PMG: Capítulo 301: ¡No quiero verte sufrir!

Capítulo 301: ¡No quiero verte sufrir!

El cuerpo de Wu Gang estaba atado por la serpiente púrpura. Lin Feng acababa de cortarle las dos piernas para impedir que corriera. La sangre fluía incesantemente. El cuerpo de Wu Gang estaba temblando violentamente. Sus ojos estaban llenos de agonía.

 

“Eso fue por tus acciones desvergonzadas y cobardes”. Dijo Lin Feng sonando frío. Su espada brilló de nuevo y otro grito agónico se extendió por la atmósfera. El brazo izquierdo de Wu Gang fue cortado.

 

El dolor era tan extremo para Wu Gang que incluso comenzó a llorar. El dolor sin fin le hacía odiarse, se arrepiente tanto. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué había enfurecido a un monstruo? Lo que había hecho no era muy diferente de la autodestrucción. Todo ese dolor sin fin y agonía fue porque provocó a Lin Feng.

 

“Eso fue porque me has humillado” dijo Lin Feng sonando indiferente. Parecía inexpresivo y sin emociones.

 

“Entonces, el último será para Yun Xi”.

 

Una luz se extendió por el aire y el último brazo de Wu Gang fue cortado también. Inmediatamente después, la serpiente soltó el cuerpo de Wu Gang que inmediatamente cayó al suelo mientras lloraba.

 

“Eres desvergonzado, cobarde y vicioso. Seré aún más vicioso de lo que serías con tu oponente, así que no te mataré. Te dejaré sufrir una vida que no vale la pena vivir” Dijo Lin Feng fríamente. Inmediatamente después, las serpientes púrpuras desaparecieron y Lin Feng se volvió lentamente.

 

“Ahhhh…” Otro chillido horrible surgió en la atmósfera. El último cultivador del tercer reino de Xuan Qi acababa de ser asesinado por el señor Chi y el señor Huo.

 

Todos los miembros de la secta Luo Xia que estaban en el Río Celestial habían muerto.

 

Un grupo de cultivadores fuertes con bastantes talentos habían llegado al Río Celestial para robar el caldero del dragón celestial, sin embargo, no habían obtenido el tesoro y en su lugar se encontraron con una muerte prematura. El único que quedaba era Wu Gang, que estaría mejor muerto que vivo.

 

Además, todo esto había sucedido por un pequeño incidente. Esto era todo porque Wu Gang era una persona maliciosa que acusaba a otros de falsos crímenes. Dos de sus compañeros discípulos habían sido asesinados y él no era capaz de vengarlos así que tuvo la mala idea de violar a Yun Xi y usar Ba Dao como un chivo expiatorio, hasta que apareció Lin Feng.

 

En un instante, un grupo de cultivadores extremadamente fuertes habían sido asesinados. Un cultivador del tercer reino Xuan Qi, dos de los segundos y tres de los primeros. Fueron una fuerza monstruosamente fuerte, pero en un instante, todos murieron. A partir de ese momento, la Secta de Luo Xia ya no sería considerada como una de las poderosas sectas.

 

Y todo esto sucedió porque decidieron convertirse en enemigos de Lin Feng.

 

Lin Feng miró el suelo cubierto de cadáveres. Él era absolutamente inexpresivo, no le afectó en absoluto.

 

Todavía podía recordar cuán frías y desprendidas estaban esas personas cuando Yun Xi intentó suicidarse. El corazón de Lin Feng estaba lleno de frialdad. Matar a tal escoria no le afectó en absoluto.

 

Lin Feng miró a Meng Qing que todavía estaba sosteniendo a Yun Xi. Luego miró al señor Huo y le preguntó: “Señor Huo, quiero salvarla. ¿Qué píldoras necesitamos?”

 

“Sus vasos sanguíneos han sido severamente dañados. Aparte de la píldora de las Aguas Divinas, no hay nada que pueda salvarla” Dijo el señor Huo lentamente lo que hizo que el señor Chi frunciera el ceño. ¿Eran las píldoras Aguas Divinas la única solución para salvarla?

 

Lin Feng notó que el señor Chi estaba perplejo.  Luego preguntó de nuevo: “Señor Huo,

¿qué tipo de píldoras son las píldoras de las Aguas Divinas?” “píldoras nivel Xuan de alta calidad, al menos. Son píldoras divinas”.

