PMG: Capítulo 485: ¡Nieve Roja!

Editado por Gasaraki

_________________________________________________________________________________

Capítulo 485: ¡Nieve Roja!

“¡Vamos a atacar juntos y matarlos a todos!”

 

Han Xue Tian y el señor Chi estaban peleando, pero Luo Xue lanzó un ataque sorpresa contra el señor Chi. Pero tenían un ejército de más de diez mil apoyándolos, ¿por qué estarían asustados?

 

Todos los habitantes de la Villa de la montaña hielo y nieve estaban aterrorizados. El señor Chi no había muerto porque Lin Feng lo había protegido. Su plan había fallado y ahora tenían que enfrentarse a un ejército de furiosas tropas chi Xie.

 

 

Un sonido retumbante se difundió por el aire y las tropas Chi Xie lanzaron su energía mortal que causó la sacudida del suelo. De repente, los miembros del pueblo de montaña hielo y nieve se aterrorizaron y sus rostros se llenaron de pánico.

 

“¡Señor Chi, ve y descansa! ¡Puedo cuidar de esos dos!”

 

El señor Chi tomó una píldora y empezó a recuperarse. El señor Chi era un alquimista, si se trataba a tiempo, sus heridas no serían de ningún peligro para él.

 

“Está bien” Dijo Señor Chi, él no insistió en ayudar a Lin Feng. Con la fuerza de Lin Feng, podría fácilmente lidiar con esos dos cultivadores del cuarto reino de Xuan Qi.

 

El señor Chi retrocedió y Lin Feng soltó su energía mortal que también contenía filamentos de intenciones.

 

Han Xue Tian y Luo Xue estaban rodeados de energía mortal que los hizo temblar. Rápidamente liberaron un poco de Qi de hielo en forma de copos de nieve que llenaron la atmósfera y retuvieron la energía mortal. Sin embargo, esos copos de nieve crecieron caóticos mientras que la energía mortal comenzó a superarlos.

 

“¡Mueran!”

 

Lin Feng dio un paso adelante y en un instante llegó en frente de Luo Xue. Luego blandió una espada mortal directamente hacia su oponente.

 

“¡Hielo y nieve!” Gritó Luo Xue abruptamente. Entonces, una corriente de copos de nieve se condensó en la espada mortal de Lin Feng y la congeló en su lugar.

 

“¡Mundo de Hielo y Nieve!” Gritó Han Xue Tian en ese momento mientras liberaba una energía de hielo terriblemente poderosa. Todo el ambiente parecía que había congelado sólido.

 

Las habilidades extremadamente fuertes podían alterar vastos paisajes, no era un mito. La energía mortal de Lin Feng podría cambiar la atmósfera en un aire de muerte, el hielo y la nieve podrían congelar la atmósfera.

 

En ese momento, incluso el sol no podía hacer que el hielo se derrita.

 

Además, a medida que la atmósfera se hacía más fría y más fría, la gente de la Villa de la montaña hielo y nieve crecía cada vez más fuerte porque usaba hielo y nieve. Si la atmósfera estaba congelada, eran mucho más fuertes y por lo tanto más valientes. Sin embargo, fue lo opuesto para sus oponentes, a medida que la atmósfera se hizo más fría, los enemigos del el pueblo de montaña hielo y nieve se hicieron más débiles y fueron influenciados por el frío drástico.

 

Por lo tanto, a medida que la fuerza de los cultivadores de hielo aumentaba, también tenían más resistencia a luchar, luchar contra ellos se hizo mucho más peligroso.

 

Sin embargo, Lin Feng no tenía la intención de luchar contra ellos durante mucho tiempo, no era necesario.

 

Su Qi mortal  se estrelló a través de la atmósfera y tragó el hielo y la nieve. Una espada negra apareció y un Qi mortal aterrador aterrizó en los cielos.

 

En ese momento, su energía mortal contenía la intención de la espada, aunque su intención de la espada estaba solamente en el primer nivel, era más que suficiente.

