija convertirse en un Maestro de Equipamiento Consolidado.”

Después de detenerse por un momento, Huyan Aobo continuó diciendo: “Puedo decirles un secreto: el rango de nosotros, los Maestros de Equipamiento Consolidado, es dependiente del porcentaje de éxito que tienen nuestros Pergaminos de Consolidación, así como la calidad de los mismos. La mayoría de los Maestros de Equipamiento Consolidado de menor rango tienen porcentajes de éxito menores a 1 en 1000. Por la misma razón, son pocos los que están dispuestos a unirse a esta profesión. Incluso los Pergaminos de Consolidación que son creados por un Gran Maestro de Equipamiento Consolidado, como yo, sólo tienen un porcentaje de éxito del 1%. Este es el límite de mis logros; sólo siendo un Maestro de Joya Celestial se tiene la posibilidad de progresar a niveles más altos, llegando incluso al nivel Dios. Ese había sido el más grande sueño de mi vida, un sueño que yo sé que ya no podré completar. Sin embargo, tengo más que suficiente conocimiento teórico, así que espero que mi discípulo complete mi sueño por mí en un futuro.”

Zhou Weiqing dijo dudosamente: “¿Estás tratando de reclutarme como discípulo?”

La cara de Huyan Aobo se mostró algo extraña, diciendo: “Esa es la incómoda diferencia entre nosotros, los Maestros de Equipamiento Consolidado, y otras profesiones. En estas, el discípulo busca al maestro, mientras que nosotros tenemos que buscar a nuestros discípulos. Los Maestros de Joya Celestial de Atributo Espacial son simplemente demasiado raros. Mira, ustedes no parecen poseer mucho dinero; para ser honesto, los Maestros de Joya Celestial de Atributo Espacial que son tan pobres son aún más raros. Pequeño hermano, con tal de que estés dispuesto a ser mi aprendiz y heredar mis habilidades, los precios de mis Pergaminos de Consolidación están abiertos a discusión. Es más, ni siquiera necesitas 500,000 monedas de oro; te venderé el Pergamino de Consolidación del Arco Señorial por 150,000 monedas de oro. ¿No es esa la cantidad exacta de dinero que tienes?”

Shangguan Bing’er aflojó su agarre sobre la mano de Zhou Weiqing, ya que estaba perdida en pensamiento. Las palabras de Huyan Aobo la emocionaban; después de todo, debía saberse que en la totalidad del Imperio Arco Celestial no había ni un Maestro de Equipamiento Consolidado. Aunque Huyan Aobo era avaricioso y extremadamente tacaño, en el mundo de los Maestros de Equipamiento Consolidado, se podía decir que era una figura de alta autoridad. En todo el Imperio Fei Li, había pocos Maestros de Equipamiento Consolidado que podían llamarse mejores que él. Si Zhou Weiqing estudiara con él, sería una ventaja incomparable para el futuro del Imperio Arco Celestial.

“De ninguna manera.” Zhou Weiqing ya había rechazado la invitación de Huyan Aobo sin dudarlo. Estaba actualmente lleno de ira; mirando a Huyan Aobo quien había sido increíblemente grosero con ellos hace unos momentos, ¿cómo podía acceder a sus términos tan fácilmente?

Huyan Aobo se sorprendió, y respirando pesadamente dijo: “Pequeño mocoso, ah, digo… pequeño hermano, ¿no sabes lo ricos que son los Maestros de Equipamiento Consolidado? Aunque tengamos que sacrificar tiempo de cultivación para crear Pergaminos de Consolidación, también somos los más ricos y los más respetados. ¿Qué tal esto? Te puedo dejar el Pergamino de Consolidación del Arco Señorial en el precio más bajo posible, de 100,000 monedas de oro.”

Zhou Weiqing dio un “ja”, y dijo: “Nunca he escuchado de un maestro que no le da a su aprendiz un regalo en su primer encuentro, y sin embargo tú pides dinero. ¡En realidad eres una persona muy tacaña! Si tú fueras mi maestro, ¿podría yo realmente tener una buena vida? ¡No lo haré!”

Hace unos momentos, Huyan Aobo subía su precio orgullosamente, pero en este momento, Zhou Weiqing hacía lo mismo. Realmente era un ojo por ojo, diente por diente.

Feng Yu reía alegremente al lado. Lo más común para él era ver a la gente no tener más opción que admitir su derrota en frente de Huyan Aobo; esta era la primera vez viendo al viejo gordo ser el derrotado.

Huyan Aobo frotaba sus manos, y en su cara estaba con una expresión de dolor. “Está bien, está bien. Con tal de que te conviertas en mi discípulo, te daré como regalo el Pergamino de Consolidación del Arco Señorial.”

