ST: Capítulo 182 – Voluntad Encomendada

Traducido por Shadowhunter


Capítulo 182 – Voluntad Encomendada

Kondo y Carrera.
Permanecían de pie con sólo su voluntad y orgullo.
Un deseo de nunca aceptar la derrota plasmado en un uniforme por un lado, y un orgullo en su fuerza demoniaca que emitía la misma acción.
Pero en realidad, los dos estaban harapientos.

Kondo incorporó <Abismo de Aniquilación>, y con éxito desvió el flujo de energía.
La próxima vez, podría ser capaz de hacer lo mismo más perfectamente y sin recibir daño en su cuerpo.
Pero, sin duda ahora no era ese momento.
Permaneciendo de pie después de recibir ese ataque mágico que era como la encarnación del Caos, demostró su fuerza de voluntad.
Sin embargo, en consecuencia, su energía espiritual había sido drenada y ni siquiera tenía fuerzas para crear más balas.
En términos más simples, ya no tenía poder para pelear.

Sobra decir que su guardia todavía estaba en alto. Pero justo ahora, no podía ni bloquear ataques simples, y el siguiente golpe directo sin duda marcaria su derrota.
Esa era la situación de Kondo.

En cuanto a Carrera, su estado no era diferente al de Kondo.
Había perdido ambos brazos como resultado de usar <Abismo de Aniquilación>.
Incapaz de controlar adecuadamente su energía de los efectos de la Energía Anti-Espíritus, la abrumadora reacción adversa desintegró sus extremidades superiores.
Ella dejó una extraña imagen, estando de pie, sin problemas a pesar de que le faltaban varias partes de su cuerpo.
Sin embargo, ella era una Forma Espiritual. Por lo tanto, ella no caería fácilmente a pesar de su apariencia maltratada.
De sus 6 alas, sólo 2 permanecían y esas sostenían su cuerpo.
Incluso con sus enormes reservas de energía, no podía hacer uso de ello dado que sus circuitos mágicos habían sido destruidos.
La regeneración le tomaría mucho tiempo, y ella no tenía ese tiempo en medio de la batalla.

Aun así, Carrera se enfrentó a su enemigo, y se preparó para la lucha.

Algunos estaban observando la pelea de Carrera.
Eran el Emperador Rudra, el General Xam’d y sus subordinados, y unos pocos magos élites.
Aunque la defensa del Emperador era inexpugnable, los presentes en el puente no contaban con la misma defensa, aparte de estar ocupados manteniendo la barrera de la cubierta al máximo nivel.
La razón era que todos los dirigibles habían caído, y esta nave era su salvavidas.
Habían intentado contactar a casa para pedir refuerzos, pero las comunicaciones fueron cortadas por algún tipo de interferencia.
Obviamente, esto era obra de los Demonios Superiores que lo rodeaban, y ellos sospechaban que la magia de teletransportación también había sido bloqueada.
Todo escape de esta nave había sido bloqueada, y retirarse hacia los otros dirigibles que flotaban en el océano también parecía inútil.
Bajo estas circunstancias, proteger esta nave era el mejor curso de acción.
No obstante,

Xam’d-kakka, si ese ataque de increíble poder destructivo nos golpea, no tendremos posibilidad de sobrevivir.

Uno de los magos de élite informó a Xam’d.
“¿A cuál te refieres…?” Es lo que Xam’d quería decir.
Dado que todos los ataques de los demonios eran de risa.
Pero, Xam’d sabía lo que ese mago quería decir.
Probablemente se refería a ese ataque único del Señor Demonio Rimuru que fue lanzado contra el “Dragón Abrasador” Velgurind.

El ataque mágico del demonio contra el que el Teniente Kondo peleaba, o el ataque de lanza de ese mayordomo demonio parecían fuerza de este mundo, pero el del señor demonio tenía tal poder temible que destruía la realidad misma.
Siendo el mismo un mago élite, Xam’d comprendió instintivamente que ese ataque simplemente rompía las leyes de este mundo y sobrepasaba la realidad.
Los otros ataques fueron similares en poder, pero el del señor demonio simplemente estaba fuera de toda razón.

