PMG: Capítulo 464: ¡Risa insana!

Capítulo 464: ¡Risa insana!

Lin Feng salió de la fortaleza y echó un vistazo alrededor, inmediatamente se dio cuenta de Meng Qing y Nuo Na.

 

“Meng Qing, nos vamos. ¡Vamos!” Gritó Lin Feng, que ahogó a Meng Qing. Inmediatamente después, Meng Qing miró a Nuo Na y luego voló en el aire siguiendo detrás de Lin Feng.

 

Un huracán de aire frío salió de la fortaleza. Li Shang parecía aún más emocionado que antes y estaba mirando a Lin Feng con una enorme sonrisa en su rostro. Su viento giró alrededor de su cuerpo y corrió a través del aire, llevándolo hacia Lin Feng.

 

En el suelo, Nuo Na estaba asombrada, miraba fijamente las siluetas que desaparecían en el horizonte.

 

Inmediatamente después, la cara de Nuo Na se puso roja, se sintió desesperada.  Comprendió las intenciones de Lin Feng, sólo pidió a Meng Qing que se fuera con él, lo que significaba que no iba a llevar Nuo Na con él. Lin Feng la dejaba atrás, porque estaba demasiado débil y sólo sería una carga. Si Lin Feng y Meng Qing tuvieran que llevar Nuo Na con ellos, no tendrían ninguna posibilidad de escapar. Tenían la opción de quedarse a luchar contra Li Shang o dejarla atrás, decidieron dejarla.

 

“¡Espero que nos encontremos de nuevo!” Dijo Nuo Na quien estaba profundamente sorprendida. Ella no había pensado que serían separados tan repentinamente. Su padre estaba muerto, su tribu había sido aniquilada y Lin Feng ahora la estaba abandonando, parecía que estaba sola.

 

Pero de inmediato, sonrió. Aunque había lágrimas en sus ojos, su sonrisa resplandecía. Incluso si ella terminó sola, ¡tenía suerte de estar viva!

En el cielo, las tres siluetas se precipitaban por la ciudad. Lin Feng y Meng Qing volaban  en el frente. Estaban tratando de escapar. Sin embargo, Li Shang seguía detrás de ellos manteniendo la misma distancia, sin atraparlos y no quedarse atrás.

 

La expresión facial de Lin Feng era fría. Lanzó su energía mortal, pero él estaba muy claro en cómo de fuerte era Li Shang. Con su estandarte, era fácilmente capaz de manejar bestias Xuan del cuarto y quinto nivel Xuan. Era cada vez más obvio que los cultivadores del quinto reino de Xuan Qi no tendrían la oportunidad de resistirse a Li Shang. Si Lin Feng luchaba contra él, tendría que ser cauteloso ya que ya no estaba seguro de si podía ganar.

 

“¡Qué rápido! Su velocidad es increíble” Pensó Lin Feng cuya expresión todavía estaba helada. En ese momento, estaba usando toda su fuerza para escapar con Meng Qing, pero parecía que era imposible escapar de Li Shang y, además, Li Shang sólo volaba casual por el aire, ni siquiera estaba usando su poder completo.

 

“Lin Feng, sólo quiero aprender su técnica del alma y ver si hay algo útil en su anillo. ¡Ya he dicho, soy una persona agradable y no te matare! ¿Por qué estás así?” Dijo Li Shang, todavía estaba sonriendo y continuó mencionando que no iba a matarlos, como si esa fuera su manera de ser amable.

 

Lin Feng lo ignoró y continuó volando hacia adelante. Muy rápidamente, su grupo pudo ser visto sobrevolando la puerta de la ciudad. Si salían de la ciudad, se encontrarían con los incontables lobos de fuego. El desierto alrededor de Tianya Haige probablemente estaba lleno de incontables lobos de fuego poderosos.

 

Lin Feng se detuvo, parecía como si hubiera terminado de huir. Desembarcó en las murallas de la ciudad y miró a Li Shang con una mirada fría.

 

Li Shang se detuvo en el aire cuando vio que Lin Feng había dejado de huir. Estaba mirando a Lin Feng con una gran sonrisa, pero su expresión se había vuelto ligeramente tensa. Parecía extremadamente despreocupado e imponente mientras permanecía en el aire.

