AGM 0037 – Invirtiendo Blanco y Negro

Traducido por OnlyDash

Editado por Gasaraki

_______________________________________________________________

AGM 0037 – Invirtiendo Blanco y Negro

 

La mirada de Orfon se volvió cada vez más fría cuando la intención de matar en sus ojos se volvió más y más densa. Fue testigo de que Qin Wentian y Fan Le estaban rodeados por la manada de lobos demoníacos.

 

Poseer una Línea de Sangre era extremadamente raro, y tal vez ni siquiera uno de cada 10.000 lo tendría, ¿pero ambos de estos dos compañeros delante de él realmente poseían una? Deben ser eliminados antes de que tengan la oportunidad de madurar.

 

“Makino, hazlo.” Orfon habló al joven vestido en la piel de bestia. El que se llamaba Makino estaba sentado encima del demonio Rey Lobo.

 

“Claro, Orfon, pero recuerda que te ayudé hoy.” Una sonrisa fría estalló en el rostro de Makino, haciendo sentir a los que lo veían que la sonrisa era extremadamente demoníaca. Makino aulló, y al mismo tiempo, los lobos demoníacos saltaron en movimiento, hacia Qin Wentian y Fan Le. Estos lobos demoníacos eran todas bestias demoníacas de 2 y 3er nivel, y en cuanto al Rey Lobo en el que estaba sentado, era una bestia demoníaca de 4to nivel.

 

“¿Estás bien?” preguntó Fan Le preocupado mientras disparaba sus flechas en rápida sucesión. Todos los lobos de 2do nivel que golpeó tuvieron sus cuerpos estallados bajo el poder aterrador de sus flechas Astrales, pero los lobos de 3er nivel no eran tan fáciles de manejar.

 

Las bestias demoníacas del 3er nivel eran equivalentes a los cultivadores humanos en el 7mo, 8vo e incluso 9no Nivel del Reino Refinamiento Corporal.

 

“Estoy perdiendo el control.” Qin Wentian tenía una expresión muy antiestética en su rostro. No tenía manera de alejar la fuerza de su línea de sangre.

 

“Qué envidia” gruñó Gordo. Si un individuo no podía controlar su línea de sangre, sólo significaba que la línea de sangre era muy poderosa. Con el nivel actual de cultivo de Qin Wentian, no tenía forma de controlarlo.

 

“Ya que no puedes controlarlo, deja que explote sin obstáculos.” La flecha de Gordo atravesó la cabeza de un lobo demoníaco que estaba en medio de lanzarse hacia Qin Wentian.

 

“Bien.” Mientras la sangre del lobo salpicaba el rostro de Qin Wentian, un destello de locura apareció en sus ojos. En ese momento, renunció a cualquier control que pudiera haber tenido, liberando completamente su fuerza. La aterradora fuerza de su línea de sangre empezó a surgir como un océano hirviendo, provocando que Qin Wentian emitiera un aura similar al de un monarca, un monarca que estaba por encima del mundo.

 

“Muere” Qin Wentian rugió de rabia, y en el mismo instante, los ojos de los lobos demoníacos revelaron rastros de reverencia hacia la corona de luz rojo sangre que envolvió el cuerpo de Qin Wentian. Después de que desató el Dragon Subduing Fist, las cabezas de los tres lobos demoníacos de 3er nivel explotaron con un solo golpe, pintando el cielo rojo en una lluvia de sangre

 

“Awoo.” Un lobo demoníaco se abalanzó contra él, lanzando un ataque furtivo desde detrás de su espalda. Estos lobos sobresalieron en rapidez y agilidad, y fueron dotados de inmensa fuerza. A pesar de que la capacidad de combate de Qin Wentian y Fan Le era suficiente para enfrentarse a bestias demoníacas de 4to nivel, frente a un enorme grupo de lobos demoníacos, sólo podían ser pasivos y no tomar la iniciativa de atacar.

