PMG: Capítulo 347: ¡El Loto Negro!

Capítulo 347: ¡El Loto Negro!

La llama negra permaneció en los ojos de Lin Feng durante unos segundos y luego desapareció. La expresión facial de Lin Feng volvió a la normalidad, luego miró a la multitud sorprendida.

 

En ese momento, todo el mundo lo miraba y Yu Qiu había desaparecido.

 

“¿Qué pasó?” preguntó Lin Feng mientras entrecerraba los ojos un poco. Distintamente había visto cuatro cintas coloridas en la distancia e inmediatamente después de que él estaba absorto en el mundo con el libro celestial, después de eso, no tenía ni idea de lo que había sucedido.

 

“¡Tos!” Lin Feng tosió un poco de sangre. El Qi puro bajo sus pies se estaba debilitando y debilitándose hasta el punto de que se derrumbaba bajo su peso. Lin Feng entonces descendió del cielo y aterrizó al lado de Lan Jiao. Rápidamente preguntó: “¿Dónde está Yu Qiu?”

 

“Está muerto” Respondió Lan Jiao sorprendida. Ese tipo sorprendentemente no sabía nada sobre el momento después de que Yu Qiu estuviera a punto de matarlo, y él solo estaba enfocándose en su avance, él era irreal.

 

“Hace un momento, cuatro mujeres aparecieron y paralizaron el cultivo de Yu Qiu y anunciaron que al Clan Yu se le prohibió venir al Bosque Lovesick de ahora en adelante, entonces uno de los guardias del príncipe mató a Yu Qiu” dijo Lan Jiao mirando a Duan Wu Ya. Lin Feng parecía perplejo, Yu Qiu quería matarlo y al final, él había terminado muerto. Lin Feng no podía creerlo, sabía que, si Duan Wu Ya lo invitaba aquí, no pasaría nada malo, pero nunca habría pensado que Yu Qiu iba a morir como resultado.

 

Lan Jiao acababa de mencionar a cuatro mujeres que prohibieron al Clan Yu de regresar al Bosque Lovesick, lo que significaba que representaban al dueño. No podían ser la gente de Duan Wu Ya, así que, ¿por qué lo salvaron y paralizaron el cultivo de Yu Qiu? ¿Podría Duan Wu Ya haber hecho algo?

 

“Lin Feng, eres increíble” Dijo Duan Wu Ya mientras sonreía a Lin Feng.

 

Lin Feng había caído sorprendentemente en un trance de cultivación cuando Yu Qiu estaba a punto de matarlo, él era un talento excepcional. No es de extrañar que tuviera habilidades tan aterradoras.

 

Lin Feng miró a Duan Wu Ya y parecía confundido. Había demasiadas cosas que él no entendía acerca de lo que había sucedido.

 

¿Por qué Duan Wu Ya lo invitó? ¿Habría invitado voluntariamente a Lin Feng y Yu Tian Xing al mismo tiempo con la esperanza de que Lin Feng lo matara? Pero, si lo tenía, ¿cuál era su propósito?

 

Además, ¿por qué Yu Qiu apareció en el preciso momento en que Yu Tian Xing estaba en peligro, cuando Lin Feng quería matarlo?

 

Finalmente, ¿quiénes eran esas cuatro mujeres? ¿Por qué lo habían salvado y habían estropeado el cultivo de Yu Qiu?

 

Lin Feng no podía ver claramente el panorama más grande, estaba perdiendo algo y no podía entender por qué todo sucedió como lo hizo.

 

“Lin Feng, esto es para ti”

 

En ese momento, Duan Xin Ye estaba entregando una botella de píldoras a Lin Feng que lo sorprendió, entonces preguntó: “¿Qué es esto?”

 

“Es para sanar tus heridas” Respondió Duan Xin Ye mientras sonreía, después de lo cual Duan Wu Ya entrecerró los ojos.

 

Lin Feng comprendió lo extraordinarias que eran estas píldoras cuando notó la peculiar expresión facial de Duan Wu Ya.