 

“Li Shang, te pregunté si querías algo a cambio y dijiste que no, ahora vas a volver a tu palabra”, dijo Lin Feng. Su cuerpo estaba rodeado por una energía mortal y espantosa.

 

Dio un paso hacia adelante y su espada silbó a través del aire. Lin Feng cortó su espada hacia Li Shang con todo su poder.

 

“¿¡Espere!? ¿Quieres pelear conmigo?” Dijo Li Shang mirando confundido. Dio una pequeña ola de su mano que formó un huracán de Qi puro. El huracán se precipitó hacia adelante y chocó con la energía de la espada de Lin Feng. La energía de la espada de Lin Feng desapareció inmediatamente y su energía mortal fue destruida.

 

Lin Feng entrecerró los ojos. Como era de esperar, Li Shang no había revelado su  verdadera fuerza. Había bloqueado el ataque de la espada de Lin Feng de una manera tan relajada y despreocupada. Su Qi puro contenía un poder increíble, ya no había dudas sobre su fuerza, era mucho más fuerte que un cultivador en el pico del quinto reino Xuan  Qi, ¡podría ser aún más fuerte que eso!

 

Lin Feng no siguió hablando. Su Qi puro llenó el aire y su energía mortal fue liberada una vez más en el aire. Li Shang frunció el ceño y su rostro pareció sorprendido. La energía mortal de Lin Feng era extremadamente poderosa, por desgracia, no parecía nada cuando se enfrentaba a Li Shang.

 

Una espada negra se condenso en el aire, esa espada negra estaba llena de una increíble energía mortal.

 

“Ah, interesante” Dijo Li Shang con una sonrisa. Lanzó un Qi más puro que creció más fuerte y más fuerte. Todo su cuerpo estaba rodeado por un huracán que parecía tener el poder de separar el cielo.

 

“¡Muere!” Gritó furiosamente Lin Feng mientras lanzaba una monstruosa energía mortal que se estrellaba hacia Li Shang como una marea. Sin embargo, Li Shang todavía estaba tranquilo y despreocupado. Su huracán rompió la ola de energía mortal y luego chocó con  la espada de Lin Feng.

 

Un sonido retumbante se extendió por el aire, y de repente el puro huracán de Qi pareció enfurecido cuando el poder aumentó drásticamente. Lin Feng continuó liberando y cantidad interminable de energía mortal hacia el huracán.

 

¡Sin embargo, no se pudo detener! “¡BOOM!”

“¡BOOM! ¡BOOM!”

 

“¡BOOM! ¡BOOM! ¡BOOM!”

 

Una enorme explosión de poder se estrelló a través del aire destruyendo todo en su camino. El cuerpo entero de Li Shang había estado rodeado por un océano negro que era la energía mortal de Lin Feng y la ropa de Li Shang estaba desaliñada. El ambiente había vuelto a la normalidad, pero el rostro de Li Shang ahora era inexpresivo, él todavía parecía tranquilo y despreocupado, pero también frío.

 

En ese momento, las siluetas de Lin Feng y Meng Qing habían desaparecido. Cuando Lin Feng percibió que el Qi puro de Li Shang repentinamente crecía en fuerza, se dio cuenta de que nunca fue un partido para Li Shang, Li Shang era más fuerte de lo que Lin Feng había imaginado. Por lo tanto, mientras Li Shang estaba distraído por la energía mortal, Meng Qing y Lin Feng inmediatamente huyeron a toda velocidad. Entraron en el desierto lleno de lobos y apostaron que Li Shang no se atrevería a seguirlos.

 

Cuando Li Shang los vio salir, comenzó a sonreír de nuevo. Inmediatamente corrió a través del aire y apareció a la misma distancia detrás de Lin Feng y Meng Qing como antes, y luego siguió por detrás. Ni siquiera vaciló antes de entrar en el desierto que estaba lleno de lobos, algunos incluso tenían siete colas, algunos podrían tener más.

 

“¿Huh?” Lin Feng estaba sorprendido. ¡Él seguía persiguiéndolos! Ahora estaban en el territorio de los lobos, ¡pero siguió persiguiéndolos sin pensarlo dos veces!

 

Las expresiones faciales de Lin Feng y Meng Qing habían cambiado. Ellos volaban cada vez más alto hacia el cielo. Ellos estaban haciendo todo lo posible para evitar los lobos de fuego, no se atrevieron a disminuir la velocidad y en realidad parecía aumentar su velocidad.

