PMG: Capítulo 497: ¡El veredicto de Lin Feng!

Editado por Gasaraki

____________________________________________________________________

Capítulo 497: ¡El veredicto de Lin Feng!

En la madrugada, un viento frío recorrió las calles de la Ciudad Imperial, las personas que todavía se sentían somnolientas serían despertadas inmediatamente por la brisa fría.

 

Las personas que caminaban por el Santo Patio de Xue Yue pronto descubrieron que ya no era el Santo Patio.

 

En la enorme puerta, ya no había más el nombre de “Santo Patio de Xue Yue” más, ahora se llamaba “SECTA YUN HAI”  ¡que asombró a todos!

 

El Santo Patio de Xue Yue había sido destruido y la Secta Yun Hai había reemplazado su lugar dentro de la Ciudad Imperial.

 

“¡Lin Feng es tan agresivo! ¡Tan audaz!” Susurró la gente de la ciudad. Lin Feng había exterminado el Santo Patio de Xue Yue e incluso había establecido la Secta Yun Hai dentro de la Ciudad Imperial.

 

¡Qué agresivo!

 

¡Qué poderoso!

 

¡Qué arrogante!

 

Sólo un loco como Lin Feng podría hacer un movimiento tan audaz.

 

En ese momento, ya no había sangre para ser vista, los terrenos habían sido limpiados a fondo. Todos los edificios, el pabellón, los lagos y los ríos habían sido limpiados y ya no contenían rastros de sangre. Todo el territorio parecía como si una lluvia torrencial hubiera barrido todos los rastros de la masacre.

 

Los cadáveres que estaban dispersos por el territorio también habían desaparecido sin dejar rastro, como si la masacre fuera sólo un sueño.

 

Lin Feng había reunido a las tropas de Chi Xie y a su gente de la ciudad de Yangzhou para limpiar completamente cualquier huella del Santo Patio de la existencia. En una noche, un ejército de decenas de miles había barrido el territorio. El territorio había cambiado completamente y parecía mucho más magnífico que en el pasado. Tal tarea no era difícil en absoluto con tanta gente.

 

La Secta Yun Hai ahora tenía el poder de hacerlo. Después de esa noche, aparte de algunos edificios del diseño original, todo había cambiado.

 

Todo el territorio del Santo Patio de Xue Yue estaba ahora bajo el control de la secta Yun Hai. Los antiguos libros, habilidades y técnicas, así como todas las piedras de pureza y las venas de la tierra del antiguo patio sagrado de Xue Yue pertenecían ahora a la secta Yun Hai.

 

En ese momento, fuera del Palacio Imperial del Rey, había una multitud de personas reunidas.

 

Esas personas estaban hablando y discutiendo varios eventos. Todos parecían fríos y estaban extremadamente molestos. Aquellos eran todos los ricos y nobles cultivadores de la Ciudad Imperial. Todos estaban haciendo cola fuera pacientemente y muchos habían estado allí toda la noche. Aunque no podían entrar en el palacio, todos se reunieron en la entrada.

 

Además, todas esas personas tenían algo en común. Todos estaban sosteniendo trozos de bambú de alta calidad.

 

Todos esos trozos de bambú tenían el mismo contenido y propósito, incluso si las palabras usadas no eran idénticas.

 

Todos estaban pensando en Lin Feng que se había forzado a entrar en la Ciudad Imperial sin dar cara al Clan Imperial, incluyendo una lista de todos los crímenes de Lin Feng.

 

Todos esos trozos de bambú fueron escritos con sangre, para mostrar la extremidad del contenido.

 

En ese momento, dentro del palacio, un grupo de personas se dirigió hacia la enorme  puerta. Finalmente, llegaron al frente de la multitud antes de detenerse.

 

Todos parecían agitados y tensos, todos habían venido a hacer una petición, querían que  Lin Feng fuera condenado a muerte.

 

Una silueta salió del grupo al frente de la multitud y dijo: “Danos lo que quieras informar y vamos a informar los detalles contenidos al monarca”.

