PMG: Capítulo 406: Muertos

Capítulo 406: Muertos

Cuando el anciano de la Secta Wan Shou vio las espadas de Lin Feng. Se veía triste, pero en ese momento ya había condensado toda su energía en su ataque. Ya no podía retirarse.

 

Un sonido aterrador y agudo silbaba en el aire. El anciano de la Secta Wan Shou estaba rodeado por lo que parecía ser una cantidad interminable de Qi y fuerza como si nadie pudiera detenerlo.

 

“¡Cortar!” Lin Feng sólo dijo una palabra y la  espada hecha de Qi puro en su mano derecha comenzó a atraer los rayos de sol que lentamente comenzó a subir. Estaba lleno de poder. Su espada parecía extremadamente lenta, pero no importaba cómo se tratara de escapar de ella, permanecía en constante búsqueda.

 

Increíble fuerza y Qi invadieron la atmósfera, parecía que todo el cielo iba a ser consumido, luego se disparó en todas direcciones y llenó la atmósfera.

 

El sonido de un buey mugido se extendió por el aire. La luz de la espada del sol naciente se dispersó lentamente, el ataque de la espada había sido aplastado, además, antes de que los ojos de todo el mundo fuera una gigantesca ilusión de buey que se elevaba en los cielos, parecía poseer una fuerza infinita.

 

“El anciano del tercer reino de Xuan Qi es increíblemente fuerte” Pensó la multitud. Ese espíritu de buey tenía una fuerza aterradora. A pesar de que estaban lejos de la batalla, todavía podían sentir la energía increíble del buey, la energía de ese espíritu de buey tenía

 

el poder de romper a través de cualquier ataque, como un cuchillo caliente a través de la mantequilla.

 

Después de eso, ya no podían ver la espada del sol naciente, pero podían ver otra luz deslumbrante, contenía la rosa como el color de un sol poniente.

 

La mano izquierda de Lin Feng sostenía una espada abrasadora que lentamente se convertía en la espada del sol poniente.

 

La espada Qi estaba cortando toda la atmósfera. Estaba difundiendo un flujo interminable de luz solar. La abrasadora espada descendió entonces de la bóveda del cielo, todo lo que trató de impedir que se moviera hacia abajo fue instantáneamente cortado.

 

El espíritu de buey también fue cortado, bloqueó la espada del sol naciente un momento antes, por lo que ya había perdido el poder necesario para bloquear el próximo ataque.

 

“¡Colisión de Buey salvaje!” gruñó el anciano de la Secta Wan Shou cuando vio que el espíritu de buey había sido cortado. Su rostro parecía feroz y horrible. Empezó a liberar una cantidad monstruosa de Qi puro y su espíritu se formó en otro buey que se elevó hacia el cielo.

 

“Hmph” Gruñó Lin Feng fríamente. Su cara parecía inexpresiva y helada. En su mano derecha, condensó otra espada Qi puro. Cuando la multitud vio esa espada, sentían como si estuvieran viendo a un héroe increíble, como si todo lo que hiciera fuera inesperado, como si estuviera destinado a superar cualquier obstáculo.

 

“¡Esa es otra espada otra vez!” Pensó la gente absolutamente asombrada. Lin Feng era demasiado hábil. Lin Feng podía desencadenar un ataque de espada diferente con cada una de sus manos como si él fuera dos personas que luchaban en perfecta armonía, incluso dos cultivadores de espada fuertes no podían necesariamente llevar a cabo una sincronización tan perfecta.

 

Todo estaba sucediendo en tan poco tiempo.

 

En el momento en que la gigantesca ilusión de buey y la espada abrasadora chocaron, otra espada descendió también, iluminando la cara del anciano.

 

En ese momento, el anciano de la Secta Wan Shou sintió una extraña sensación procedente de la espada. Tenía la sensación de que se había vuelto muy viejo y ya no era necesario en el mundo, tenía la sensación de que el mundo pertenecía a Lin Feng, un joven. El anciano sentía que su tiempo estaba llegando a su fin.

 

La energía de esa espada hizo que el anciano se sintiera tranquilo y relajado, como si todo tuviera que terminar. Fue afectando sus emociones más íntimas.

 

“¡Vuelve!” gritó una voz muy fuerte que abruptamente hizo que el corazón del anciano empezara a latir. Rápidamente se puso sobrio y su expresión facial repentinamente cambió drásticamente, la espada de Lin Feng ya estaba delante de él.

 

La expresión facial del anciano había cambiado por completo. Inmediatamente liberó todo su Qi puro para bloquear la espada entrante, sin embargo, la espada continuó descendiendo y su Qi puro fue cortado.

 

El anciano empezó a retirarse frenéticamente, la situación era extremadamente peligrosa, sintió que un escalofrío corría por su espina dorsal.

 

Qué peligroso, había estado muy cerca de la muerte. Si nadie lo hubiera llamado, la espada de Lin Feng lo habría derribado.

 

“¿Crees que puedes escapar?” Dijo Lin Feng sonando frío y desapegado. Al igual que el viento, Lin Feng llegó junto al anciano y su espada del sol poniente continuó cayendo mientras absorbía toda la luz en la atmósfera, casi parecía como la noche.

 

Qué rápido. Lin Feng era mucho más rápido que el anciano. El anciano no podía escapar aunque quisiera.

 

“¡Anciano!” Los otros dos cultivadores corrieron hacia Lin Feng para atacarlo. En los ojos de Lin Feng, se podía ver una luz bestialmente malvada. Su espíritu de serpiente púrpura rugió y se movió hacia esos dos cultivadores y bloqueó su camino.

