ST: Capítulo 160 – La Limpieza después de la Guerra de Aniquilación

Traducido por ShadowHunter


Capítulo 160 – La Limpieza después de la Guerra de Aniquilación

De sus subordinados, Calgurio había recibido muchas malas noticias.
La situación era muy sombría; era evidente que esta guerra fue un fracaso.
No, eso no es todo.
Ha había llegado al punto en que las posibilidades de dejar el bosque eran cuestionables.

(¿Cómo sucedió esto? No, para empezar, ¿cuándo…?)

Agitado e incapaz de moverse, Calgurio intenta centrar su mente en idear un plan para revertir es terrible escenario, ya que como el líder de los Cuerpos sigue siendo responsable de las vidas de sus oficiales y soldados.
Esa era la única cosa a la que él nunca le daría la espalda.

El primer informe confirmó que la batalla entre sus fuerzas y las del enemigo había comenzado.
La acalorada batalla había llegado a un punto muerto.
A pesar de su abrumadora ventaja en número, no podían avanzar a través de la impenetrable formación defensiva del enemigo; el enemigo estaba luchando con fervor.
Los cañones anti-magia y las magias a gran escala de los magos eran todas bloqueadas por la barrera defensiva del enemigo, haciéndolos incapaces de ejercer su poder.
Desplegando una excelente formación defensiva, él lo admitió.
Puesto que habían perdido el contacto con el escuadrón de la conquista del dungeon, solamente podían dirigirse a la capital.
Este no era el momento para alabar las defensas del enemigo.
Cuando Calgurio había unido todas las piezas, se había dado cuenta de que estaba contra la pared.
Pero ya era demasiado tarde.

Las tensiones habían aumentado entre los miembros de las tropas del Imperio.
Había llegado un nuevo enemigo. Ese grupo era la encarnación viviente del terror.
Con una fuerza opresiva, habían asesinado a muchos de los soldados.
Sus números apenas eran una décima parte de los suyos, pero no podían hacer nada en contra de ellos.
Según el informe del equipo de Medición de Energía, era un batallón formado por monstruos de alto nivel.
Pero la mayoría de ellos estaban a un nivel similar al de las fuerzas del Imperio.
No había muchos que pudieran ser considerados de rango-A o superior.
Sin embargo, los resultados se mostraban ante él, y sus propias fuerzas estaban acorraladas en una esquina.
Y eso no era todo.
Desde dentro de la formación defensiva del enemigo, magias de gran escala estaban siendo casteadas.
La magia del enemigo había logrado su tarea de dañar a los soldados del Imperio severamente.
El objetivo de las tropas violetas era propagar el miedo y la confusión sobre las fuerzas del Imperio, así disminuían la carga sobre sus propias barreras.
Fue una muestra brillante de cooperación.

Sin embargo, si sólo era hasta ese punto, todavía podían reagruparse.
La fuerza de conquista de la capital se había divido en vanguardia y retaguardia, teniendo 100.000 soldados cada uno.
Cuando la vanguardia comience a derrumbarse, la retaguardia podría brindar apoyo, cambiando posiciones con la vanguardia y reagrupándose.
Esto era posible debido precisamente a su abrumadora ventaja en números, una estrategia segura de ganar.

(Durar incluso una sola hora demuestra que este Señor Demonio es competente.)

Una vez que se dio cuenta de que estaba arrinconado contra la pared, Calgurio dejó de exasperarse.
Eso se debía a lo que había ocurrido a continuación.

Usando la magia la “Magia Telescópica”, Calgurio y sus asesores estaban observando el campo de batalla a pocos kilómetros de distancia.
Todos enmudecieron por lo que veían.
Fue en ese mismo momento que su confianza desapareció.
El equipo de Medición de Energía empezó a gritar como locos del miedo.

¡R-retirada! ¡¡Señor, por favor de la orden de retirada ahora!!

Ellos gritaron.
Pero ya era demasiado tarde…
Más rápido que tratando de entender el significado de esas palabras, él decidió comprobar la situación con sus propios ojos.
Las tropas de la retaguardia que iban a apoyar a la vanguardia habían sido golpeados por la tragedia.

Un tipo de ataque de magia nuclear, [Colapso de la Gravedad].