No digas eso. Sólo nos queda cumplir con nuestras respectivas tareas asignadas ahora…

Con un espíritu inflexible, Xam’d animó a su subordinado.
Ellos protegerían al Emperador y huirían del lugar. Entonces se reunirían con los refuerzos que estaban en camino y mejorarían las condiciones.
Él comprendió lo poco realistas que eran las perspectivas de este plan, pero no había otra opción.
Éste era su único plan, no había ningún plan B.

Y ahora, frente a este angustiado Xam’d, apareció un solo hombre.
Como si viniera con la mayor urgencia, su respiración era ronca. Su armadura parecía dañada en muchas partes, como si acaba de sobrevivir a una intensa batalla.

Emperador, es él, ¡¿él está bien?!

Xam’d reconoció al hombre como el Capitán del Cuerpo de Bestia Mágicas, Gladim.
Estaba ligeramente sucio, pero nunca podría confundir el brillo de esa armadura de clase Divina.
Su preocupación debe haber sido el resultado de la fatiga de una batalla prolongada.

¡Oh, Gladim-dono! ¡¿Estabas vivo?!

Xam’d había detectado la inmensa energía mágica liberada abajo, el Cuerpo de Bestias Mágicas había iniciado una batalla contra los demonios.
Cuando esos demonios se abalanzaron sobre ellos, él se había rendido sobre cualquier posibilidad de supervivencia en Gladim.
Entre los innumerables aliados caídos, un único sobreviviente era un error de calculo aceptable.

Sí, de alguna manera. Fui arrogante al pensar que era el mejor; el enemigo es verdaderamente fuerte.

No es tu culpa. Su fuerza va mucho más allá de nuestros cálculos de energía estimados.
Que ellos tuvieran a varios de esos Nobles Demoniacos.
Además de eso, ellos estaban en los escalones más altos…
El Teniente Kondo-dono está peleando ahora mismo con uno de los que deben ser los más fuertes.

Podría decir lo mismo sobre la pelea que tuve.
Apenas conseguí escapar utilizando el dispositivo de transferencia.
Morir es un honorable final para un soldado, y es en lo que creo. Pero, no podía descansar en paz sin asegurarme de que el Emperador estuviera a salvo.
Por lo menos debo traer seguridad a mi señor…

En efecto…
Sin embargo, qué deberíamos hacer ahora……

¡No se rinda! Si puedo proteger al Emperador, ¿puedes hacer que esta nave viaje a toda velocidad?
Tenemos que romper a través y fuera del alcance de la Barrera de Interferencia Espacial de los demonios.
Si lo hacemos, podemos usar el dispositivo de transferencia, ¿no?

Ya veo… Romperlo será difícil con una sola nave…
Pero debemos…

Xam’d miró al Emperador Rudra, y reafirmó su determinación.
Recientemente, el Emperador se había quedado inmóvil, como si hubiera perdido la conciencia.
Ellos todavía estaban ilesos gracias al skill del Emperador, pero se estaba volviendo peligroso.
[Guardia del Castillo] del Skill Definitivo [Justicia del Señor Miguel] era una Barrera Absoluta.
Sin embargo, ese Skill necesitaba ciertas condiciones para su invocación.
Esas condiciones eran conocidas por algunos pocos Caballeros Reales.
Siendo así, Xam’d creía que el Emperador estaría bien en cualquier situación…
Su sentido común como un mago de élite negarían esa suposición.
No hay forma de que sea posible. Tal conveniente skill es simplemente…
Y viendo como Kondo había defendido la nave a expensas de su propio cuerpo sólo alimentó su teoría de que debía tener una debilidad.
Si esto continuaba, incluso el propio Emperador sufriría daños.
Por lo tanto, tenían que actuar ahora.

¡Lo dejaré a su cuidado, Gladim-dono!

