PMG: Capítulo 509: ¿Cómo no puedo luchar?

Editado por Gasaraki.

_________________________________________________________________________

Capítulo 509: ¿Cómo no puedo luchar?

Feng Chen y los demás dejaron de caminar y miraron a lo lejos.

 

Sólo sentían una energía fría que los rodeaba y el objetivo era Feng Chen, el príncipe de Tian Feng.

 

Aparte de Feng Chen, los enviados de Tian Feng también fueron atacados y fueron envueltos por el aire frío.

 

Un pequeño punto negro apareció en el horizonte y un silbido de sonido se extendió llenó el aire. En un instante, el pequeño punto había cruzado una distancia de varios kilómetros, era extremadamente rápido.

 

“¡Lin Feng!”

 

La mayoría de ellos, al ver a la persona que se acercaba, estaban sorprendidos. Ese punto negro era Lin Feng en su tigre alado y se dirigía hacia ellos.

 

“Él no está muerto…” Feng Chen estaba sorprendido y sus pupilas se encogían. Parecía que la gente de la Academia Xie Huo no logró matar a Lin Feng tampoco. Además, Lin Feng era tan audaz que inmediatamente se precipitó al Palacio Imperial. ¿Estaba planeando pelear aquí?

 

Un viento terriblemente frío se acercó apresuradamente y las alas del tigre alado batieron rápidamente, haciendo que la grava volara en todas direcciones cuando aterrizó frente a esas personas.

 

Lin Feng saltó de la parte posterior del tigre alado y asintió con la cabeza hacia la gente del Imperio de la Montaña del Dragón: “Señor Ruo, Señor Yao”.

 

Esas dos personas también asintió con la cabeza a Lin Feng y Ruo Lan Shan inmediatamente preguntó: “Lin Feng, usted vino aquí, pero parece como si usted está furioso, ¿por qué?”

 

“Necesito resolver algunas cuentas” Dijo Lin Feng. Luego se volvió lentamente y miró a Feng Chen. Una luz fría destelló en los ojos de Lin Feng. Todo su cuerpo estaba liberando su Qi que envolvió a Feng Chen y a las otras personas de Tian Feng.

 

Feng Chen y los demás estuvieron sorprendidos y miraron fríamente a Lin Feng también.

 

Ambos lados permanecieron en silencio, sólo estaban liberando su Qi que estaba colisionando en la atmósfera.

 

Ruo Lan Shan miró sorprendido y miró a Lin Feng, luego a Feng Chen, pero permaneció en silencio.

 

Sabía lo que estaba pasando, Feng Chen había enviado a la gente a matar a Lin Feng.

 

“Lin Feng, está en el Palacio Imperial, ¿no crees que estás exagerando?” Dijo Feng Chen inmediatamente mientras acusaba a Lin Feng. Estaba diciendo que Lin Feng no respetaba a Xue Yue porque quería ver cómo reaccionaría Duan Wu Ya.

 

Lin Feng lo ignoró, sólo agitó su mano y apareció un saco, que lanzó a Feng Chen.

 

Feng Chen cogió el saco y lo abrió, el saco estaba goteando con sangre, cuando vio lo que había en el interior, se sorprendió y comenzó a temblar, ¡Lin Feng era tan cruel!

 

Dentro del saco estaba la cabeza de Mu Qing.

 

“Eres el príncipe de Tian Feng, viniste a Xue Yue como invitado, pero todos y cada uno de vosotros intentaron humillar Xue Yue, una y otra vez. Primero fue la princesa, luego mandaste a la gente a matarme. ¡Soy un miembro respetado de Xue Yue! ¿No crees que la gente de Tian Feng está humillando a mi país demasiado? ¿Desprecias Xue Yue?” Dijo Lin Feng en un tono helado. Luego dio un pequeño paso y liberó más de su energía, fue penetrantemente frío y se estaba moviendo hacia Feng Chen.