 

“¡Rómpete!” El que tenía el espíritu maligno de tigre se movió inmediatamente hacia el espíritu púrpura y comenzó a atacar como un loco.

 

Lin Feng no se daba cuenta de eso, sus ojos negros como un jarro parecían tan inexpresivos y helados  como  antes, una luz  fría se podía ver  dentro de esos  ojos,  entonces,  Lin  Feng

 

desapareció de repente de la vista de todos y pareció fundirse en la Oscuridad creada por su espada.

 

Un grito repentino atrajo la atención de la gente. De pronto apareció una marca cruzada delante del anciano. Esa cruz fue deslumbrante y poderosa. El anciano empezó a temblar violentamente de la cabeza a los pies y un dolor agudo e intenso se extendió por su piel.

 

“¡Muere!” Gritó Lin Feng otra vez. Al igual que el viento, llegó al frente del anciano, y su cruz chocó contra el pecho del anciano, los movimientos de Lin Feng parecía estar flotando en el viento. En un abrir y cerrar de ojos, una increíble lluvia de sangre irrumpió en el aire. Se veía increíble.

 

El anciano de la secta  Wan Shou empezó a temblar de la cabeza a los pies, luego bajó la cabeza y miró su pecho. Había una enorme herida en forma de cruz. En ese momento, su pecho había sido mutilado por Lin Feng. El temor y el terror invadían su corazón, ¿iba a morir? De repente se sentía arrepentido, nunca pensó que su vida iba a terminar por sus acciones de hoy.

 

“¡Anciano!” Gritó uno de los cultivadores. Cuando el que tenía el espíritu del tigre malvado vio que el pecho del anciano había sido abierto, parecía furioso, así como conmocionado. Inmediatamente se lanzó hacia Lin Feng, sus ojos parecían helados y sanguinarios.

 

Lin Feng no se veía afectado en absoluto. Estaba sintiendo con calma la energía brutal que se le acercaba. Esperó hasta que esa brutal energía quedó a un paso y luego se movió rápidamente.

 

Su cuerpo se extendía por el cielo, su velocidad era increíble. Lin Feng se movía como el viento y la espada en su mano también parecía seguir el viento. Estaba en fusión con su espada por lo que su espada era como parte de su cuerpo mientras se movía sin resistencia.

 

“Psssh…” Un sonido ligero y sutil surgió en el aire, y un hilo de sangre se disparó en el aire.

 

El que tenía el mal espíritu de tigre se sorprendió. No era mucho más débil que el anciano, pero en ese momento, un hilo de sangre apareció en la garganta del cultivador y la sangre  no dejó de fluir.

 

La multitud estaba asombrada. Ambos estaban muertos. En un abrir y cerrar de ojos, dos cultivadores del tercer reino de Xuan Qi habían muerto. Uno tenía el pecho mutilado y el otro tenía la garganta cortada. La sangre llovía desde el cielo.

 

Esos dos cuerpos cayeron pesadamente del cielo y se estrellaron sin vida contra el suelo. La multitud se estremeció, Lin Feng había matado tan fácilmente a dos cultivadores del tercer reino de Xuan Qi. Ni siquiera habían conseguido dañar un cabello en la cabeza de Lin Feng.

 

Cuando el que estaba con el espíritu de la serpiente lo vio, se asombró. Él solo vio a los dos cuerpos caer sin vida al suelo y cuando lo vio, su corazón se estremeció. Habían muerto, ambos estaban muertos.

 

Además, el Tigre Alado seguía luchando. Estaba luchando contra los dos cultivadores del segundo reino de Xuan Qi y ya había matado a uno de ellos.

 

Lin Feng y el Tigre Alado eran aterradores y poderosos. “¡Escapar!”

Sólo quedaban dos personas en ese momento. Ambos tenían el mismo pensamiento, sólo querían escapar. No podían tratar con Lin Feng. Ya era demasiado tarde para los demás, no podían luchar más, de lo contrario estaban condenados a morir, sólo podían escapar.

 

El que luchaba contra Lin Feng lanzó un Qi puro que disparó inmediatamente hacia Lin Feng. Además, al mismo tiempo, se movió también, sin embargo, no se apresuró hacia Lin Feng, en su lugar, se dio la vuelta e intentó escapar.

 

Escapar era la única oportunidad que tenía para seguir viviendo.

 

¿Pero podría escapar?

 

El Señor Huo y el Señor Chi no se habían movido ni una sola vez.  Inmediatamente después, se prepararon para moverse. Cuando vieron al cultivador que quería escapar, sonrieron fríamente.

 

En el momento en que querían moverse, al igual que el viento, Lin Feng se precipitó hacia el cultivador que escapaba y sorprendió a los dos ancianos. Lin Feng estaba tratando de evitar que tuvieran que actuar, no tenían que ayudarle a evitar que una persona escapara, esto los hizo sonreír.

 

“¡Nooooo!” Un horrible grito lleno de temor se extendió por la atmósfera. Esa persona podía sentir un viento frío que se acercaba por detrás, lo que le aterrorizaba.

 

Sin embargo, desde que había venido a atacar a la academia, ya estaba condenado. Una espada que se movía con el viento descendió mientras una línea sangrienta apareció entre sus cejas.

 

Inmediatamente después, la multitud comenzó a temblar. Sólo vieron al cultivador tercer reino de Xuan Qi, que estaba tratando de escapar, se dividió por la mitad por la espada de Lin Feng. La sangre volvió a verter del cielo, la escena era increíble.

Advertisements

One thought on “PMG: Capítulo 406: Muertos

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s