DD: Capítulo 2; Espíritu inútil con poder espiritual innato completo.

Traducido por Kitora

Revisado por Gasaraki

______________________________________________________________

Douluo Dalu: Capítulo 2; Espíritu inútil con poder espiritual innato completo.

 

En el corazón del viejo Jack, el niño más inteligente de toda la Aldea Espíritu Sagrado era precisamente Tang San. Era muy difícil imaginar que un padre tan inútil podría tener un hijo tan inteligente. Naturalmente teniendo en cuenta esto, el viejo Jack le respondió a Tang San con su completa paciencia.

 

“Granmaestro Espiritual es un rango para los Maestros Espirituales. La vocación de Maestro Espiritual es la más noble en nuestro continente Douluo: pueden ser campeones formidables o poseer increíbles habilidades para asistir a los demás. Sin embargo, todos los maestros espirituales, sin excepción, son clasificados y separados por títulos que representan diferentes niveles.”

 

“Todos los Maestros Espirituales poseen su propio poder espiritual, y la clasificación que reciben es precisamente basada en la intensidad de este. Existen diez títulos generales, que a su vez se dividen en diez rangos. Al principio, cuando apenas cruzas el requerimiento para cultivar poder espiritual, es decir, cuando apenas despiertas tu espíritu, tu título es de Estudiante Espiritual. Serías un Estudiante Espiritual desde el rango 1 hasta el rango 10.  Si tu poder espiritual logra llegar al rango 11, te convertirías en un Maestro Espiritual de manera oficial. Granmaestro Espiritual es el tercer título en esta serie, y los que llegan a este nivel ya son maestros espirituales con cierta fama.”

 

“Los diez títulos son los siguientes: Estudiante Espiritual, Maestro Espiritual, Granmaestro Espiritual, Superior Espiritual, Ancestro Espiritual, Rey Espiritual, Emperador Espiritual, Santo Espiritual, Douluo Espiritual y Douluo Titulado. Los últimos dos rangos son los que hacen que nuestro continente se llame así. Se dice que cuando una persona logra llegar al rango 90 de Douluo Titulado, puede ponerse un título para sí mismo. ¡Ah! Los Douluos Titulados son simplemente existencias incomparables.”

 

Los ojos del Viejo Jack brillaron con fervor. “Hace unos cien años nuestra Aldea Espíritu Sagrado produjo un maestro espiritual del octavo título: un Santo Espiritual. En toda la ciudad Nuoding, o incluso en toda la provincia de Fasinuo un suceso como este es extremadamente raro.”

 

Tang Hao, quien estaba a un lado del cuarto, frunció los labios y dijo: “Viejo Jack, eso sólo es una leyenda y nada más.”

 

Sabiendo que Tang Hao lo estaba provocando, el Viejo Jack se indignó y dijo: “¿Qué es lo que dices tú que es sólo una leyenda? Su leyenda proviene desde los hechos. Tang Hao, ya van seis años desde que llegaste a esta aldea, y debes aceptar el hecho de que la historia del Santo Espiritual es parte importante de nosotros. Si llego a escuchar que estás insultando el nombre de su leyenda de nuevo, tendré que expulsarte de la aldea. ¿Crees que vendría a tu adefesio de casa si no fuera por el pequeño San, ah?”.

 

 

Tang Hao no estaba furioso. Por el contrario, simplemente siguió golpeando el utensilio de agricultura que tenía en su mano. Parecía como si no hubiera escuchado las palabras del Viejo Jack.

 

Jack le dio una mirada fulminante a Tang Hao, y volteándose para mirar a Tang San, le dijo: “No deberías cuidar a un padre tan perezoso y bueno para nada como el tuyo. Bueno, pequeño San, me iré primero, y en tres días vendré a recogerte.”

 

Después de acabar de hablar, el Viejo Jack salió de la tienda del herrero con furia en su cara.

 

“Papá.” Tang San llamó.

 

“¿Ng?” Tang Hao le dio una mirada fría. Dándose cuenta del frío que la mirada de Tang Hao le hacía sentir, Tang San no pudo hacer más que tragarse sus palabras. Inmediatamente volvió a su cuarto con la cabeza baja para terminar los diez mil martillazos.

 

Cuando llegó la noche, después de terminar la cena, Tang Hao se limpió la boca y estaba a punto de irse a continuar su rutina diaria. Naturalmente esto significaba que se iría a comprar el alcohol más barato que pudiera encontrarse.

