PMG: Capítulo 304: ¡Mátalo!

Capítulo 304: ¡Mátalo!

 

El río Celestial de repente se volvió extremadamente tranquilo, pero esa calma era opresiva. Estaba claro para todo el mundo que era una indicación de la próxima tormenta.

En ese momento, todos miraban con calma a los cultivadores místicos y extremadamente fuertes en sus ataúdes. Si no aceptaban la oferta, la multitud definitivamente los atacaría.

A pesar de que estas personas eran extremadamente fuertes, en medio de todos estos grupos influyentes, nadie se atrevía a hacer un movimiento extraño.

Dos días después, por la noche, esa situación llegó a su punto de ruptura. En la vasta ciudad antigua, en medio de esa noche, la calle principal estaba casi completamente despoblada. Se veía muy poca gente.

En la ciudad, había mucha gente esperando tranquilamente.

En medio de esa multitud, había una silueta. Esa persona llevaba un Chang Pao negro. Esa persona estaba cubierta de la cabeza a los pies en negro hasta el punto de que su rostro también estaba cubierto.

Los ojos de esa persona estaban firmemente cerrados como si estuvieran durmiendo, pero esa persona ya sabía que cada cosa a su alrededor, incluyendo el menor grano de arena, estaba bajo su control.

En el estado de fusión de la tierra, podía percibir todo claramente. Incluso parecía que la atmósfera alrededor de la puerta de la ciudad perteneciera a su mundo.

 

Esa silueta negra era precisamente Lin Feng, se había disfrazado meticulosamente.

 

En la mente de Lin Feng aparecieron muchas siluetas. Estaban llegando a la puerta de la ciudad y había más y más gente que se unía a ellos. Había algunos cultivadores muy fuertes. Cuando llegaron cerca de la puerta de la ciudad, empezaron a caminar suave y ligeramente, casi en silencio. Era difícil notarlos, pero nada podía escapar de la fusión de tierra de Lin Feng. Si alguien venía, Lin Feng ya era consciente de todos sus movimientos.

En ese momento, en el horizonte, en la visión de Lin Feng apareció una silueta que llevaba un chang-pao blanco como la nieve que le hizo fruncir el ceño. Apareció una espada y pareció que se estaba liberando una poderosa energía.

“Finalmente está aquí”. Pensó Lin Feng con una expresión fría en la comisura de su boca. Inmediatamente después, abrió lentamente los ojos, lo que reveló una ilimitada ferocidad.

El humor de Bing He Teng era malo estos días. Como gran anciano de la Villa de la montaña hielo y nieve, había traído a muchas personas de la secta al Río Celestial con el objetivo de matar a Lin Feng y al final, aparte de él, todos murieron.

Después de eso, el caldero del dragón celestial había aparecido y todo el mundo había empezado a luchar por él, incluyendo a Bing He Teng. No había avisado a nadie en su secta porque quería guardar el caldero para sí mismo.

Bing He Teng había estado siguiendo de cerca a Mo Cang Lan y casi había obtenido el antiguo caldero, pero al final había perdido cada vez. Luego, el grupo de memoriosos y extremadamente fuertes cultivadores había venido y Mo Cang Lan les dio el antiguo caldero. El corazón de Bing He Teng se estaba volviendo cada vez más frío y lleno de maldad. No podía volver a la secta, no tenía más remedio que seguir esperando la oportunidad de robar el antiguo caldero. Por lo tanto, él había hecho su movimiento temprano.

Como era de esperar, los instintos de Bing He Teng eran correctos. Muchas personas ya se habían reunido allí y, además, había un montón de cultivadores del reino Xuan Qi.

Antes, los cultivadores del reino Xuan Qi eran considerados como extremadamente poderosos, pero en ese momento, había tantos reunidos en un solo lugar. Todos estaban allí por el antiguo caldero.

“Un montón de cultivadores malhumorados, también quieren el antiguo caldero…” pensó Bing He Teng mientras sonreía fríamente. Ese lugar estaba lleno de cultivadores extremadamente fuertes. Incluso los cultivadores del primer y segundo reino Xuan Qi sólo podían ver, si intentaban involucrarse, ciertamente perderían la vida.

En el continente, cada vez que un tesoro apareció, un gran número de personas murieron, pero cada vez, había gente que cortejaba la muerte.

En ese momento, una energía fría acarició el cuerpo de Bing He Teng, pero también hubo un destello de Qi de espada, lo que hizo que su rostro se volviera rígido.

“¿Quién es ese…?” Dijo en voz baja. Inmediatamente después, Bing He Teng vio una silueta negra parpadear, la silueta dejó el área de la puerta de la ciudad a toda velocidad y comenzó a correr hacia la distancia.

Bing He Teng frunció el ceño. Qué presencia tan fuerte. Él estaba sorprendido. Ese era Lin Feng, ese cabrón.

 

“Sólo hay una persona que quiere morir tanto”.

 

Bing He Teng corrió hacia Lin Feng. No estaba preocupado por atacar a Lin Feng, con su nivel de cultivación, aunque hubiera Meng Qing y Señor Huo, no importaba. A pesar de que no podía derrotarlos, retirarse tampoco sería un problema.

 

“¡Quédate ahí!” Gritó Bing Teng con frialdad. Luego se lanzó en el aire hacia Lin Feng a una velocidad increíble.

 

Sin embargo, Lin Feng se escapaba a toda velocidad también. En un instante, ya había cruzado una distancia de unos pocos kilómetros. Había volado por el aire como una ráfaga de viento.

