GOS: Capítulo 07 – El Segundo Cielo

Capítulo 07 – El Segundo Cielo

A la mañana siguiente, antes de que el sol saliera, con una capa de niebla todavía alrededor, las tropas ya se habían preparado para seguir adelante.

Shi Yan se mezclo entre los esclavos de medicina, manteniendo una expresión tranquila y comportándose normalmente. Como de costumbre, marchó en silencio con las tropas. Johnson estaba muy sorprendido de ver a Shi Yan tan tranquilo y pacífico. Se estaba preguntando cuándo Shi Yan caería como los
otros esclavos de medicina antes que él.

En los últimos días, cada uno de los esclavos de medicina que tomaron el veneno Corte Intestinal despertaría con un rostro pálido y un cuerpo débil a la mañana siguiente, sin excepciones. Para los débiles, apenas podían caminar, para los fuertes, se podía ver claramente el dolor y el terror en sus rostros.

Sin embargo, Shi Yan todavía estaba caminando. Su rostro parecía sano con un color rosado en sus mejillas. No parecía que tuviera dolor, lo que hizo a
Johnson muy confuso y curioso.

Johnson miró a Shi Yan por un tiempo. Después de asegurarse de que Shi Yan estaba realmente sano, Johnson llegó al frente de las tropas marchando con el ceño fruncido. Él reportó el estado extraño de Shi Yan a Mo Yanyu y al Maestro Karu.

“No entres en pánico.” El Maestro Karu estaba muy seguro de su medicina, “Ese chico es un Guerrero. Él es bastante duro y no es tan fácil de romper. Espera hasta que el Qi Profundo dentro de él se agote. No será diferente de esos esclavos. Conozco muy bien mi veneno Corte Intestinal.

“De acuerdo. Vuelve allá y vigílalo.” Mo Yanyu dijo con una cara inexpresiva.
Como los dos estaban tan tranquilos acerca de esta noticia, Johnson no tuvo más remedio que obedecer. No insistió más. Volvió a la parte posterior de las
tropas y siguió vigilando cada movimiento de Shi Yan de cerca como se le dijo.

“Maestro Karu, ¿cuánto tiempo tardará para que ese bastardo comience a sufrir?” Después de que Johnson se fuera, Mo Yanyu comenzó a preocuparse. El resultado que esperaba era que Shi Yan empezara a morir de un dolor infernal. Cuanto más sufrimiento sentía Shi Yan, más placer podría disfrutar.

“No te preocupes. Ya será la hora.”

Después del la señal del día, la luna reemplazó al sol y se elevó en el cielo.
Después de que las tropas se habían asentado, el Maestro Karu y Mo Yanyu caminaron juntos hacia Shi Yan. Vieron a Shi Yan sentado en el suelo, rellenándose con algunos trozos de comida.
“Maestro Karu, ese tipo no se ve muy…” Mo Yanyu dijo en vacilación. La forma en que Shi Yan engullía su comida no era tan decente, pero parecía no tener
algún dolor.
El Maestro Karu estaba aparentemente ofendido, “¿Qué? ¿Estás cuestionando mis habilidades como alquimista?”

“Señorita Mo, aunque no soy un alquimista de primer nivel, no podría haber cometido un error tan ridículo.” El Maestro Karu estaba aparentemente ofendido. Él dijo, “Si no crees en mis habilidades, puedo irme ahora.”

“Maestro Karu, por favor, no lo hagas. Eso no es lo que quería decir. Me preguntaba por qué la medicina no funcionó con él. No quise decir nada más.” Mo Yanyu parecía aterrada.

“¡Hmm!” El Maestro Karu ni siquiera se molestó en responder. Se levantó del suelo, y voló hacia Shi Yan tan rápido como un rayo.

Shi Yan mantuvo la cabeza baja y siguió como que no estaba prestando atención. Sin embargo, en el fondo se sorprendió con  la velocidad del Maestro Karu en el que se estaba moviendo. Se sentía afortunado de no haber intentado luchar ayer contra él. De lo contrario, definitivamente habría sufrido.

