PMG – Capítulo 437: ¿Qué clase de vida?

Patrocinado por la Secta Demonio Hiriente de la Noche

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

PMG – Capítulo 437: ¿Qué clase de vida?

“¡Rugido!” El dragón rugió, además había más de una cabeza y todas estaban rugiendo. Ese dragón tenía siete cabezas que miraban a la multitud haciendo temblar sus almas.

 

“Espíritu dual…” La multitud estaba asombrada. Lin Feng había escondido algo más, tenía su espíritu purpura y un espíritu dragón y al considerar el Qi del dragón, parecía mucho más aterrador que el espíritu púrpura de Lin Feng.

 

¡Por supuesto, algunas personas ya habían reconocido el espíritu y todos los que pudieron estaban particularmente sorprendidos!

 

Eso fue…. ¡El espíritu del dragón celestial! ¡Era el espíritu del Clan Yue!

 

Lin Feng sorprendentemente tenía el espíritu del Clan Yue, en otras palabras, ¡la sangre del Clan Yue estaba fluyendo a través de sus venas!

 

Cuando las personas descubrieron, estaban atónitas, muchos pensamientos estaban circulando a toda velocidad a través de sus cerebros… ¿Lin Feng era un miembro del clan Yue?!

 

“¡No, no puede ser!” De repente, algunas personas parecían haber comprendido algo increíble. No podía ser, Lin Feng nació en la ciudad de Yangzhou, no podía ser un miembro del Clan Yue. Además, si era un miembro del Clan Yue, con tal talento natural increíble,

¿Qing Shan habría permitido que Lin Feng fuera intimidado de esa manera? Ya se habría involucrado.

 

“Espera, espera…” Una gran cantidad de personas estaban atascadas tratando de entender la situación. Sus corazones comenzaron a golpear mientras todos pensaban en una respuesta.

 

Si la sangre del Clan Yue fluía en las venas de alguien, no significaba necesariamente que  la persona fuera un miembro del Clan Yue o que se llamaran Yue. Había otra posibilidad, la posibilidad de que un miembro del Clan Yue tuviera un hijo fuera del clan que heredara el espíritu de sangre.

 

Cuando la multitud pensó en esa posibilidad, también miraron a la mujer misteriosa en el cielo.

 

Hace dieciocho años, había una mujer del clan Yue, tan talentosa que sorprendió a todo el país. Sin embargo, porque ella cayó enamorada con alguien contra los deseos del clan, ella había cortado lazos con el Clan Yue y nunca se escuchó de nuevo.

 

Esa misteriosa mujer debe ser la misma mujer que desapareció hace dieciocho años, ¡Yue Meng He! Ella había desaparecido después de que ella fue en contra de su familia debido al hombre que amaba.

 

Lin Feng estaba en el cielo con esa misma mujer, tenía dieciocho años con la sangre del Clan Yue corriendo por sus venas.

 

La última vez, en el Monte de la Espada, Yue Qing Shan también proporcionó una pequeña ayuda a Lin Feng.

 

Los pensamientos corrían a toda velocidad, muchas personas estaban aturdidas y otras sentían sus corazones palpitar.

 

La verdad ya estaba clara para esas potencias influyentes.

 

La que era la cultivadora más destacada del país, desaparecida hace 18 años, estaba parada en el aire frente a ellos. Ella era la mujer misteriosa. Otros comenzaron a comprender gradualmente la situación.

 

“¡Yue Meng He!” Pensaban muchas facciones diferentes mientras miraban hacia el Clan Yue. Todos miraron a Yue Qing Shan, el jefe del Clan Yue, por un segundo para confirmar sus sospechas. De su reacción, fue definitivamente Yue Meng He.

 

¡Lin Feng debe ser su hijo! ¿Quién fue la persona que dijo que Lin Feng no tenía influencia y que nadie lo apoyaba?

 

¿Quién se atrevería a enojar a alguien que era uno de los cultivadores más sorprendentes  del país hace dieciocho años? ¿Quién sabía lo fuerte que se había convertido en los últimos dieciocho años?