 

“Papá, espera un momento.” Tang San, sin tiempo para recoger y limpiar los platos, primero llamó a Tang Hao para detenerlo.

 

“¿Qué?” Tang Hao lo miró con impaciencia. A pesar de que Tang Hao nunca había golpeado a Tang San, por alguna razón este tenía un miedo innato a su padre. Aunque era una persona que había vivido dos vidas, era incapaz de cambiar este sentimiento.

 

“He completado los diez mil martillazos.” Dijo Tang San.

 

“¿Oh?” Los ojos de Tang Hao por fin brillaron un poco. “Tráeme el pedazo de hierro para que yo lo mire.”

 

“Está bien.” Tang San corrió de vuelta a su cuarto, y muy rápidamente volvió a emerger de él, esta vez sosteniendo un pedazo de hierro en sus manos.

 

El pedazo de hierro era enteramente negro, y aunque era de forma irregular, cada faceta de este parecía extremadamente brillante, con una pequeña luz negra siendo visible en su interior. Era de un tamaño cuatro veces más pequeño que el pedazo original, y cuando Tang San utilizaba su Habilidad Cielo Misterioso para sostenerlo, no sentía ningún cansancio.

 

Tang Hao tomó el pedazo de hierro negro en sus manos, alzándolo a la altura de los ojos para observarlo y estudiarlo con detenimiento. “¿Ahora entiendes lo que te dije?”

 

Tang San asintió. “Cuando se tiempla el hierro hasta el acero, el metal que originalmente es de calidad pobre e insuficiente se puede refinar a través de un proceso continuo de forja, volviéndose un metal de alto grado. Papá, ¿este es el principio que me querías contar?”

 

Tang Hao se dio cuenta de que su hijo lo había sorprendido no pocas veces en estos días. Devolviéndole el pedazo de hierro, le dijo: “Entonces continúa. Cuando este pedazo de hierro tenga el tamaño de un puño, muéstramelo de nuevo.” Habiendo dicho esto, Tang Hao dio una vuelta y salió de la casa.

 

Según lo que había dicho originalmente, Tang Hao debía enseñarle a Tang San el arte de forjar después de completar los diez mil martillazos, pero ahora parecía como si se hubiera retractado. Sin embargo, Tang San no le puso mucho atención a esto, y sólo estaba pensando de las palabras que Tang Hao acababa de decir.

 

“¿El tamaño de un puño?” Este gran pedazo de hierro, ¿podía ser forjado hasta volverse del tamaño de un puño en verdad? A pesar de tener ya un cuarto del tamaño original, Tang San tenía muy claro que a medida que se volvía más puro el metal, era más difícil hacer que se redujera su volumen. Estaba completamente seguro que diez mil martillazos más serían insuficientes para lograrlo.

 

Sin embargo, Tang San no perdió sus ganas. ¿En qué maravilla podría convertirse este pedazo de hierro después de haberle dado diez mil martillazos más? Los ojos de Tang San brillaron con luz radiante mientras entraba con destreza a su cuarto. Muy pronto, sonidos de ting ting dong, claramente producidos por martilleo, fueron emitidos desde la tienda del herrero una vez más.

 

Pasaron tres días de manera muy rápida. Tang San seguía yendo al tope de la colina todos los días antes del amanecer y ejecutaba su rutina de la mañana allí. Cuando volvía, además de encargarse de la comida, se aseguraba de forjar todos los días para templar su fuerza y para trabajar en el pedazo de hierro. Por cada día que pasaba, la velocidad de su martilleo aumentaba, por lo que la velocidad en la que su Habilidad Cielo Misterioso restauraba su fuerza también aumentaba para permitirle realizar tan arduo trabajo.

 

“Pequeño San, el abuelo ha venido a recogerte.” El viejo Jack apareció puntualmente como lo había dicho. Esta vez ni siquiera entró a la tienda, sino que esperó a Tang San afuera.

 

Tang San miró a su padre, que estaba a su padre justo después de haber comido. Tang Hao le dijo indiferentemente: “Ve. No retrases el almuerzo.”

 

Tang San le prometió que volvería pronto y salió de la tienda del herrero.

