ST: Capítulo 166 – Golpe de Estado en la Capital del Imperio

Traducción: Yari
Corrección y Edición: Shadow Hunter


Capítulo 166 – Golpe de Estado en la Capital del Imperio

Habiendo recibido las órdenes de Yuuki, Kagari había saltado inmediatamente a la acción.
Ese mismo día, 300 de las tropas personales de Yuuki se habían reunido en una mansión en la capital imperial.
Una mansión fue fácil de preparar con los fondos que quedaban de los días de la Asociación de Libertad y con las conexiones de Damrada.
Los que se reunieron tenían lealtad absoluta hacia Yuuki.
No funcionó cuando eran niños inestables, pero cuando los convocados pasaron a ser adultos, sin saberlo fueron puestos bajo la “Maldición de la Dominación”.
Los invocados a través del Skill Único [Invocador] se convirtieron, de hecho, en subordinados de Yuuki contra su voluntad.
Sin embargo Yuuki no era el único que hacía esto. Todas las convocatorias hechas en este mundo tenían prácticas similares.

En otra nota, a veces, hay quienes tratan de convocar a los Demonios porque piensan que pueden ponerlos bajo la maldición de lealtad.
Aparte de los seres humanos, o ángeles o espíritus con egos débiles, las formas de Espíritus como los demonios, que tienen fuertes egos, a menudo resistirían la maldición.
Hay tontos tan arrogantes que se adentran en las artes de invocación prohibidas poniendo demasiada confianza en sus habilidades.

El golpe de estado de Yuuki se ha estado preparando desde hace bastante tiempo, por lo que la gente reunida estaba vagamente consciente de lo que estaba pasando.
La mayoría de ellos eran “World Travelers” que habían mostrado talento en el ejército.
Habían subido las filas dependiendo de su propio poder.
Al no tener lealtad hacia el Imperio desde el principio, había quienes estaban excitados ante la perspectiva de una revolución.
Había otros que eran razas mixtas creados por el apareamiento de individuos fuertes de diferentes razas en repetidas ocasiones, y otros que eran guerreros esclavos que Yuuki había conseguido.
En el Imperio, el poder tenía razón, así que si se le daba la oportunidad, incluso un esclavo podía tomar posesión de su libertad.
Los esclavos Monstruos reunidos por Damrada también estaban presentes.
Tal cosa sería absurda en las naciones occidentales, pero el Imperio simplemente tenía un conjunto diferente de valores.
Por esta razón, Yuuki había ordenado a los monstruos orientados a la batalla que mostraban potencial para ser llevados al Imperio.

Dividiéndolos: 30 World Travelers, 50 demonios, 100 guerreros de raza mixtas, 100 guerreros esclavos.
En el Cuerpo Mixto, eran los de más fuerza.
Con World Travelers, demonios y personas de clase Oficial, no era una exageración decir que serían miembros del cuartel general del Cuerpo Mixto.
Ascendiendo las escaleras de un gran vestíbulo abierto, llegaron a la gran sala construida para conferencias en el segundo piso.
Como todos ellos se habían sentado, Yuuki y Kagari, y finalmente Damrada entraron en la habitación.

「Hola a todos.
Así que hoy, creo que mataremos al Emperador.
El enemigo son 100 Caballeros Reales
Algunos de ustedes ya han luchado con ellos con la esperanza de elevar sus rangos, así que saben que son bastante fuertes.
Pero tenemos a 100.000 soldados a nuestro lado, así que es obvio.
Acabo de recibir el informe de que el Cuerpo Mixto se han instalado con éxito en las afueras de la capital.
Cerraremos las 4 puertas y erigiremos un campo de fuerza para evitar el escape.
Y cuando eso haya terminado, estaremos quemando el lugar y asaremos al Emperador.
Fácil, ¿cierto?
Así que hoy, ustedes pueden luchar contra los Caballeros sin retenerse en absoluto.
Es probable que ellos tengan equipo de clase Leyenda consigo, por lo que capturarlos con vida es probablemente imposible.
Así que no te preocupes y mátenlos.
¿Alguna pregunta?」

