PMG: Capítulo 401: ¡Furia!

Capítulo 401: ¡Furia!

“¡Mueran!”

 

La voz helada de Lin Feng llenó la atmósfera. Entonces el Tigre Alado rugió e inmediatamente atacó a dos cultivadores de la Secta Wan Shou, en un abrir y cerrar de ojos, rompió sus cabezas en pasta con sus patas y sangre salpicada por todas partes.

 

Cuando los otros miembros de la secta vieron ese movimiento, estaban aterrorizados. Cada uno de ellos se volvía pálido. Querían escapar pero sus piernas estaban completamente rígidas, estaban asustados.

 

Esa bestia podía matar a la gente tan fácilmente, que fácilmente había matado a un cultivador del primer reino Xuan Qi, en un abrir y cerrar de ojos, le había mordido la cabeza con sus dientes afilados, sería muy fácil para la bestia matarlos a ellos también, eran mucho más débiles.

 

“¡Corran!” Estaban muertos de miedo, pero lo único que resonaba en sus almas era una palabra: “correr”.

 

Sus pies comenzaron a moverse y empezaron a correr en todas las direcciones. Corriendo  en diferentes direcciones aumentaría sus posibilidades de escapar.

 

“Todos ustedes morirán, y después de eso, mataré a todos los que están relacionados con la Secta Wan Shou. ¡Nadie será capaz de escapar con su vida!” Dijo Lin Feng en una forma  de hielo. ¡Nadie escaparía!

 

La Secta Wan Shou quería matar a todas las personas relacionadas con Lin Feng, por lo tanto también mataría a cualquiera relacionado con ellos. ¡Si alguien se atreviera a caminar junto a los miembros de la secta Wan Shou, los matarían!

 

El sonido de otra cabeza siendo aplastada por las patas del Tigre Alado se esparció por el aire. Ya había matado a ocho personas de la Secta Wan Shou.

 

La velocidad del Tigre Alado era aterradora, ¿cómo podrían escapar?

 

En poco tiempo, todas las personas que habían venido a matar a Jing Yun y Duan Feng estaban muertas.  Todos  ellos  habían sido  asesinados  por  el  Tigre Alado  y Lin  Feng  ni siquiera necesitaba moverse una vez. Estaba mirando con frialdad el espectáculo. No necesitaba luchar contra esa gente.

 

“¡Roaarr!” El Tigre Alado rugió de una manera siniestra. Su boca y sus patas estaban cubiertas con sangre de sus víctimas. Sus ojos se veían increíblemente feroces y crueles. Aparte de mirar feroz y cruel, también parecía que estaba emocionado después de matar a tanta gente.

 

El Tigre Alado era una antigua bestia feroz, siendo feroz, cruel y sanguinario era parte de su temperamento. Haber sido convertido en una mascota dócil y suave por el gato fue su memoria más dolorosa.

 

“¡Qué miedo!” Duan Feng y Jing Yun miraban al Tigre Alado. No habían visto a Lin Feng por un tiempo y sorprendentemente, una bestia feroz aterrorizante había aparecido por el lado de Lin Feng.

 

“Lin Feng, hermano mayor, date prisa y regresa a la Academia Celestial” Dijo Duan Feng de repente. Jing Yun asintió con la cabeza y dijo: “De hecho, Lin Feng, tantos cultivadores fuertes están allí, Meng Qing y Lan Jiao probablemente no pueden lidiar con ellos”

 

“No te preocupes” Dijo Lin Feng casi al mismo tiempo mientras sacudía la cabeza como si ya hubiera anticipado lo que iban a decir. ¿Matar a Meng Qing sería tan fácil? Además, aparte de Meng Qing que era extremadamente fuerte, también estaban los poderes de la academia, Lin Feng estaba convencido de que en la Academia Celestial, nada podía pasarle a Meng Qing y Lan Jiao. Duan Wu Ya el segundo príncipe, el subdirector Long Ding y Yan Yu Ping Sheng nunca permitirán que los miembros de la Secta Wan Shou hagan lo que quieran dentro de la Academia Celestial.