Además de ser un alquimista, el Maestro Karu era también un Guerrero del Reino Naciente. Sin embargo, Shi Yan era apenas un guerrero del reino elemental, solo estaba en el Segundo Cielo y apenas podía utilizar el Qi profundo dentro de su cuerpo. Había una gran diferencia entre los dos y no había ninguna posibilidad de que Shi Yan sobreviviera a una pelea con el Maestro Karu. Si alguna vez se defendía, estaría pidiendo la muerte.

“fwoosh!”

Con un sonido extraño en el cielo, sólo tardó unos segundos antes de que el Maestro Karu llegara delante de Shi Yan.

Shi Yan dejó la comida en sus manos y miró al Maestro Karu.

El Maestro Karu tenía un rostro flaco y frío como la piedra. De repente, agarró el brazo izquierdo de Shi Yan a la velocidad del rayo, puso los dedos en la piel de Shi Yan y rápidamente introdujo su Qi Profundo de tipo eléctrico en sus venas. Su Qi Profundo fluyó en el cuerpo de Shi Yan, rodeó todo su sistema y volvió a los dedos de Maestro Karu.

El Qi Profundo  del Maestro Karu era tan fuerte que Shi Yan se sentía un poco abrumado con sólo la circulación de su Qi Profundo, con todas sus venas doloridas y ardientes.

“Hmmm …” Maestro Karu frunció el ceño con la duda. Dijo en voz baja: “No puede ser. El veneno  corte intestinal esta aparentemente todavía dentro de su cuerpo. ¿Por qué sigue habiendo Qi Profundo en su cuerpo? Su intestino no está corroído tampoco. Él es sólo un Guerrero de bajo nivel. No puede tener un Qi Profundo tan fino. No debería estar respirando ahora mismo.”

Shi Yan sólo le dejó agarrar su brazo y no lucho.

“Maestro Karu, ¿cómo se ve?” Mo Yanyu también llegó.

“Sólo espera un día más”, dijo el Maestro Karu con una mirada fría. No podía imaginar lo que estaba pasando porque nunca había considerado un espíritu marcial. Para un guerrero ordinario como él, no hay manera de que pudiera poseer un Espíritu Marcial. Además, el Maestro Karu nunca había oído hablar de ningún Espíritu Marcial que pudiera sanar el propio cuerpo.

Aunque Mo Yanyu también tenía un millón de preguntas, no tuvo más remedio que asentir. Ella no dijo nada, pero miró fijamente a Shi Yan por un rato con una mirada extraña. Shi Yan adivinó que estaba planeando algo horrible para él de nuevo.

La noche siguiente, Maestro Karu y Mo Yanyu se acercaron para revisar el cuerpo de Shi Yan otra vez. Encontraron que Shi Yan todavía estaba bien, sin decadencia, todo estaba saludable. Maestro Karu parecía más avergonzado que ayer y le dijo a Mo Yanyu que esperara un día más.

La noche siguiente, cuando los dos comprobaron de nuevo, todavía nada.

En la cuarta noche, el Maestro Karu regresó. Esta vez, tenía dos cuencos de veneno de corte intestinal en sus manos. Cuando llegó, ordenó a Johnson que trajera a Shi Yan y a otro esclavo de medicina llamado Kuro. Ordenó a los dos que terminaran los dos cuencos del veneno Corte Intestinal que acababa de hacer.

De nuevo, Shi Yan lo bebió obedientemente.

“Hice estos dos cuencos de veneno de corte intestinal con los mismos ingredientes.” El Maestro Karu agregó después de que los dos habían terminado su cuenco de veneno de corte intestinal.

Mo Yanyu dijo con un acuerdo: “Si el cuerpo de Kuro comienza a corroerse, significa que hay algo mal con el cuerpo de este tipo. Ahora te entiendo.”

“Sí, exactamente”, Maestro Karu asintió con la cabeza, “Sólo vuelve mañana por la noche a la misma hora, y luego veremos”.

Por la noche, Shi Yan se sentó en el suelo, operando lentamente el Qi Profundo  dentro de su cuerpo con una pesada mirada en su rostro.