 

Tang San siguió al viejo Jack hasta el Palacio Espiritual que estaba ubicado en el centro de la aldea. Naturalmente, el llamado Palacio Espiritual de la aldea era meramente una gran cabina de madera y nada más.

 

Como todas las personas tenían espíritus, todos los años habría niños que despertarían el suyo. Por esta razón los Palacios Espirituales podrían ser encontrados en cualquier lugar del Continente. Obviamente la mayoría de estos solo eran sucursales y palacios subsidiarios, estando bien abajo en la jerarquía.

 

Los niños de la aldea no tenían una muy buena opinión de Tang San. Favorecer a los nobles y odiar a los pobres no era una ocurrencia que solo ocurriera entre los ricos; entre las personas de pocos recursos esta división se podía ver incluso más acentuada. Como Tang San era una persona reencarnada y su verdadera edad había superado ya los 30 años, él tampoco estaba interesado en juntarse con ellos, y el tiempo libre que tenía lo utilizaba para cultivar y realizar otras tareas por lo que nunca tuvo un compañero de juego o algo por el estilo.

 

Además del Superior de la Aldea, Jack, y los ocho niños presentes para la ceremonia, también había un joven más que estaba adentro del Palacio Espiritual. Este joven parecía tener veintitantos años, y su apariencia era la de un hombre muy guapo, con grandes cejas situadas encima de unos brillantes ojos. Estaba completamente vestido de un blanco brillante, con una capa completamente negra colgando de su espalda. En el centro de su pecho, justo por encima de su corazón, estaba un emblema que decía ‘espíritu’, del tamaño de la palma de una mano. Este era el código de vestido típico de un subordinado del Palacio Espiritual.

 

En la parte izquierda de su pecho estaba una medalla tallada con tres espadas cruzadas. Al parecer, Jack conocía bien a este Maestro Espiritual: el número tres representaba un Maestro Espiritual de tercer grado, es decir un Granmaestro Espiritual, y las espadas representaban que era un maestro espiritual especializado en batalla.

 

“Saludos, estimado Granmaestro Espiritual de Batalla. Espero no te moleste que tomemos parte de tu tiempo hoy.” El viejo Jack le dio una reverencia llena de respeto al joven de blanco.

 

La frente del joven mostró un rastro de arrogancia indiferente. Devolviendo la reverencia después de un buen tiempo, finalmente dijo: “Mi tiempo es escaso, empecemos de una vez.”

 

El viejo Jack dijo: “Muy bien. Niños, él es un Granmaestro Espiritual de Batalla de la ciudad Nuoding. Viene a guiarlos para que se abran a su propio espíritu. Deben cooperar con el Granmaestro para lograr realizar su despertar de espíritus; el abuelo está curioso por ver quién de ustedes tiene la capacidad de convertirse en un Maestro Espiritual.”

 

El joven de blanco dijo, algo impaciente: “Muy bien, dijiste lo mismo que el año pasado. ¿Realmente crees que convertirse en un Maestro Espiritual es tan fácil? Ya he pasado por seis aldeas y ninguna de ellas tenía un niño con poder espiritual o un espíritu adecuado para cultivar.”

 

Los ojos del viejo Jack mostraron algo de tristeza, y suspirando dijo: “Ah, sí. Sólo uno entre muchos hereda la habilidad de convertirse en un Maestro Espiritual. Entre nosotros, la gente ordinaria, es realmente lo más difícil.” Sacudiendo su cabeza, procedió a alejarse del Palacio Espiritual.

 

La mirada del joven de blanco fue a parar en los ocho niños en frente de él. Como un subordinado del Palacio Espiritual ayudar a la gente ordinaria a realizar su despertar de espíritus era una labor obligatoria, y ya había realizado este proceso muchas veces. “Niños, por favor formen una fila.” Su manera de actuar con estos niños era algo tibia, como si los odiara menos que al viejo Jack.

 

Los ocho niños se hicieron en orden, todos mirando al joven de blanco. Tang San era el niño que estaba más a la izquierda, y se notaba claramente que era un poco más delgado y pequeño que otros niños de su edad.

 

El joven sonrió y dijo: “Yo me llamo Su Yuntao, y soy un Granmaestro Espiritual de rango 26. Seré su guía el día de hoy y los ayudaré a realizar su despertar de espíritus, uno por uno. Recuerden, sin importar lo que ocurra, no tengan miedo.”