Xam’d exclamó, luego se dirigió al puente con sus hombres para poner en movimiento la nave.

Gladim –no, la cosa en forma de Gladim– se inclinó profundamente mientras veía a Xam’d.
Y debajo del casco que ocultaba su rostro, apareció una deformada sonrisa.

La batalla de Kondo y Carrera continuó.
Ambos eran incapaces de usar más energía mágica y se había convertido en una batalla cuerpo a cuerpo.
Lanzando ataques mortales en una rápida sucesión tratando de herir el cuerpo del oponente.
Kondo había usado la mayor parte de su energía usando [Sandalfón el Ejecutor] y depositándola en su pistola de clase Divina.
Mientras tanto, Carrera regeneró uno de sus brazos.
Ella concentró su energía mágica restante en ese único puño.
Porque ella decidió no gastar su energía para defenderse, su cuerpo ahora estaba desprotegido.
Para Kondo, era momento de que él se retirara.
Para Carrera, fue el momento más deshonroso de toda su vida.
Sin embargo, sin perder su orgullo, era la mejor pelea que había experimentado; Carrera aceptó esa satisfacción y apretó su puño.
Ambos, con heridas más allá de lo visible, movieron sus cuerpos a través de pura fuerza de voluntad.

La cosa con forma de Gladim observó de cerca su batalla.
Kondo era verdaderamente un super humano; tan cerca de la muerte, sus movimientos no vacilaron.
Carrera también estaba desviando todos los ataques con un solo brazo.
Aunque era obvio que era el arma de lo que ella debía ser más cautelosa.
Parecía que había pasado mucho tiempo, pero en realidad sólo eran unos segundos.
Sintiendo su cuerpo moverse, la cosa ahora miraba las condiciones de afuera.
Tal como estaba planeado, Xam’d estaba haciendo un asaltó a gran escala contra la Barrera de Interferencia Espacial erigida por los Demonios Superiores.
Con una sonrisa, la cosa con forma de Gladim hizo su movimiento.

En el pecho del Teniente Kondo, quien estaba peleando contra Carrera, una mano revestida en una armadura perforó.
Y al mismo tiempo, una explosión de energía mágica asaltó a Carrera.
Ese ataque contra Kondo resultó fatal.
Y Carrera no mostraba señales de movimiento.
Kondo vomitó sangre mientras era arrojado alrededor; la cosa tomó su corazón y lo puso en su boca.

¡¡Gujajajajajaja!!
¡He derrotado al más fuerte y famoso super humano Kondo! ¡Al final, realmente eras el más fuerte!

Gu-hha…… Bastardo… Tú no eres…… Gladim……

Frente a Kondo, que vomitaba sangre,

No agrupes a ese debilucho conmigo. Además, en verdad estoy muy ocupado, ¡no vemos!

El hombre respondió burlonamente.
Entonces, poniendo energía en sus dos manos, apunto hacia la barrera frente al dirigible e……

¡¡Estallido Disipador1!!

…….hizo su ataque.
Un ataque que se superpuso con los efectos perforadores del Teniente Kondo.

¡¡Gujajajajaja!! Mira este poder Kondo.
Has probado ser útil justo antes de morir.
Yo cuidaré al Emperador por ti. Así que, quédate tranquilo.
Y siendo así… ¡¡Muere!!

Él lanzó una serie de Explosiones de Energía hacia ambos que se encontraban en el suelo.
Luego, regresó a la nave con prisa.
Quería confirmar sus muertes, pero los otros demonios se aproximaban.
Y lo más importante, la Barrera pronto sería restaurada.
Su primera prioridad era escapar, y confirmar sus muertes era algo secundario.
La cosa con forma de Gladim entró rápidamente en el puente y borró su presencia.

Kondo cerró sus ojos cansados ojos tendido en el suelo.
Éste era su fin, su cuerpo se rindió.

(Patético…)

Habló para sí mismo.
Al final, no había logrado nada.
No pudo proteger su patria, ni su promesa con el Emperador.

“¡Hazte mi amigo, Tatsuya!”