Liberando una energía absoluta, una magia brutal que esparce una violencia tiránica.
Liberando una presión gravitacional abrumadora como el de una estrella, esa cruel magia los aplastó a todos.
Todo en esa región sentiría sus efectos y sería aplastado.
Si todo continua siendo comprimido, toda la energía concentrada en un solo punto causaría una explosión en miniatura de una supernova.
Sin embargo, el enemigo no tenía la intención de ir tan lejos.
Cuando la mayoría de los soldados fueron aplastados hasta la muerte, los efectos de la magia desaparecieron.
Aun así, entre las decenas de miles de soldados, sería un milagro si algunos sobrevivieron……

U-un monstruo. S-sólo un ataque bastó para acabarlos…
Una magia que sólo existe en teoría…
Dada la excesiva cantidad de energía que requiere era algo irreal…

Incluso Calgurio entendió eso.
Teóricamente era posible, sin embargo, todavía estaba en fase de investigación.
No era una magia que existiese en el pasado, sino más bien fruto de la amalgama de la tecnología del Imperio, el conocimiento de otro mundo y una compilación de teorías que creaban un nuevo tipo de magia a gran escala que sobrepasaba la magia nuclear.
Y ahora, frente a ellos… fue perfeccionado.
Y todo por un solo monstruo.
No, Señor Demonio.
Esas palabras, junto con la sensación irreal de miedo, habían llegado al cerebro de Calgurio.
Nosotros, hemos levantando armas frente a un enemigo contra el que nunca deberíamos habernos metido, pensó Calgurio.

En primer lugar, para activar una magia de esa magnitud, incluso con 10 magos de élite no podría tener éxito.
Su consumo de energía no podía ser comparado con el de la magia nuclear, y sin una concentración perfecta sólo daría lugar a descargas accidentales de energía.
Aun así…… tener la capacidad de detenerse completamente a medio camino, definitivamente era el trabajo de un temible demonio.

Pero… todavía tenemos el Magic Canceller, puede que eso…

No, deberíamos retirarnos inmediatamente, Calgurio-sama.

El hombre que había entrado abruptamente a la tienda aconsejó a Calgurio.
Debes tener mucho valor para decir eso, es lo que él habría dicho si no hubiera visto al hombre.

¿N-no eres Krishna-dono?

Enviado por el Emperador mismo, este hombre era un élite y un activo indispensable para la guerra.
Como alguien a quien había desafiado muchas veces, Calgurio sabía que este hombre era indudablemente un poderoso guerrero.
Este hombre, con una apariencia harapienta, poseía un equipamiento de la clase más alta (leyenda), pero ahora, ese mismo equipamiento estaba desmoronándose en pedazos.
Todavía había señales de una lucha a muerte en él.

Escucha. Bazan y Raiha ya están muertos. El Coronel Kansas y el General Minz también.
Además de otros dos “World Travelers”. En el dungeon hay monstruos que no pueden ser derrotados ni siquiera con todo ese poder.
Esa magia nuclear de hace un momento, probablemente no fue el señor demonio (Rimuru).
Varios enemigos al nivel de un archidemonio ya han sido identificados dentro del dungeon.
Además, hay incluso monstruos al nivel de un señor demonio. Esa magia nuclear de hace un momento, es muy probable que haya sido usada por una persona similar.
Ahora que lo sabes, te imploro que tomes la decisión correcta, ¡no hay vergüenza en retirarse!

¿No era el Señor Demonio Rimuru?
Y, ¿hay varios de esos monstruos al mismo nivel de uno?
Así que, este es el poder… de este país.
Y por encima de todo, el Dragón Tormenta Veldora no ha hecho su aparición……
Y el Señor Demonio Rimuru tampoco se ha movido aun……
¡Reúne a las tropas! ¡Nos retiramos inmediatamente!

De los tres brazaletes de resurrección confiscados a Shinji y co, Calgurio había tomado uno y lo había ocultado para sí mismo.
Los otros dos fueron entregados al Departamento de Tecnología para su análisis, y uno de ellos fue entregado a Krishna.
Como las órdenes del Emperador eran absolutas, el Departamento de Tecnología sólo podía entregarlo sin quejas.
Uno había sido completamente desmontado así que éste era el único que podía ser utilizado, y gracias a dicho Brazalete Krishan fue capaz de revivir.
Y así, aunque se confirmaron los efectos de resurrección del brazalete, también se confirmó que las réplicas no tenían efecto.
Los soldados en el dungeon, en el sentido más literal de la palabra, fueron exterminados.
350.000 soldados, todos exterminados.
Calgurio palideció, pero ahora no era el momento para eso.
En lugar de los muertos, los que siguen vivos son más importantes.
Está el cuerpo de tanques y el de 400 aeronaves, primero deben reagruparse con ellos, captar la situación y luego reorganizar el ejército.
En el peor de los casos, tendría que retirarse y volver al Imperio, pero eso era mucho mejor a ser aniquilados aquí.
Calgurio decidió actuar ahora.
Pero, una vez más, era demasiado tarde.

