PMG: Capítulo 354: El retrato

Capítulo 354: El retrato

 

En la Ciudad Imperial, la gente pensaba que el clan Yue fue el clan más misterioso, que manejaba sus asuntos de forma muy discreta, en la medida en que los jóvenes ni siquiera saben por qué su clan era tan prestigioso, que sólo se utilizaron para escuchar lo dicho por otros. A veces, los ancianos hablaban de cómo nadie se atrevió a ofender al clan Yue.

 

En la parte oriental de la ciudad, había una cadena de montañas que estaban cubiertas con bosques de bambú, que era un magnífico paisaje. Entre dos de las montañas, había un campo de color verde brillante en la que había un palacio y un patio construido, esta era la ubicación del clan Yue.

 

En ese momento, en medio del bosque de bambú, dos personas estaban jugando al ajedrez. Uno de ellos era de mediana edad, ojos estrellados gallardos, y se veía majestuoso, el otro era un anciano con el pelo blanco, pero aún se veía vigoroso y enérgico.

 

“Padre, Meng Ha, ha tenido problemas recientemente”. En ese momento, el hombre de mediana edad majestuoso, habló mientras que hace su movimiento.

 

El hombre viejo de pelo blanco no respondió y en su lugar estaba mirando el tablero de ajedrez, parecía indeciso, pero después de un tiempo, él hizo su movimiento y dijo: “A pesar de que algunas piezas están fuera del juego, aún pueden influir en su curso”.

 

El hombre de mediana edad se mantuvo en silencio por un momento mientras está tocando varias piezas sin saber qué hacer sin hacer su movimiento. Luego dijo: “¡Bueno, deberíamos permitir que se queden fuera o debemos extinguir el fuego!”

Cuando el hombre de mediana edad terminó de hablar, él hizo su movimiento.

“Teniendo en cuenta su temperamento, sería mejor si Ella no es enfurecida demasiado. ¿Alguna vez ha visto al niño?” Preguntó el anciano sonando perjudicado.

 

El hombre de mediana edad asintió y respondió: “Es un genio, no hay mucha diferencia entre él y Lin Hai. Si trabaja duro, se convertirá en un genio increíble”.

 

“Es realmente una relación nefasta”. Suspiró el anciano. En su mente, había una imagen de un hombre joven sin miedo.

 

“¿Cómo está Tian Chen?” Preguntó el anciano de nuevo.

 

Esta vez, el hombre de mediana edad sacudió ligeramente la cabeza y sólo dijo una palabra: “No”

 

“Dale un poco de libertad, no le perjudicara demasiado” Dijo el anciano mientras asentía.

 

“Padre, ¿cómo debemos manejarlo?” Preguntó el hombre de mediana edad.

 

El anciano permaneció en silencio por un momento y luego inmediatamente se puso de pie, miró a lo lejos y dijo: “¡El caso de la década se acerca rápidamente, lleva a Tian Ming de nuevo, y si Tian Ming se enoja, hablen de la alianza matrimonial!”

 

Cuando terminó de hablar, el anciano se fue, cuando el hombre de mediana edad escuchó al viejo, una fuerte luz brilló en sus ojos. Luego asintió en silencio, esos días, en la Ciudad Imperial, la situación era muy inestable, que era una gran oportunidad, que necesitaban para llevar a Tian Ming de nuevo a la Ciudad Imperial.

En el medio de la huerta de durazno, Lin Feng se quedó en silencio, él todavía no podía averiguar con quien tenía conexiones.

 

“Maestro, me ayudó una vez más” Dijo Lin Feng a Yan Yu Ping Sheng, que le había ayudado un par de veces.

 

“No era yo, me dijeron que sólo garantizara su seguridad en el territorio de la Academia Celestial” Respondió Yan Yu Ping Sheng  mientras movía la cabeza que dejo a Lin Feng sorprendido.

 

“¿Quién te pidió?” Preguntó Lin Feng.

 

“Te debería llevar alguna parte” Respondió Yan Yu Ping Sheng mientras levanta la cabeza. Lin Feng asintió y entonces sólo vio Yan Yu Ping Sheng que puso su cítara a una distancia, agito su cuerpo e inmediatamente salto hacia arriba en el aire.

