PMG: Capítulo 403: Locura “¡Furia!”

Capítulo 403: Locura “¡Furia!”

 

Los miembros de la Secta Wan Shou estaban asombrados. Yan Bai fue asesinado, Meng Qing lo había matado sorprendentemente. Todos los miembros de la secta habían visto que ocurría con sus propios ojos, pero todos eran incapaces de impedirlo.

 

“¿Quién eres?” Preguntaron muchos del grupo a la persona que simplemente evitó que el otro miembro de la Secta Wan Shou interviniera. Era un anciano. Parecía ordinario, pero el Qi de fuego estaba parpadeando alrededor de su cuerpo.

 

“Cuando usted dice que la Secta Wan Shou no intimida a las mujeres, debe haber querido decir que la atacará por  sorpresa, uno  tras  otro, mientras  ella  ya  está peleando con   sus ¿miembros? ¡Estos son los principios morales de la secta Wan Shou!” Bromeó el viejo como si los encontrara ridículos. Cuando los miembros de la secta de Wan Shou lo oyeron, todos ellos tiraron una cara larga.

 

Los había humillado, acababan de anunciar que no intimidaban a las mujeres, pero trataron de salvar a su compañero discípulo atacándola por sorpresa.

 

“¿Quién es usted?” preguntó la persona que dirigía al grupo de la secta Wan Shou mientras miraba al viejo desde el cielo. Ese anciano probablemente era muy fuerte, un momento antes, el Qi que había liberado contenía el poder del tercer reino de Xuan Qi, lo que significaba que el viejo tenía una fuerza similar a él.

 

Pero el grupo de la secta Wan Shou había traído a tres cultivadores del tercer reino Xuan Qi, por lo tanto no les importaba, humillaba a la secta Wan Shou y moriría por ello.

 

“No necesitas saber quién soy. Todo lo que necesitas saber es que somos enemigos y no amigos” Dijo el viejo de una manera directa, lo que molestó aún más a los miembros de   la Secta Wan Shou. La gente solía estar ansiosa por hacer amistad con ellos, aunque sólo  fuera para apaciguarlos, pero en ese momento, el anciano acababa de decir que eran enemigos.

 

“¿Enemigos?” Dijo el anciano de la Secta Wan Shou mientras sonreía fríamente “Aunque seas un poco talentoso, con tu cultivo, no puedes confiar en tu fuerza actual para lidiar con todos nosotros y…”.

 

“¿Y si me uniera también?” El anciano no había terminado de hablar cuando una voz se difundió por la atmósfera y una persona salió de la multitud. Era otro anciano, pero parecía un poco más joven y tenía el pelo rojo que era tan rojo como un sol abrasador.

 

“¿Huh?” Los miembros de la Secta Wan Shou estaban frunciendo el ceño. Estaban muy tristes, ¿qué estaba pasando? ¿Por qué tanta gente estaba interfiriendo? Sorprendentemente, la gente seguía apareciendo y quería enfrentarse a ellos. ¡Todos se precipitaban a sus propias muertes!

 

Cuando Meng Qing vio a los dos ancianos, se sorprendió, esos dos ancianos fueron el Señor Huo y el Señor Chi.

 

“¿Por qué no están el Señor Huo y el Señor Chi en la ciudad de Yangzhou? ¿Por qué han venido aquí?” pensó Meng Qing. “¿Puede ser que Lin Feng los haya enviado desde la ciudad de Yangzhou?”

 

Pero en ese momento, el Señor Chi giró la cabeza y miró a Meng Qing mientras sonreía: “Misterita, cuando no está aquí para protegerte, estos bastardos piensan que pueden hacer  lo que quieran”.

 

Meng Qing obviamente sabía de quién estaba hablando el Señor Chi. En ese momento, ocurrió algo muy raro, una sonrisa apareció en la cara de Meng Qing, pero por supuesto duró menos de un segundo. Al mismo tiempo, asintió con la cabeza al Señor Chi.