 

Mientras hablaba, Su Yuntao desdobló un paquete que tenía en una mesa al lado suyo, sacando dos cosas de él: seis piedras negras y redondas, y una bola de cristal de color azul brillante.

 

Su Yuntao colocó las seis piedras negras en el suelo en forma de hexágono y le hizo una señal al primer niño en la derecha para que entrara a él.

 

“No tengas miedo. Cierra tus ojos y siente cuidadosamente.” Mientras hablaba, los ojos de Su Yuntao emitieron una luz brillante, y frente a los ojos sorprendidos de los niños, gritó en una voz grave: “Fortalecimiento de Cuerpo de Lobo Solitario.”

 

Una luz verde-azul salió de entre sus cejas y se esparció hacia su pelo, cubriéndolo completamente.

 

El pelo de Su Yuntao era negro por naturaleza, pero en el momento en que esa luz lo cubrió, se volvió color gris instantáneamente. Además, se volvió más largo, y pelo similar apareció en sus manos descubiertas. Parecía también que su cuerpo en general había crecido, expandiéndose mientras sus músculos parecían más grandes y fuertes que antes.

 

El atuendo del Palacio Espiritual tenía una buena elasticidad; fue capaz de aguantar la expansión del cuerpo de Su Yuntao sin romperse. Los ojos de Su Yuntao ya habían cambiado a un color verde, y afiladas garras salían de sus diez dedos de la mano, brillando fríamente. Dos aureolas concéntricas de luz aparecieron desde sus pies y constantemente se movían de abajo hacia arriba independientemente. Una era blanca, mientras que la otra era amarilla.

 

El niño que estaba en el hexágono de piedras negras gritó a todo pulmón después de ver la transformación de Su Yuntao. “¡Aaaaahhhh!”. Claramente estaba a punto de salir corriendo a toda velocidad.

 

La brillantez verde de los ojos de Su Yuntao era en verdad terrorífica. Agarrando al niño por los hombros, dijo: “No te muevas. Te dije que no tuvieras miedo. Este es mi espíritu, el Lobo Solitario. Si alguno de ustedes es capaz de convertirse en un maestro espiritual en el futuro, también podrán utilizar habilidades similares a las mías.”

 

El único de los niños que no entró en pánico inmediatamente fue Tang San. En vez de asustarse, su corazón se llenó de curiosidad. ‘Pelaje gris apareció sobre todo su cuerpo, y junto con esos ojos verdes, en verdad posee las características de un lobo. ¿Será posible que después de iniciar la posesión espiritual las personas en verdad se pueden convertir en lobos? No, eso no parece correcto. Más bien es que probablemente posee las características y habilidades de un lobo temporalmente. Eso quiere decir que, dependiendo del espíritu de cada persona, ¡tendrán diferentes habilidades!’

 

Por la primera vez en su vida Tang San se dio cuenta que se había interesado en conocer más acerca de los maestros espirituales. Subconscientemente, ya estaba ansioso por conocer cuál sería su espíritu.

Su Yuntao juntó ambas manos y, a una velocidad de relámpago, seis luces verdes salieron de ellas y entraron en las seis piedras negras que estaban en el suelo. Inmediatamente, una capa de niebla de luz dorada fue expulsada de las piedras y subió hasta quedar rodeando el hexágono en el que se encontraba el niño.

 

Por alguna razón, en el momento en el que la luz dorada rodeó al niño, este dejó de llorar, y en cambio se calmó inmediatamente, quedándose parado ahí en silencio. La luz dorada seguía subiendo, y empezó a entrar y entrar al cuerpo del niño. Este comenzó a temblar un poco, sin saber si quedarse quieto o decir algo.

 

“Extiende tu mano derecha.” Los ojos color verde musgo de Su Yuntao miraron fijamente al niño, dándole una orden como con un aire de autoridad absoluta.

 

El niño extendió su mano derecha y luego se quedó quieto. Inmediatamente, toda la luz que lo rodeaba se dispersó y una hoz apareció en su mano. La hoz daba la impresión de ser completamente real, y no un truco de aquella luz dorada.

 

Su Yuntao mostró algo de interés, diciendo: “Es un Espíritu Herramienta. ¿Puede una hoz ser considerada como un arma? Debe serlo, si se cultiva con esfuerzo.” El niño, completamente estupefacto, miraba la nada pequeña hoz en su mano, sintiéndose perdido.