 

Más particularmente, nunca dejarían que atacaran a la gente que el príncipe prometió proteger.

 

Lin Feng estaba seguro de que si la situación se volvía demasiado peligrosa, intervendrían y los protegerían. Después de todo, Duan Wu Ya siempre le había ayudado y esperaba que Lin Feng siguiera siendo amistoso con él, Lin Feng no tenía ni idea de cuál era el objetivo de Duan Wu Ya.

 

“No te preocupes. No le pasará nada a Meng Qing” dijo Lin Feng a Duan Feng y Jing Yun. Inmediatamente después, miró a los otros dos: Feng Ting y el anciano.

 

Cuando vieron a Lin Feng mirarlos, sus caras se congelaron y ni siquiera se atrevieron a parpadear. Sus expresiones faciales eran extrañas, sus rostros estaban llenos de odio y temor.

 

“Jing Yun, ¿cómo conociste tu y  Duan Feng a esas personas?” Preguntó Lin Feng indiferente. En aquel entonces, alrededor de la región de la Monte de la Espada, fueron perseguidos por sus propios guardias y aparecieron delante de Jing Yun y Duan Feng.

 

“Duan Feng y yo vinimos aquí a practicar y accidentalmente, nos encontramos con ellos. En ese momento, los guardias de su clan la habían traicionado, querían violarla y matar al viejo, luego Duan Feng mató a los guardias y la salvó” Respondió Jing Yun antes de  añadir: “Además……. Además de Duan Feng……” Al decir esto, Jing Yun miró a Duan Feng y dejó de hablar.

 

“Además, Duan Feng tiene sentimientos por ella, sin embargo, ella lo ha estado usando  todo el tiempo. Ella le hizo pelear contra fuertes bestias feroces para que ella tome los artículos preciosos” Dijo Lin Feng como él terminó la oración de Jing Yun. En realidad, eso era completamente correcto. Teniendo en cuenta su comportamiento, ¿quién no podía ver que ella lo estaba usando? Debajo de su hermoso exterior, ella era cruel y sin  escrúpulos con sus métodos.

 

El dolor apareció en los ojos de Duan Feng, había empezado a gustarle a Feng Ting. También fue la primera vez que se sintió así por una chica, pero ella sólo lo utilizó. Cuando se habían encontrado en una situación crítica, ella había negado de inmediato y claramente que tenían algo que ver con él, incluso había intentado unirse a los lados con la Secta Wan Shou cuando declaró que odiaba a Lin Feng.

 

Jing Yun permaneció en silencio mientras asentía con la cabeza. Fue precisamente la forma en que Lin Feng lo describió. Duan Feng había tomado un gusto a Feng Ting y ella lo había utilizado para obtener objetos preciosos.

 

Lin Feng volvió la cabeza y volvió a mirar a Feng Ting y al anciano, que los hizo temblar de miedo. Los ojos de Lin Feng parecían helados.

 

“Nos vamos” dijo Feng Ting mientras ella empezaba a caminar. Querían alejarse porque no querían enfrentarse a Lin Feng.

 

“¡Detente!” Dijo Lin Feng. ¿Alejarse? ¿Podría ser tan simple?

 

Feng Ting se estremeció ligeramente y ella se volvió lentamente. Miró a Lin Feng y preguntó: “¿Qué quieres hacer?”

 

“¿Qué quiero hacer?” Preguntó Lin Feng en un tono helado. Luego agregó mientras sonaba indiferente: “Un momento antes, te oí decir que éramos enemigos, que querías verme morir, y ahora nos enfrentamos, ¿por qué no vienes a matarme?”

 

Cuando Feng Ting oyó las palabras de Lin Feng, no supo cómo responder. De hecho, ella y el anciano habían dicho realmente esas palabras.