Kufufufu. No podemos permitir eso ahora. Por qué no ser mi oponente durante un momento.

El Demonio se había acercado furtivamente, y definitivamente no iba a soltar a su presa.

Sin embargo, el aura emitida por él, era más abrumadora que cualquier monstruo que hayan conocido hasta ahora.
Un monstruo con una estatura parecida a la suya, pero su presencia era mucho más feroz y temible que la de un dragón.
Además, se había acercado sin que nadie se diera cuenta.
Incluso con esa clase de aura, él tranquilamente logró acercarse sin que nadie lo sintiera.
Los guardias apuntaron sus espadas al intruso.
Sin embargo, el cuerpo de Calgurio se sentía pesado, no tenía la voluntad para levantar su espada.

Kufufufu. ¿Ustedes insectos me enfrentaran en una batalla como un igual?

El monstruo pelirrojo, Diablo se echó a reír.
Calgurio miro a Krishna, pero él ya se había arrodillado.
Krishna probablemente había percibido la abrumadora diferencia de poder y estaba desesperado.
Calgurio, aferrándose a su último trozo de esperanza, trató de negociar con Diablo.

Disculpe mi rudeza, mi nombre es Calgurio.
Soy el líder de este ejército, y el que porta la autoridad más alta en esta operación.
¿Podría tener la amabilidad de decirnos su nombre?

¿Oya? Eres muy educado.
Mi “nombre” es Diablo, un fiel servidor del Señor Demonio Rimuru.

Como Calgurio había esperado, se trataba de un demonio nombrado.
O más bien, sería extraño que alguien de su calibre no tuviera un nombre.
Confirmando que la otra parte tenía razón e intelecto, Calgurio tenía esperanzas en las negociaciones.

Diablo-dono, queremos ofrecer nuestra rendición.
Si esta batalla continúa tendríamos más soldados muertos, tu lado también sufriría más daños, ¿no?
¿Qué opinas?
Por supuesto, pagaremos una compensación adecuada y prometemos abstenernos de todo acto de invasión en el futuro.
De hecho, ¡podríamos incluso formar una alianza entre Tempest y el Imperio!
Nunca olvidaríamos esa bondad, ¿qué piensa?
¿Podría por favor pasar este mensaje al Señor Demonio Rimuru-sama?

Considerando la situación actual, los 350.000 soldados que fueron a conquistar el dungeon ahora están muertos.
En cuanto a las tropas atacando la capital, más de la mitad estaban muertos o ya no podían seguir luchando.
Incapaces de ponerse en contacto con cualquier otro grupo, las fuerzas que pueden combatir ahora mismo son de 150.000 miembros, si se incluye a los sobrevivientes en total serían cerca de 200.000 soldados que podrían ser salvados.
Habrá una gran cantidad de bajas si actúan violentamente, por lo que rendirse era el mejor curso de acción.
Calgurio tomó esa decisión en una fracción de segundo, en lugar de huir, trataría de negociar con el Señor Demonio Rimuru a través de un intermediario.
Esta operación militar fue una completa derrota.
Habían subestimado completamente las fuerzas enemigas.
Su ejército poseía el poder de hacer frente a 3 de los antiguos señores demonio al mismo tiempo y triunfar.
Incluso si combinaban todos los ejércitos del lado occidental, sólo contendrían un tercio de las fuerzas del ejército del Imperio.
Estaban convencidos de una victoria absoluta, pero este fue el resultado.
Bajo el control del Señor Demonio Rimuru, había monstruos al nivel de un señor demonio…
Lo mejor era pagar las compensaciones adecuadas y retirarse, y luego reconstruir sus fuerzas y así asegurarse un futuro para sí mismos.
Casi 500.000 soldados habían muerto, y sin duda este era el final de Calgurio, pero cualquier perdida extra podría causar el colapso del Imperio.
Calgurio era codicioso, pero no incompetente.
Por eso, había ofrecido esta propuesta.
Si el enemigo exigia su vida, él estaba más que dispuesto a sacrificarse.
Pero, una vez más… llegó a esa decisión demasiado tarde.