 

“Princesa, mis heridas no son severas en absoluto. Sólo necesito descansar y estaré en mejores condiciones de nuevo” Dijo Lin Feng mientras rechazaba las píldoras.

 

“¡Me llamaste de nuevo princesa!” Duan Xin Ye parecía decepcionada y trató de ocultar su amargura, lo que hizo Lin Feng sonrisa irónicamente: “Lo siento, Xin Ye”.

 

“Está bien, toma esto, sólo entonces te perdonaré” Dijo Duan Xin Ye mientras entregaba la botella a Lin Feng.

 

Lin Feng no tenía alternativa, sonrió irónicamente y aceptó la botella. Inmediatamente después, la abrió, adentro, había nueve pastillas amarillas, había Qi liberado de las píldoras y emitía una agradable fragancia.

 

Lin Feng sacó una píldora y la tragó. Después de tomarlo, un Qi agradable y refrescante se extendió a través de sus vasos sanguíneos, reparando sus órganos internos y restaurando su sangre perdida. Lin Feng podía incluso sentir cada una de las curaciones celulares, como si cada parte de su cuerpo se curaba a una velocidad milagrosa.

 

“Qué píldora potente” Pensó Lin Feng. Estas píldoras eran extremadamente preciosas.

 

“Xin Ye, una píldora es suficiente para curar mis heridas, puedes quedarte con el resto” Dijo Lin Feng mientras volvía a cerrar la botella, luego la devolvió a Duan Xin Ye.

 

Duan Xin Ye miró a Lin Feng y agarró la botella. Esas pastillas eran preciosas, eran píldoras de nivel Xuan de calidad media, una era suficiente para curar todas las heridas de Lin Feng.

 

Yue Tian Chen, que estaba junto a ellos, miró a Lin Feng con un resplandor helado. Podía ver lo amable que era Duan Xin Ye con Lin Feng. Todo el cuerpo de Yue Tian Chen estaba lleno de instinto asesino, profundamente despreciado Lin Feng y quería que muriera. Incluso odiaba a Yu Qiu por no matar a Lin Feng un momento antes. Si sólo las cuatro mujeres no hubieran aparecido, Lin Feng estaría muerto.

 

Los sentidos de Lin Feng eran extremadamente agudos, sintió inmediatamente la mirada de Yue Tian Chen. Se volvió y miró fijamente a Yue Tian Chen. En un instante, Yue Tian Chen perdió su compostura y empezó a temblar mientras bajaba la cabeza, no se atrevió a mirar a Lin Feng en los ojos.

 

Lin Feng no dudó en matar a Yu Tian Xing, si Yue Tian Chen lo provocó, lo mismo le pasaría a él. Yue Tian Chen no se había vuelto loco.

 

“Escoria sin valor” Dijo Lin Feng que hizo que el corazón de Yue Tian Chen saltara, su cara incluso se puso roja.

 

En el pasado, esa escoria sin valor era extremadamente arrogante porque era miembro del Clan Yue, por lo que miró hacia abajo a Lin Feng como si fuera un insecto para ser aplastado. Sin embargo, Lin Feng ahora lo humillaba y lo llamaba escoria delante de todo el mundo. Yue Tian Chen ni siquiera se atreven a contradecir Lin Feng. Lin Feng sólo tuvo que mirarle y se congeló de terror. Ni siquiera se atrevió a mirar en la dirección de Lin Feng por más tiempo. En este momento, de pie ante Lin Feng, ni siquiera se atrevía a levantar la cabeza.

 

Esta fue la triste realidad.

 

“Xin Ye, Su Alteza, Tengo otros asuntos para asistir, así que voy a tomar su permiso” Dijo Lin Feng mientras se volteaba hacia Duan Xin Ye y Duan Wu Ya.

 

Duan Xin Ye empezó a abrir la boca, quería decir algo, pero no sabía qué excusa podía usar para hacerle quedarse. Duan Wu Ya sonrió un poco y asintió con la cabeza: “Muy bien, no hay problema, puede salir. Espero que tengamos ocasión de beber un poco más la próxima vez”.

