PMG: Capítulo 520: ¡Veneno!

Editado por Gasaraki

______________________________________________________________________

Capítulo 520: ¡Veneno!

“Wu Ya, dime si ¿vas a honrar el acuerdo de nuestros antepasados o no?”, Dijo Yue Qing Shan firmemente.

 

Duan Wu Ya sonrió con ironía y dijo: “Yue Qing Shan, tengo una gran cantidad de estima por usted y admiración. Yue Tian Ming es el segundo alto oficial y yo lo admiro también, pero la boda de mi hermana es un asunto tan importante que no puedo hablar apresuradamente. Por eso les pido que se sienten y me dejen pensar, y luego déjenme  hablar con ella. ¿Qué piensas?”

 

“No hay necesidad. Puesto que es esa manera apenas permaneceré aquí y esperaré su respuesta. Sólo quiero decir que espero que recuerdes las palabras de nuestros antepasados” Dijo Yue Qing Shan. No le estaba dando a Duan Wu Ya ningún margen para pensar, sólo esperaba una respuesta directa e inmediata, pero era imposible. Yue Qing Shan, por supuesto, estaba convencido de que Duan Wu Ya no se negaría porque cuando mencionaba el acuerdo de sus antepasados, Duan Wu Ya nunca negó con la cabeza o lo negó.

 

Por lo tanto, Yue Qing Shan no estaba preocupado. Había estado ejerciendo presión sobre Duan Wu Ya, pero sabía que iba a seguir su camino. Ahora, él solo quería ver lo que Duan Wu Ya diría a Duan Xin Ye, y esperaba escuchar una respuesta positiva.

 

Duan Wu Ya sonrió y miró a Duan Xin Ye.

 

“Hermana, usted entiende lo que Yue Qing Shan dijo. Tian Ming es su nieto, es talentoso y extremadamente fuerte, él es el segundo alto oficial. ¿Qué piensas de la alianza matrimonial?” Preguntó Duan Wu Ya a Duan Xin Ye. Todo el mundo estaba mudo. En ese momento, Duan Xin Ye estaba sentada con Lin Feng, pidiéndole era una exageración,

¿cómo podía aceptar?

 

Los labios de Duan Xin Ye temblaban, quería decir algo, pero Duan Wu Ya la interrumpió de nuevo.

 

“Lin Feng, ya que mi hermana no está diciendo nada, lo que puedo entender, quiero preguntarle, ¿qué piensas de esto?”

 

Los invitados estuvieron sorprendidos y miraron a Lin Feng.

 

Lin Feng era el elemento crucial en ese momento. Después de todo, él estaba con ella, además, Yue Qing Shan era su abuelo, Lin Feng se relacionó con todas las partes.

 

En ese momento, Duan Xin Ye, como todo el mundo, estaba mirando a Lin Feng. Quería escuchar lo que Lin Feng diría a Duan Wu Ya.

 

Lin Feng permaneció en silencio durante unos segundos y respondió, mientras miraba a Yue Qing Shan: “Xin Ye es mía”.

 

La voz de Lin Feng sonaba fría. Por supuesto, Lin Feng tuvo que demostrar que estaba decidido, que no podía permitirse ser vacilante e irresoluto. Tenía que demostrar que estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para mantenerla. Desde que la había aceptado, tuvo que luchar. No podía tolerar el hecho de que alguien más estuviera tratando de robar a su mujer.

 

No necesitaba hablar demasiado, sin embargo, la opinión de Lin Feng era lo  suficientemente clara. Duan Xin Ye era su mujer, por lo que inmediatamente hizo una alianza entre Yue Tian Ming y Duan Xin Ye imposible.

 

El tono de Lin Feng era firme y todo el mundo sentía que sus corazones corrían. Lin Feng era tan agresivo y valiente. Frente al segundo príncipe, frente a Yue Qing Shan, se atrevió a decir que Duan Xin Ye era su mujer. Aquella frase estaba llena de coraje. No fue fácil decir algo así, especialmente bajo una presión tan pesada.

 

Cuando Duan Xin Ye oyó la sencilla frase de Lin Feng, estaba llena de tenacidad, mientras mostraba una sonrisa feliz y resplandeciente apareció. Luego se acercó a Lin Feng y agarró su brazo, para que todos pudieran ver.

 

Lin Feng no se preocupan por ellos, por lo que Duan Xin Ye se preocupaba aún menos de ellos, además de Lin Feng no podía ser el que tomara toda la presión.

 

Muchas personas se sentían envidiosas y celosas cuando vieron lo cerca que estaban Lin Feng y Duan Xin Ye, especialmente Yue Tian Chen. Su cara era particularmente triste. Yue Tian Ming también estaba tirando una cara larga. Duan Xin Ye sabía sobre el contrato de matrimonio, pero todavía estaba tan cerca de Lin Feng. Además, delante de todos, estaba humillando a Yue Tian Ming.

 

Yue Qing Shan estaba mirando fijamente a Lin Feng, su nieto… Suspiró. No estaba disfrutando de esta situación, estaba tratando de robar a una mujer de su nieto para dársela a su otro nieto, pero era para el Clan Yue, así que no tenía elección.