Kufufufu. Esta propuesta, llegó un poco demasiado tarde.
En este punto, usted es el único sobreviviente.

Calgurio no entendía sus palabras.
Los consejeros también se sintieron confundidos por sus palabras.
Sin embargo, Diablo no les prestó atención.
*¡Pachin!* Y chasqueó los dedos.
En unos instantes, la tienda fue arrancada, y el paisaje exterior había entrado se grabó en las retinas de Calgurio.
Había una montaña de cadáveres.
Como si estuvieran dormidos, los soldados habían muerto en medio de su trabajo.
Era casi como si sus almas hubieran sido arrancadas de ellos…
No, no “era”, en realidad, sus almas habían sido robadas sin resistencia por el demonio de cabello rojo, Diablo.
Para empezar, Diablo no tenía ninguna razón en gastar tiempo y esfuerzo en querer perseguir a los soldados que huyeran.
Y masacrarlos a todos también sería una molestia.
Y así, al acercarse cosechó simultáneamente las almas de todos los soldados enemigos con [Fin del Mundo].
En realidad, podría haberlos matado de la locura a través de [Haki del Señor Demonio], pero eso habría causado demasiada conmoción.
Diablo no permitiría que ni uno sólo salga con vida.
Precisamente por eso, rápidamente aniquiló al enemigo, sin una pizca de vacilación.
Para empezar, él siempre prefería ser un lobo solitario.
Por eso tampoco tiene sus propios subordinados.
Son herramientas inútiles que ni siquiera vale la pena usar.
En realidad, un demonio menor llamado Venom lo había estado siguiendo, pero si él demuestra ser útil lo utilizará.
Para Diablo, el valor de una herramienta está en su utilidad.
Con esa mentalidad, él no se preocupaba por los subordinados inútiles; y además, él quería ser una herramienta útil para su maestro Rimuru.

¡¡U-u… UOOOOOOO!!

Calgurio gritó, casi como si vomitara sangre, y fulminó a Diablo con su mirada.
Su furia por la muerte de sus subordinados había superado cualquier temor en un instante.
En ese momento, una armadura radiante cubrió a Calgurio, tranquilizando su mente.
La armadura más fuerte desde la era de los dioses.
Otorgada por el Emperador, un equipo de clase divina.
Era el símbolo de la fuerza del Imperio, sólo a los cuatro Generales se les permitía portarlas.

¡No tienes perdón, Demonio! ¡Te voy a matar!

Kufufufufu. Eso es de lo que estaba hablando, ahora esto se está poniendo interesante.

Ellos llegaron a un punto muerto, y la batalla final comenzó.
Sin embargo, sería un error llamarlo una batalla.
Eso es porque, para Diablo, Calgurio no era más que una forma de vida inferior, incluso si él vestía una armadura clase divina1 no hacia ninguna diferencia.
Las herramientas sólo tienen valor cuando uno sabe cómo utilizarlas.
Nada es más lamentable que un dueño que no sabe sacar el máximo potencial de una herramienta.
Calgurio ni siquiera consiguió que Diablo se pusiera serio, ya que sólo era una cuestión de cosechar su alma.

Había 150.000 soldados del ejército acampando en las cercanías del dungeon.
Haciendo a un lado a los de habilidades más altas, ninguno de ellos se dio cuenta de lo que causó su aniquilación.
De esta manera, la totalidad de las fuerzas del Imperio que vinieron a invadir Tempest, fue completamente aniquilada sin dejar atrás ningún logro importante.
Y así, la crisis había sido evitada por ahora.

––– En realidad, si esto realmente podía llamarse una crisis o no, dependería de la persona a la que se le preguntara.

Y así, la invasión del Imperio a Tempest terminó en fracaso.

─────────────────────────

1- En tú cara, Seiya. ¡In your face! – See more at: http://shadowhuntertranslator.blogspot.com.ar/p/capitulo-160.html#sthash.An8wllSD.dpuf

Advertisements

One thought on “ST: Capítulo 160 – La Limpieza después de la Guerra de Aniquilación

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s