 

Pero la brecha entre un cultivador del reino de Ling Qi y un cultivador del tercer  reino de Xuan Qi era gigantesca. En muy poco tiempo, había alcanzado a Lin Feng. Disparó Qi de hielo hacia Lin Feng, que le hizo temblar y moverse ligeramente hacia atrás. Permaneció en silencio, pero sus ojos seguían helados.

 

Bing He Teng, como era de esperar, lo perseguía.

 

“¡BOOM!” Un puñetazo surgió del lado de Bing He Teng y bombardeó la atmósfera hacia Lin Feng. Un aire congelado pesado invadió la atmósfera. Una capa de hielo cubierto de nieve había invadido la oscuridad de la noche.

 

Sin embargo, Lin Feng de repente cambió de dirección, miró detrás de él en el ataque, y en un instante esquivó el ataque. Su espalda podía sentir la energía fría contenida dentro de ese ataque.

 

Lin Feng finalmente se detuvo y aterrizó firmemente en el suelo. Bing He Teng lo miraba fríamente.

 

En ese momento, Lin Feng abrió su Chang Pao, levantó la cabeza y miró a Bing He Teng. Había una fría sonrisa en la comisura de sus labios.

 

“Bing He Teng, hoy es tu día de juicio” dijo Lin Feng. En ese momento, dos siluetas aparecieron en el aire. Uno seguía detrás del otro. En un instante, las dos siluetas bloquearon el camino de retiro de Bing He Ten. Estas dos siluetas eran, por supuesto, el señor Huo y el señor Chi.

 

Al mismo tiempo, otra silueta apareció por parte de Lin Feng, Meng Qing.

 

Inicialmente, había llegado a la puerta de la ciudad Río Celestial con el propósito de neutralizar Mo Cang Lan y Bing He Teng.

 

“¿Día del juicio? ¡Improbable!” Dijo Bing He Teng mientras hacía un movimiento de retirada. Lanzó un puñetazo de Qi puro que se dirigía directamente hacia el señor Chi. Sorprendentemente, estaba considerando al señor Chi como el eslabón débil.

 

Lin Feng y los demás sonrieron fríamente e inmediatamente después vieron que el señor Chi levantaba la mano, de la cual emergió una luz roja brillante increíblemente gigantesca.

La mano de señor Chi estaba llena de un violento y brutal Qi

“¡BOOM!”

Una energía monstruosamente poderosa se esparció en la atmósfera. En el momento en el que el ataque de Señor Chi alcanzó a Bing He Teng y con una colisión explosiva, la sangre comenzó a fluir de la boca de Bing He Teng.

 

Usando todo su poder, Bing He Teng se movió rápidamente hacia atrás. Su expresión facial había cambiado drásticamente. Ese viejo de pelo rojo, que no estaba allí la última vez, estaba en el cuarto reino Xuan Qi. Él lo había escogido porque el señor Chi estaba bloqueando la ruta en el cerco que era la mejor opción para escapar, pero al final, la persona que lo bloquea resultado estar el cuarto reino de Xuan Qi. ¿Cuándo Lin Feng conoció a un cultivador tan fuerte?

 

“Mátenlo”. Dijo Lin Feng con frialdad que hizo palpitar el corazón de Bing He Teng. Inmediatamente después, la silueta del señor Chi parpadeó y corrió por el aire. Una monstruosa y opresiva energía se estrelló contra el cuerpo de Bing He Teng.

Su silueta parpadeaba, quiso esquivar, pero al mismo tiempo, una energía ardiente se precipitaba hacia su espalda.

“¡Mundo helado!” Gritó Bing He Teng furiosamente. El nivel de su técnica era extremadamente avanzado. Ya estaba pesadamente nevando en la zona.

 

“¡BOOM!”

 

 

Una pequeña mano apareció y se estrelló contra el cuerpo de Bing He Teng. Era Meng Qing. No tenía miedo del frío. En un instante, había roto la técnica de Bing He Teng, golpeándolo inmediatamente.

 

“Muere” -gritó el señor Huo. Las bolas de fuego se precipitaron hacia Bing He Teng como meteoros cayendo del cielo. Bing He Teng rechinó los dientes e intentó esquivar el ataque. Sin embargo, otro golpe chocó contra su cuerpo de nuevo, este punzón contenía fuego que hizo a Bing He Teng gemir y caer desde el aire a la tierra pesadamente sobre el suelo.

El ambiente estaba temblando. Los órganos internos de Bing He Teng habían sido dañados por el golpe. Bajó la cabeza y tosió ligeramente. Su pecho era extremadamente doloroso.

En ese momento, una espada le había traspasado el pecho. La espada fue apuñalada a través de su espalda y la punta se extendía por la parte frontal de su pecho.

 

Bing He Teng volvió la cabeza y miró a Lin Feng. Tenía la impresión de que debía ser una ilusión.

 

Iba a morir. Tenía un gran estatus en su secta, era un Gran Anciano. Era extremadamente fuerte e influyente. Sin embargo, en ese momento, había sido asesinado por la espada de Lin Feng.

 

“Si quieres matarme o a cualquiera de mi gente, ¡morirás!” Dijo Lin Feng sonando helado. Su larga espada brilló con una intensa espada Qi y en un instante, los órganos internos de Bing He Teng fueron destruidos. ¡Un poderoso cultivador del tercer reino  Xuan Qi fue derrotado!

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s