 

“¡¿Qué rápido!” Lin Feng estaba sorprendido, luego pisoteó sus pies en el suelo, condensada Qi puro y su cuerpo se disparó en el aire como una flecha dejando el arco y se precipitó hacia Yan Yu Ping Sheng, tratando de ponerse al día con su velocidad.

 

Yan Yu Ping Sheng  fue a la cabeza y Lin Feng seguía detrás, se apresuraban a través del aire juntos.

 

Las personas de la capa de Qi podrían saltar un centenar de metros en el aire, mientras que las personas del reino Ling Qi podrían, depender de un solo salto y viajar miles de metros en el aire, y eran incluso capaces de permanecer allí durante un tiempo muy corto.

 

Cultivadores del reino Xuan Qi, siempre que hayan tenido suficiente Qi puro podía volar por el aire. Sin embargo, los cultivadores en reinos inferiores de reino Xuan Qi no podían volar largas distancias, ya que requiere de demasiado Qi puro, especialmente cuando se mueve a altas velocidades.

 

Yan Yu Ping Sheng ya era capaz de volar fácilmente a través del aire, los cultivadores auténticamente fuertes tenían el poder de volar por los cielos y destruir montañas, éstas no eran mentiras.

 

Lin Feng estaba luchando para ponerse al día con Yan Yu Ping Sheng, como si meticulosamente estaba siendo probado, lo que le obligó a usar toda su fuerza para mantenerse al día.

 

En ese momento, bajo los pies de Lin Feng, el Qi puro era muy ardiente, al igual que un fuego intenso. Él no paro de moverse hacia delante, y, al mismo tiempo, la luz del sol penetraba en el cuerpo de Lin Feng. Todo su cuerpo era como un meteorito ardiente. Lin Feng también era extremadamente rápido y siguió cerca de Yan Yu Ping Sheng.

 

Lin Feng fue la única persona que sabía lo agotador que era mantenerse al día durante tanto tiempo.

 

Lin Feng tampoco sabía cuánto tiempo volarían pero finalmente, en algún momento, Yan Yu Ping Sheng ralentizo y dijo a Lin Feng: “Ya hemos llegado, vamos a ir”

 

Cuando terminó de hablar, Yan Yu Ping Sheng  se precipitó hacia el suelo.

 

Lin Feng vio debajo de sus pies, había un magnífico palacio rodeado de un bosque tranquilo, lo que hizo que su corazón se acelere.

 

El Palacio Imperial, ¡el lugar donde Yan Yu Ping Sheng y Lin Feng habían llegado era el palacio imperial!

 

Lin Feng miraba Yan Yu Ping Sheng en el suelo y se sentía agotado. Volando por el cielo fue una gran sensación, pero consume demasiada energía, el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil.

 

Lin Feng observó atentamente los alrededores, que parecía un tranquilo pueblo de montaña. No sólo era un palacio magnífico y majestuoso, pero también había ríos, montañas y bosques de bambú, al igual que un microcosmos. Ese lugar era precioso, Lin Feng encontró el paisaje agradable a la vista y la mente.

“¿Eh?”

 

En ese momento, Lin Feng estaba un poco sorprendido, podía percibir claramente que en algunos lugares oscuros, las personas los miraban: estos fueron los guardias.

 

Pero Lin Feng se sentía a gusto, en el palacio, que era absolutamente normal.

 

“Entremos” Dijo Yan Yu Ping Sheng mientras empezaba a caminar .Sorprendentemente, podían vagar libremente en el palacio, había un puente de piedra y muchos pasillos cubiertos, Yan Yu Ping Sheng parecía estar muy familiarizado con el palacio.

 

“Parece que el estatus social del maestro es extraordinario” Pensó Lin Feng mientras miraba a la espalda de Yan Yu Ping Sheng.

 

Un momento después, Lin Feng y Yan Yu Ping Sheng llegaron frente a un arroyo y un bosque. Por último, había algunas personas, muchas personas querían penetrar en las profundidades de la selva, sin embargo, dos mujeres estaban impidiendo que entren. Nadie podía entrar. Estos jóvenes no tenían más remedio que salir.