Yuuki casualmente hablaba de matar al Emperador como si hablara del tiempo.
Los que se reunían ahora tenían ojos llenos de ambición.
Sus esperanzas se hacían realidad, estaban extasiadas con poder finalmente actuar.
Ya era hora.
En las afueras de la capital, el Caballero Negro Claude había reunido secretamente a las tropas del Cuerpo Mixto.
Se colocaron allí en el transcurso de varios días para que nada pareciera antinatural.
Justo momentos atrás, Yuuki recibió informe a través de “Telepatía” que todos los preparativos estaban completos.
Estaba avanzando sin problemas.
Según el plan, el Cuerpo Mixto avanzaría después de romper las 4 puertas, y ellos supervisarían desde la mansión.
La fuerza del Imperio eran los 100 Caballeros Reales, y 2000 guardias.
¿Y alrededor de 20.000 de la División de Policía Militar?
Sin embargo, la diferencia de poder entre el ejército y la policía era muy grande.
Una diferencia similar a la de un adulto y un niño, ellos sólo los ralentizarían un poco.
La verdadera amenaza era, de hecho, los Caballeros Reales y los 2000 guardias.
El Cuerpo Mixto se enfrentaría a ellos mientras observaban los movimientos de los Caballeros. Entonces, se dirigirían a los que están aislados, y poco a poco desmenuzarían sus números.
En otras palabras, el Cuerpo Mixto serviría de cebo y alboroto por toda la ciudad.
Los Caballeros Reales eran una amenaza para Yuuki, así que con suerte, podría convertirlos en peones usando Sobrescribir.
Su lealtad al Emperador sería entonces dirigida a él.
Por esa razón también, necesitaban ser molestados después de morder el cebo.
Las tropas que Yuuki había reunido se quedaron cortas en fuerza en comparación con los Caballeros Reales.
Pero al acorralarlos en mayor número, y Yuuki entrando desde ese punto, podría aumentar su número de peones sin mucho esfuerzo.
Así, no sólo abrumarían al Imperio con números, sino que también volverían sus fuerzas contra ellos.
En ese punto, sería el jaque mate.
No había refuerzos para ellos, y con bastante facilidad, la victoria se acercaría más.

「Un Golpe de Estado.
Va a fallar, ¿no crees?」

Como si le echara agua fría en su cabeza, negando las ambiciones de Yuuki, Damrada declaró.
Era un hombre que tenía un papel importante en la construcción de la Asociación de Libertad y “Cerberus”, y se había convertido esencialmente en las manos y los pies de Yuuki.
Él podía hacer juicios tranquilos, y tenía una nariz fuerte para oler el dinero.
Teniendo una habilidad increíble para determinar la tasa de éxito de las cosas, esta declaración suya no era para ser ignorada.

「¿Qué quieres decir, Damrada?」

「Exactamente lo que dije. En este momento, tienen a Miranda.」

Se quitó el collar mientras hablaba.
Eso tenía un hechizo en forma de dragón de tres cabezas, pero una de las cabezas estaba rota.
Era un hechizo que poseía a los tres jefes, un objeto mágico que les permitía confirmar la supervivencia de los demás.

「El hecho de que esta pieza se rompió, significa que Miranda fue asesinado.
Lo que implica que todo el plan se filtró al Emperador.
Y ahora que el fracaso está casi confirmado, seguir con este plan es un simple suicidio.」

Damrada explicó con calma.
Había hablado en su tono habitual, pero Yuuki percibió algo fundamentalmente diferente al respecto.
Las palabras de Damrada movieron la duda en los corazones de aquellos que se habían reunido.
Sus rostros que estaban llenos de confianza y entusiasmo, ahora mostraban expresiones ansiosas.
Yuuki los miró con una expresión insatisfecha y,

「Entonces podemos atacar antes de que estén listos, ¿verdad?」

Él habló.
Si su plan se filtró recientemente, ellos tenían la ventaja de actuar primero.
Estaría fuera de orden, pero tendrían que matar al Emperador primero.
Y si la presión fuera demasiada, Yuuki iría personalmente.
Como si negara las contramedidas de Yuuki,

「Es demasiado tarde. Estás subestimando gravemente la Oficina de Información, Yuuki-sama.
Tu plan es demasiado ingenuo.
Esto no es un juego de niños.」

Damrada respondió, lanzando una mirada fría a Yuuki.