 

Todo el mundo estaba en silencio, incluyendo a Duan Wu Ya.

 

Todo el mundo permaneció en silencio durante mucho tiempo hasta que de repente Duan Wu Ya rompió ese silencio: “Xin Ye, ¿estás bien?”

 

La multitud se asombró y miró a Duan Xin Ye. En ese momento, su cara se  estaba poniendo roja, incluyendo su frente, parecía enferma.

 

“¿Huh? ¿Qué está pasando?” Muchas personas quedaron asombradas. Duan Xin Ye parecía perfectamente bien un momento antes, no había nada extraño en absoluto, pero de repente ella se veía muy roja y enferma. Era muy inusual.

 

“Xin Ye, ¿qué te pasa?” Preguntó Lin Feng cuando notó el enrojecimiento de Duan Xin Ye.

 

Los cultivadores tenían un cuerpo muy fuerte, especialmente a medida que aumentaba su nivel de cultivo. Después de romper a través del reino de Ling Qi, enfermarse era casi imposible, especialmente sin razón. A pesar de que el nivel de cultivo de Duan Xin Ye no era tan alto, ella todavía había roto a través del reino de Ling Qi hace mucho tiempo. Nada podía sucederle naturalmente. Sólo había dos razones, alguien la había envenenado o se había envenenado accidentalmente.

 

Por eso, Lin Feng también se sentía un poco nervioso.

 

“Está bien, me siento caliente y seca, necesito descansar un rato y estaré bien” dijo Duan Xin Ye mientras forzaba una sonrisa y trataba de controlar su apariencia normal mientras su rostro se ponía cada vez más rojo. Parecía que la sangre en sus venas estaba hirviendo y se secaba.

 

Lin Feng tocó la frente de Duan Xin Ye para comprobar su temperatura. Empezó a temblar de la cabeza a los pies. Tenía una fiebre extremadamente alta. Su frente ardía, estaba tan caliente como llamas ardientes.

 

“Algo está mal, Xin Ye, ¿qué pasa? ¿Estás segura de que no te sientes mal?” Dijo Lin Feng mientras miraba muy ansioso. Los cultivadores nunca tuvieron problemas de salud, si lo hicieron, por lo general era extremadamente serio.

 

Duan Xin Ye permaneció en silencio durante un tiempo y luego le dijo a Lin Feng en voz baja: “¡Lin Feng, estoy demasiado caliente!”

 

“¿Caliente?” Lin Feng se sorprendió. Inmediatamente después, Duan Wu Ya vino a revisar Duan Xin Ye también. Puso su mano en su muñeca y comprobó su pulso. Estaba asombrado. Su pulso estaba loco.

 

“LIN FENG, ¿QUÉ HIZO A XIN YE?” gritó Duan Wu Ya furiosamente que asombró a Lin Feng. ¿Qué le había hecho a Duan Xin Ye? ¿Cómo podría hacerle algo?

 

La multitud estaba asombrada también. Nunca habían esperado que Duan Wu Ya se enfriara de repente en Lin Feng. Nunca había habido un problema entre ellos, siempre habían estado en términos amistosos. Incluso cuando Lin Feng era débil, Duan Wu Ya lo protegió e incluso le confirió el título de Marqués, e incluso fue él quien le había dado el feudo de Yangzhou.

 

“Prefiere decir: ¿qué le pasa a ella, por qué está enferma?” Dijo Lin Feng en una fría despedida. Él estaba enojado.

 

“Xin Ye, ella… Ella…..” Duan Wu Ya no podía hablar, estaba tartamudeando. Luego agregó en un tono helado: “¡Ha estado con usted todo el día, y después de que Yue Qing Shan llegó, de repente se enfermó, usted le dio algo, usted debe decirme la verdad!”

 

“¿Le dio algo?” La multitud se asombró. En ese momento, Duan Xin Ye estaba sujetando firmemente el brazo de Lin Feng. Su rostro estaba muy rojo y su visión era borrosa.

 

La gente temblaba de la cabeza a los pies y algunos fueron despertados por la cara de Duan Xin Ye. Tenían ideas obscenas.

 

¡Le di algo! ¡Duan Wu Ya se atrevió a decir eso!

 

La multitud temblaba y de repente pensó en la única posibilidad.

 

Alguien le había dado secretamente a Duan Xin Ye una pastilla. Además, era muy venenosa.

 

Ese era un argumento tan malvado, sin embargo, esa persona probablemente había calculado todo claramente, por lo que los efectos de la píldora comenzarían después de la llegada de Yue Qing Shan. No era de extrañar que Duan Wu Ya estuviera furioso con Lin Feng.

 

“¡Lin Feng, mi cuerpo es tan caliente!” Dijo Duan Xin Ye al subir a Lin Feng. Su voz era seductora. Cuando Lin Feng oyó a Duan Wu Ya, obviamente entendió lo que estaba pasando. La cara de Lin Feng, en un instante, se volvió helada. Sorprendentemente, alguien había hecho una cosa tan malvada y obscena a Duan Xin Ye!

Advertisements

4 thoughts on “PMG: Capítulo 520: ¡Veneno!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s