 

Su Yuntao dijo: “Tu espíritu es Hoz, un Espíritu Herramienta. Ven, déjame ver si tienes poder espiritual. Si lo posees, incluso un Espíritu Herramienta puede cultivar para volverse un Espíritu de Batalla. Después de todo, una hoz ciertamente posee potencial para ataque.”

 

“Gran-, granmaestro, ¿qué es lo que debo hacer?” El niño preguntó tímidamente.

 

Su Yuntao dijo fríamente: “Guarda tu Espíritu intencionalmente. De ahora en adelante, intenta recordar la vez que lo despertaste y utiliza este pensamiento para sacarlo.”

 

El niño lo intentó por mucho tiempo hasta que logró guardar su hoz. Las manos de Su Yuntao sostuvieron la bola de cristal azul en frente de él, señalándole que debía poner su mano derecha sobre la bola.

 

La mano inmadura del pequeño niño y las garras de lobo de Su Yuntao, que estaban por encima y debajo de la bola, respectivamente, creaban un contraste ciertamente gracioso. Un momento después, Su Yuntao dijo, con los ánimos bajos: “No hay poder espiritual. No puedes convertirte en un Maestro Espiritual. Por ahora, hazte a un lado.”

 

Escenas similares ocurrieron con los cinco niños siguientes, ya que, aunque sus espíritus eran todos hoces o palas, herramientas de agricultura, ninguno de ellos tenía poder espiritual.

 

Llegó el turno del séptimo niño, que también era el que estaba a la derecha de Tang San. Después de haber usado su poder espiritual continuamente, Su Yuntao parecía ya estar algo exhausto, pero todavía pretendía ayudar a todos los ocho niños para que completaran el proceso de despertar sus espíritus.

 

Esta vez, cuando la luz dorada rodeó a la niña, ya no era una herramienta de agricultura. Un pequeño tallo de una hierba azul claro apareció en la palma de esta niña, moviéndose con el viento del lugar.

 

Tang San sintió que ya había visto esta pequeña hierba azul antes. Rápidamente recordó que esta hierba era conocida como la Hierba Azul Plateada, y era como el pasto de su mundo anterior: estaba por todos lados. Comparándolo con el pasto de su mundo anterior, era casi exactamente lo mismo, sólo que tenía una vitalidad incluso más tenaz. La única razón por la que no la reconoció instantáneamente fue porque la niña estuvo envuelta en una luz azul en los primeros momentos de su despertar de espíritu.

 

Aunque no era una herramienta de granja, la decepción en los ojos de Su Yuntao se hizo aún más evidente. “Es un espíritu inútil. No tiene capacidad de ataque, no tiene poder defensivo, no tiene habilidades de asistir en combate. La Hierba Azul Plateada es tan inútil que es considerada el espíritu que define el estándar de espíritus inútiles.” Mientras hablaba, extendió la bola de cristal azul hacia la niña, y como había predicho, no apareció ningún poder espiritual.

 

Por fin era el turno de Tang San. Su Yuntao no tuvo que decirle nada; Tang San ya había dado los pasos para entrar en el hexágono hecho de piedras negras.

 

La luz dorada volvió a surgir a medida que Su Yuntao liberaba su poder espiritual en seis corrientes. Una vez que esta volvió a tomar su esplendor anterior, Tang San pudo sentir lo que habían sentido los demás.

 

Calor. Esta fue la primera sensación de Tang San. Calor como si fuera envuelto en sábanas y recibiera el amor de su madre; era tan cómodo que no era posible describirlo en palabras. No era un misterio que todos los niños pudieran calmar sus emociones después de ser envueltos por la luz.

 

Sintiendo un aliento caliente entrar a su cuerpo, Tang San se dio cuenta de que su propia Habilidad Cielo Misterioso y la fuerza interna que esta tenía empezó a fluctuar. Inmediatamente, en una reacción guiada por ese aliento caliente, algo en su cuerpo se liberó, y en menos de un segundo el aliento se dirigió a toda velocidad hacia la palma de su mano derecha.

 

Los ojos de Su Yuntao brillaron abruptamente, ya que la luz dorada que emitía Tang San de su mano en el momento era de mayor intensidad que la de todos los niños que habían pasado, juntos. Tenía la premonición de que aparecería un espíritu increíble y la emoción llenó su mente.