 

La multitud estaba terriblemente emocionada y perpleja al mismo tiempo. Miraron a Lin Feng, confundido en cuanto a qué tipo de vida había vivido hasta ahora.

 

Después de todo, Lin Feng tenía sólo dieciocho años y probablemente no sabía acerca de los acontecimientos del pasado. No sabía la historia completa acerca de él y sus padres, ¿cómo podría hacer la conexión?

 

Lin Feng no tenía ni idea de lo que pensaban los demás. En cuanto a Chu Zhan Peng, ya había visto el espíritu de sangre del Clan Yue, el espíritu del dragón celestial. Nunca había pensado que Lin Feng tendría este espíritu desde que nació en la ciudad de Yangzhou.

 

Además, muchos de los miembros del Clan Yue también se sorprendieron al ver el espíritu de Lin Feng. ¿El espíritu de sangre de su clan? Y encima de eso tenía ¡¡siete cabezas!!

 

“Suspiro……” Yue Qing Shan suspiró profundamente. Cerró ligeramente los ojos y no los abrió por mucho tiempo. Una sonrisa dolorosa podía verse en su rostro.

 

¿Por qué los cielos eran tan crueles con él? Su hija, Yue Meng He, era la cultivadora más dotada con la que el Clan Yue había sido bendecido en generaciones, pero cortó todos los lazos con el clan. Ahora, su nieto creció sin saber que tenía la sangre del Clan Yue fluyendo dentro de sus venas. Su espíritu dragón incluso tenía un total de siete cabezas, sólo Yue Tian Ming podría igualar su increíble poder.

 

“¿Qué es eso?”

 

En ese momento, alguien miró las diferentes cabezas del dragón, había una bestial luz blanca que brillaba desde una de las cabezas, parecía pálida y estaba liberando un Qi bestial, parecía sombrío.

 

Eso es… ¡Un espíritu chamánico! El espíritu que pertenecía a la Secta Wan Shou, era el espíritu de Teng Wu Yao!

 

¿Cómo podría Lin Feng también tener un espíritu chamán?

 

El rumor decía que el espíritu del dragón celestial podía consumir feroces bestias y espíritus como su propia fuerza.

 

¿Cuándo el espíritu de Lin Feng entró en contacto con un cultivador que poseía un espíritu chamánico?

 

La multitud miró la Secta Wan Shou y más precisamente en Teng Wu Yao. Sólo vieron que Teng Wu Yao parecía particularmente triste en ese momento. Estaba mirando fijamente a Lin Feng con enorme intención asesina siendo liberada.

 

Lin Feng tenía un espíritu de dragón celestial, no es de extrañar que Wu Zhen hubiera desaparecido sin una palabra. Lin Feng lo mató y consumió su espíritu.

 

Cuando Teng Wu Yao pensó en cómo su hijo había sido asesinado por Lin Feng, su cara se hizo aún más feroz, sus ojos querían matar a Lin Feng usando sólo su mirada.

 

Sin embargo, en ese momento, Lin Feng no estaba prestando atención a las expresiones de sorpresa de la gente o las intenciones asesinas de Teng Wu Yao, que estaba centrando toda su atención en Chu Zhan Peng.

 

“El otro día, me desafiaste a una pelea cara a cara y luego hoy me atacaste por sorpresa con otra persona, pero seguiré honrando tu petición de pelea. Yo sé que tu intención de matar es fuerte, te daré la oportunidad que necesitas. Quiero ver lo que Chu Zhan Peng, el alto oficial puede hacer aparte de atacar a la gente por sorpresa o ser desvergonzado y arrogante. Quiero ver si tu arrogancia y tu orgullo están justificados” Lin Feng miraba fijamente a Chu Zhan Peng y liberaba una energía mortal que se movía a través de la atmósfera hacia Chu Zhan Peng.

 

El espíritu dragón púrpura de Lin Feng y su espíritu  dragón celestial rodearon el  cielo. Sus gigantescos ojos malvados miraban directamente a Chu Zhan Peng como si fuera comida. Ser observado por dos grandes monstruos cuyos ojos parecían particularmente despiadados hizo que Chu Zhan Peng se sintiera aún menos cómodo.