「¡Bastardo, te atreves a mostrarle a Yuuki-sama tal falta de respeto!」

Enfurecida, Kagari empujó una mano hacia el cuello de Damrada.
Pero Damrada agarro suavemente su muñeca, y, manipulando el flujo de poder, dirigió la fuerza hacia su muñeca.
La fuerza se convergió en un punto singular, y los huesos en la muñeca de Kagari se rompieron fácilmente.

「¡Gu!」

Kagari gimió, y se alejó un poco de Damrada, frotándose la muñeca.
Yuuki entrecerró los ojos en confusión.
Damrada era ciertamente un amo de artes marciales, y su fuerza ofensiva era alta.
Pero, Kagari era un ex-Señor Demonio, y no era alguien tan debil que los humanos normales pudieran desafiar.
Por lo que respecta a Yuuki, era imposible para Damrada ganar contra Kagari.

「Damrada, ¿me estás traicionando?」

Preguntó Yuuki en voz baja.
Dependiendo de esta respuesta, Damrada necesitaba ser asesinado allí y entonces.

「¿Traicionar? Dices cosas extrañas.
Ya he cooperado y he jurado lealtad a usted hasta cierto punto.
Pero sólo he hecho esto temporalmente.
Sólo eso, ¿sabe?
Hay un dicho, “Los ricos tienen muchos amigos”.
En mi caso, estaba siendo útil al Emperador al serte útil.」

La voz fría de Damrada resonó.
La tensión en la habitación era espesa, y nadie levantó una palabra.
Damrada estaba mirando a los amigos de Yuuki en el ejército que apestaban a codicia.
Pero ese Damrada había dado reprimido brillantemente a Kagari, quien estaba adolorida.
Su impresión de él cambió drásticamente.

「Ya veo……
Estabas planeando usarme desde el principio…」

「No puedo negarlo. Es algo como una especialidad mía.」

Yuuki ahora lo entendía todo.
Si era el establecimiento de la Asociación de Libertad, o “Cerberus”, todo iba de acuerdo con los planes del Imperio.
La organización conocida como “Cerberus” era, originalmente, una base creada con personas que Damrada había reunido.
Trabajó con la División de Inteligencia en las Naciones Occidentales.
Recogió secretos y los ordenó por su utilidad.
Se ocupaba principalmente de los nobles para captar sus debilidades.
Cuando el Imperio decidió conquistar occidente, estos secretos se convertirían en poder. Poder suficiente para derrumbar países únicamente al chantajearlos.
Damrada, quien era el encargado de reunir esto, había puesto su mirada en Yuuki.
Damrada destacaría demasiado siendo él mismo.
Así, Yuuki actuó como un faro que atrajo toda la atención.
En otras palabras, Yuuki había sido utilizado cuando él quería darle uso.
Una pequeña llama de rabia nació en el corazón de Yuuki.
Era una llama llamada humillación.

「Así que tú eres el perro del Imperio.
Buen trabajo en engañarme.
Pero para revelarlo todo solo aquí, ¿no fue un poco prematuro?」

「Exactamente. ¡¡Voy a acabar contigo aquí y ahora, Damrada!!”

Kagari estuvo de acuerdo con Yuuki.
Y se dirigió hacia Damrada, ella estaba furiosa.
Siendo un ex-Señor Demonio, su velocidad superó lo que los humanos podrían seguir. Se suponía que Damrada no tenía forma de reaccionar.

「Demasiado lento.」

Desviando con facilidad ambas manos de Garras Demoniacas dirigidas hacia él, Damrada cerró su distancia en un movimiento natural.
No bajó la guardia sólo porque le había roto la muñeca antes y había atacado sin piedad.
Para los monstruos, una fractura podría ser curada en momentos.
Uno tenía que tener esa mentalidad, o de lo contrario no sobreviviría mucho tiempo en este mundo.
Habiéndose acercado lo suficiente, colocó sus manos suavemente al centro del pecho de Kagari.