 

Esa energía extremadamente fría y aguda sorprendió Feng Chen, que estaba mirando a Lin Feng y dijo: “¿qué quieres?”

 

Lin Feng sonrió fríamente, pero no dijo nada. Permaneció en silencio y se limitó a mirar fijamente a Feng Chen y a los demás. Al mismo tiempo, continuó liberando su energía opresiva y fría en el aire. Toda la gente de Tian Feng estaba rodeada por su energía.

 

La atmósfera se había vuelto particularmente fría.

 

Todo el mundo permaneció en silencio. Lin Feng todavía estaba liberando su energía que envolvió a toda la multitud, pero ninguna palabra fue pronunciada.

 

Feng Chen estaba mirando a Lin Feng con intención de matar. Lin Feng era extremadamente audaz, sorprendentemente entró en el Palacio Imperial y quiso matarlo. Además, había decapitado a Mu Qing y lo había entregado en un saco al príncipe, ¡qué cruel! Además, Feng Chen sentía que estaba siendo humillado. Lin Feng estaba actuando como si fuera un rey mientras miraba al príncipe.

 

Duan Wu Ya sólo miraba tranquilamente la escena, nadie sabía lo que estaba pensando, no planeaba intervenir.

 

Feng Chen había implicado que Lin Feng no respeta Xue Yue, pero incluso si ese era el caso, Duan Wu Ya estaba dispuesto a aceptar tal comportamiento de Lin Feng.

 

Había conocido a Lin Feng durante mucho tiempo y podía entender sus acciones. Lin Feng era tenaz, audaz, valiente y talentoso, era un individuo extraordinario. Sin embargo, Lin Feng tenía un defecto, era muy impulsivo y permitía que sus decisiones se vieran afectadas por sus emociones. No le importaban las consecuencias de sus acciones cuando estaba enojado. Si Lin Feng estaba furioso, no le importaba nada, no le importaba a quién mataba  y no le importaban las consecuencias.

 

Por ejemplo, no vaciló en matar a She Qiong o Duan Tian Lang, ambos tenían altos estatus en Xue Yue, pero habían ofendido a Lin Feng por lo que los mató sin piedad. Él también tomó su venganza masacrando la secta Hao Yue y la Villa de la montaña hielo y nieve, seguido por el santo patio Xue Yue.

 

 

En la mente de Lin Feng, sólo había un camino para sus enemigos: la muerte. Lo mismo ocurrió en el Lago Xiangjiang, sin importar quién o qué se interponía en su camino, estaba decidido a matar a She Qiong.

 

Por lo tanto, Duan Wu Ya no se sorprendió por el hecho de que Lin Feng había cargado en el Palacio Imperial, y además de eso, no le importaba.

 

Sin embargo, Ruo Lan Shan parecía dudar. Lin Feng tenía altas habilidades naturales y era muy valiente, lo admiraba por eso. Sin embargo, Lin Feng quería matar a la gente de Tian Feng, y la pregunta no era quién mataría a quién, pero el resultado sería la muerte de talentos. ¡Lo más preocupante fue que Lin Feng podría resultar herido!

 

Ruo Lan Shan no quería ver eso. A pesar de que todavía no sabía quién se uniría a la Gran Competencia de Xue Yue como participante, y algunos genios podrían parecer ocupar los puestos vacantes. Por lo menos, Lin Feng y el segundo enviado ocuparían dos de los puestos vacantes.

 

“Lin Feng, ¿por qué estás tan enfurecido? ¿No puedes olvidarlo por el momento?” Preguntó Ruo Lan Shan de una manera tranquila, estaba un poco enojado con las acciones de Lin Feng.

 

Sin embargo, Lin Feng sacudió la cabeza. “¿Olvidarlo por el momento? ¡Imposible!”