 

“Fíjate.” Fan Le corrió hacia la espalda de Qin Wentian, rugiendo de rabia ante el lobo demoniaco. Por primera vez, lanzó su segunda Alma Astral, un rostro diabólico y demoníaco. Los ojos de su manifestación eran capaces de cautivar el corazón y el alma de uno, y el lobo demoníaco que estaba atacando inicialmente a Qin Wentian se detuvo en su camino, tumbado en el suelo y contemplando la manifestación de Fan Le en un aturdimiento. Mientras tanto, Fan Le no perdió tiempo, usando una flecha como su arma para atravesar la cabeza del lobo demoníaco.

 

En este momento, Qin Wentian ya se había adelantado y mostraba las técnicas de su Dragon Subduing Fist. En una tormenta de carne y sangre, aniquiló a la horda de lobo.

 

“¡Hermano, matad al Rey Lobo!” gritó Fan Le mientras ayudaba a Qin Wentian a subir la retaguardia.

 

“¡BOOM!” Usando gran fuerza, Qin Wentian pisoteó el suelo, dejando profundas grietas y líneas en la tierra. Su cuerpo se elevó a través de los cielos con la ayuda de su poder de salto explosivo, diezmando las filas de los lobos que se lanzaban hacia él con un salvaje abandono. Al aterrizar, una inmensa y temible fuerza generada en su cuerpo, y con su postura semejante a un arco curvado, Qin Wentian se lanzó hacia adelante, corriendo locamente.

 

“Awoooo……” El Rey Lobo aulló de rabia. Todos los lobos demoníacos habían abandonado a Fan Le; En cambio, se concentraron en Qin Wentian.

 

“Este gordo saldrá todo”. Una expresión de odio brilló en su rostro cuando Fan Le lanzó ambas Almas Astrales simultáneamente. Emitiendo una luz Astral incomparablemente resplandeciente del Arco Astral en sus manos, disparó nueve flechas a la vez. “Thud, thud.” Los sonidos de las flechas que alcanzaron su marca resonaron cuando los lobos demoníacos de la izquierda y la derecha de Qin Wentian fueron asesinados. Un disparo, una muerte.

 

En este momento, Fan Le y Qin Wentian habían desatado todas sus habilidades. Un sinnúmero de flechas llovió del cielo, enterrándose en lobos demoníacos con una precisión infalible.

 

Orfon y el joven vestido de piel de bestia, Makino, tenían sus pupilas contraídas al ver lo que ocurría en la distancia, Qin Wentian estaba locamente corriendo con una mirada enloquecida en sus ojos. Su habilidad de Línea de Sangre estaba ardiendo, imbuyéndolo con una fuerza violenta y dominante que aumentó considerablemente su capacidad de combate.

 

“Orfon, estás en el 2do nivel del Reino Circulación Arterial y posees dos Almas Astrales” dijo Makino a Orfon, obviamente diciéndole a Orfon que bloqueara a Qin Wentian.

 

Orfon se congeló ligeramente, mientras apretó los dientes. Al liberar abruptamente a sus dos Almas Astrales, manifestó un Alma Astral tipo lanza, así como un Alma Astral tipo escudo. Esta vez, no se atrevió a subestimar a sus enemigos, a diferencia de su choque anterior cuando no había lanzado su Alma Astral tipo escudo y terminó hiriendo sus manos debido a la flecha disparada por Fan Le.

 

Dos Alma Astral, una para el ataque y otra para la defensa.

 

El enloquecido Qin Wentian ya se había precipitado. Orfon rugió cuando su lanza larga Astral oscilo en el aire, desatando técnicas de las Artes de la Lanza del Dragón Venenoso. Esto amplificó su fuerza, mientras que la lanza Astral proyectaba una imagen de un dragón negro que volaba hacia Qin Wentian, tratando de devorarlo.

 

Orfon estaba en el 2do nivel del Reino Circulación Arterial, lo que significaba que había limpiado dos de los nueve meridianos principales dentro de su cuerpo. Como tal, fue capaz de desatar la fuerza innata y generar poder temible.

 

Con una mirada enloquecida en sus ojos, Qin Wentian desató su técnica, Draconic Roar of the Nine Heavens*, usando la fuerza absoluta para romper las manifestaciones. Un rugido aterrador, como el de un dragón real, sonaba y rompía la proyección.