 

“¡Muere!” Gritó furiosamente Lin Feng. Una luz negra destelló y desapareció en un instante.

 

“Psssh….!”

 

Un sonido sutil se difundió en el aire. Han Xue Tian, que estaba atacando a Lin Feng,  seguía en el aire, pero ya no avanzaba.

Bajó la cabeza y vio que su cintura estaba sangrando. La parte inferior de su cuerpo se separaba gradualmente de la mitad superior de su cuerpo.

 

“AHHHHH……….” Un grito horrible llenó el aire y resonó a través del campo de batalla. Todo el mundo en la Villa de la montaña hielo y nieve miró hacia arriba y vio que  el patriarca, el cuerpo de Han Xue Tian había sido cortado en dos. Sus ojos todavía estaban abiertos, pero su cuerpo ya no estaba entero.

 

La gente de la aldea sintió que sus corazones comenzaban a golpear violentamente, pero rápidamente se olvidaron de todo eso, porque sus cuerpos fueron cortados. El ejército Chi Xie no levantó la vista y se distrajo durante la batalla y continuó con sus ataques.

 

“¡Escapen!”

 

Los miembros de la aldea sólo tenían un pensamiento en ese momento, querían escapar. Su patriarca había sido asesinado por Lin Feng y cortado por la mitad, estaba luchando contra las tropas Chi Xie, ¿todavía vale la pena?

 

Todo el mundo de la Villa de la montaña hielo y nieve comenzó a tratar de escapar, incluyendo a los ancianos y los genios de la secta. Nadie quería morir. Morir con sus compañeros era una cosa virtuosa, pero la mayoría de las veces, cuando se enfrentaban con la muerte, la mayoría de la gente quería escapar porque estaban aterrorizados por la muerte. Esto no podía ser culpado, ya que era una reacción natural aferrarse a la vida.

 

¿Podrían escapar?

 

En el momento en que comenzaron a escapar, miles de flechas cruzaron el cielo. Parecía que había un océano de flechas cayendo desde arriba.

 

Teniendo en cuenta el número de flechas, los que estaban huyendo simplemente estaban moviendo la práctica objetivo para los miles de soldados.

 

Cuando Luo Xue vio que Han Xue Tian estaba muerto, y que todo el mundo quería escapar, sus ojos se volvieron carmesí, pero no liberó energía letal.

 

Lin Feng era demasiado aterrador. Luo Xue no podía luchar contra él.

Las manos de Luo Xue flotaban en el viento y una corriente de aire extremadamente fría se movía hacia Lin Feng bombardeando su camino a través de la atmósfera.

 

Sin embargo, al mismo tiempo, un enorme copo de nieve apareció bajo sus pies y al igual que una alfombra voladora, lo barrió en la distancia. Quería escapar también.

 

No trató de salvar la Villa de la montaña hielo y nieve. Ya estaba destinado a ser destruido.

 

Cuando Lin Feng vio que Luo Xue quería escapar, sonrió fríamente. Luo Xue había roto a través del cuarto reino Xuan Qi y estaba tratando de escapar cuando se enfrenta a Lin Feng! ¿Quién dijo que podía irse?

 

“¡Viento!”

 

La silueta de Lin Feng parpadeó, sintió el viento y corrió a través del cielo. Era extremadamente ágil. Parecía que se había transformado en una ráfaga de viento.

 

No había ninguna resistencia que lo retardara mientras se movía por el aire. Luego se lanzó hacia Luo Xue como un huracán.

 

Una terrible y mortal energía se estrelló contra el cuerpo de Luo Xue, que lo hizo temblar de pies a cabeza. Giró la cabeza y sólo vio el cuerpo de Lin Feng detrás de él, levantando una espada negra.

 

La espada de Lin Feng descendió y el cuerpo de Luo Xue se dividió por el centro. Había salido corriendo de la Ciudad Imperial y ahora quería regresar rápidamente, pero sólo la muerte le aguardaba.