 

En el Palacio Espiritual, si un subordinado lograba despertar el espíritu de un niño excepcional y llevárselo al Palacio, podrían obtener una increíble cantidad de premios. Era una de las maneras más rápidas, sencillas y efectivas de lograr ascender de rango en dicha organización.

 

Sin embargo, muy rápidamente la emoción de Su Yuntao se convirtió en decepción.

 

Tang San levantó su mano derecha subconscientemente, y vio algo azul. Esta clase de azul ya había aparecido una vez en el Palacio Espiritual de la aldea en el día de hoy.

 

Hierba azul plateada, exactamente idéntica a la hierba azul plateada de la niña que había pasado antes de Tang San. El estándar para espíritus inútiles.

 

Su Yuntao no tuvo opción más que decir: “Otro espíritu inútil. Al parecer, la Aldea Espíritu Sagrado fue una completa pérdida de tiempo esta vez. Niños, ya pueden irse.” Cuando Tang San reveló su luz de gran intensidad, se había llenado de grandes expectativas, pero el hecho de que terminara siendo un espíritu inútil, una hierba azul plateada, lo dejó en cierto mal humor.

 

“Señor, todavía no me has permitido hacer la prueba de poder espiritual, ¿verdad?” Tang San vio que Su Yuntao quería ya recoger la bola de cristal azul e irse, así que no demoró en acordarle su circunstancia.

 

Su Yuntao dijo, sin siquiera mirarlo a los ojos: “No hay necesidad de hacer la prueba. Para la hierba azul plateada no he tenido, visto ni oído de un sólo caso en el que la persona haya presentado poder espiritual.”

 

“Déjame intentarlo, Señor.” Tang San dijo persistentemente. Cuando la luz dorada le trajo el sentimiento de calor, le produjo una extraña sensación, como si hubiera abierto una gran puerta y causado un cambio en su Habilidad Cielo Misterioso. Al mismo tiempo, no pensaba irse de aquí sin saber cuál era la diferencia entre la fuerza interna de su mundo y el espíritu de este mundo.

 

Las palabras de Tang San sorprendieron a Tang San, y por fin se dio la vuelta para mirarlo. En su corazón, este niño parecía completamente fuera de lo ordinario, por lo que lo pensó un momento y finalmente dijo: “Muy bien.”

 

Tratando de no gastar mucho de su tiempo, le dio la bola de cristal azul inmediatamente a Tang San para que realizara la prueba. Igual que antes, Su Yuntao le dijo a Tang San que debía guardar su hierba azul plateada para poder realizar la prueba, pero Tang San se dio cuenta de que no era una tarea complicada de hacer, ya que el método para guardar su espíritu era similar a la activación y desactivación de su Habilidad Cielo Misterioso. Tang San descubrió adicionalmente que la manifestación de su espíritu parecía ser mediada por su Habilidad Cielo Misterioso, por lo que parecía que la hierba azul plateada era condensada por ella.

 

Cuando la palma de su mano estaba a punto de tocar la bola de cristal, el cuerpo de Tang San tembló ferozmente sin ninguna advertencia. Tang San se sorprendió de descubrir que esta aparentemente hermosa bola azul de cristal poseía una atracción tan fuerte; su fuerza interna estaba saliendo de su cuerpo a una velocidad increíble. Intentó liberarse, pero sin importar lo que hiciera, no era capaz de vencer esa atracción tan fuerte.

 

Su Yuntao también quedó sorprendido. No pensaba que esta situación pudiera ocurrir en la última prueba de poder espiritual en esta Aldea Espíritu Sagrado. De repente, la bola de cristal empezó a brillar, como si fuera un bombillo incandescente, excepto que su luz era completamente azul. Parecía una gema resplandeciente, y la luz azul que emitía parecía moverse justo como lo hacía la hierba azul plateada de Tang San.

 

En una prueba normal, siempre y cuando la bola de cristal respondiera de alguna forma, dando algún brillo, por pequeño que sea, la persona tendría poder espiritual. La bola de cristal que en este momento estaba pegada a la mano de Tang San era la evidencia irrefutable de sólo una cosa.

 

“Por los cielos, es poder espiritual innato completo.” Luz verde emergió del cuerpo de Su Yuntao una vez más, y la bola de cristal por fin soltó a Tang San para caer en los brazos de Su Yuntao. En este momento, en sus ojos, Tang San no era un simple niño. Su estatus había cambiado completamente en su mente, y cada vez que lo miraba sentía que estaba mirando a un monstruo.