Zhou Weiqing era extremadamente astuto, y entendió inmediatamente que este no era el límite de Huyan Aobo. La ira visible en su cara había desaparecido en el momento en el que Huyan Aobo le ofreció el Pergamino. Con una mirada simple, honesta y sincera en su cara, continuó diciendo: “Señor, te agradezco por tus buenas intenciones. Sin embargo, como sabes, la cultivación de los Maestros de Joya Celestial es extremadamente cara, y mi prometida y yo venimos de familias plebeyas. Además, somos del Imperio Arco Celestial, y como también sabes, nuestro imperio no tiene muchos recursos, por lo que no son capaces de apoyarnos en nuestra cultivación. Las 150,000 monedas de oro que mi esposa trajo constituyen todo el soporte financiero que nuestro imperio nos pudo dar. ¡En realidad es la punta del iceberg que son nuestras necesidades! No me disgustaría estudiar cómo crear Pergaminos de Consolidación, pero esto debe ser aplazado. Convertirse en un Maestro de Equipamiento Consolidado no es tan sencillo, ¿verdad? Hacer dinero de esa manera no es algo que se pueda hacer en un corto tiempo. No sé cuándo sea capaz de tener lo suficiente para realizar Consolidación del Equipamiento en mis Joyas Físicas y Almacenamiento de Habilidades en mis Joyas Elementales. De hecho, hemos decidido anteriormente que vamos a unirnos al Palacio de Almacenamiento de Habilidades del Imperio Fei Li. Por esto, sólo puedo rechazar tus buenas intenciones con unas gracias. Lastimosamente… ¡esto es realmente el destino!”

Cuando Shangguan Bing’er escuchó a Huyan Aobo decir que le daría a Zhou Weiqing el Pergamino del Arco Señorial como un regalo, quedó estupefacta. Por cómo habían cambiado las cosas, ¡había sido algo de sólo unos instantes! Escuchando las palabras de Zhou Weiqing, aunque en su corazón odiaba a este pillo por aprovecharse de ella con sus palabras, extrañamente no hizo nada para detenerlo. Ella más que nadie tenía claro que cuando la cara de este Gordito Zhou se veía sincera y honesta, era cuando estaba en su actitud más engañosa y sinvergüenza.

“No, no, eso no es para nada bueno. No pueden unirse al Palacio de Almacenamiento de Habilidades. ¿Acaso no saben que unirse a ese lugar es lo mismo que venderse en servidumbre al Imperio Fei Li?” Al escuchar las palabras de Zhou Weiqing, Huyan Aobo se volvió ansioso.

Zhou Weiqing dijo con una cara resignada: “¡No tengo opción! Si tengo que venderme a mí mismo lo haré. He escuchado que almacenar habilidades es incluso más caro; ¿cómo podemos los dos de nosotros pagar por tal precio? Creo que, siempre y cuando destaquemos en el Palacio de Almacenamiento de Habilidades, estaremos más que dispuestos a pagar el precio de los Pergaminos de Consolidación que necesitemos. No es así, ¿esposa?”

Este pillo volteó su cabeza para mirar a Shangguan Bing’er, y, con su espalda hacia Huyan Aobo y Feng Yu, le hizo un guiño.

Aunque las palabras de este pillo estaban aprovechándose de Shangguan Bing’er, ¡en este momento ella no tenía opción de regañarlo! Mandándole una mirada fulminante, sorprendentemente tuvo que seguirle el juego con un “En.”

Zhou Weiqing se volteó hacia Huyan Aobo, diciendo: “Señor, no te molestaremos más. Puedes venderle ese Pergamino del Arco Señorial a otro. Nosotros nos iremos hacia el Palacio de Almacenamiento de Habilidades; quizá en el futuro podamos comprarte algunos Pergaminos. “Habiendo dicho eso, jaló de la mano de Shangguan Bing’er y fue hacia la salida.

En este momento, ¡Zhou Weiqing estaba regodeándose en su mente! Mirando la expresión extraña de Huyan Aobo, sentía que ya había quedado a paz por lo de antes. Además, había sido capaz de aprovecharse de Shangguan Bing’er, e incluso había sido capaz de sostener su mano; esto era demasiado perfecto.

“No se vayan, no se vayan. Espera, déjame pensarlo cuidadosamente primero.” Huyan Aobo ansiosamente caminaba de aquí para allá en el cuarto.

 

 

Advertisements

2 thoughts on “HJC: Capítulo 13; Ojo por ojo, diente por diente (2)

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s