PMG: Capítulo 551 – ¡El Karma puede reunirnos!

Por Gasaraki

¡¡Feliz Año Nuevo Chino!! Año del Gallo

________________________________________________________________

Capítulo 551 – ¡El Karma puede reunirnos!

 

“Aaaaaaahhhhh ………” Yuan Tong lloró en agonía. Varias de sus costillas estaban rotas.

En ese momento, Lin Feng tampoco se sentía bien. A pesar de que se protegía con la fuerza de los Herukas, el Qi frío  de la habilidad lunar de Yuan Tong penetraba en su cuerpo haciéndole temblar. Había verdaderos hilos de hielo que fluían en su cuerpo.

“¡Quemar!” Gritó furiosamente Lin Feng. Un magnífico sol apareció y rodeó su cuerpo, expulsando el frío.

Lin Feng se atrevió a saltar en el ataque de su enemigo sólo porque sabía que podía expulsar el frío de antemano, teniendo en cuenta que lo había hecho por Huo Shi Yun, no tenía miedo. Sabía que su habilidad Cosmos que Quema el Sol en el  haría derretir el hielo de Yuan Tong.

Yuan Tong se sentía diferente. El ataque de Lin Feng no lo había matado, pero estaba gravemente herido. Con los huesos rotos, ya no podía luchar contra Lin Feng.

Lin Feng dio un gran paso adelante, todavía sosteniendo su espada asesina. Su energía asesina envolvió a Yuan Tong, haciéndole temblar de la cabeza a los pies.

“¡Aaahhh ……!” Yuan Tong rugió violentamente. Su rostro parecía horrible, como si estuviera en un gran dolor. Sus manos abruptamente empezaron a temblar, no las estaba usando para atacar a Lin Feng con sus habilidades de la luna y del sol. En cambio, se transformó en un haz de luz y comenzó a escapar.

Había sido derrotado. Había venido buscando prestigio, sumamente orgulloso y arrogante. Había sido derrotado por Lin Feng de Xue Yue al final. Estaba furioso

Además, la chica que quería secuestrar estaba enamorada de Lin Feng y ella lo rechazó delante de todo el mundo!

Esto no fue ni siquiera la Gran Competencia de Xue Yu! Habiendo sido ya derrotado por Lin Feng de Xue Yue, ¿cómo podría él ir a la Gran Competencia de Xue Yu con seguridad y confianza, cuando ya había perdido la cara. ¡Podría tener que enfrentar a Lin Feng allí después de todo!

En la Gran Competencia de Xue Yu todavía se sentiría humillado, recordaría esta derrota.

Lin Feng vio como Yuan Tong se fue. No lo persiguió, no estaba seguro si podía atrapar a Yuan Tong porque era extremadamente rápido.

La multitud miró a Lin Feng de pie en el cielo mientras Yuan Tong desapareció en la distancia, estaban sin habla.

Lin Feng los había asombrado una y otra vez, ¿cómo podían olvidarlo?

Originalmente Yuan Lie había humillado a Lin Feng causando que Lin Feng lo matara. Entonces, el Clan Huo lo humilló y Lin Feng cortó los dos brazos de su segundo anciano.

Entonces Yuan Tong había venido volando por el cielo. Había actuado muy orgulloso y arrogante hasta que Lin Feng lo había derrotado con sus espadas. Frente a todos, los había sorprendido.

Lin Feng había ganado contra Yuan Tong, un genio que iba a participar en la Gran Competencia de Xue Yu. Yuan Tong tenía lo que se necesitaba para ser uno de los diez mayores genios de la Montaña del Dragón.

¿Cómo no podían quedar asombrados por lo sucedido? Nunca olvidarían a Lin Feng, Lin Feng seguramente sería una leyenda, un mito algún un día.

“Pfewww …” Todos respiraron hondo, mirando a Lin Feng. No sabían qué pensar. Poco tiempo antes, el segundo anciano y Huo Yun querían capturarlo y entregarlo al Clan Yuan. Nadie había pensado nunca que Lin Feng era un cultivador tan poderoso. El segundo anciano y Huo Yun sintieron pena en ese momento, sentados en el suelo y mirando a Lin Feng.

Se daban cuenta de lo ridículo que habían sido. Se habían atrevido a despreciar tal genio y humillarlo, incluso habían querido que Lin Feng muriera. En los ojos de Lin Feng, eran inútiles, menos que nada. Si Lin Feng quisiera podría matarlos en un abrir y cerrar de ojos, al igual que Yuan Tong.

Huo Jiu Yang también se asombró. Él creía que Lin Feng era del  primer reino de Xuan Qi, por supuesto, creía que su hija merecía algo mejor que eso. Cuando Lin Feng se había ido no había intentado detenerlo, ¡aunque Lin Feng había curado a su hija!

Aunque Huo Jiu Yang se sorprendió cuando Lin Feng mató a Yuan Lie, no se exalto. Cuando Lin Feng había derrotado al segundo anciano, Lin Feng había demostrado que era un genio. Fue entonces que Huo Jiu Yang pensó que Lin Feng sólo necesitaba unos años para derrotar a Yuan Tong y cambió de opinión.

Ahora Lin Feng había derrotado a Yuan Tong. No sólo había derrotado a Yuan Tong, sino que lo había asustado hasta la muerte. Yuan Tong había huido!