Ah…… Ni siquiera pude cumplir mi promesa contigo.
No podía soportar tu sufrimiento, no podía aliviar tu dolor… no podía hacer nada.
Ni siquiera pude cumplir mi promesa de liberarte al final…

“Le pedí esto a Damrada, y también te lo pediré a ti, Tatsuya.
Si alguna vez muestro señales de quebrarme, mátenme sin vacilar; lo permito.
Nunca debes dejar que [Justicia del Señor Miguel] ande libre.
Esa cosa probablemente ve a todo este mundo como algo maligno.
Este loco, loco mundo que se llevó a Lucia y al Creador Veldanava.
Regresará todo a la nada, probablemente cree que esos dos volverán si todo comienza de cero.”

“Oye Tatsuya. He reencarnado. Todavía me acuerdo de ti.”

“Estoy bien. Todavía puedo controlarlo. ¡¡Esta vez, definitivamente vamos a derrotar a Guy!!”

“Recientemente, los asuntos militares están siendo manejados sin que yo participe…
Cuida de mí cuando la locura empiece, ok……
[Justicia del Señor Miguel] no se detendrá sólo con arrasar la civilización, definitivamente destruirá todo ser viviente en este mundo……”

Las conversaciones de días pasados con el Emperador corrieron por su mente.
El Emperador, quien había detenido a Kondo de suicidarse en este mundo después de fracasar en su misión (salvar su nación); el hombre que se convirtió en su amigo.
Repetidamente reencarnando en este mundo hasta el punto de agotar su control sobre [Justicia del Señor Miguel], todavía mostraba su Aura de gobernante.
El chico llamado Yuuki, que Damrada había traído, parecía poco fiable.
O más bien, peligroso.
Justo como él, el chico también escondía una profunda oscuridad en su corazón.
Si era antes de que el Emperador se debilitase, tal vez habría brillado una luz en el corazón de ese chico.
Pero eso era imposible para el Emperador actual.
En ese caso, Kondo se encargó de esa tarea y eliminó al joven. Para evitar problemas innecesarios, y para borrar cualquier semilla de desastre.
Incluso entonces, aquí estaba él, pudriéndose sin poder mantener su promesa de detener al Emperador…
Esos arrepentimientos lo afligían.
Todos los fracasos fueron el resultado de subestimar al Señor Demonio Rimuru.
Debería haber seguido su instinto y detenido la incursión del Emperador.
Capturar a Veldora lo había aliviado. Fue probablemente justo entonces que [Justicia del Señor Miguel] tomó control del Emperador.
Fue su fracaso.
Uno que no podía remediar…

Oye, deja de dormir. ¡Regresa y pelea conmigo!

Kondo oyó una voz que lo llamaba.
Al abrir ligeramente los ojos, vio a una infeliz Carrera mirándolo.
Un hermoso cabello dorado, una deslumbrante belleza.
Y también, el Demonio con el que estaba luchando hasta la muerte.

(…No seas irrazonable. Estoy muriendo aquí, es obvio que no puedo pelear.)

¿Ah? Pero no hemos terminado. Eso no es justo.

(Fu, fufu. Terminar, eh. Tienes razón.
…Como pensaba. Eres injusta……)

Dudando si ella lo escuchaba, oyendo las palabras de Carrera, Kondo tenía una débil sonrisa.
A pesar de que Carrera había sufrido un daño casi fatal con el anterior ataque sorpresa… Kondo no pudo evitar sonreír ante ese pensamiento.
Trató de levantarse y fracasó.
Patético.

(Supongo, ya no puedo hacer nada ahora.)

Comparándolo con él, el Demonio era libre en el sentido más puro…

(…… ¿Estoy, celoso…?)

T-tengo una solicitud. Por favor mata…… Emperador…… esta arma……

(Qué estoy haciendo. No puedo confiarle esto a un Demonio……
Pero, ah…… Mi conciencia es efímera.)