 

“Esta es la segunda vez. La primera vez te deje mantener tu vida. Esta vez, ni siquiera estás agradecida con Duan Feng por salvarte la vida y además de eso lo usaste para tus propios intereses personales. Entonces, en una situación peligrosa, inmediatamente trató de irse. Que ridículo. Si Duan Feng no hubiera estado allí, ya estarías muerta. Esta vez, si no hubiera llegado a tiempo, habrían muerto todos, por lo tanto, ambos me deben sus vidas”.

 

Lin Feng agregó entonces en una manera helada: “Muy bien, eso es suficiente. Ya puedes morir ahora”.

 

“Puedes morir ahora” Estas palabras hicieron que Feng Ting y las expresiones faciales del anciano cambiaran drásticamente. Miraron a Lin Feng de una manera helada. Lin Feng sorprendentemente quería matarlos.

 

“Lin Feng, hermano…” Cuando Duan Feng oyó a Lin Feng, se quedó sorprendido.  Entonces gritó a Lin Feng. A pesar de que Feng Ting lo había utilizado, todavía estaría  triste si ella muere.

 

“Duan Feng, algunas cosas se pueden perdonar, algunas cosas nunca se pueden perdonar.  Te usó a ti y a tus sentimientos, le salvó la vida y luego trató de apuñalarte en la espalda cuando la situación se volvió peligrosa, esas cosas son intolerables” Dijo Lin Feng en una manera tranquila mientras volvía la cabeza hacia Duan Feng. Luego continuó: “Eligieron dejarte morir para salvarse a sí mismos cuando la situación se volvía peligrosa, no mostraban la menor gratitud. Esas personas no merecen vivir”.

 

Lin Feng estaba mirando el rostro suave y tierno de Duan Feng, luego dijo sonando firme: “Son el tipo de personas más asqueroso. Tienes que entender las razones por las que estoy actuando de esta manera. Tienes que entender que en este mundo, no le debes nada a nadie, no hay necesidad de hacer cosas por otras personas sin algo a cambio. Sin embargo, si alguien hace algo por puro altruismo, entonces deben demostrar gratitud y apreciarlos, porque nadie le debe nada” .

 

Los pensamientos de Lin Feng eran sencillos, esas eran las reglas del mundo sin culto y sin sentimientos. Duan Feng nunca le debía nada pero él le salvó la vida y al final, Feng Ting no la apreció, no ser agradecido no significa mucho, pero el problema era que incluso lo apuñaló en la espalda. Después de todo esto, ¿por qué en el mundo Duan Feng todavía se preocupaba por ella? Había hecho las cosas incondicionalmente y así fue como ella le pagó.

 

Cuando Duan Feng escuchó a Lin Feng, permaneció en silencio. Nunca había pensado en tales cosas tan profundamente.

 

“Ambos, pueden tomar su propia vida o yo mismo los mataré” Dijo Lin Feng sonando frío  y desprendido lo que hizo que Feng Ting y el viejo parecían aterrorizados. Lin Feng realmente iba a matarlos.

 

“Veo que no lo haran por ustedes mismos” Dijo Lin Feng los miraba disgustado, sus ojos estaban llenos de asco y odio. Esas personas eran sin corazón y sin escrúpulos, Lin Feng odiaba los tipos de personas que traicionaron la bondad de los demás.

 

La silueta de Lin Feng parpadeó y desapareció de su posición original. Feng Ting y el viejo parecían asustados. Inmediatamente después, vieron un destello de luz maligna ante ellos y un segundo después, sus cuerpos cayeron silenciosamente sobre el suelo.

 

Estaban muertos. Lin Feng mataría a este tipo de gente repugnante sin escrúpulos y sin corazón.

 

Ese mundo no tenía corazón, Lin Feng también se preocupaba por sus amigos y familiares, los que se atrevían a hacerles daño o aquellos que presentaban un peligro para la vida de  sus amigos tenían que morir.

Advertisements

4 thoughts on “PMG: Capítulo 401: ¡Furia!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s