Lin Feng era mucho más joven que Yuan Tong y había llegado en nombre de Xue Yue. Iba a participar en la Gran Competencia de Xue Yu y tendrá un brillante futuro por delante. Huo Jiu Yang estaba ahora convencido de que Lin Feng era una pareja perfecta para su hija. Sin embargo, le preocupaba que Lin Feng no estuviera interesado en su hija.

Huo Jiu Yang miró a su hija, sus hermosos ojos brillaban. Estaba mirando a Lin Feng en el cielo mientras sonreía de una manera resplandeciente

Lin Feng estaba a salvo ahora que había derrotado a Yuan Tong. Incluso el Clan Huo estaba a salvo. Huo Shi Yun no tendría que convertirse en la esposa de Yuan Tong! Nunca habría creído que alguien la salvaría, ni siquiera en sus sueños. Esto era incluso mejor que un sueño.

Lin Feng seguía de pie en el cielo. Había cerrado los ojos con su habilidad Cosmos que Quema el Sol que giraba alrededor de él. La luz del sol brillaba sobre su cuerpo.

En el cuerpo de Lin Feng, el Qi de hielo estaba fluyendo. La habilidad de Lin Feng Cosmos que Quema el Sol fue expulsando por completo al hielo de su cuerpo. No podía dejar que afectara su futuro cultivo.

“Lin Feng debe haber sido herido cuando chocó con la habilidad lunar de Yuan Tong … Tal vez no se siente bien …” susurró Huo Jiu Yung a Huo Shi Yun. Apretó los puños, sacudió la cabeza y dijo: “Está bien, se las arregló para expulsar el hielo de mi cuerpo, puede expulsarlo de su propio cuerpo.”

“Está bien.” Asintió con la cabeza a Huo Jiu Yang. “Eso espero.”

Todo el mundo estaba mirando fijamente a Lin Feng.

Después de un tiempo, Lin Feng se movió y un poco de hielo cayó de su cuerpo. Su luz del sol rodeaba el hielo haciéndolo derretir.

Como Lin Feng estaba usando la fuerza de los Herukas, no necesitaba liberar su espíritu. Podía confiar en su habilidad Cosmos que Quema el Sol para destruir el hielo.

Abrió los ojos y miró furiosamente a la gente del Clan Yuan. El Clan Yuan estaba rodeado por la gente del Clan Huo. Ya no parecían agresivos, habían perdido su arrogancia después de que Yuan Tong huyera.

“¡Piérdanse! Y díganle  a Yuan Tong que si se atreve a tocar al Clan Huo de nuevo, aniquilaré al Clan Yuan “, declaró Lin Feng. Los miembros del Clan Yuan estaban temblando cuando gritó.

El Clan Huo se alejó para dejar que el Clan Yuan se fuera.

Lin Feng les estaba dando una oportunidad, estaban felices de huir con sus vidas. El Clan Yuan se fue después de un breve momento, ninguno de ellos se quedó atrás.

“Con esa amenaza, a menos que Yuan Tong se vuelva loco, no volverá a atacar al Clan Huo. Si lo hace, me aseguraré de matarlos a todos.”

Lin Feng continuó y condenso un Qi puro bajo sus pies, no se movió hacia abajo. Miró a Huo Shi Yun en el suelo.

“Shi Yun, te curé y me asegure de que Yuan Tong no se atreva a volver. Ahora me voy. Si es nuestro destino, nos encontraremos de nuevo “, dijo Lin Feng a Huo Shi Yun mientras sonreía. Saltó hacia delante y comenzó a volar. No tenía motivos para quedarse más tiempo.

Huo Shi Yun estaba estupefacta y Huo Jiu Yang estaba asombrado. En ese momento, todo el mundo se quedó mudo!

Lin Feng había marchado … Si fuera su destino, se reunirían de nuevo!

Lin Feng había ido en tal asunto?

El corazón de Huo Shi Yu estaba latiendo, estaba muy triste. Ella sonrió con ironía … Eso es lo que todo el mundo había pensado.

“Lin Feng, espera!” Gritó Huo Shi Yun de repente. Sin embargo, Lin Feng ya había desaparecido. Los ojos de Huo Shi Yun se dilataron mientras miraba a lo lejos.

“Shi Yun, ¿hay algo más?”, Preguntó Lin Feng cuando regresó inmediatamente del horizonte.

Ella sonrió cuando vio a Lin Feng. Sacó un pergamino y un jade de memoria que lanzó a Lin Feng.

“¡Manténgalos como mi agradecimiento!”, Dijo Huo Shi Yun mientras sonreía.

Lin Feng los atrapó, sonrió y dijo: “Nos vemos luego”.

De nuevo se fue. Huo Jiu Yang estaba mirando a Huo Shi Yun, que había dado los tesoros de su clan a Lin Feng?

Huo Jiu Yang miró a su hija mientras algunas lágrimas fluían por sus mejillas.

Advertisements

7 thoughts on “PMG: Capítulo 551 – ¡El Karma puede reunirnos!

  1. Gracias por la traduccion
    PD: Lin Feng rompiendo corazones desde tiempos inmemorables de seguro mas adelante la toma como esposa porque estoy seguro que tiene alguna relacion con el anciano Huo (El alquimista) demas que son familia

    Like

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s