PMG: Capítulo 387: La silueta en las montañas

Capítulo 387: La silueta en las montañas

Era una antigua bestia feroz, más precisamente un tigre alado.

 

Lin Feng se sorprendió, el Demoniaco León del Fuego era sólo una subespecie de esta bestia antigua. Con su potencial, el Tigre con alas podría alcanzar fácilmente el nivel de Tian, ¡qué fuerte era!

 

El Tigre Alado tenía la sangre de algunas bestias feroces antiguas, su fuerza tenía que ser monstruosa.

 

En ese momento, cuando Lin Feng miró al Tigre Alado, la bestia también lo estaba mirando, sus ojos estaban llenos de brutalidad, miraba peligrosamente a su presa.

 

Una ilusión de fuego rojo de repente sorprendió a Lin Feng. Dio un paso hacia atrás y su cuerpo fue enviado repentinamente girando por el aire.

 

“Psssh…”

 

La sangre salpicaba el aire. La ropa de Lin Feng estaba destrozada y una enorme herida apareció en su pecho. Ese ataque rasgó profundamente en su carne, estaba cubierto de sangre.

 

Un sudor frío empezó a formarse sobre su espalda. Lin Feng ni siquiera fue capaz de evitar el ataque, se fijó en el Tigre alado.

 

Qué aterrador.

 

Lin Feng se estaba dando cuenta de que había cometido un error enorme, un error aterrador. Lin Feng estaba tan emocionado de ver al Tigre Alado que había olvidado permanecer vigilante. No podía jugar cuando se trataba de una antigua bestia feroz, la bestia lo atacó inmediatamente y Lin Feng resultó herido.

 

“Awooooo…” Aulló la bestia, como si hubiera venido de las profundidades del infierno, parecía extremadamente fría, parecía un tigre y un lobo al mismo tiempo, lo que hizo que Lin Feng elevara su vigilancia y liberara una energía fría .

 

“¡Pssshh!” De repente apareció un fuego ilusorio. Esta vez, Lin Feng reaccionó con la suficiente rapidez e inmediatamente esquivó. Sin embargo, en el momento en que la silueta del Tigre alado parpadeaba, junto a Lin Feng, abría abruptamente sus alas y se precipitaba hacia Lin Feng con su gigantesco cuerpo. Sus ataques fueron perfectamente sincronizados, cada ataque fue planeado perfectamente por la bestia y no dejó escape. Esa bestia era extremadamente cruel y agresiva, sus sentidos eran también más agudos que los de los cultivadores humanos.

 

Lin Feng estaba sorprendido. Lin Feng no podía esquivar. La velocidad y los sentidos agudos del Tigre alado eran aterradores. Incluso si Lin Feng sabía cómo y dónde la bestia iba a atacar, no podía esquivar sin encontrar otro ataque.

 

Un poco de Qi puro del Sol repentinamente surgió de Lin Feng y se precipitó hacia el Tigre alado. Sin embargo, parecía que el Tigre Alado lo ignoraba y de inmediato se zambullía en las llamas. Lin Feng rápidamente se apresuró a retirarse.

 

“¡BOOM!”

 

El sonido de algo rompiendo y agrietando llenó el aire. La sangre brotó de la boca de Lin Feng y su cuerpo fue aplastado a través de múltiples troncos hasta que finalmente se  detuvo.

 

Lin Feng se estrelló los pies en el suelo para evitar retirarse. Estaba mirando fijamente al Tigre alado mientras caminaba lentamente hacia él.

 

En ese momento, Lin Feng estaba seguro de que el Tigre alado era mucho más fuerte que  él. Era una bestia nivel Xuan, pero no importa si era en velocidad o fuerza, que superó a  Lin Feng. Tenía una monstruosa velocidad que hizo que Lin Feng se sintiera desesperado, Lin Feng no podía luchar contra esa velocidad.

 

También hizo que Lin Feng se diera cuenta de que carecía seriamente de agilidad, pero le hizo querer domesticar a ese Tigre Alado aún más.