 

Ruo Lan Shan frunció el ceño, pero de inmediato se calmó, y luego continuó: “Ustedes son todos genios, yo soy un embajador del Imperio de la Montaña del Dragón, no quiero que se lesione antes de la competencia, espero que puedan entender eso. ”

 

Lin Feng permaneció en silencio y se tensó.

 

“Lin Feng, ¡es realmente demasiado arrogante, incluso falta de respeto a sus mayores! ¡Eres una desgracia!” gritó furiosamente Feng Chen. Su rostro estaba lleno de intenciones asesinas. Lin Feng era insufriblemente arrogante y audaz. ¡Realmente quería matarlos mientras estaban dentro del Palacio Imperial!

 

El segundo enviado había roto a través del sexto reino de Xuan Qi, no creía que Lin Feng podría luchar contra él.

 

El ambiente estaba lleno de un silencio mortal y era muy opresivo. Lin Feng se volvió lentamente y miró a Ruo Lan Shan, entonces dijo: “Señor Ruo, ¿por qué estás en Xue  Yue?”

 

“¡Para seleccionar a los participantes de la Gran Competencia de Xue Yu, obviamente! ¡Por lo tanto, espero que nada suceda a ninguna de las semillas potenciales!” Respondió Ruo Lan Shan.

 

“Y las personas que participarán en la Gran Competencia de Xue Yu, ¿no son todos genios?” Preguntó Lin Feng nuevamente

 

“Por supuesto que habrá sólo genios poderosos, de los cuatro imperios y los trece países de Xue Yu. Eso es incuestionable.

 

“Señor Ruo, usted está diciendo que los cultivadores que participarán en la competición son los genios más increíbles del continente, sin embargo, yo, Lin Feng, soy sólo un cultivador insignificante, estoy lejos de ser tan hábil como los genios que lograran Participar en la competición. Además, mis habilidades también no son tan altas, soy demasiado inferior a esos genios, así que ¿por qué iba a luchar contra ellos?” Preguntó Lin Feng.

 

Cuando Ruo Lan Shan oyó a Lin Feng, se quedó sorprendido, luego Lin Feng volvió a hablar: “Para alguien como yo, participando en la Gran Competencia de Xue Yu, ¿no sería lo mismo que cortejar a la muerte?”

 

Ruo Lan Shan estaba atónito, ¿qué estaba tratando de decir Lin Feng? ¿Estaba diciendo que no quería participar en la Gran Competencia de Xue Yu? ¿Iba a competir? ¿No se atrevió a arriesgar su vida?

 

“Participar en la Gran Competencia de Xue Yu es una oportunidad para ver a los genios más sorprendentes de los trece países de Xue Yu, es una oportunidad para viajar por el continente, experimentando las grandes batallas y mejorando a través de los peligros. Sin embargo, la parte más importante es la superación de las situaciones peligrosas, pero eso requiere coraje, si no tengo valor, ¿cuál sería el punto de participar? Actualmente estamos en Xue Yue, mi casa, si me permito ser intimidado y humillado mientras estoy en mi propia casa sin actuar porque no quieres que me hagan daño, bueno, entonces eso no me hace parecer una débil ¿cobarde? Si soy un cobarde, ¿por qué dejaría Xue Yue, cómo podría atreverme a enfrentar a los genios de los trece países? Si soy tan débil, ¿por qué querría enfrentarme a ellos?”

 

Las palabras de Lin Feng asombraron Ruo Lan Shan. Lin Feng tenía un punto, la Gran Competencia de Xue Yu no era sólo acerca de los genios de Tian Feng, no habría cultivadores muy fuertes de los otros países, e incluso la gente de los otros imperios, todos ellos serían genios increíbles. Si Lin Feng actúa débil mientras estaba en Xue Yue, su  casa, ¿cómo podía dejar a Xue Yue para pelear con los otros genios?

 

Después de permanecer en silencio durante unos segundos, los labios de Ruo Lan Shan se movieron, dijo: “No me involucraré, esto no es asunto mío. Es un asunto entre tú y ellos”.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s