GOS: Capítulo 08 – Araña Hoja de Jade

Capítulo 8 – Araña Hoja de Jade

La luna era como un plato plateado colgado en el cielo nocturno.

Los guerreros se entrenaban tranquilamente. Mo Yanyu se escondió entre el follaje de un enorme árbol antiguo, tomando largas respiraciones. El Maestro
Karu estaba de pie contra otro árbol, leyendo alegremente un volumen de su enciclopedia venenosa. Los esclavos de medicina estaban acostados
desordenadamente en el suelo húmedo detrás del Dragón de Tierra.

Shi Yan despertó del entrenamiento y observó su entorno en silencio de manera calculadora.

Mo Yanyu estaba a la cabeza de las tropas, mientras que el Maestro Karu en la parte trasera. Los dos parecían no preocuparse por Shi Yan, sin embargo su
posición no estaba lejana. Aparentemente ambos estaban en guardia contra Shi Yan que estaba en el centro de las tropas.

Johnson parecía saber que Shi Yan haría su movimiento esta noche, por lo que no entrenó, sino que se centró en Shi Yan que estaba a diez metros de
distancia. Una vez que Shi Yan hiciera algún movimiento, lo notaría y lo detendría.

“Demasiado malo,” pensó Shi Yan. Esperó a que bajaran la guardia.

Con el tiempo, la brillante luna desapareció. El amanecer estaba a punto de llegar. Sin embargo, Shi Yan no había tenido la oportunidad de escapar todavía,
por lo que estaba un poco ansioso. Después de un momento de vacilación, decidió no esperar y estaba a punto de tomar medidas.

“¡Kaka! ¡Kakaka!”

En ese momento, un sonido extraño vino de lejos. Algo iba en esa dirección lentamente.

Mientras el Qi Profundo volaba hacia adelante y hacia atrás en sus brazos, los ojos de Shi Yan brillaron de repente con entusiasmo.

“¡Todos en alerta!” Gritó Mo Yanyu, cuando se levantó del viejo árbol. Permaneciendo en una posición alta, ella miró en la distancia por un rato, entonces
gritó, “¡Una Araña Hoja de Jade!

Todos los guerreros se despertaron de su proceso de entrenamiento.

Los guerreros llevaban una cara rígida. Antes de que Mo Yanyu dijera algo, sacaron sus armas y llegaron alrededor del Dragón de Tierra en un círculo, a
cinco o seis metros de distancia el uno del otro.

El Maestro Karu guardó el libro y frunció el ceño. Caminó hasta el Dragón de Tierra y ordenó en voz baja, “¡Vigilen las botellas de medicina del dragón!”

“¡Sí Maestro Karu!” Los guerreros respondieron al unísono.

Los esclavos de medicina se despertaron de uno en uno. Al oír que una Araña Hoja de Jade se acercaba, todos estaban asustados y corrieron hacia el
Dragón de Tierra. Al parecer, todos sabían lo cruel que era una Araña Hoja de Jade.
“¡Cascabeleo!”

Un manojo de llaves salió de la mano de Mo Yanyu para caer bajo el pie de Johnson.
“¡Johnson, abre sus grilletes! ¡O serán asesinados por la araña!
¡Apúrate!” Mo Yanyu instó.

Johnson cogió las llaves y miró a Mo Yanyu, luego señaló a Shi Yan, “¿Lo incluyo?”

“Sí. No quiero que muera fácilmente.” Mo Yanyu no mostró paciencia en su rostro.

“Niño, es mejor que te comportes bien. ¡Voy a estar vigilándote!” Johnson resopló. Soltó primero los grilletes de Shi Yan, luego se acercó a los otros esclavos
y los liberó uno tras otro.

“¡Gracias a Dios!”

Cuando los grilletes fueron soltados, Shi Yan se sintió extremadamente relajado y sonrió en su mente.

La Familia Shi era una familia aristocrática con un Espíritu Marcial. Aunque el dueño de este cuerpo no era un Guerrero, le encantaban las aventuras y la
búsqueda de restos históricos. También estaba familiarizado con todo tipo de demonios. ¡Así que cuando Mo Yanyu mencionó a la Araña Hoja de Jade, Shi
Yan estaba muy feliz porque sabía que su oportunidad de escapar iba a llegar!

La Araña Hoja de Jade era una bestia demoníaca de nivel dos cuyas ocho piernas eran tan aڡladas como cuchillas. A ellos les gustaba vagar por la noche y siempre aparecían en grupos de cinco o seis. Las arañas eran crueles y amaban a los seres humanos. Una vez que se encontraban con los humanos en el Bosque Oscuro, nunca los dejarían escapar.