 

Una luz púrpura iluminó la atmósfera y su espíritu púrpura apareció, él dio vuelta en las múltiples serpientes púrpuras que comenzaron a precipitarse hacia el tigre alado. Lin Feng quería ver lo fuerte que era realmente el Tigre alado.

 

El Tigre alado caminaba muy despacio y miraba fijamente a Lin Feng como si estuviera observando su próxima comida. La situación parecía bastante ominosa, las serpientes púrpuras rápidamente alcanzó su cuerpo.

 

“Crrrr…. Crrrrrr……” El fuego en sus alas comenzó a parpadear y desató su poder, destruyendo las serpientes moradas en su cuerpo. El Tigre alado no había sido  obstaculizado en absoluto, todavía se movía hacia Lin Feng con una mirada hambrienta en sus ojos.

 

Qué bestia monstruosamente fuerte.

 

Después de que las serpientes púrpuras fueron destruidas, perdieron todo su poder. Por lo general, los cultivadores podían restringir los movimientos de una bestia, pero en el caso  del tigre alado, era inútil.

 

“Eres mío” Pensó Lin Feng emocionado. Cuanto más poderoso era el Tigre con alas, más  se entusiasmaba Lin Feng.

 

Su espíritu colmillos celestiales apareció y cada cabeza de dragón dejó escapar un rugido aterrador. Detrás de Lin Feng, su dragón tenía una cabeza que no se parecía a las otras seis, parecía peligrosamente frío y bestial, era el espíritu chamán.

 

El Tigre con alas miró al dragón y parecía muy sorprendido. Sus pies de inmediato se detuvieron y se movió abruptamente hacia atrás.

 

“Whoosh” El cuerpo del Tigre con alas parecía una ilusión cuando abrió sus alas y fue a zambullirse de nuevo en el suelo, parecía magnífico.

 

“Roaaaarrrr…” Las cabezas del dragón estaban rugiendo, entonces las seis cabezas de repente comenzaron a correr hacia el Tigre alado. En un instante, las seis cabezas de los dragones, habían hundido los dientes en partes del cuerpo de la bestia.

 

“Roaaaaaarrrr…” El Tigre alado rugió y de repente se veía mucho más feroz y más salvaje que antes, fue increíble. Su pelo como aguja luego se elevó y se transformó en unas cuchillas extremadamente afiladas que penetraron en el dragón, al mismo tiempo, llamas calientes abrasadoras encendidas en su cuerpo.

 

“Woooo……” El Tigre alado lanzó un grito largo mientras miraba el cielo. Su voz resonó en la distancia, un poco de fuego se separó de su gigantesco cuerpo y estalló en el aire, el dragón no podría detener ese ataque.

 

“Oh no… Eso es malo” Pensó Lin Feng. El grito de la bestia probablemente atraería a una gran cantidad de bestias feroces extremadamente fuertes.

 

Las fieras antiguas eran aterradoras. Lin Feng nunca había encontrado una bestia feroz tan astuta.

 

También parecía que las bestias de nivel Xuan eran particularmente aterradoras.

 

La séptima cabeza del dragón silbó y se movió hacia el Tigre Alado, el espíritu chamánico comenzó a brillar, lo que hizo que el Tigre Alado comenzara a entrar en pánico, era como si su alma estuviera siendo consumida.

 

Sus enormes ojos se estaban volviendo cada vez más dóciles, como si ese malvado resplandor bestial lo obligara a someterse, ¿podría una bestia feroz antigua someterse fácilmente?

 

“Awoooooooo…” El Tigre alado levantó la cabeza hacia el cielo y aulló. Su presa, un ser humano, estaba tratando de controlarlo, ¿cómo no podía enfurecerse?

 

Una luz aterradora invadió la atmósfera y el Tigre Alado repentinamente abrió sus alas lo más anchas posible, eran tan agudas que se abrían paso a través de las bocas del dragón. Entonces, inmediatamente se lanzó hacia Lin Feng.