 

“Está bien” Dijo Lin Feng mientras asentía ligeramente, entonces, inmediatamente se volvió y se dirigió hacia la salida del Bosque de Lovesick. Lan Jiao también lo seguía de cerca.

 

“Contrariamente a lo que la gente podría pensar, eres es una persona muy misericordiosa”. Lan Jiao llegó junto a Lin Feng y miró a Lin Feng con una extraña expresión.

“¿Fui misericordioso contigo?” Dijo Lin Feng, que hizo que Lan Jiao se sorprendiera, ¿era misericordioso con ella?

 

En la colina de Dong Ling, el fuego fue finalmente extinguido y todo estaba quemado de negro, ni siquiera una sola hoja de hierba podría crecer allí más.  Era completamente

 

desolado y nadie se aventuraría allí más. Nadie quería visitar un lugar que parecía estar devastado por la batalla.

 

Sin embargo, en ese momento, un joven limpio y guapo llegó a la cima de la colina. Luego se sentó bajo el sol abrasador mientras la luz del sol se movía hacia su cuerpo y se convertía en llamas brillantes que irradiaban su cuerpo.

 

El joven en la cima de la colina era obviamente Lin Feng. El sol en la cima de la colina era perfecto para practicar su habilidad Cosmos que Quema el Sol.

 

Lin Feng cerró los ojos y empezó a cultivar su habilidad Cosmos que Quema el Sol. La luz del sol brillaba sobre su cuerpo y sin cesar penetró en su carne. Un momento más tarde, parecía que Lin Feng era el centro de un majestuoso fuego.

 

Sin embargo, en ese momento, Lin Feng entró en su mundo de la oscuridad, tenía muchas ideas. En medio de su mundo de tinieblas, su libro celestial también flotaba en el aire, la llama negra dentro del libro era ondulada.

 

Lin Feng concentró toda su atención en el fuego negro y lo estudió con calma. Cada uno de los pensamientos que tenía era sobre el fuego.

 

Un Qi mortal emergió del cuerpo de Lin Feng, parecía oscuro, malvado y helado, como si hubiera venido de las profundidades del infierno.

 

Al mismo tiempo, una llama negra apareció en el cuerpo de Lin Feng, el fuego que inicialmente se quemaba en su cuerpo se convirtió sorprendentemente en un fuego negro, un fuego negro y sombrío.

 

La parte más espantosa era que las llamas negras estaban apareciendo incesantemente. El cuerpo de Lin Feng estaba casi completamente cubierto de llamas negras. Al cabo de un tiempo, las radiantes llamas se habían transformado completamente en llamas negras. En ese momento, en medio de esas llamas negras desenfrenadas, Lin Feng parecía una deidad demoníaca, parecía absolutamente aterrador.

 

“Esta es una nueva dimensión, como era de esperar, las llamas del sol y mi fuego sombrío pueden fusionarse para crear algo nuevo” Pensó Lin Feng, que todavía estaba un poco sorprendido. Él ya podía hacer Qi puro en llamas y con el conocimiento que había adquirido de usar fuego sombrío, ahora era capaz de transformar Qi en fuego sombrío.   Sin

 

embargo, las llamas negras que ardían alrededor del cuerpo de Lin Feng no parecían tan abrumadoras como en el libro, no parecía tan impresionante como la imagen.

 

Los pensamientos de Lin Feng fueron extremadamente rápidos, las llamas negras alrededor de su cuerpo eran condensadas en varias minúsculas llamas formadas como pétalos que luego se posaban delante de él, una cantidad interminable de llamas comenzaron a emerger de su cuerpo, que luego se convirtió en minúsculas llamas negras, Que se reunieron frente a Lin Feng.

 

Un loto negro que era del tamaño de una mano, se cernía frente a Lin Feng. Ese loto negro era un negruzco loto negro, que contenía fuego sombrío. Todo el Qi puro que rodeaba el cuerpo de Lin Feng se convirtió en llamas negras que se fusionaron con la flor de loto….

Advertisements

One thought on “PMG: Capítulo 347: ¡El Loto Negro!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s