 

La multitud asintió con la cabeza y entregó sus trozos de bambú. Aquellas personas que llegaban desde el interior del palacio se encargaban de transmitir mensajes entre la gente de la ciudad y el monarca.

 

Fuera del palacio, los que habían venido desde el interior del palacio estaban sonriendo y recogiendo los trozos de bambú.

 

Esas personas fuera del palacio tenían mucho poder en la monarquía y habían enviado a sus generaciones más jóvenes a cultivar en el Santo Patio de Xue Yue, pero Lin Feng los había matado, por lo tanto querían que Lin Feng muriera.

 

Una persona salió del palacio y dijo a los mensajeros: “No pierdan tiempo, se apresuren y lleven sus mensajes al monarca”.

 

Entonces, todos los mensajeros tomaron rápidamente todos los trozos de bambú e inmediatamente regresaron al palacio del monarca.

 

Cuando la multitud vio que sus tablones de bambú estaban siendo llevados dentro del palacio del monarca, sus ojos comenzaron a parpadear con luces frías. Todos parecían nerviosos y temerosos.

 

Lin Feng había llevado a su ejército a la Ciudad Imperial, ¿se enfurecería el monarca por las acciones de Lin Feng?

 

¡Lin Feng definitivamente iba a morir! Muchas personas se habían reunido para pedir su muerte, mil personas habían traído unas láminas de bambú y usaban su propia sangre como tinta. Todos esos mensajes condenaban el comportamiento de Lin Feng.

 

“No habría pensado que tú vinieras personalmente aquí, Ministro Du Gu” Dijo una persona vestida con ropa de seda azul a un anciano que tenía una presencia digna.

 

Luces agudas parpadeaban en los ojos del anciano y dijo: “Si Lin Feng no recibe la sentencia de muerte, no sé qué voy a hacer”.

 

“Jaja, yo siento lo mismo. El ministro Du Gu no debería preocuparse. Ese tonto es tan agresivo y arrogante, es increíble. Esta vez, cargó en la Ciudad Imperial con su ejército y  no mostró respeto por la ley. Incluso asesinó a los estudiantes inocentes del Santo Patio de Xue, el monarca nunca lo perdonará, definitivamente lo condenará a muerte” Dijo  el hombre de mediana edad con ropa azul mientras sonreía a la que el hombre del Clan Du  Gu. Todo el mundo esperaba que eso fuera el resultado. Lin Feng merecía morir por sus crímenes. Si Lin Feng no muriera, nunca volvería a sentirse a gusto.

 

Todo el mundo estaba esperando tranquilamente fuera del palacio, estaban impacientes por saber cuándo se llevaría a cabo la ejecución de Lin Feng. Sólo miraban el gigantesco palacio y esperaban con impaciencia el veredicto.

 

A pesar de que el monarca rara vez se mostraba, cada vez que lo hacía, era increíble y la gente siempre jadeaba de admiración cuando estaba en su presencia. Estaban convencidos de que esta vez el monarca estaría de acuerdo con su petición.

 

Transcurrió algún tiempo, aunque sólo era poco tiempo, la multitud afuera parecía haber estado esperando por una eternidad. Finalmente, una persona con un pergamino de oro salió volando del palacio del monarca y de inmediato aterrizó frente a la multitud.

 

El anciano del Clan Du Gu dio un paso adelante y agitó la mano, en un instante el pergamino dorado voló en su mano.

 

Con ansiedad por seguir adelante, el anciano abrió de inmediato el pergamino dorado y de repente se asomó.

 

“Ministro Du Gu, ¿qué dice?” Preguntó alguien acercándose a él en anticipación. “Sí, ¿Lin Feng es condenado a muerte?”

La multitud respiraba más rápido y se emocionaba. Muchas personas se reunían alrededor del  anciano  del  clan  Du  Gu,  luego  le  entregó  el  pergamino  y sólo  vieron  unas pocas

 

palabras escritas. Todos quedaron atónitos al leer el mensaje. ¡No podían creerlo sus ojos, parpadeaban un par de veces, pero esas palabras escritas con delicada caligrafía nunca cambiaron!

