PMG: Capítulo 507: ¡La bandera aterradora!

Editado por Gasaraki

___________________________________________________________________________________________

 

Capítulo 507: ¡La bandera aterradora!

“¡Muere!” Gritó otro cultivador del grupo. La multitud de llamas que rodeaban a Lin Feng se transformaron en serpientes de fuego. Aparte de su calor abrasador, Lin Feng también podía sentir un frío  Qi maligno.

 

Lin Feng estaba completamente rodeado por sus llamas.

 

“¡Qiong Qi, regresa!” Dijo Lin Feng a su tigre alado usando telepatía. En un instante, el tigre alado se alejó. Al mismo tiempo un fuego surgió de la mano de Lin Feng que se precipitó hacia un enemigo.

 

“¡Rómpete!” Esa persona bloqueó el fuego de Lin Feng usando el suyo, ambos fuegos se fusionaron, pero el fuego de Lin Feng se hizo cada vez menos visible hasta que desapareció por completo. Parecía que su Qi del Sol estaba realmente engullido. Además, el fuego del enemigo había crecido en poder.

 

“¡Dragón de Fuego Malvado!” Gritó su líder en una voz profunda. Esa gente estrechó sus manos, y en un instante más llamas emergieron de sus manos y se precipitaron en el aire, se formaron en un dragón de fuego que rugió hacia Lin Feng.

 

Ese dragón de fuego se movía como si estuviera vivo, volaba por el aire y sus ojos incluso tenían pupilas, parecía increíblemente malvado y siniestro.

 

“¡Roaaar!” El dragón de fuego rugió cuando su cabeza llegó en frente de Lin Feng en un abrir y cerrar de ojos.

 

“¡Volver!” Lin Feng se movió con el viento a toda velocidad. Además, su tigre alado se movió inmediatamente en la distancia. El tigre alado era fuerte, pero debido a que su nivel era demasiado bajo, no podía participar en la batalla. Sólo se convertiría en una carga para Lin Feng si se mantuviera demasiado cerca.

 

“Qué dragón de fuego tan rápido…” Lin Feng estaba sorprendido. La gente de la Academia Xie Huo formó una línea recta y empezó a cantar un encantamiento mientras cerraba los ojos y fruncía el ceño. Parecían estar en profunda concentración.

 

“Están usando sus almas para controlar las llamas…” Pensó Lin Feng, él sintió dado una sacudida eléctrica. Ese dragón de fuego estaba mirando fijamente a Lin Feng con frialdad. Realmente parecía estar vivo. Aquellos cultivadores fuertes de la Academia Xie Huo tenían muchas maneras ingeniosas de usar su fuego en comparación con Lin Feng. Incluso podían usar sus almas para controlarlo, combinaban su poder de alma para controlar todas las llamas y el dragón de fuego.

 

“¡Roaaar!” El dragón de fuego voló abruptamente por el aire y corrió derecho hacia Lin Feng. Era muy rápido, como una ilusión, ya había llegado a Lin Feng.

 

Lin Feng percibió el cambio en el viento y se retiró, pero el dragón siguió persiguiéndolo, no permitiría que Lin Feng se escapara. Las dos siluetas, el dragón y Lin Feng, parpadearon y se movieron a través del cielo a toda velocidad. Era inimaginable.

 

“Qué dragón de fuego aterrador, si no fuera capaz de sentir los movimientos del viento, me habría matado hace mucho tiempo…” Pensó Lin Feng. Lin Feng podía usar su increíble poder del alma para sentir los cambios en el viento, podía percibir claramente los movimientos del dragón, pero no podía escapar, era demasiado rápido.

 

El líder de ese grupo estaba mirando fijamente a Lin Feng, siguiendo sus movimientos de cerca. La velocidad de Lin Feng era increíble, no era de extrañar que fuera capaz de matar al tercer enviado, probablemente debido principalmente a su velocidad. Probablemente fue la razón principal por la que el tercer enviado no pudo competir con Lin Feng.

 

“Ya que están usando sus almas para controlar las llamas, yo me encargaré de ellas” pensó Lin Feng. Sus ojos se volvieron más fríos. Comenzó a condensar cantidades increíbles de  Qi puro que rodeaba su cuerpo. Una flor de loto de repente apareció en su mano, que contenía una débil luz discernible negro, que luego condensado en su negro fuego de loto negro.

 

“¿Eh?” El líder de los enemigos miró el loto negro que Lin Feng condensaba en su mano y se sorprendió. Parecía que contenía Qi mortal, se sentía como si fuera a explotar en cualquier momento.

 

El dragón de fuego continuó siguiendo a Lin Feng de cerca. No iba a dejar escapar a Lin Feng. Sin embargo, en ese momento, Lin Feng de repente se dio la vuelta y se detuvo. Mientras se volteaba, levantó la mano.

 

“¡Vuelve!” Gritó el hombre de mediana edad, pero el dragón de fuego y Lin Feng se movían demasiado rápido, en el momento en que Lin Feng se detuvo, el dragón de fuego ya estaba frente a Lin Feng y se estrelló contra el loto negro.

 

Ya era de noche en la Ciudad Imperial, por lo que el loto parecía extremadamente común  en la oscuridad de la noche, inmediatamente se estrelló contra la cabeza del dragón y penetró directamente a través.