 

“¡Espíritu Fusión!” Gritó Lin Feng en una voz profunda. En un instante, sus dos espíritus comenzaron a fundirse lentamente. El gigantesco dragón púrpura se combinaba en el espíritu dragón celestial.

 

“¡Roaaarrr!” Un fuerte rugido reverberó a través de la atmósfera. Después de fusionarse,  los espíritus de Lin Feng lanzaron un Qi terriblemente poderoso.

 

¡Sus dos espíritus se habían fundido!

 

“¡Muere!” Gritó furiosamente Lin Feng. En su mano izquierda, tenía el loto negro, en su mano derecha, todavía tenía su espada negra, junto con su fusión espíritu, Lin Feng parecía un monstruo imparable, ¡no podía perder!

 

“¡Chu Zhan Peng está condenado!” Pensaron la mayoría de la gente estaba viendo. Ni siquiera se atrevían a creer lo contrario. Chu Zhan Peng se ubicó en el sexto entre los altos oficiales e iba a perder con Lin Feng!

 

Pero Lin Feng era tan increíble y maravilloso que no pudieron evitar admirarlo.

 

“¡Vamos a luchar!” Gritó Lin Feng. Su  energía mortal se estrelló a través del aire emitiendo un sonido retumbante. Su cuerpo voló a través del aire en dirección de Chu Zhan Peng.

 

En el cielo, sólo había energía mortal hasta donde el ojo podía ver.

 

Las alas de Chu Zhan Peng se agitaban en el aire, pero él parecía atónito. Lin Feng tenía un loto negro en la mano izquierda y una aterradora espada negra en su derecha, ¡qué monstruo!

 

“Eeeeee………” Un sonido agudo surgió de la boca del legendario roc. Unos pocos hilos de  Qi puro se convirtieron en luces azules y verdes que eran tan afiladas como garras, que dispararon hacia Lin Feng.

 

“Atraviésalo” Dijo Lin Feng mientras levantaba su espada mortal. Parecía que podía aniquilar cualquier cosa en su camino, en un abrir y cerrar de ojos, el ataque de Chu Zhan Peng fue desmenuzado en nada.

 

Además, la energía mortal en la atmósfera no dejó de moverse, todavía se estrelló a través de la atmósfera en la dirección de Chu Zhan Peng.

 

Chu Zhan Peng extendió sus alas y su silueta parpadeó, batió sus alas con tal poder que  creó un pequeño huracán en el aire. Al mismo tiempo, sus alas continuaron aleteando mientras se alejaba en un intento de escapar. Sorprendentemente, no tuvo el coraje de  luchar contra contra Lin Feng más tiempo después de que su ataque fuera tan fácilmente destruido.

 

“¡Muere!” Gritó Lin Feng mientras atacaba con su espada mientras corría hacia adelante como el viento.

 

Al mismo tiempo, los espíritus fusionados de Lin Feng rugieron y se lanzaron  hacia delante. Muchas luces púrpuras estaban parpadeando en el cuerpo del dragón celestial. Todos sus movimientos eran monstruosamente rápidos, era tiránico.

 

Esas luces púrpuras se disparaban como serpientes, pero se movían mucho más rápido y eran mucho más brutales que cualquier serpiente ordinaria.

 

“¡Roaaarr!” El dragón rugió, sus siete cabezas empezaron a temblar. Parecía que algo  estaba impulsando a Lin Feng por el aire, se movía muy rápido y parecía que su poder se incrementaba en varios pliegues.

 

Whoosh.

 

Las serpientes púrpuras habían alcanzado a Chu Zhan Peng y envuelto alrededor de su cuerpo, atándolo.

 

“¡Cortar!” Gritó Chu Zhan Peng furiosamente, sus alas eran más afiladas que la mayoría de las espadas, así que la mayoría de las serpientes de la púrpura fueron cortadas, pero la luz púrpura crecía más y más haciéndolo más doloroso mientras cortaba las serpientes. El dragón comenzó a respirar una luz púrpura de su boca que fortaleció el espíritu púrpura más, la serpiente entonces cargó en el cuerpo de Chu Zhan Peng sin restricción y ató cada pulgada de su cuerpo en su lugar.

Advertisements