 

Tal vez empezó a arrepentirse de todo justo antes de morir… Pero siempre había sabido lo aterrorizante que era Lin Feng. ¿Por qué volvió cuando supo lo que vendría? ¿Pensó que él podría salvar la Villa de la montaña hielo y nieve con tan poca fuerza?

 

Él ya había entendido, cuando Lin Feng había comenzado a agitarse a través de Xue Yue, que nadie sería capaz de salvar a su secta. La destrucción de la Villa de la montaña hielo y nieve parecía inevitable.

 

En ese momento, ya era demasiado tarde para que pudiera arrepentirse de algo, ya estaba muerto.

 

Lin Feng miró el cuerpo de Luo Xue cuando cayó del aire. Parecía inexpresivo. No parecía darse cuenta de que dos de los increíbles y majestuosos ocho altos oficiales de Xue Yue habían muerto a sus manos.

 

El sexto y el séptimo altos oficiales habían muerto en sus manos, Chu Zhan Peng y Luo Xue.

 

 

Lin Feng miró a sus tropas en el suelo. ¿Cómo podrían pelear unos cientos de personas contra su ejército de más de diez mil? Estaban haciendo un trabajo rápido con los cultivadores y estaban destruyendo completamente la secta.

 

En el suelo, uno de sus soldados era particularmente fuerte. Una espada brillaba a su alrededor, parecía un señor de la guerra bañado en sangre. Parecía un dios de la muerte violento. Nadie podía detenerlo. Su espada hecha de Qi Puro era imparable.

 

“Ba Dao, que solía ser el más fuerte de los esclavos…” Pensó Lin Feng. Recordaba cuando estaba en prisión, nadie podía controlarlo. Era monstruosamente violento. Lin Feng lo había liberado, gracias a las subastas. En aquel entonces, el nivel de cultivación de Ba Dao era más alto que el suyo y era capaz de controlar la fuerza de la espada.

 

En ese momento, Lin Feng ya había roto a través del tercer reino de Xuan Qi, mientras que Ba Dao sólo había roto a través del  primer reino de Xuan Qi. Con su increíble espada, su espíritu espada y su comprensión de los ataques de energía, Ba Dao fácilmente podría derrotar a la gente del segundo reino Xuan Qi.

 

En el lado de Lin Feng, había bastantes cultivadores excepcionales. Algunos de ellos no eran menos talentosos que él y algunos tenían el mismo cultivo, era sólo que no tenían tanta suerte como él tener un poder avanzado de entendimiento.

 

Duan Feng había dedicado su vida a la cultivación, Ba Dao era monstruosamente violento y brutal, Han Man era un hombre sencillo, pero de increíbles habilidades naturales y con un espíritu de sangre muy fuerte, entonces estaba  Po Jun que tenía un espíritu dual… Si Lin Feng habría no conoció a toda esa gente, tal vez no hubiera podido ascender tan rápido como él.

 

Estos raros talentos estaban siempre en la sombra de Lin Feng, pero querían seguir a Lin Feng.

 

Cuando Lin Feng pensó en esas cosas, miró hacia el cielo, en dirección a Ciudad Duan Ren.

 

Se estaba preguntando qué estaban haciendo tío Liu, Fei Fei, Han Man y Po Jun… La última vez que había visto al tío Liu en la Ciudad Imperial, había perdido la esperanza. Después de terminar lo que tenía que hacer, Lin Feng intentaría volver a Ciudad Duan Ren.

 

La Villa de la montaña hielo y nieve fue la última batalla antes de la Ciudad Imperial. Lin Feng ya había matado a todos sus enemigos fuera de la ciudad, sus otros enemigos estaban esperando dentro de la Ciudad Imperial.

 

Cuando el sol se ponía, las tropas de Chi Xie galopaban por la nieve hacia la Ciudad Imperial. En la distancia, Lin Feng miró en dirección de la Villa de la montaña hielo y nieve y pudo ver que el paisaje blanco estaba ahora lleno de nieve roja.

Advertisements

4 thoughts on “PMG: Capítulo 485: ¡Nieve Roja!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s