 

Los demás no sabían de qué hablaba el anciano. ¿De quién estaba hablando?

 

“Señor Chi, no se enoje conmigo, porque decidieron atacar a mis amigos, no tuve más remedio que pedirle que hiciera el viaje”.

 

En ese momento, una voz helada que salía del horizonte se extendía por la academia.

 

La muchedumbre miró en la distancia y vio un rayo de luz disparando a través del cielo, parecía una estrella fugaz que se movía a través del cielo, parecía increíble.

 

“Lin Feng! ¡Lin Feng ha vuelto!” Cuando la multitud vio al guapo joven en el cielo, estrecharon los ojos y reconocieron que era Lin Feng. Estaba montando una majestuosa bestia feroz.

 

Esa bestia era de color rojo fuego y parecía increíblemente imponente con sus gigantescas alas, sus ojos sanguinarios parecían extremadamente crueles y feroces. Se podía ver que era una bestia extraordinaria con sólo una mirada.

 

La mayoría de la gente en la Academia Celestial ya había visto a Lin Feng en el pasado. Tenían la sensación de que el Lin Feng, que estaba montando una bestia en ese momento, parecía aún más Misterioso y maduro que cuando lo vieron por última vez.  También parecía más decidido y despiadado.

 

Meng Qing también estaba mirando a Lin Feng en su bestia feroz.

 

Una sonrisa cálida y tierna apareció en su habitual rostro sin emoción. Era como si el tiempo se hubiera congelado en ese momento y no hubiera nada más que su sonrisa.

 

Podía ver que el joven a quien ella protegía en el pasado ya se había hecho lo suficientemente fuerte como para protegerse, estaba listo para empezar a protegerla. Meng Qing estaba impacientemente esperando el día en que Lin Feng realmente sería capaz de protegerla. También estaba convencida de que no tendría que esperar mucho tiempo. Podía ver que Lin Feng, paso a paso, se hacía cada vez más fuerte. Tarde o temprano, él sería capaz de mirar hacia abajo en el mundo desde los cielos.

 

“Lin Feng y los dos viejos parecen ser amigos cercanos”.

 

La multitud parecía sorprendida. Parecía que Lin Feng era mucho más Misterioso de lo que habían pensado inicialmente. Además, ¿no se suponía que era un lobo solitario sin antecedentes, por qué había gente que lo apoyaba?

 

“De hecho, como han venido a nosotros, no debemos perder esta oportunidad” dijo el Señor Chi con un tono helado. Luego miró a Lin Feng. Sus ojos comenzaron a parpadear cuando vio a esa bestia feroz antigua, parecía un Tigre Alado.

 

No habían visto a Lin Feng por un tiempo y había mejorado drásticamente una vez más. Estaba progresando muy rápido, sus habilidades naturales eran monstruosas. Parecía que el Señor Huo había tomado la decisión correcta cuando decidió seguirlo.

 

“¡Lin Feng y sus amigos se están comportando muy arrogantemente!” Pensó la multitud cuando oyeron a Lin Feng y al Señor Chi. Estaban un poco sorprendidos, se preguntaban por qué Lin Feng estaba tan confiado.

 

Después de todo, incluso si Lin Feng tenía al Señor Huo y al Señor Chi a su lado, eran sólo cuatro cultivadores del reino Xuan Qi en total, también estaba la bestia feroz de Lin Feng.

 

Sin embargo, en el lado de la secta de Wan Shou, Meng Qing había matado a Yan Bai pero todavía había once miembros del reino  Xuan Qi. Cinco de ellos estaban montando bestias feroces que tenían fuerza comparable al reino Xuan Qi.

 

Al comparar las fuerzas de ambos lados, parecía que la Secta Wan Shou tenía una ventaja absoluta en números.