Las bestias demoníacas siempre eran mucho más grandes que los humanos. Tenían una piel gruesa, áspera y podían moverse más rápido que los humanos. Los plebeyos morirían o serían heridos cada vez que se encontraran con uno. Sólo los guerreros expertos podrían escapar. Aunque las Arañas Hoja de Jade no eran más que unas meras bestias de nivel dos, aparecían en grupos de cinco o seis, y los guerreros normales no podrían moverse más rápido que ellos, así que era duro competir con ellos.

Para encontrarse con una Araña Hoja de Jade en el Bosque Oscuro era una mala situación para cualquiera, ya que no había nada valioso en su cuerpo y eran agresivos y se movían como el viento. Comenzarían a atacar tan pronto como vieran a un humano y nunca se irían sin conseguir algo, incluso ignorando sus heridas.

Shi Yan se acercó al Dragón de Tierra en silencio y se quedó junto a los esclavos de medicina en pánico y comenzó a observar lo que estaba ocurriendo, no tenía prisa por escapar.

“¡Mierda! ¡Hay ocho de ellos!”

Mo Yanyu gritó desde el árbol, frunciendo el ceño con una cara rígida. “Será una batalla desagradable. ¡Prepárense! ¡Recuerden, no las persigan ni ataquen!

¡Las arañas tendrán la ventaja si nos refugiamos en los matorrales! ¡No peleen allí!

“¡Kakaka! ¡Kaka!”

El sonido de un cuchillo cortando la tierra se acercaba. Pronto, vieron dos Arañas Hoja de Jade que tenían 10 metros de largo y 1,5 metros de alto. El cuerpo
entero de la araña era blanco como la nieve y tan grande como un autobús, con ocho patas como dagas; brillantes y agudas.

Las arañas movían sus piernas como dagas y avanzaban con rapidez y agilidad. Llegaron en un instante. Sus piernas retejaban una luz helada mientras se movían y fácilmente asustaban a todos. No era difícil imaginar que ocurriría una tragedia una vez que fueran cortados por esas piernas.

Al ver a las arañas aparecer una por una, los guerreros estaban en silencio. Mo Yanyu había saltado del árbol hace unos minutos. Estaba de pie en la parte delantera de las tropas, entrelazando sus dedos con un relámpago radiante. El Maestro Karu se sentó relajado en la silla sobre el Dragón de Tierra con ojos indiferentes, sin mostrar ningún indicio de miedo.

Pronto, las ocho arañas aparecieron. No eran estúpidas, se separaron y rodearon al Dragón de Tierra, y luego avanzaron como ocho coches.

Con un áspero silbido, las ocho arañas comenzaron la batalla al mismo tiempo. Las piernas blancas se elevaron en el vasto cielo, volaron hacia adelante al mismo tiempo, corriendo hacia los guerreros que estaban alrededor del Dragón de Tierra.

En ese momento, el aire estaba lleno de cuchillos de plata y blancos. Los guerreros reaccionaron rápidamente. Oscilaban sus armas, mientras desviaban los
ataques de las arañas, hacia la cintura y los ojos de las bestias.
Todo cayó en el caos.

Las Arañas Hoja de Jade rodearon al Dragón de Tierra. Las piernas blancas caían. Los guerreros esquivaban de izquierda a derecha, y mantenían moviendo sus armas. Mo Yanyu saco su Espíritu Marcial. Sus manos estaban trenzadas por un rayo y seguían irradiando [Corte Creciente Verde] cayeron sobre las
arañas y las dejaron temblando.

“¡Shooo!”

Uno de los guerreros sufrió un corte en su torso por una pierna de araña antes de que pudiera reaccionar. Sus órganos se derramaron junto con su grito desesperado. Luego cayó pesadamente sobre el suelo.

Los esclavos de medicina estaban tan asustados que no podían ayudarse a sí mismos y se escondieron bajo el Dragón de Tierra. Algunos esclavos perdieron la cabeza. Corrieron entre las piernas de las arañas para escapar, pero fueron clavados en el suelo por las piernas de las arañas y murieron instantáneamente.

Shi Yan se contenía, sus ojos radiaban de una extraña luz. Casi no se movió detrás de los guerreros, los grilletes sonaban con claros sonidos.

“¡Crack!”

El guerrero delante de Shi Yan, que era del Segundo Cielo del Reino Elemental, se topó con otro guerrero mientras se movía. Antes de que pudiera evadirlo, una pierna de araña le cortó el cuello y le voló la cabeza. Shi Yan fue regado con su sangre.