 

“¡Píldoras divinas!” El corazón de Lin Feng comenzó a latir más rápido. Estas pastillas eran por lo menos píldoras de nivel Xuan de mayor calidad. Lin Feng, incluso con la fuerza de su alma, fue incapaz de elaborar píldoras de nivel Xuan de mayor calidad.

 

Además, sólo tenía siete días para vivir, lo que no le dio tiempo suficiente para preparar las píldoras para salvarla. Parecía que Yun Xi iba a morir, en cualquier caso.

 

“¿No hay otra solución?” Preguntó Lin Feng mientras miraba a esa jovencita ingenua. No podía soportar ver a Yun Xi morir.

 

“Sólo si pudiéramos evitar que su cuerpo envejezca y los vasos sanguíneos se deterioren, pero en su estado actual, vivirá siete días como máximo. En siete días, los vasos sanguíneos se debilitarán y ella morirá. No puedo pensar en ninguna otra píldora que tenga más posibilidades de salvarla que la píldora Aguas Divinas” Dijo el señor Huo mientras sacudía la cabeza, lo que hizo que Lin Feng permaneciera en silencio. ¿No había solución para salvarla?

 

“Tengo una solución” Dijo una voz fría que sorprendió a Lin Feng. Era Meng Qing.

 

Cuando vio que Lin Feng parecía preocupada, Meng Qing bajó la cabeza y dijo: “Puedo congelarla, lo cual ralentizará las funciones de su cuerpo, pero no morirá”.

 

“¿Huh?” El señor Huo se sorprendió. Meng Qing tenía ese tipo de habilidad.

 

“Si usted puede hacerlo entonces vamos a darle una oportunidad. Entonces, si logramos obtener la píldora de las Aguas Divinas algún día, se la daremos a ella y la salvaremos”.

 

“Meng Qing…” Dijo Lin Feng mientras mira a Meng Qing. Obviamente entendió lo que esto requeriría.

 

“Volvamos” dijo Meng Qing mientras llevaba a Yun Xi. Se volvió y caminó hacia la casa del señor Huo. Lin Feng y los otros la siguieron. Sólo Ba Dao se quedó allí y recogió los anillos de Na y objetos preciosos de los cadáveres. Después de eso, siguió a los demás.

 

Después de que se fueron, una multitud de gente llegó al campo de batalla. Cuando vieron a todos los cadáveres, quedaron atónitos.

 

Estaban muertos. Cada persona había muerto.

 

Todos estos cadáveres eran fuertes cultivadores de la secta de Luo Xia, e incluso había cultivadores extremadamente fuertes del reino Xuan Qi. Estaban todos en el suelo, sin vida.

 

“¡Es Lin Feng otra vez! ¡Qué aterrador!” Pensó la gente en la multitud mientras temblaba. Lin Feng era un dios de la muerte. Era mejor quedarse lo más lejos posible de él.

 

Después de eso, la Secta Luo Xia comenzaría a caer en declive. Habían perdido a un grupo tan poderoso e influyente de personas. Todos habían perecido en el Río Celestial.

 

Lin Feng y los otros dos estaban fuera de una habitación secreta en la casa del señor Huo. Meng Qing estaba dentro de esa habitación secreta con Yun Xi. Lin Feng y los otros dos no sabían cómo era la situación en el interior.

 

Esperaron un rato y luego se abrió la enorme puerta de la habitación secreta. La silueta de Meng Qing apareció en la puerta. Miró a Lin Feng y dijo: “Está bien ahora”.

 

Después de hablar, Meng Qing inmediatamente se fue y entro a su propia habitación.

 

Lin Feng entró en la habitación secreta y ligeramente tembló debido a la temperatura. Estaba helando dentro de la habitación secreta.

 

Sólo vio una cama y una silueta congelada tendida en ella. Fue precisamente Yun Xi. En ese momento, estaba congelada en el hielo. Ella completamente sepultada en hielo.

 

Lin Feng y los demás no pudieron sentir ningún Qi emergiendo del cuerpo de Yun Xi.

