PMG: Capítulo 482: ¡Miles de flechas!

Editado por Gasaraki

___________________________________________________________________________________________

Capítulo 482: ¡Miles de flechas!

Un gran número de personas siguieron el Imperio de la Montaña del Dragón de Tian Feng y viajaron a Xue Yue. Durante el banquete, Lin Feng humilló a los siete enviados de Tian Feng uno tras otro e incluso mató a dos de ellos.

 

Durante la noche después del banquete, 18 cultivadores del reino de Xuan Qi habían aparecido y habían tratado de matar a Lin Feng con una formación de espada, pero al final, habían fracasado completamente. La capacidad de batalla de Lin Feng se hizo clara en el lago Xiangjiang. Parecía que algo grande iba a suceder en Xue Yue. La gente realmente no podía describirlo, pero sabían que algo importante iba a suceder y nadie podía predecir las secuelas.

 

Fuera de la Ciudad Imperial, a miles de kilómetros de distancia, algo asombroso también estaba sucediendo. Una cierta localización estaba en ruinas completas, pero la noticia no se ha llegado a la ciudad imperial.

 

La secta más fuerte del país, la secta Hao Yue había sido completamente destruida.

 

Ese día, diez mil caballeros blindados Chi Xie habían entrado en el territorio de la secta Hao Yue y habían aniquilado todo en su camino. La sangre fluía como un río. Toda la secta había sido destruida y la secta Hao Yue se desvanecería en la historia.

 

Aparte de algunas personas que estaban afuera y unos pocos que habían logrado escapar, todos murieron sin piedad. Toda la secta se había convertido en un río de sangre. La masacre había durado todo un día.

 

Al atardecer, cuervos negros y halcones feroces volaban por encima del territorio de la  secta Hao Yue y a veces bajaban para comer la carne muerta de los innumerables cuerpos. Parecía apocalíptico y desolado.

 

El sol poniente se refleja en la superficie del río de la sangre, emitiendo una sensación misteriosa.

En ese momento, las tropas que destruyeron la secta ya estaban en camino hacia su siguiente ubicación. En la cadena montañosa donde estaba la secta Hao Yue, había un grupo de personas que se reunían para ver las consecuencias del ataque. Mirando las pilas de cadáveres y el río de sangre, sentían un escalofrío en su alma.

 

Este era el mundo del cultivo, era cruel y sanguinario. Ellos, por supuesto, sabían quiénes eran esas tropas. Las tropas Chi Xie pertenecían al oficial Lin Feng de la ciudad de Yangzhou. Además, Lin Feng también solía ser discípulo de la secta Yun Hai. En el  pasado, la secta Hao Yue había participado en el exterminio de la secta Yun Hai, había sido, al igual que Secta Hao Yue era en ese momento, un baño de sangre.

 

Lin Feng había comenzado a tomar su venganza.

 

En el pasado, sólo era un discípulo muy talentoso de la secta Yun Hai, pero en ese momento, ya era un genio famoso en Xue Yue. Él, por supuesto, quería vengarse, odiaba a los que destruyeron su secta. La secta Hao Yue no iba a ser la última secta en su lista, sin embargo, era sólo el comienzo.

 

En realidad, la secta Hao Yue no era siquiera un comienzo, la venganza apenas había comenzado.

 

A miles de kilómetros de la secta Hao Yue, estaba la cadena de montaña Yun Hai. Todos  en la cadena montañosa estaban en estado de alerta total. Todas las posibles salidas estaban bloqueadas, excepto la que conducía a la Montaña del Viento Negro. Cada otra entrada y salida estaba bloqueada.

 

Las tropas Chi Xie ya habían estado allí durante siete días. Durante esos siete días, nadie  fue capaz de entrar o salir. Sólo las personas que eran de los alrededores de la cadena de montaña Yun Hai se les permitió salir. Había sido evacuada de todos los espectadores casi al instante.

 

Si se hubieran quedado, habrían muerto, ¿quién se habría atrevido a quedarse?

 

Esas tropas Chi Xie habían venido para vengar la secta Yun Hai. Si alguien se atrevía a enfurecerlos, estarían cortejando a la muerte.

 

Alrededor de la cadena montañosa, las tropas de Chi Xie esperaban tranquilamente. Parecían fríos y permanecían en perfecta formación mientras permanecían absolutamente silenciosos.

Algunas personas, aunque ya habían dejado la cadena montañosa, no habían abandonado la zona circundante, estaban de pie en la distancia y observaban lo que iba a suceder. Ellos querían ver si las tropas Chi Xie realmente aria un alboroto.

 

En ese momento, en los picos de la cadena montañosa Yun Hai, todo el mundo estaba aterrorizado. Estaban asustados más allá de la creencia.

 

Ya habían sido rodeados durante siete días y no sabían lo que iba a suceder, todos podrían ser sacrificados.

 

Todo el mundo temía la muerte, algunas personas tenían más miedo que otros, pero al final, cuando se enfrentan a la muerte, todo el mundo tendría miedo. No tener miedo de la muerte era imposible, era un instinto natural. Además, no podían irse, así que sólo podían esperar  la muerte. La espera los estaba volviendo locos y muchos ya habían perdido toda esperanza.

