PMG: Capítulo 381: El Espíritu Chamán

Capítulo 381: El Espíritu Chamán

¿Cómo pudo Lin Feng hacer eso?

 

Nadie sabía lo que había pasado. Sólo habían percibido algún Qi mortal y cuando el lago púrpura había desaparecido, Du Yan, que se había fusionado con su espíritu de rinoceronte, había desaparecido.

 

Todo el mundo permaneció en silencio y un silencio opresivo mortal reinó sobre la atmósfera. Los miembros de la secta Wan Shou miraban a Lin Feng con intención de matar, sus ojos ardían de furia.

 

“Voy a matarlo” Dijo Wu Qing en ese momento. Dio un paso adelante, quería matar a Lin Feng.

 

“Espera, espera” Dijo Teng Wu Yao agresivamente haciendo Wu Qing parar y girara su cabeza.

 

“No necesitamos que vayas a matarlo” dijo Teng Wu Yao mientras sacudía la cabeza. Quería evitar que Wu Qing fuera a matar a Lin Feng, Du Yan ya había sido asesinado, si  Wu Qing, que era el tercer Alto oficial, fuera a matar Lin Feng, todo el mundo creería que, aparte de Wu Qing, la secta Wan Shou no tenía ningún otro discípulo talentoso y destacado. Todos ellos creerían que Wu Qing era la única persona que podía matar a Lin Feng.

 

Teng Wu Yao volvió la cabeza y miró a un joven. Ese joven parecía un Teng Wu Yao más joven, era precisamente porque era su propio hijo: Wu Zhen.

 

Teng Wu Zhen, a pesar de que no era uno de los ocho altos oficiales, debería ser capaz de convertirse en uno de acuerdo a lo que la gente en la secta creía. Había rumores de que  él tenía una fuerza extraordinaria.

 

Lo que más sorprendió a la gente fue que Wu Zhen había heredado del poderoso espíritu de su padre.

 

“Wu Zhen, ve y mátalo” Dijo Teng Wu Yao indiferente que sorprendió a todo el mundo. Con Teng Wu Zhen luchando, Lin Feng tenía muy mala suerte.

 

“Está bien” Dijo Wu Zhen mientras asentía con la cabeza. Dio un paso hacia delante y miró a Lin Feng.

 

“Ojos bestiales” Lin Feng miró los ojos de Wu Zhen, que se veían extremadamente bestial.

 

“¿Están los discípulos de Wan Shou Men luchando uno tras otro? ¿Están planeando tomar turnos?”  Bromeó Yue Qing Shan burlonamente.

 

“La fuerza de Wu Zhen es similar a la de Du Yan, también ha roto a través del tercer reino de Xuan Qi, Lin Feng fue capaz de matar a Du Yan, así que le dije a Wu Zhen para matarlo, podría ser que usted tiene un ¿problema con él?” Dijo Teng Wu Yao en un tono frío.

 

Yue Qing Shan gimió fríamente y estaba a punto de hablar cuando, Lin Feng que había permanecido en silencio abrió la boca.

 

“Si quiere matarme, veamos si tiene la habilidad”.

 

Cuando la multitud escuchó a Lin Feng, estaban aturdidos, era muy audaz, había matado a Du Yan y todavía quería luchar contra Wu Zhen, a pesar de que los niveles de Wu Zhen y Du Yan eran los mismos, Wu Zhen era Sin duda mucho más fuerte que Du Yan, de lo contrario, Teng Wu Yao no le habría pedido luchar contra Lin Feng.

 

Yue Qing Shan silenciosamente miró Lin Feng, el temperamento de Lin Feng era similar al de su abuelo.

 

Wu Zhen dio un paso adelante y llegó delante de Lin Feng, sus ojos estaban difundiendo una luz bestial que podría hacer temblar el alma de una persona, parecía que el alma de Lin Feng estaba siendo succionada.

 

Sus ojos parecen tan bestiales.

 

Lin Feng frunció el ceño, en ese momento, realmente pensó que los ojos de Wu Zhen parecían los de una bestia y sentía una sensación de peligro de esos ojos. Tenía que tener cuidado.