 

“No debería haber ningún problema” dijo Señor Chi en voz baja. Lin Feng asintió con la cabeza y dijo: “Confío en Meng Qing”.

 

El señor Chi no dijo nada. Aunque Meng Qing no dijo mucho, Señor Chi pudo ver que la relación de Meng Qing y Lin Feng era de íntima índole.

 

“Muy bien, vamos a dejarla descansar aquí en paz. Tal vez cuando se despierte, sólo tendrá la sensación de que estaba en un sueño” Dijo el señor Chi. Lin Feng asintió ligeramente con la cabeza. No había otra solución.

 

En ese momento, Lin Feng no tenía forma de obtener las píldoras Aguas Divinas. Lo que necesitaba hacer era mejorar su nivel de cultivación.

 

“Vamos” dijo Lin Feng mientras salía de la habitación secreta, cuya puerta se cerraba lentamente.

 

El señor Chi y el señor Huo se marcharon y luego Lin Feng caminó hacia la habitación de Meng Qing y golpeó.

 

“Estoy descansando” Dijo una voz fría y desprendida dentro de la habitación. Parecía que estaba hablando con un extraño y no estaba dispuesta a dejarlo entrar.

 

Lin Feng ignoró su voz fría y desprendida, y de inmediato entró en su habitación.

 

Lin Feng entró en la habitación y vio que el cuerpo de Meng Qing estaba acurrucado en la cama. Estaba temblando de la cabeza a los pies porque todo su cuerpo estaba cubierto por una capa de escarcha.

 

Cuando Lin Feng vio que el cuerpo de Meng Qing estaba cubierto por una capa de escarcha, sintió que un dolor invadía su corazón.

 

“¿Qué estás haciendo?” Dijo Meng Qing sonando fría y desapegada. Lin Feng la miraba, sus ojos estaban llenos de compasión.

 

Lin Feng tiró a Meng Qing en sus brazos, él la abrazó fuerte y firmemente. Luego dijo: “Meng Qing, ¿por qué tienes que hacer esto? Sabes muy bien que no necesitas pasar por ese dolor”.

 

Evidentemente, Meng Qing estaba en esa situación porque había congelado el cuerpo de Yun Xi. Ahora, su cuerpo estaba en dolor y congelación del poderoso Qi de hielo.

 

Meng Qing mordisqueó el labio. Aunque el abrazo de Lin Feng era áspero, cada vez que él la abrazaba, su corazón aún se derretiría.

 

“No me gusta verte sufrir” Dijo Meng Qing a Lin Feng, que hizo que su corazón se contraía. Simplemente no quería verlo sufrir, nada más. Debido a esa simple razón, Meng Qing prefirió sufrir en silencio para proteger a Lin Feng.

 

 

Lin Feng suavemente pero firmemente abrazado Meng Qing y dijo lentamente: “Meng Qing, estoy aún menos dispuesto a ver qué sufres. Tienes que entender claramente que, para mí, eres la persona más importante de mi vida”.

 

“¡Para mí, tú eres la persona más importante de mi vida!” Cuando Meng Qing oyó a Lin Feng, su corazón comenzó a golpear frenéticamente. El increíble dolor y sus inquietantes sentimientos parecían haber desaparecido por completo en un instante. ¿Ella era la persona más importante para Lin Feng?!

 

Para Lin Feng, nadie podía reemplazar a Meng Qing, ella había pasado tanto con él.

 

“Entonces, ¿por qué no me besas?” Dijo un Meng Qing con una voz que sonaba como si fuera un sueño. Lin Feng estaba sorprendido. Su rostro estaba lleno de alegría y deleite. Era la primera vez que Meng Qing expresaba su amor por él.

Lin Feng, que seguía sosteniendo a Meng Qing, la miró a los ojos y luego se dispuso a besarla apasionadamente. No fue un ligero y suave beso. Más bien, fue un beso salvaje y apasionado. ¡Estaba llena de la pasión de la juventud!

 

Advertisements

5 thoughts on “PMG: Capítulo 301: ¡No quiero verte sufrir!

  1. A mi me sigue dando risa que el autor se olvido de todas las otras chicas de Lin Feng, a la congelada le pasara lo mismo XD Gracias por todo el trabajo que hacen al traducir.

    Like

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s