 

Ya que Li Shang seguía detrás de ellos, sólo había un lugar donde correr. Tuvieron que regresar al lugar donde llegaron por primera vez, esa era la única manera para que salieran del desierto y huyeran de Li Shang.

 

Li Shang obviamente no podía saber lo que Lin Feng estaba pensando. Así que siguió detrás de ellos de manera relajada, siguió manteniendo la misma distancia. Todavía no estaba usando su fuerza para perseguirlos. Casi parecía que estaba jugando con ellos.

 

“Lin Feng, ¿es realmente necesario? Sólo quiero unas pocas cosas, ¡no quiero verlo correr a su muerte!” Dijo Li Shang con calma mientras seguía detrás de Lin Feng, lo que hizo que Lin Feng sacara una larga cara. Li Shang nunca estuvo interesado en ver la pancarta de Lin Feng, parecía que sólo quería jugar.

 

El suelo era abrasador y emitía un calor extremo, ciertas partes del suelo se encendían en llamas, pero no había lobos de fuego para ser vistos. Lin Feng se sorprendió, ¿esos lobos de fuego realmente vinieron de las profundidades del planeta?

 

Pero Lin Feng no tuvo tiempo para pensar en otra cosa, todo lo que quería era escapar de Li Shang. A pesar de que Li Shang no los estaba persiguiendo con todo su poder y parecía que estaba jugando, ¿quién podía decir cuándo iba a aburrirse y matarlos?

 

Por supuesto, si Lin Feng fue empujado demasiado lejos, entonces él no se preocuparía por las consecuencias y desencadenar las espadas malvadas.

 

Continuaron volando por el aire durante un tiempo y Lin Feng estaba agotado. Hizo un ligero movimiento y el estandarte apareció bajo sus pies y comenzó a crecer. La enorme bandera voló a través del aire mientras llevaba Lin Feng y Meng Qing. Volando sobre el estandarte requirió a Lin Feng usar menos energía, él comenzó a sacar algunas piedras de pureza y las absorbió continuamente para recuperar su energía.

 

Li Shang parecía aún más emocionado cuando observaba esto. Siguió siguiendo a Lin Feng de una manera tranquila y relajada. Su velocidad no era ni lenta ni rápida. No importa lo rápido Lin Feng trató de escapar, la distancia entre ellos se mantuvo el mismo todo el tiempo.

 

“Casi estamos allí”

 

Después de un largo período de tiempo, finalmente pudieron ver la meseta que significaba que casi habían llegado. Si pudieran regresar, podrían salir del desierto con seguridad.

 

Lin Feng estaba más preocupado por Li Shang que había estado volando todo este tiempo, tenía miedo de que Li Shang de repente los pudiera atrapar y no había nada que pudieran hacer para detenerlo.

 

Pero los temores de Lin Feng no se hicieron realidad. Pronto aterrizaron en el suelo y llegaron de nuevo al lugar que los transportó allí. Li Shang todavía los seguía,  pero mantuvo su distancia. Todavía estaba volando tranquilamente en el aire mientras sonreía mientras miraba hacia Lin Feng y Meng Qing: “¿No vas a seguir huyendo?”

 

“¿Huyendo?”

 

Una sonrisa apareció en la cara de Lin Feng. Agarró la mano de Meng Qing mientras decía, “Cya”.

 

Cuando terminó, Lin Feng y Meng Qing desaparecieron de vista, y Li Shang se sorprendió al verlos escapar de sus sentidos.

 

Cuando Li Shang vio que Lin Feng y Meng Qing habían desaparecido, se sorprendió, pero inmediatamente después, su sonrisa se hizo más amplia y parecía aún más emocionado.

 

Li Shang levantó lentamente la cabeza hacia el cielo y se inclinó hacia atrás, cerró los ojos  y tomó una respiración larga y profunda, parecía que estaba saboreando este momento.

 

Inmediatamente después, abrió los ojos y se pudo ver una luz espectacular en sus ojos. “¡HA, AHAHA, AHAHAHAHA, AHAHAHAHAHAHAHAHAHA!”

¡Li Shang había estallado en un interminable ataque de risa, una risa loca!

 

Advertisements

6 thoughts on “PMG: Capítulo 464: ¡Risa insana!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s