Como “Santo”, el cuerpo de Kondo era la cristalización de la Energía, pero ahora su Núcleo había sido robado.
Bueno, si estuviera en mejores condiciones podría restaurar el Núcleo, pero ahora era imposible.
Él sintió que la destrucción de su cuerpo había comenzado.
Más bien, debido a que su fuerza de voluntad y energía se habían agotado, la velocidad de destrucción se ralentizó considerablemente.
Era totalmente imposible recuperarse ahora, ese era su autoanálisis.

Hpmh. Qué aburrido. Finalmente tenía una buena pelea, pero esto no es divertido en absoluto.
Mataré a ese intruso.
Supongo que puedo matar al Emperador en el camino…

(¿……?)

¡Eres tan lento! ¿Dónde está la ofrenda? ¡Si quieres hacer un contrato con un Demonio, necesitas una ofrenda!

Viendo la inquietud de Carrera, Kondo no pudo contener su sonrisa.
Fue una sensación agradable.
Este demonio, el enemigo. Su figura tímidamente se agitaba.

(Todo, incluso mi alma…… Yo entregaré todo, así que…… ¡Por favor……!)

Con lo último de su voluntad, Kondo abrió los ojos y miró a Carrera con todas sus fuerzas.
Ya no podía formar palabras.
Pensando en que su voluntad fue confiada correctamente, puede haber llegado su día soñado.
Aun así…
Apostó sus últimas esperanzas en esta patética salvación.
Confiando en un demonio, nunca lo hubiera imaginado.

Tú petición, la aceptamos.
Sobre el nombre de “Reina de la Ruina”, este contrato ha sido sellado.
Tú deseo seguramente será concedido.

Carrera declaró con dignidad.
Kondo sonrió ante sus palabras, y con lo último de sus fuerzas entregó su arma a Carrera.
La resplandeciente y brillante arma de clase Divina.
Tan pronto como ella lo aceptó, el cuerpo de Kondo estalló en partículas de luz y fue absorbido por Carrera.
Sin embargo, aunque ella recibió su energía, ella no recibió su Núcleo del Corazón.
Ella lo sabía.
Para los seres humanos en el nivel de “Santos”, incluso si su alma era captura, su Núcleo no lo sería.
Sin falta, el corazón pasaría del ciclo de reencarnación y fallecería.

Hmph. Qué pena. Ha pasado un tiempo desde que luché contra alguien de carácter…

Carrera centró su atención en el alma.
Y de repente, el Poder (Skill) fluyó.

«El Skill Definitivo [Abadón el Rey Destructor] y [Sandalfón el Ejecutor] se han integrado con éxito.»

Carrera comprendió el uso de sus nuevos poderes de la información enviada a su cerebro.
Y ella instantáneamente dominó el uso de la pistola.

––– Eres un poco susceptible, así que tú técnica (energía) es demasiado áspera. Maneja esto con cuidado. –––

Ella sentía como si oyera la voz de Kondo otra vez.
“Descarado hasta el final”, ella pensó.

Carrera se levantó.
Vio a Agera y Esprit dirigiéndose hacia ella.
Su recuperación ya había sido completada.

¡Se encuentra bien, Carrera-sama!

Ambos se arrodillaron frente a Carrera quien estaba de pie.
Y la felicitaron por estar a salvo.
De un vistazo, ellos determinaron cómo el poder de su maestra había crecido en su pelea.
Satisfecha,

Partamos. Vamos a tallar el miedo en el alma del que se atrevió a mirarnos hacia abajo a nosotros.

Ella caminó.
Hacia el tonto que profanó su batalla sagra; para hacerle probar la verdadera desesperación.
También…
Lo más importante, hacia el lugar donde ella cumpliría su contrato.

─────────────────────────

1- En inglés era “Remove Blast” que literalmente sería algo así como “Explosión Removedora/Disipadora/etc.” Lo cambié un poco ya que sonaba feo de otro modo.
– See more at: http://shadowhuntertranslator.blogspot.com.ar/p/capitulo-182.html#sthash.27F4heey.dpuf

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s