 

Tang San naturalmente se dio cuenta de que esta situación era completamente diferente a la de los otros niños que habían tomado la prueba antes de él. Sintiéndose curioso, preguntó: “Señor, ¿qué es el poder espiritual innato completo?”

 

Su Yuntao lo miró como si estuviera perdido, y subconscientemente explicó: “Para cualquier persona, a la hora de despertar su espíritu, la cantidad de poder espiritual que poseen es extremadamente importante, quizá más importante que el espíritu en sí. La mayoría de las personas, a la hora de realizar su despertar espiritual, no tienen ni una pizca de poder espiritual, como todos los niños que tomaron la prueba antes que tú. Estas personas están destinadas a nunca convertirse en maestros espirituales. Sin embargo, si aparece poder espiritual, aunque sea una minúscula porción, la persona puede cultivar su espíritu y convertirse en un maestro espiritual. Entre más alto sea el nivel de poder espiritual con el que uno comienza después de despertar su espíritu, la velocidad con la que se cultiva el espíritu es mayor. Además, las personas con un poder espiritual innato alto son capaces de aprender los fundamentos de las cosas más rápido, por lo que progresan de una manera más efectiva. Tener poder espiritual innato completo se refiere a que cuando una persona realiza su despertar, inmediatamente posee la máxima cantidad de poder espiritual que se puede tener en el momento.”

 

“¿La máxima cantidad de poder espiritual?” Tang San miró a Su Yuntao, su corazón latiendo rápidamente. No sabía qué ni cuánto era su poder espiritual, pero rápidamente llegó a una conclusión. Si la bola de cristal azul absorbió su fuerza interna a través de su Habilidad Cielo Misterioso, ¿podría ser que la fuerza interna de su mundo se convertía en el poder espiritual de este mundo?

 

Quizá porque el poder espiritual innato completo de Tang San lo dejó completamente estupefacto, Su Yuntao no tuvo ningún problema en seguirle explicando a Tang San: “Nuestro espíritu se clasifica de la siguiente manera: cada diez niveles es un título. Después de realizar el despertar espiritual, una persona se convierte inmediatamente en un estudiante espiritual. Por supuesto, la mayoría de personas sólo son capaces de convertirse en estudiantes espirituales de primer nivel en el momento del despertar. Cuando se dice que una persona tiene poder espiritual innato completo se quiere decir que, en el momento de realizar el despertar espiritual, el poder espiritual de la persona ya es el más alto posible del título de estudiante espiritual, es decir de nivel 10. Antes de conocerte a ti, nunca había conocido a una persona que tuviera poder espiritual innato completo. Originalmente, cuando yo hice mi despertar, sólo tenía un nivel de poder espiritual de 2.”

 

Tang San ya había logrado calmarse. Considerando lo difícil que era encontrar a un verdadero maestro espiritual en esta aldea, no iba a dejar que este se fuera sin responder la mayor cantidad de dudas, por lo que siguió preguntando: “¿La fuerza de poder espiritual innata sólo puede llegar al décimo nivel? ¿No puede ser más alta?”

 

La luz azul que rodeaba el cuerpo de Su Yuntao desapareció, y su cuerpo volvió a su estado normal. “Por supuesto que no. La fuerza de un maestro espiritual no puede promoverse de una manera tan sencilla. Para que un maestro espiritual avance de título, además de llegar al nivel más alto posible de poder espiritual en su título actual, necesita un anillo espiritual. Sin un anillo espiritual, incluso si haces los mayores esfuerzos cultivando, no lograrás avanzar al siguiente título. Por ejemplo, en tu caso, si quieres seguir promoviendo tu poder espiritual, es inútil que te pongas a cultivar. Lo que debes hacer primero es conseguir un anillo espiritual, y después de obtenerlo podrás seguir cultivando en el siguiente título.”

 

Tang San dijo repentinamente: “¿Anillo espiritual, como las aureolas alrededor de tu cuerpo hace unos instantes? Como eres de nivel 26, tienes dos anillos espirituales.”