[ Rugido draconiano de los nueve cielos*]

“Qué fuerza tan tiránica.” El corazón de Orfon se hundió. Del reciente ataque de Qin Wentian, Orfon estimó que Qin Wentian ya había sobrepasado el nivel de fuerza de 200 toros, emitiendo una presión similar a la del Monte Tai.

 

“¡Muere!” Orfon empuñaba su lanza como un dragón venenoso, atravesando el espacio vacío. Apuntó directamente a los ojos de Qin Wentian.

 

Sin embargo, Qin Wentian simplemente extendió su mano izquierda y agarró fácilmente la lanza. Aunque el impacto causó que su mano izquierda sangrara profusamente, su mano derecha tomo la forma de un puño, poseyendo poder formidable mientras lo estrelló hacia Orfon.

 

“Este tipo está loco.” La expresión de Orfon sufrió un cambio drástico. La energía Astral que lo rodeaba se unió en un escudo ilusorio que resplandecía con la luz Astral. Tenía la intención de bloquear el puño delante de él.

 

“¡BOOM!” El escudo ilusorio instantáneamente se separó, y la aterradora oleada de impacto hizo que el cuerpo de Orfon fuera lanzado hacia atrás en el aire.

 

En este momento, las siluetas de muchos otros solicitantes aparecieron cuando se acercaron en esta dirección. Ese choque, los aullidos de los muchos lobos demoníacos y los restos de enormes cantidades de energía Astral que se desató los atrajo hasta este punto. Al mismo tiempo, los sonidos de los caballos galopantes se oían, haciendo temblar el suelo a una distancia de distancia.

 

Pero en este momento, Qin Wentian y Fan Le no podían darse el lujo de preocuparse por algo tan intrascendente ya que sus ojos se llenaron de intento de matar. Una enorme cantidad de lobos muertos esparcidos por debajo de la lluvia de flechas. Fan Le reflejó los movimientos de Qin Wentian, y ambos corrieron locamente hacia Orfon.

 

“Dejémoslo.” Montando en el Rey Lobo, Makino se retiró instantáneamente. Orlon lanzó una mirada de miedo hacia Qin Wentian mientras se apresuraba a levantarse del suelo y perseguía la silueta de Makino.

 

“Puta mierda. La Energía Astral en mi cuerpo está casi completamente agotada.” Fan Le maldijo en un tono bajo cuando el Arco Astral desapareció de sus manos. Sin embargo, como Qin Wentian, persiguió la figura de Orfon, tratando de matarlo.

 

Orfon tosió unos cuantos bocados de sangre. Con un rostro pálido y unos ojos que revelaban rastros de desesperación, continuó corriendo hacia adelante.

 

De repente, aparecieron varias figuras montadas en caballos dragón. Éstos eran los supervisores del ejercicio de entrenamiento, así como los mayores de gran alcance de las varias academias.

 

“ALTO.” Sentado encima de un caballo dragón, Orchon se precipitó hacia adelante mientras rugía de rabia, haciendo que las pupilas de Qin Wentian y Fan Le se contrajeran.

 

Fan Le paró sus pasos, y la Energía Astral restante en su cuerpo se transformó en tres flechas Astrales que volaron después de Orfon.

 

“¿Cómo te atreves?” Una luz fría brilló en los ojos de Orchon, mientras el caballo dragón que estaba cabalgando avanzaba hacia delante. La larga lanza en su mano resplandeció con Luz Astral que explotó las Flechas Astrales.

 

“Estás cortejando a la muerte.” La larga lanza en la mano de Orchon se disparó, volando hacia Fan Le.

 

Fan Le palideció y saltó hacia atrás. La larga lanza atravesó el suelo, causando temblores de gran magnitud. A pesar de que perdió a Fan Le por un pelo, el extremo de la lanza vibró, golpeando a Fan Le y volando lejos.

 

“Gordo.” La expresión de Qin Wentian se congeló mientras detenía sus pasos. Frente a él no había otro que Orchon, que también le echaba un vistazo cuando dijo con una voz fría: “El propósito de los exámenes era cazar a las bestias demoníacas. ¿Cómo te atreves a intentar matar a tus semejantes?”