 

Las personas que se quedaron eran personas de la secta Hao Yue, la Villa de la montaña de hielo y nieve, la secta Wan Shou y el Santo Patio de Xue Yue. Habían dividido toda la Montaña Yun Hai y habían establecido bases militares allí. La Montaña del Viento Negro era un buen campo de caza que era extremadamente atractivo para las sectas, todos estaban encantados de tener acceso a ella.

 

Pero en ese momento, la montaña de Yun Hai se veía y se sentía como una montaña de destino, querían irse, pero no podían.

 

De repente la situación se volvió caótica. Todo el mundo trató de huir, querían escapar inmediatamente, pero la caballería había empezado a galopar hacia ellos en perfecta formación.

 

La caballería blindada finalmente había empezado a moverse después de rodearlos durante siete días, ¿iban a atacar?

 

Todo el mundo quería escapar pero debido a la caballería Chi Xie, todos fueron obligados a ir en la misma dirección. Los caballos los empujaban al centro de un valle. Las tropas los obligaban a reunirse en el mismo lugar.

 

En el centro de ese valle, la gente comenzó a verter por los miles. Ellos estaban mirando a su derecha e izquierda sólo para ver más gente entrando desde todas direcciones. Todos ellos estaban cada vez más asustados cuando se dieron cuenta de esto. Sabían que esas tropas probablemente los iban a matar.

¿Pero qué podían hacer? Fueron rodeados por un ejército poderoso y claramente fueron superados. No tenían elección.

 

Al final, un gran grupo de personas se reunieron en medio del valle. Cuando miraron hacia los acantilados del valle, pudieron ver a las tropas Chi Xie mirándolas.

 

Todos parecían fríos y desprendidos y estaban liberando algo de Qi mortal mientras todos buscaban sus arcos.

 

Los corazones de muchas personas estaban golpeando violentamente. Esta escena fue similar a lo que ocurrió en el pasado.

 

En aquel entonces, Duan Tian Lang había llegado a la secta Yun Hai con las otras sectas y había matado a la secta Yun Hai, la historia se repetía.

 

Sin embargo, en el valle no había gente de la secta Yun Hai, la escena parecía la misma, pero las posiciones habían sido revertidas, sólo aquellos que aniquilaron la sección Yun Hai fueron obligados a entrar en el valle.

 

Nadie había pensado nunca que tal cosa sucedería.

 

La atmósfera era silenciosa y opresiva. A lo lejos, un silbido se difundió por el aire. Muy rápidamente, todos notaron dos siluetas.

 

Era Lin Feng montando su tigre alado.

 

Su blanca ropa blanca revoloteaba en el viento mientras miraba hacia el valle.

 

Esa bestia era de color rojo brillante como el fuego y tenía dos alas gigantes, todo el mundo estaba aterrorizado de la viciosa bestia.

 

Todos miraron las siluetas del cielo.

 

Sin embargo, lo que asustó a la gente más que al tigre alado, fue cuando reconocieron a la persona que lo montaba.

¡Lin Feng había vuelto! ¡Había venido para vengar la secta Yun Hai!

 

Unos años antes, él era un discípulo de bajo nivel de la secta Yun Hai, que acababa de romper a través del reino Ling Qi. Ahora, él era como una estrella ardiente en el cielo. Se había convertido en el marqués de la ciudad de Yangzhou, el Marques Chi Xie, y tenía un poderoso ejército bajo su control. También estaba montando una aterradora bestia nivel Xuan y ahora había regresado a la Secta Yun Hai con un tremendo poder.

 

Si la secta Yun Hai todavía existía, el regreso de Lin Feng habría sido glorioso.

 

Sin embargo, la secta Yun Hai había sido exterminada y todo lo que Lin Feng quería hacer era masacrar a los responsables. Lin Feng había regresado para vengarse.

 

Lin Feng no siguió mirando a esa gente. En cambio, miró hacia la cadena montañosa. Podía ver todos los lugares que recordaba del pasado, pero sólo el frío le llenaba los ojos. Una deuda de sangre tenía que ser pagada con sangre.

 

Lentamente volvió la cabeza y miró el valle, la Barranco Tormentoso. Había una arena en  el centro, la Arena de la Vida y la Muerte.

 

Lin Feng podía recordar su tiempo en la Barranco Tormentoso y la Arena de la Vida y la Muerte.

 

En ese momento, podía recordar claramente a todas aquellas personas que habían muerto hacía mucho tiempo. Podía recordar cómo Liu Fei lo había perseguido, podía recordar al Protector Kong que lo protegía junto con la sonrisa amable del Protector Bei.

 

Lin Feng miró a la multitud en el Barranco Tormentoso, despreció a todos ellos. Esa gente era como una plaga en los ojos de Lin Feng, los miraba de la misma manera en que miraban la Secta Yun Hai en el pasado.

 

Lin Feng levantó lentamente la mano y, en un instante, se oyeron innumerables silbidos por el aire, que inmediatamente fue invadido por un Qi mortal. Miles y miles de flechas fueron disparadas al aire, apuntando directamente a la gente dentro del valle.

 

Todos dentro del valle estaban en pánico, estaban temblando al ver la nube de flechas cayendo del cielo. Todos parecían aterrorizados.

En ese mundo sin corazón, la gente no mostraría misericordia a sus enemigos. La sangre  era la única manera de pagar la sangre.

Lin Feng sólo levantó la mano en el aire y miles y miles de flechas se desataron en el aire!

Advertisements

3 thoughts on “PMG: Capítulo 482: ¡Miles de flechas!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s