El Qi Profundo estaba retrasando el estiramiento en su cuerpo. Se hizo más largo y más largo y se expandió gradualmente a lo largo de sus venas. Con un pensamiento, el Qi Profundo gradualmente se hizo extremadamente flexible, fluyendo de una vena a otra. Mientras él le diera una orden en su mente, el Qi Profundo  se movería alrededor de sus venas, como una serpiente.

Gradualmente, el Qi Profundo se movió hacia el dedo índice de su mano derecha a través de las venas en su brazo. Shi Yan concentró y movió el Qi Profundo  de nuevo en sus venas en el brazo. De repente, su Qi Profundo se aceleró y se precipitó hacia su dedo índice derecho con una fuerza imparable, cada vez más rápido.

“Shoo!”

Había un sonido extraño en la punta de su dedo índice derecho. Con un dolor intenso, el Qi Profundo se forzó a su dedo índice. El dedo de Shi Yan no pudo evitar temblar como la cola de una serpiente de cascabel.

El Qi Profundo ahora estaba concentrado en su dedo índice, expandiéndose y empujando alrededor, pero no podía romper la piel en el exterior. No importa cuánto lo intentara, no podía lograr que el Qi Profundo rompiera la piel y abandonara su cuerpo.

“¡Whoo!” Shi Yan respiró pesadamente, y reunió su Qi Profundo de nuevo en su abdomen, pareciendo bastante decepcionado. “Fallé de nuevo …” Dijo en voz muy baja a sí mismo.

Había tres etapas al reino elemental [1]. Si pudieras cultivar Qi Profundo, habrías alcanzado el Primer Cielo. Si fueras capaz de operar tu Qi Profundo hábilmente y hacerlo circular por tu cuerpo con tu mente, habrías alcanzado el Segundo Cielo. Si logras que tu Qi Profundo  salga de tu piel y salga al aire, ese era el Tercer Cielo.

Ahora que Shi Yan era capaz de operar su Profundo Qi hábilmente por todo su cuerpo, había alcanzado el Segundo Cielo. En los últimos días, había estado recolectando y concentrando más y más Qi Profundo, tratando de forzarlo fuera de sus dedos, con la esperanza de alcanzar el Tercer Cielo. Lo había intentado muchas veces. Sin embargo, hasta ahora no pudo romper el límite de su piel.

“Parece que la formación de un guerrero no se puede lograr de la noche a la mañana. Mi Qi Profundo todavía no es lo suficientemente fuerte. Tal vez debería intentarlo más tarde después de recoger y refinar más Qi Profundo. “Después de otro fracaso, Shi Yan no pudo evitar suspirar. Tal vez sea debido a su peligrosa situación, parecía un poco apresurada.

Él sabía que a esta hora mañana, su cuerpo seguiría siendo el mismo, sin ser afectado por el veneno de corte intestinal. Sin embargo, ese esclavo llamado Kuro no sería tan afortunado. Su tripa ya habría sido decaída junto con sus otros órganos.

Tan pronto como el Maestro Karu vio esto, instantáneamente se daría cuenta de que no había nada malo con su veneno, pero el problema estaba dentro del cuerpo de Shi Yan. Sabría que el cuerpo de Shi Yan era diferente de los demás, y esto es exactamente donde comenzaría el problema. No habría vida fácil para él desde entonces. Probablemente Mo Yanyu lo mataría en caso de que creara nuevos problemas en el futuro.

Ni siquiera esperaría hasta mañana por la mañana. Si Kuro comenzara a mostrar síntomas mañana por la mañana, el secreto de Shi Yan habría sido descubierto al instante. Para entonces, todos los guerreros se habrían levantado y todos estarían prestando atención a él. No tendría oportunidad de escapar.

Mirando el cielo nocturno lleno de estrellas brillantes, la cara de Shi Yan se puso más seria y decidida. ¡Él sabía que si alguna vez quería sobrevivir, debía escapar esta noche!

————————————-
[1] Reino elemental: El primer nivel de guerreros. Incluye tres etapas: Primer Cielo, Segundo Cielo y Tercer Cielo. 

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s