 

Un sonido aterrador pero sutil llenó el aire, ese diminuto loto negro lanzó una aterradora y mortífera energía que empezó a desgarrar al dragón.

 

“¡Muere!” Gritó Lin Feng en una voz profunda mientras se movía hacia atrás. La energía mortal del loto negro emitía silbidos en el aire, formando un agujero negro que tragaba todo el dragón.

 

Parecía que había un agujero desgarrado en la atmósfera que estaba lleno de energía mortal, nadie podía acercarse a ese aterrador vórtice.

 

Todas las personas de la Academia Xie Huo gemían mientras sus rostros se volvían pálidos, la sangre salía de sus bocas mientras sus almas recibían un tremendo daño. Todos estaban usando sus almas para controlar al dragón de fuego, de lo contrario no hubieran sido capaces de controlar a un dragón de fuego tan poderoso.

 

“¡Qué aterrador!” Todos abrieron los ojos y miraron fijamente el loto negro que había formado un agujero negro. Se tragó por completo su dragón de fuego… Las llamas sombrías de Lin Feng estaban sorprendentemente todavía ardiendo en el aire, ¡Era aterrador!

 

Lin Feng se elevó más alto en el cielo y miró al grupo de enemigos con una luz fría en los ojos.

 

“Todos usaron sus almas para controlar al dragón de fuego para atacar, pero fue destruido. Ahora es mi turno de atacar” dijo Lin Feng. Luego alzó la mano y la imagen de una  bandera apareció en ella.

 

“¡Levántate!” Lin Feng abrió la mano y, en un abrir y cerrar de ojos, sostenía una gigantesca bandera que revoloteaba al viento.

 

“¡Una bandera!” Los oponentes estaban sorprendidos y sus pupilas encogían Lin Feng tenía algo tan valioso como una bandera…

 

La bandera tenía un patrón del sol en la bandera y fue engullido con las llamas intensas.

 

“Esta bandera es mi bandera del sol, ésta es la primera vez que la usaré” Dijo Lin Feng que hizo fríamente, a toda esa gente tirar de una cara larga. Lin Feng sorprendentemente tenía una bandera de sol… Y su fuerza era increíble.

 

“Un momento antes, me estabas persiguiendo, ahora es mi turno” Dijo Lin Feng mientras daba un paso. Los enemigos no sabían qué hacer. En un solo paso, Lin Feng había aparecido frente a ellos, parecía como el viento. Entonces su bandera del sol cayó de arriba mientras que su sombra cubrió sus cuerpos.

 

“¡Corran, RÁPIDAMENTE!” Gritó el líder del grupo furiosamente. Los otros reaccionaron rápidamente y empezaron a retirarse, pero dos de ellos fueron atrapados por la bandera que empezó a arder con llamas intensas. Ellos lanzaron gritos horribles mientras estaban dentro del estandarte, ardiendo vivos. Al mismo tiempo, la bandera estaba devorando su Qi de fuego como un glotón.

 

Los otros miraban fijamente el estandarte y sólo podían ver las dos siluetas que gritaban adentro, eran las dos personas que fueron capturadas antes. Todavía estaban vivos, pero estaban sufriendo en agonía, no habían muerto porque la bandera todavía estaba absorbiendo su poder quemándolos vivos en sus llamas.

 

¡Esa bandera era un arma extremadamente cruel!

 

Los otros que no habían sido capturados estaban temblando de la cabeza a los pies. Esa bandera era un tesoro extremadamente raro y precioso, su poder era chocante. Los cultivadores que eran capaces de crear una bandera eran extremadamente raros, sólo los cultivadores extraordinarios tenían la capacidad de forjar una bandera.

 

Las banderas eran elementos misteriosos que podían atrapar enemigos y absorber su poder. Lin Feng tenía una bandera del sol podría absorber a la gente con el fin de matarlos. La bandera sólo tenía que envolverlos y crecería más poderosa, para aquellos en control de tal bandera, sólo obtendrían ventajas de la lucha.

 

También había banderas espirituales que podían absorber las almas para crecer más   fuerte.

¡Qué cruel y aterrador! Muchas personas estaban tan asustadas de esas armas, eran cosas de pesadillas.

 

Lin Feng no pensó demasiado, después de absorber a esas dos personas, siguió moviéndose a toda velocidad llegando frente a los que acababan de esquivar su primer ataque. En un abrir y cerrar de ojos, otras tres personas fueron absorbidas en su bandera.

 

El fuego volvió a encenderse y gritos horribles resonaron en la atmósfera mientras su poder estaba siendo absorbido.

 

“¡Vamos, vamos a correr, cada uno de nosotros debe ir en diferentes direcciones!” Gritó el líder cuyos ojos estaban inyectados en sangre. El loto negro que había tragado su dragón de fuego era mucho menos aterrador que esa bandera.

 

Cuando Lin Feng estaba en el banquete, estaba muy lejos de usar toda su fuerza. La fuerza de Lin Feng era increíble, los cultivadores en el cuarto o quinto reino Xuan Qi no tendría una oportunidad contra él, no hubo excepción.

 

En ese momento, ya no les importaba su orden de matar a Lin Feng. ¡Sólo querían escapar! Incluso si sólo unos pocos lograron escapar y fueron ejecutados, eso sería mucho mejor que ser atrapados dentro de esa bandera. ¡Todavía tenían esperanza!

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s