 

En ese momento, también notaron a Lin Feng y Yan Yu Ping Sheng, no podían dejar de mirar nerviosos.

 

“Mayor Yan Yu, ¿nos llevará dentro favor?” Preguntó a la gente caminando hacia Yan Yu Ping Sheng pero sacudió ligeramente la cabeza y dijo: “Si Ella está dispuesta a verte, lo hará”.

 

Después de decir esto, Yan Yu Ping Sheng y Lin Feng entraron en el bosque. Todo el mundo estaba sorprendido al ver que algunas personas entraron y gritaron: “Bueno, entonces ¿por qué les está permitiendo entrar?”

 

“Debido a que Ella desea desesperadamente volver a verlo”. Respondió Yan Yu Ping Sheng indistintamente. Después de eso, Lin Feng podía percibir claramente un poco de energía fría perforando su espalda.

 

Entraron en el bosque, En torno a ellos eran acantilados y precipicios, que eran tan claros como espejos, también había muchos árboles y ríos. Montañas, agua, hierba, todo estaba allí.

 

El ambiente se llenó con los sonidos de las corrientes de agua y ríos. Una silueta magnífica y espléndida estaba de pie delante de un precipicio, Ella estaba pintando algo. Tal vez Ella estaba demasiado concentrada pero Ella no se dio cuenta Lin Feng y Yan Yu Ping Sheng.

 

Yan Yu Ping Sheng miro, sonrió y asintió a Lin Feng. Inmediatamente después, se dio la vuelta y se fue, Lin Feng se quedó allí. No tuvo que decir nada, Lin Feng ya entiende.

 

En el momento en que había visto que era el palacio imperial, Lin Feng ya había pensado en ello, en el palacio imperial, sólo había una persona que estaba interesado en Lin Feng y que podría haber pedido a Yan Yu Ping Sheng proteger a Lin Feng. Por supuesto, que era Ella.

 

Lin Feng caminaba normal y lentamente se acercó a esa silueta esbelta y elegante. Cuando llegó cerca de Ella, vio claramente la imagen en la pintura, que de pronto hizo los latidos de su corazón se aceleren.

 

“No es lo mismo. No hay encanto romántico” Dijo una voz suave y apacible. Inmediatamente después, Ella levantó la mano larga y delgada, Ella quería borrar todo.

 

“¡¿Soy realmente tan guapo!”, Interrumpió Lin Feng, que hizo que parara la mano en el aire. Volvió la cabeza y vio Lin Feng. Sus mejillas se pusieron rojas en un instante.

 

Sin embargo, Lin Feng estaba mirando el retrato en la pared. Divino, majestuoso, pelo largo aleteo, que representa un joven libre y sin restricciones, si no fuera Lin Feng, ¿quién más podría ser?

 

“Lin Feng, ¿cómo has entrado aquí?” Se preguntó Duan Xin Ye, que nunca había pensado que iba a aparecer de repente Lin Feng, fue una grata sorpresa.

 

“Yan Yu Ping Sheng me trajo aquí” Respondió Lin Feng. Yan Yu Ping Sheng había llevado en silencio a Lin Feng al interior, pero Lin Feng seguía sin saber exactamente cuál era la relación entre Yan Yu Ping Sheng y Duan Xin Ye.

 

“Oh, no es de extrañar” Susurraba Duan Xin Ye. Ella sabía que Yan Yu Ping Sheng le estaba dando una oportunidad.

 

“Xin Ye, ¿usted y el maestro Yan Yu….?” Preguntó Lin Feng con curiosidad.

 

“Él es mi maestro, él me enseña a tocar la cítara” Respondió Duan Xin Ye que alivió a Lin Feng. No es de extrañar que Yan Yu Ping Sheng pudiera entrar y salir a su antojo. Era el maestro de música de la princesa, que era, de hecho, una posición extremadamente importante.

Advertisements

3 thoughts on “PMG: Capítulo 354: El retrato

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s