 

“Eres bastante fuerte, lograste matar a Du Yan, pero has ofendido a la secta Wan Shou, así que aunque seas fuerte, todavía estás condenado a morir” dijo Wu Zhen con calma. Su negro chang pao estaba revoloteando en el viento. Inmediatamente después, un huracán se formó detrás de él. Él no tenía una estructura fuerte y no parecía una persona fuerte, en realidad parecía mucho más débil que todos.

 

“Vamos” dijo Lin Feng, no necesitaba agregar nada superfluo, sólo tenía la batalla en mente.

 

El cuerpo de Wu Zhen tembló, su cuerpo débil y frágil comenzó a deslizarse sobre el viento y rápidamente llegó al frente de Lin Feng, dijo, mientras miraba a Lin Feng: “Mírame”.

 

Lin Feng miró a Wu Zhen y empezó a temblar. Era como si su alma ya no estaba atada a su cuerpo, como si quisiera liberarse y dirigirse a Wu Zhen.

 

Lin Feng sintió una monstruosa fuerza corriendo hacia él y su expresión facial cambió drásticamente.

 

Al igual que una ilusión, Lin Feng se retiró rápidamente hacia atrás. Un viento violento pasó  por su  rostro  y una frialdad malvada invadió  todo  su  cuerpo  causándole temblores,

¡qué frío!

 

Se retiró más de cien metros y miró a Wu Zhen. Wu Zhen parecía siniestro y despiadado y sus ojos parecían aún más peligrosos, era mucho más amenazante que Du Yan.

 

“Teng Wu Yao, su hijo es mucho más fuerte que los otros discípulos. Su espíritu  chamánico es increíble, puede influir en las almas de otros cultivadores, y puede ser usado para controlar feroces bestias. Después de haber enviado a Wu Zhen para matar a ese joven realmente significa que usted tiene confianza en su habilidad” dijo Yue Qing Shan indistintamente sonando como si fuera halagador para Teng Wu Yao, pero de hecho, sólo estaba advirtiendo Lin Feng sobre el espíritu.

 

El Espíritu chamán era el mejor espíritu de la secta Wan Shou, podía atraer el alma del oponente e incluso absorberlo, cuando un oponente estaba luchando por recuperar el  control de su alma, era fácil para Wu Zhen matarlos.

 

Un momento antes, Lin Feng había luchado y apenas logró escapar del ataque de Wu Zhen, afortunadamente el alma de Lin Feng era más fuerte que la mayoría, de lo contrario habría muerto.

 

“¡Hmph!” Teng Wu Yao miró con frialdad a Yue Qing Shan. Obviamente entendió lo que Yue Qing Shan había dicho con estas palabras para que Lin Feng pudiera escucharlas.

 

Lin Feng miró a Yue Qing Shan con una mirada de aprecio, Lin Feng no entendía por qué el anciano siguió ayudándole.

 

Cuando Lin Feng vio que Yue Qing Shan lo miraba, le dirigió una cálida sonrisa y asintió con la cabeza. Ese movimiento hizo que los latidos de Yue Qing Shan aceleraran y sus ojos se iluminaran.

 

La sangre es más espesa que el agua. Lin Feng era, después de todo, el hijo de su querida y amada hija. No importa cuánto odio tenía en su corazón, él no podía culpar a Lin Feng, esta fue la razón por la que advirtió a Lin Feng.

 

Odiaba al padre de Lin Feng, Lin Hai, porque causó que su propia hija lo cortara, pero su nieto Lin Feng seguía siendo su nieto.

 

Lin Feng probablemente no sabía estas cosas, con una expresión simple, había hecho estremecer el corazón y el alma del anciano, e incluso había causado al anciano profundizar en el pensamiento.

 

Lin Feng no era el único que no sabía sobre estas cosas, aparte de algunos miembros del Clan Yu y dos miembros del Clan Yue, nadie comprendió por qué el jefe del Clan Yue estaba ayudando a Lin Feng.

 

Wu Zhen miró a Yue Qing Shan y sonrió fríamente. Su advertencia a Lin Feng era inútil. Todavía lo mataría de todos modos.