 

“Realmente no sé por qué piensas que puedes comportarte con tanta arrogancia” Dijo el anciano de la Secta Wan Shou en un tono helado mientras miraba fijamente a Lin Feng.

 

“Estábamos preocupados de que no pudiéramos encontrarte, pero en realidad te entregaste a nuestra puerta, ¡realmente cortejas a la muerte!” Dijo Lin Feng mientras ignoraba al anciano y echaba un vistazo a los miembros de la Secta Wan Shou.

 

Lin Feng continuó: “Once personas… y cinco  bestias feroces…”

 

“¿Huh?” El anciano frunció el ceño. Lin Feng lo había ignorado y los estaba contando.

 

“Por suerte, llegaremos a matar a once de ellos hoy” Continuó Lin Feng, que hizo que el anciano de la Secta Wan Shou sacara una cara larga. ¡Qué joven tan arrogante! Lin Feng  los había contado para decirles que los once morirían.

 

“Lin Feng, ¿cómo murió Wu Zhen?” Preguntó el anciano de la Secta Wan Shou mientras miraba a Lin Feng. Todos sabían que Wu Zhen estaba muerto, pero todavía se preguntaban cómo lo hizo.

 

No creían que Lin Feng fuera la persona que mató a Wu Zhen porque tenían demasiada fe en el poder de Wu Zhen y subestimaron a Lin Feng.

 

“¡Estúpidos!” dijo Lin Feng con indiferencia. Se movió ligeramente y en un instante, se transformó en un destello y desapareció de su posición original, dejando al anciano de la Secta Wan Shou mirando el espacio vacío mientras tiraba una larga cara. Una expresión feroz apareció en los ojos del anciano.

 

Lin Feng había saltado de su Tigre Alado y se movió junto a Meng Qing, quien luego le sonrió con una sonrisa radiante. Lin Feng también miró hacia ella con una mirada tierna, y luego dijo: “Han venido a matarte, así que todos morirán, ninguno de ellos será salvado”.

 

“Yo te creo” Respondió Meng Qing con una magnífica sonrisa en su rostro. Lin Feng  podría protegerla de ahora en adelante.

 

Lin Feng apretó el puño con tanta firmeza que sus huesos emitieron sonidos agrietados. Luego alzó la cabeza, sus ojos de repente parecían sin emoción y helados, sus ojos se volvieron negros y el Qi alrededor de su cuerpo liberaba la intención de matar.

 

Luego miró a los miembros de la Secta Wan Shou, cuando vieron esos dos aterradores ojos negros, todos sintieron un profundo temor que los hizo temblar.

 

“Señor Huo, Señor Chi, ayúdenme a asegurar el área, no dejen que una sola persona huya”. Dijo Lin Feng en una manera helada que sorprendió al Señor Huo y al Señor Chi. Miraron a Lin Feng y luego sonrieron de inmediato.

 

Ya estaba preparado para matar a todos esos cultivadores por sí mismo. Lin Feng era increíblemente agresivo y dominador.

“Realmente no puedo esperar a ver lo fuerte que se ha hecho”.

 

El Señor Huo y el Señor Chi parecían emocionados. Ellos entendían que si Lin Feng confiaba, era porque tenía una razón para estar seguro. Ya que él estaba hablando de esta manera, Lin Feng les daría un buen espectáculo. Además, también significaba que estaba seguro de que podía derrotar a once cultivadores del reino Xuan Qi y cinco bestias  nivel Xuan por sí mismo. Por lo tanto, estaban entusiasmados y creían en él.

 

“Está bien, Lin Feng, vamos a asegurar el área” Respondió Señor Chi. Inmediatamente después, dio un paso y saltó por el aire.

 

El Señor Huo inmediatamente hizo lo mismo en el otro lado. Esos dos ancianos parecían haberse metido en una posición que impediría que los miembros de la Secta Wan Shou escaparan.

Advertisements

3 thoughts on “PMG: Capítulo 403: Locura “¡Furia!”

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s