 

Su Yuntao asintió, diciendo: “Es exactamente como lo dices. Tus circunstancias realmente son excepcionales; el poder espiritual innato completo es un regalo que ocurre una vez en cien años. Es una lástima, realmente es una lástima. Desafortunadamente, tienes un espíritu inútil. Incluso si hubieras obtenido un espíritu herramienta de granja, comparativamente sería mejor que tu hierba azul plateada. Si fuera ese caso, podría haber hecho algo…”

 

Su Yuntao no dijo nada más, pero Tang Sao pudo entender el significado de sus palabras completamente. Lo único es que, para Tang San, un velo sobre su corazón había sido despejado en este día.

 

Tang San siempre había sido una persona que era buena para contemplar las cosas. En su vida pasada lo había sido, y en esta vida todavía lo era. Teniendo en cuenta lo que había dicho Su Yuntao, Tang San había confirmado que el poder espiritual realmente estaba vinculado a su fuerza interna; es decir que, cuando llegó a este mundo, la fuerza interna se transformó en fuerza espiritual. Esto también explicaba la razón por la cual no podía romper la barrera del primer nivel de su Habilidad Cielo Misterioso; debía primero obtener un anillo espiritual para poder seguir cultivando. Para ser preciso, si quería seguir en el camino de las armas ocultas y cultivar su Habilidad Cielo Misterioso, debía convertirse en un maestro espiritual para poder obtener anillos espirituales. ¿Pero qué exactamente era un anillo espiritual?

 

Pensándolo cuidadosamente, Tang San finalmente decidió continuar con sus preguntas a Su Yuntao, pero este ya había recogido su paquete y había salido del Palacio Espiritual.

 

“Viejo Jack.”

 

Con la puerta abierta, el viejo Jack, con una cara tensa, respondió el llamado de Su Yuntao. “Granmaestro, ¿qué piensas? ¿Los niños de la aldea de este año tienen alguna posibilidad de convertirse en maestros espirituales?”

 

Su Yuntao lo miró y suspiró. Finalmente dijo: “Hay uno de ellos que tiene esa capacidad, pero es una lástima.”

 

En los ojos del viejo Jack brilló una luz que revelaba una emoción como la que nunca antes había visto Tang San, y siguió preguntando: “Granmaestro, ¿cuál fue el resultado de este niño?”

 

Su Yuntao dijo: “De los ocho niños que tuvieron su despertar este año, sólo uno tuvo poder espiritual, y de hecho, tiene poder espiritual innato completo, pero es una lástima, ya que su espíritu es la hierba azul plateada. ¿Entiendes lo que digo?”

 

“¿Hierba azul plateada? ¿Poder espiritual innato completo? Por los cielos.” En la cara del viejo Jack se podía ver una expresión llena de decepción que era muchas veces más fuerte que la que había aparecido en la cara de Su Yuntao. Siendo el Superior de la aldea por tanto tiempo, naturalmente sabía exactamente lo que significaba tener poder espiritual innato completo. Pero este poder espiritual innato completo había aparecido en una persona con el espíritu de hierba azul plateada. Esto en realidad era…

 

“Granmaestro, ¿la hierba azul plateada realmente es incapaz de cultivar?” Jack preguntó con tristeza.

 

Su Yuntao podía entender el estado de la mente del viejo Jack, y en vez de su actitud arrogante de antes, puso su mano en el hombro del viejo Jack y le dijo: “No es que sea incapaz de cultivar. Es sólo que tienes que considerar a la hierba plateada azul a medida que su espíritu progrese. ¿Acaso que puede lograr esta si evoluciona? Los espíritus inútiles, al fin y al cabo, son espíritus inútiles. Incluso si este niño se convierte en un maestro espiritual, sería un maestro espiritual inútil. Esto de su poder espiritual innato completo realmente es una lástima. Bueno, debo irme. Todavía me falta una aldea.”

 

Su Yuntao no esperó a que Tang San le llegara con más preguntas, y se fue inmediatamente de la aldea. Habiéndose ido, Tang San sólo pudo preguntarle al viejo Jack su pregunta más urgente: “Abuelo Jack, ¿qué es un anillo espiritual? ¿Cómo se puede obtener uno?”

 

El viejo Jack, como si todavía estuviera pensando sobre las palabras que había dicho Su Yuntao, respondió subconscientemente: “Yo tampoco sé qué es lo que es un anillo espiritual. Solo conozco que, al parecer, para obtener uno, debes cazar bestias espirituales. Esta es una labor muy peligrosa que solo puede ser realizada por maestros espirituales.”

 

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s