 

“¡BOOM!”

 

El dragón intentó detener el ataque, pero no pudo resistir la fuerza del Tigre alado. Cuando Lin Feng vio eso, se quedó atónito y sus pupilas empezaron a encogerse. Ese Tigre alado era monstruoso.

 

Lin Feng recobro su espíritu de nuevo en su cuerpo y saltó por el aire. El Tigre Alado desplegó sus alas, su silueta parpadeó mientras desgarraba el aire como un meteoro.

 

Lin Feng no podía vencer, su espíritu Colmillo celestiales, junto con el poder del espíritu chamán no era suficiente, la fuerza del Tigre alado era demasiado aterradora.

 

“¡Pequeño! ¿Quién te hizo enfurecer?”

 

En ese momento, una voz se extendió por el aire que sorprendió a Lin Feng. Un momento antes, había estado tan concentrado en el Tigre Alado que sorprendentemente una silueta había aparecido sin que él se diera cuenta.

 

Lin Feng miró hacia el horizonte y vio a un hombre de mediana edad vestido de blanco que caminaba lentamente hacia él. Esa persona sonreía pero esa sonrisa parecía mala.

 

El Tigre Alado, al ver la silueta, bajó la cabeza e inmediatamente se dirigió hacia el hombre de mediana edad.

 

El Tigre Alado, después de llegar junto al hombre de mediana edad, empezó a envolverse alrededor de sus piernas, como si se presentara ante ese hombre.

 

“Pequeño, huiste de nuevo” Dijo el hombre de mediana edad mientras sonreía y sacudía la cabeza. El Tigre Alado bajó la cabeza aún más abajo.

 

Entonces, el hombre de mediana edad se agachó para acariciar al Tigre con alas de una manera apacible y suave, su discurso era muy cálido y cariñoso como si estuviera hablando con un amigo.

 

Lin Feng estaba de pie en su posición original y frunció el ceño. Había seres humanos en las profundidades de la Cadena Montañosa de los Nueve Dragones. Sorprendentemente, hubo incluso seres humanos en esta remota ubicación, además, esa persona incluso parecía ser el maestro del Tigre alado.

 

Era demasiado asombroso. Lin Feng parecía muy perplejo. No era capaz de comprender plenamente las intenciones del hombre de mediana edad por la cálida expresión de sus ojos. No tenía ni idea de por qué aparecería el hombre de mediana edad en las profundidades de la cadena montañosa.

 

Además, el hombre de mediana edad casi parecía que siempre había estado allí y Lin Feng entró a su casa.

 

“Pequeño, la próxima vez, no huya y cause problemas” le dijo el hombre de mediana edad. Inmediatamente después, levantó la cabeza y miró a Lin Feng con una sonrisa amistosa, parecía una persona que era fácil de llevarse bien.

 

“Mi amigo, ¿vienes desde afuera?” preguntó indiferente el hombre de mediana edad. Lin Feng asintió con la cabeza.

 

“¿Te gusta mi pequeño?” Preguntó el hombre de mediana edad y luego agregó: “Mi amigo de lejos, si quieres ver lo que la Cadena Montañosa de los Nueve Dragones tenía que ofrecer, entonces puedes venir conmigo, pero este pequeño es mi mejor amigo, él no saldrá de mi lado”.

 

“Actué sin pensar, no sabía que era tuyo” Dijo Lin Feng mientras sacudía ligeramente la cabeza.

 

“No hay problema, te mostraré la Cadena  Montañosa de los Nueve Dragones” dijo el hombre de mediana edad mientras sacudía la cabeza y sonreía, sorprendentemente, no estaba ofendido en absoluto. Lin Feng no podía leer al hombre en absoluto.

Lin Feng, por supuesto, no sabía qué tipo de espíritu tenía su interlocutor o qué tan fuerte era. Pero si su mascota era un tigre con alas, era definitivamente un cultivador asombroso con una fuerza increíble.

Advertisements

One thought on “PMG: Capítulo 387: La silueta en las montañas

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s