Los ojos de Shi Yan estaban borrosos por la sangre. De repente, un deseo de matanza estalló en su cuerpo. Los ciclones en sus setecientos veinte meridianos se arremolinaban locamente mientras una poderosa fuerza brotaba de los meridianos.

El cuerpo sin cabeza del guerrero estaba botando sangre. Una corriente de aire que sólo podía ser percibida por Shi Yan, estaba llena de desesperación, ira
y arrepentimiento, entrándose en todos los poros de Shi Yan. Fluía por sus venas hasta llegar a todos los setecientos veinte meridianos.

En un trance, Shi Yan se sintió como si estuviera de nuevo en la piscina de sangre, donde también había absorbido toda esa sangre en sus meridianos. La sangre había cambiado sus meridianos, produciendo ciclones, y ampliando su capacidad, acelerando la velocidad de absorción de sangre.

Esta vez, los mechones de aire, combinados con la desesperación y el odio del guerrero muerto, entraron en su cuerpo de la misma manera, desde las venas hasta los meridianos, a una velocidad muy rápida. Los ciclones en sus meridianos giraban como si estuvieran digiriendo las corrientes de aire.
¡Demasiado nefasto!

En diez segundos, la corriente de aire dejó de entrar en su cuerpo. El cuerpo muerto del guerrero se había secado, como si la sangre y el Qi Profundo
fueran absorbidos. ¡Como una momia seca!

El deseo de matar surgió en el corazón de Shi Yan. Cuando los setecientos veinte meridianos giraron en su cuerpo, el poder de la desesperación, el miedo y
la crueldad se multiplicaron también, lo que instó a Shi Yan a comenzar una masacre.

¡Shwish!”

Una pierna de araña voló hacia la cabeza de Shi Yan. Sorprendido, Shi Yan controló su deseo asesino y se movió detrás de otro guerrero para escapar del
ataque.

“¡Chee!”

Ese guerrero fue bloqueado por la araña, cuando metió su arma en el ojo de araña con toda su fuerza. La araña ciega se volvió loca y blandió su pierna, cortando la cintura del guerrero. El guerrero fue cortado en dos pedazos y murió rápidamente.

¡Después de moverse cerca del guerrero, cuando Shi Yan estaba a punto de encontrar una zona segura, las cosas cambiaron de nuevo!

¡El poder de absorción de sus meridianos estalló otra vez! Las corrientes de aire de rabia y arrepentimiento de las dos piezas del cuerpo del guerrero insano se precipitaron en sus venas y meridianos.

En un instante, ese guerrero también se momifico.

Shi Yan estaba atónito.

Sin un segundo pensamiento, asumió que había otro Espíritu Marcial escondido en su cuerpo. Este Espíritu Marcial estaba basado en sus meridianos y era capaz de absorber el poder de un cadáver. Shi Yan estaba asustado por este malvado Espíritu Marcial.

¡Justo en ese momento!

Una Araña Hoja de Jade soltó un silbido extraño, y las otras seis arañas volaron rápidamente al bosque denso.

Al parecer habían notado que sería difícil pelear contra esta tropa. Después de que dos de ellos murieran, finalmente se retiraron.

La cara de Shi Yan se puso fría. Dejó de pensar inmediatamente en ese extraño Espíritu Marcial y movió todo su Qi Profundo en sus pies. Se lanzó hacia esas Arañas Hoja de Jade tan rápido como un torbellino.

Sólo podía huir entre las arañas.

De repente, una corriente cálida salió de los meridianos y el Qi Profundo dentro de Shi Yan. ¡Su delgado Qi era el doble de fuerte que antes!

Shi Yan ganó así más confianza y entró en un estado de éxtasis. Miró hacia atrás a Mo Yanyu, corriendo junto con las arañas. Dijo fríamente, “¡Mo Yanyu, espera y verás, voy a follarte algún día!”

“¡Atrápenlo!” El delgado cuerpo de Mo Yanyu tembló, sus ojos ardiendo en llamas, ella persiguió a Shi Yan.

¡El Maestro Karu fue aún más rápido!

El alquimista vicioso se mantuvo en silencio en el Dragón de Tierra como si esperara algo. Cuando Shi Yan se escapó con las arañas, saltó y voló alto después de Shi Yan como un águila.

“Niño, he esperado tanto tiempo.” El Maestro Karu sonrió con una voz maligna mientras él todavía estaba en el cielo.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s