 

En el pergamino de oro, había cuatro palabras: “¡LIN FENG ES INOCENTE!”

 

¿Lin Feng era inocente?

 

¿Cómo era eso posible? ¿Cómo podría Lin Feng ser inocente? ¡Había cargado en la ciudad imperial con un ejército, que lo convirtió en un rebelde, un traidor! Duan Tian Lang, era un noble del Clan Imperial tenía un estatus muy alto. Lin Feng era sólo un marqués, pero Duan Tian Lan debe haber sido asesinado por Lin Feng, que fue su segundo delito, por eso solo, Lin Feng debe ser condenado a muerte. Duan Tian Lang creó el Santo Patio de Xue Yue y los miembros más jóvenes del clan de los cultivadores ricos y nobles eran todos sus estudiantes, pero Lin Feng limpió el Santo Patio de Xue Yue de la existencia, había matado a todos sus miembros que eran inocentes, que Fue el tercer crimen de Lin Feng! Pero Lin Feng era… ¿¡Inocente!?

 

Los pechos de muchas personas estaban golpeando violentamente, estaban enfurecidos. Sin embargo, el monarca no lo vio así. El anciano del Clan Du Gu se dio la vuelta y dijo: “Perdón por causar problemas, pero quiero ver al monarca”.

 

“¡Sí, yo también!” Mucha gente estaba diciendo que querían ver al monarca, ¿cómo podía decir que Lin Feng era inocente?

 

“De Negado. El monarca ya sabe lo que todos quieren decir. Él me dijo que le dijera que Lin Feng es el Patriarca de la Secta Yun Hai, llegó a la Ciudad Imperial bajo ese estatus, su ejército son todos miembros de la Secta Yun Hai y se les concedió la entrada como cultivadores individuales, se les considera Miembros de la secta y no un ejército, por lo que no cuentan como rebeldes armados. A todos los miembros de la secta se les concedió el acceso a la Ciudad Imperial por los guardias, por lo que no es un crimen. Duan Tian Lang, destruyó la secta Yun Hai y Lin Feng fue testigo de la destrucción de su secta, ahora él promulgó su venganza como el patriarca de la secta Yun Hai, esto no es un crimen, es una venganza personal que está justificada por nuestra ley. Lin Feng y el estatus social de Duan Tian Lang no tienen nada que ver con una disputa de sangre entre sectas. Por lo que  respecta a los estudiantes del Santo Patio, decidieron unirse al Santo Patio de Xue Yue y así entrar conscientemente en la deuda de sangre. Lin Feng los mató porque eran miembros del Santo Patio de Xue Yue y por lo tanto eran sus enemigos, no masacró a los inocentes. ¡La destrucción del Santo Patio de Xue Yue y el resurgimiento de la Secta Yun Hai están justificados! Lin Feng no ha cometido ningún crimen    y sólo había establecido una disputa”

 

de sangre entre las dos partes. Lin Feng es, por lo tanto, inocente” Dijo el mensajero del rey lentamente al negar todos los crímenes de los que Lin Feng fue acusado.

 

Todo el mundo estaba aturdido y no sabía qué decir en respuesta. ¿¡Lin Feng era inocente!? Muchas personas no podían soportarlo, no estaban dispuestos a aceptar ese veredicto.

“Por supuesto, las acciones de Lin Feng fueron justificadas como se estaba vengando, todos ustedes están justificados por la ley para ir a confrontar a Lin Feng para promulgar su venganza. Nadie tratará de detenerlos” Dijo el mensajero con indiferencia.

 

Se les permitió ir y obtener su venganza personalmente. Esas eran las leyes en esta ciudad de cultivadores, pero todo el mundo esperando afuera tiró de una cara larga. ¿Se atreverían a ir y buscar personalmente a Lin Feng por su venganza?

Advertisements

2 thoughts on “PMG: Capítulo 497: ¡El veredicto de Lin Feng!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s