GOS: Capítulo 09 – El escape

Dios de la Matanza: Capítulo 09 – El escape

Tan pronto como el Maestro Karu tocó el suelo, aceleró como un relámpago hacia Shi Yan con una velocidad aterradora. El poder y la fuerza de un guerrero del reino naciente era mucho más allá de la de un guerrero ordinario del reino elemental.

Mo Yanyu también lo persiguió con una intención asesina en sus hermosos ojos, dejando a sus propias tropas detrás. Ella juró coger a Shi Yan y matarlo tan pronto como ella le tomara de las manos.

El rostro de Shi Yan se puso serio. Concentró todo el Qi Profundo dentro de su cuerpo en las venas de sus piernas. Cada vez que daba un paso en el suelo duro, su flaco cuerpo volaba hacia adelante por siete u ocho metros. Pronto se estaba acercando a las arañas gigantes  hoja de jade.

“Ka Ka Ka! “

Las arañas hoja de jade se movían en el humedal con todas sus ocho patas tapadas en el barro. Pronto desaparecieron en el matorral.

Shi Yan las siguió en los arbustos gruesos que eran 5-6 metros de alto. Su rostro se ponía cada vez más nervioso. Ya se había olvidado de lo terroríficas que eran las arañas hoja de jade y se quedó mirando a una de las arañas del frente.

Una vez que se metieron en los arbustos, las arañas hoja de jade repentinamente ralentizaron. Dos arañas hoja de jade de repente se volvieron con una extraña luz en sus ojos. Parecían molestarse de ser perseguidas hasta los arbustos.

Las arañas hoja de jade no sabían la intención de Shi Yan. Al ser perseguidas por tres humanos, probablemente pensaron que querían luchar. Una de las arañas hoja de jade gritó con un sonido extrañamente agudo. De repente, las otras cuatro Arañas Hoja de Jade  se dieron la vuelta y miraron directamente a Shi Yan.

Shi Yan todavía se mantuvo en calma. No disminuyó la velocidad en absoluto, pero se dirigió hacia las arañas hoja de jade con una velocidad mucho más alta.

Shi Yan estaba más concentrado que nunca. Su mente se volvió tan clara como un espejo. De repente, había vuelto a entrar en esa maravillosa escena. Todo a su alrededor se volvió tan claro para él. Incluso podía escuchar la comunicación de baja frecuencia entre las arañas  hoja de jade, así como los movimientos rápidos del maestro Karu detrás de él. No podía perderse nada.

“Whoo!”

Con los movimientos rápidos de Shi Yan, el aire a su alrededor se dividió por la mitad y pronto generó un fuerte viento a su alrededor. Podía oír el sonido del flujo de aire cada vez más alto junto a sus oídos.

Justo cuando Shi Yan casi se había topado con esas arañas  hoja de jade, de repente cambió de dirección en el aire y voló por un milímetro una de las arañas  hoja de jade. Estaba tan cerca que casi le cortaron las patas de la araña. Shi Yan pronto pasó por el grupo de arañas  hoja de jade y continuó corriendo sin dudarlo.

Las Arañas  Hoja de Jade fueron seriamente provocadas e irritadas.

Las seis arañas  hoja de jade se sintieron como engañadas por este hombre frente a ellas. Nunca se habían sentido tan humilladas. Con un grito agudo, las seis arañas empezaron a correr hacia Shi Yan.

El Maestro Karu y Mo Yanyu corrieron a los arbustos uno tras otro, pero habían perdido la pista de Shi Yan y sólo vieron a las seis Arañas hoja de jade furiosas.

El Maestro Karu de repente paró de perseguir, y dijo con una luz helada en sus ojos, “Ese muchacho debe haberse ocultado en alguna parte en estos arbustos.”

“¿Quizás él ha corrido a través del rebaño de arañas hoja de jade y está delante de ellas ahora mismo?” Mo Yanyu preguntó con un ceño fruncido y algo de incertidumbre en su voz.

El maestro Karu olisqueó: “Incluso si es lo suficientemente atrevido, no podría haber sobrevivido a las arañas hoja de jade. Las ocho patas de araña son como molinillos de carne. Este lugar es la tierra propietaria de las arañas hoja de jade. Si se convirtiera en el blanco de esas arañas, ya habría sido asesinado sin lugar a dudas “.

“Sí, eso tiene sentido.” Mo Yanyu estuvo de acuerdo con el Maestro Karu. Los dos se separaron y comenzaron a buscar en los arbustos rastros de Shi Yan.

En el otro lado, Shi Yan estaba locamente buscando su salida de los arbustos en este bosque oscuro. Estaba corriendo tan rápido como pudo, pero también lo fueron las seis Arañas Hoja  de Jade. Pronto las arañas se acercaban a él.

En esta parte del Bosque Oscuro, no había árboles altos, nada más que arbustos bajos que parecían continuar para siempre. Shi Yan no podía ver el final de ellas. Los arbustos no eran tan fuertes, y eran fácilmente destruidos simplemente por un rasguño de las piernas de la araña.

Por lo tanto, Shi Yan no pudo encontrar un árbol para esconderse o descansar. Todo lo que podía hacer era seguir corriendo como el infierno. Realmente esperaba que pudiera deshacerse de esas arañas hoja de jade detrás de él.