 

Como el sonido de su voz se desvaneció, Orchon envió un puño hacia Qin Wentian. Qin Wentian levantó la mano para bloquear, pero la inmensa fuerza no era algo que pudiera soportar. El impacto hizo que Qin Wentian retrocediera, agitando su sangre y Qi. Sangre que se filtraba por la comisura de la boca. La furia en sus ojos estaba acompañada por un nivel sin precedentes de intento de matar.

 

Esta vez, Orchon había planeado matarlos convirtiendo las verdades en mentiras, cambiando el negro en blanco.

 

“Ambos son demasiado audaces.” Una voz fría y clara se deslizó. Mo Qingcheng, voló sobre la parte posterior de la bestia demoníaca y miró hacia Qin Wentian y Fan Le.

 

Mo Qingcheng reconoció naturalmente a Qin Wentian, pero nunca habría pensado que Qin Wentian intentaría matar a un compañero candidato durante los exámenes. Si supiera que esto sucedería, no lo habría salvado antes.

 

“Señorita Mo, los dos son verdaderamente impudentes. ¿Los ejecutaremos aquí y ahora?”, Preguntó Orchon.

 

“No quiero ver humanos matándose unos a otros. Suéltelos, pero es mejor no haya una segunda vez.” Mo Qingcheng suspiró.

 

“Bien”. Orchon asintió con la cabeza respetuosamente y se volvió hacia Qin Wentian, “Hoy perdonare sus dos vidas baratas. Lárguense.”

 

Línea de Sangre Qin Wentian se calmó gradualmente. Una mirada helada llenó sus ojos mientras barría su mirada hacia Orchon y Mo Qingcheng. Sorprendentemente, él rio fríamente.

 

“Todos ustedes, muy bien.” Contenido en la risa de Qin Wentian fue la burla. Se dirigió hacia el lesionado Fan Le y preguntó: “¿Estás bien?”

 

“Este gordo aquí tiene una vida bendecida por los Cielos. No hay manera de morir tan fácilmente.” Fan Le sonrió, “Hermano, parece que la belleza no hace a una mujer una diosa.”

 

“Vamos.” Qin Wentian llevó a Fan Le en su espalda mientras se alejaban, sólo para escuchar a Qin Wentian quejándose, “Gordo, eres realmente pesado.”

 

Mientras contemplaba las dos siluetas desoladas, la intuición de Mo Qingcheng le decía que algo andaba mal. De repente, un destello de sombra blanca brilló. Frente a ella, el desenfoque parecía ser un cachorro cubierto de nieve.

 

“¿Por qué estás aquí?” Mo Qingcheng sonrió, sólo para ver al cachorro cubierto de nieve mirándola solemnemente, antes de precipitarse en dirección de Qin Wentian. Las acciones del cachorro hicieron que Mo Qingcheng se congelara; Esa mirada en el rostro del cachorro parecía estar llena de un toque de frialdad.

 

Poco después, los gritos de un águila resonaron en los cielos cuando Luo Huan apareció. Mirando a las siluetas desoladas de Fan Le y Qin Wentian, ella solo dijo: “Mo Qingcheng, esta vez te has pasado por la borda.”

 

Mo Qingcheng miró a Luo Huan, una falta de comprensión reflejando en sus ojos.

 

“Su nombre es Qin Wentian, alguien del Clan Qin de la Ciudad  Cielo Armonía. Ni siquiera conocía a Orfon, ¿por qué querría matarlo? Por el contrario, hay mucha gente planeando para la muerte de mi Hermano Menor Qin.” Luo Huan fríamente barrió su mirada hacia Orchon. Mo Qingcheng tembló, recordando a Qin Wentian la silueta desolada y la fría mirada del cachorro.

 

Su corazón repentinamente sintió una sensación desconocida de dolor asaltándola.

 

“Estaba equivocada …” Mientras Mo Qingcheng contemplaba la silueta que caminaba, una emoción insoportable hizo temblar su corazón.

 

Nota:  Orchon es el hermano mayor de Orfon.

Advertisements

One thought on “AGM 0037 – Invirtiendo Blanco y Negro

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s