 

“Lin Feng, mírame” Dijo Wu Zhen con confianza. Sin embargo, en ese momento, Lin Feng no prestaba atención a él, de inmediato cerró los ojos y sus percepciones y sentidos se hizo mucho más claro. Todo a su alrededor era claro y distinto en su mente. Estaba en fusión  con la tierra.

 

“¿Eh?” Wu Zhen frunció el ceño y sonrió: “¿Crees que eso te ayudará?”

 

Wu Zhen entonces comenzó a caminar lentamente hacia Lin Feng. Una energía misteriosa comenzó a moverse hacia Lin Feng que hizo a Lin Feng comenzar a temblar. Como era   de

 

esperar, aunque pudiera percibir todo en su entorno gracias a la fusión con la tierra, todavía podría verse afectado por el espíritu chamánico.

 

“Si quieres matarme, sólo ven” dijo Lin Feng sonando frío y desapegado. Su cuerpo se precipitó al cielo y se transformó en una flecha que silbaba a través del aire hacia el horizonte.

 

Ese movimiento sorprendió a todo el mundo, ¿Lin Feng quería escapar? “Persíguelo”.

Algunos miembros de la secta Wan Shou empezaron a moverse, querían perseguir a Lin Feng, pero Teng Wu Yao dijo en forma desapegada: “No se preocupen, quédase aquí”.

 

“¿Patriarca?” Dijeron algunas personas, no entendían, Lin Feng quería escapar y no le importaba

 

“No puede escapar, Wu Zhen volverá con su cabeza” Dijo Teng Wu Yao sonando muy confiado. La silueta de Wu Zhen parpadeó y también se movió hacia el horizonte, estaba persiguiendo a Lin Feng para matarlo.

 

Cuando los miembros de la secta Wan Shou escucharon a Teng Wu Yao, asintieron. De hecho, Wu Zhen definitivamente mataría a Lin Feng, pronto regresaría con la cabeza de Lin Feng.

 

“Ya que el patriarca lo dice, mi clan, el Clan Yu, también se quedará aquí y esperará a que Wu Zhen regrese con la cabeza de Lin Feng” dijo Yu Liu Shui con una sonrisa indiferente en su rostro.

 

Además, el hombre de mediana edad junto a Yue Qing Shan miró a Yue Qing Shan y sólo vio que el anciano estaba perdido en sus pensamientos.

 

Un momento después, Yue Qing Shan miró en la dirección de Lin Feng y se calmó. Yue Qing Shan no se movió, Lin Feng tenía que confiar en sí mismo para sobrevivir.

 

Los grupos más grandes de influencia no se movían, nadie lo seguía. Estaban esperando a que Wu Zhen trajera la cabeza de Lin Feng.

 

En ese momento, Lin Feng ya había cruzado una distancia de unos pocos cientos de kilómetros, su silueta seguía parpadeando incesantemente mientras se apresuraba en la distancia.

 

Además, Wu Zhen seguía cerca detrás de él, no era lento en absoluto y corría a través del cielo con facilidad.

 

Lin Feng penetró en un bosque de bestias, ¿estaba tratando de luchar contra él allí? ¿Estaba solo buscando morir?

 

Wu Zhen tenía un espíritu chamánico, él sería capaz de controlar cualquier bestia allí, siempre y cuando no fueran demasiado fuertes.

 

Después de un largo tiempo, Lin Feng finalmente se detuvo, finalmente había viajado lo suficiente.

 

La silueta de Lin Feng parpadeó cuando aterrizó en un árbol. Miró la silueta que se  acercaba de Wu Zhen con frialdad. Lin Feng parecía tranquilo y sereno, pero su expresión facial todavía contenía la intención fría de matar. No importa cómo lo mirare, él no mostraba signos de miedo.

 

Wu Zhen aterrizó en un árbol frente a Lin Feng. Cuando vio que Lin Feng parecía tranquilo, se sorprendió, luego se rió de inmediato y dijo: “Realmente no teme a la  muerte, ¿verdad?”

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s