Afortunadamente para él, había una energía mágica que se derramaba fuera de sus meridianos que fluyeron en sus venas y mezclado con su Qi Profundo. Su Qi Profundo era por lo tanto mucho más fuerte y más concentrado que nunca. De lo contrario, no podría haber mantenido este ritmo durante tanto tiempo, y probablemente habría sido asesinado por esas temibles arañas Hoja de Jade  y sus piernas afiladas.

Con los fuertes movimientos del Qi Profundo  dentro de las venas en sus piernas, Shi Yan sintió que estaban llenos de poder. Cada vez que avanzaba en el suelo, volaba tan ligero como una pluma y volaba varios metros hacia adelante. Shi Yan no podía dejar de admirar el asombroso poder del Qi Profundo y estaba cada vez más decidido a convertirse en un gran Guerrero.

Sólo unos minutos más tarde, un nuevo paisaje se extendió frente a los ojos de Shi Yan. Había una cascada grande, con la cortina de agua que desaparecía en el estanque profundao como estrellas fugaces en la galaxia. Algunas de las gotas de agua rociadas sobre las rocas gigantes en la orilla, con gotas de agua derramando y saltando por todo el lugar como perlas y vapor de agua denso que se eleva sobre el estanque como una red.

“¡Chapoteo!”

Shi Yan saltó rápidamente a al estanque helado como una flecha rápida. Se sintió instantáneamente aliviado, y pensó que finalmente podría deshacerse de las arañas hoja de jade.

“¡Chapoteo! ¡Chapoteo! ¡Chapoteo!”

Sin embargo, las seis arañas gigantes también lo siguieron en el estanque profundo, una por una. Estaban flotando sobre el agua como barcos. Con sus ocho patas gigantes moviéndose en el agua, nadaron rápidamente hacia Shi Yan.

“¡Maldición!” No hubo tiempo para que Shi Yan tomara un descanso y estaba absolutamente desesperado. Viendo a esas arañas hoja de jade que se acercaban, él no tenía ninguna opción sino a zambullirse en el agua y  nadar hacia el fondo del rió.

Shi Yan siguió reteniendo la respiración y se metió más y más en el estanque. Sólo se atrevió a mirar hacia arriba cuando ya estaba a más de siete metros bajo la superficie.

Desde abajo, pudo ver claramente las piernas afiladas de esas seis arañas hoja de jade. Las arañas estaban apuñalando sus piernas, que eran tan afiladas como cuchillos, en el agua y cortando alrededor.

Las arañas  hoja de jade no tenían miedo del agua y no tenían ninguna dificultad flotando sobre la superficie. Sin embargo, parecía que no quieren bucear bajo el agua. Las seis bestias estaban ciegamente apuñalando y cortando sus piernas en la superficie, pero sólo la superficie.

Viendo esto, Shi Yan estaba bastante aliviado. Contuvo el aliento y esperó pacientemente en el agua.

Retener la respiración fue uno de los puntos fuertes de Shi Yan. Había participado en un montón de programas de deportes extremos como este antes y por lo tanto tenía una rica experiencia en esto. Con una respiración, pudo sobrevivir bajo el agua por más de 10 minutos.

Las arañas  hoja de jade no se quedaron mucho tiempo en el agua. Después de mover las piernas por un tiempo sin rastro de Shi Yan, las seis bestias gigantes pronto dejaron el estanque una tras otra.

Sólo entonces podría Shi Yan flotar a la superficie. Cuando vio a las seis arañas hoja de jade todavía en la orilla, al instante dejó de flotar y comenzó a observar a las bestias demonio con mucho cuidado en secreto.

Las seis bestias demoníacas pronto se fueron.

Sólo entonces Shi Yan subió a la superficie. Tomó una respiración profunda del aire húmedo circundante, y se sumergió de nuevo en el fondo del estanque. Después de agotar el aliento, volvió a subir a la superficie cerca de una de las rocas gigantes en la esquina de del estanque. Repitió este proceso una y otra vez, respirando, buceando y subiendo, respirando, subiendo y subiendo.

Estaba un poco preocupado de que esas Arañas  Hoja de Jade volvieran, pero estaba más preocupado de que el Maestro Karu y Mo Yanyu lo encontraran siguiendo las huellas de esas bestias gigantes. Por lo tanto, él era extra cauteloso, no dispuesto a salir del agua pronto.

En la parte inferior del estanque.

Shi Yan todavía estaba conteniendo la respiración y haciendo su propia meditación. Empezó a pensar en la extraña energía que había aparecido de sus Meridianos. Recordó que cuando los dos guerreros murieron, estaba cerca, y parecía que había robado todo su Qi profundo a través de sus meridianos. De todos modos, definitivamente había conseguido algo valioso de esos dos guerreros.

Cuando estaba corriendo de las Arañas Hoja de Jade, podía sentir fuertemente una extraña energía derramándose sobre sus Meridianos. Esta energía era tan pura y cuando se mezclaba con su Qi Profundo  dentro de su cuerpo, la energía instantáneamente hizo su Qi Profundo aumentara mucho más rápido y casi se duplicó en minutos. Pero Shi Yan no podía entender por qué.

¿Podría ser que sus Meridianos hubieran absorbido la energía de esos dos Guerreros, refinado esta energía en una fuerza mucho más pura y concentrada, y fortalecido el cuerpo de Shi Yan?

2 thoughts on “GOS: Capítulo 09 – El escape

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s