「¡¡Ruptura de Penetración en Espiral!!」

Él liberó el poder acumulado en sus manos sobre el enemigo.
Era una Técnica Secreta que destruía el cuerpo del enemigo con su poder penetrante explosivo.
El cuerpo de Damrada resplandecía como si emitiera un espíritu de batalla concentrado

「¡Gufu!」

Kagari cayó al suelo vomitando sangre.
Sus piernas carecían de la fuerza necesaria para pararse.
Siendo un “Espíritu Flotante”, el Señor Demonio Kazaream no tenía el poder de mantener un cuerpo espiritual. Le era imposible ya que no era una Forma Espiritual.
Por eso, confió en un cuerpo de carne.
Para compensarlo, transformó el cuerpo de la hembra élfica que poseía, similar al de un demonio, y lo entrenó para que tuviera una fuerza inigualable.
Sin embargo, fue incapacitada por un solo golpe de Damrada.

「¡I-imposible! ¡¡Un mero humano no puede….!!」

Kagari gritó mientras escupía la sangre que desbordaba de su boca.
Un Señor Demonio superado por un ser humano no debe existir.
Kagari miró fijamente a Damrada con tales pensamientos.

「Fu, debes pensar más antes de actuar, dama. Es por eso que perdiste contra el Señor Demonio Leon.
Y también……
Tú, siendo un Señor Demonio aún que ni siquiera ha evolucionado, no puedes esperar golpearme.
Incluso aquel anciano llamado Hakurou era mucho más fuerte.
Yo quería ir con todo contra el viejo, pero por desgracia, perdí mi oportunidad.
Comparado con eso, usted, dama… no eres digno1 de mi fuerza completa.
Claro, los demonios son increíblemente fuertes, pero los humanos no son tan estúpidos como crees.
Hay, por supuesto, tontos que dependen sólo de sus habilidades, pero con el entrenamiento adecuado, uno puede ser más fuerte.
Como yo.」

Diciendo eso, apartó la mirada de ella.
Los “World Travelers ” podían ser asesinados al romperles el cuello como a cualquier otra persona.
Habiendo matado sin interés a un buen número de ellos, Yuuki fue reconocido como uno de los más fuertes.
Damrada poseía una skill único que ocultaba su presencia y cubría sus movimientos, especializado en el asesinato, se llamaba [Asesino].
Siendo algo enfocado a matar, era una skill casi invencible.
A pesar de que era alguien insano que le gustaba matar demasiado, con la ayuda de la habilidad de Yuuki, él había vuelto a tener un espíritu tranquilo, como si hubiera sido reescrito……, pero Damrada podía fácilmente volver atrás.

「Ves, confiar en Habilidades demasiado te dejará vulnerable en momentos críticos.
Si no entrenas más a tu cuerpo, todos son inútiles.」

Aquellos reunidos, que nunca enfrentaron las burlas de ningún entrenador, se les hablaba como si fueran débiles y no pudieron evitar enojarse.
Todos ellos se enfurecieron y dirigieron su intención asesina en Damrada.

Damrada no sentía ninguna responsabilidad por los sentimientos de aquellos a quienes había traicionado.
Incluso si él hubiera sido un jefe que veían con adulación.
Si fuera por orden del Emperador, incluso podría matar a sus propios parientes de sangre.
Kagurazaka Yuuki era, para Damrada, un buen maestro.
Tenía un ingenuo proceso de pensamiento infantil, aunque también tenía una actitud de sangre fría.
Tenía una buena capacidad de análisis, que a Damrada le gustaba.
Él era diferente del ex-Señor Demonio agazapado en el suelo.

¡Por esa misma razón!

El Caballero Real No.2: Damrada quería acabarlo con sus propias manos.
Ese fue el acto final de lealtad de Damrada hacia Yuuki.

─────────────────────────

1- En esa breve pausa, Damrada lo trata de “él”, señalando a Kazaream como hombre y no al contener (cuerpo) de Kagari que es mujer.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s