GOS: Capítulo 69 – ¡Cree en Mí!

Por Gasaraki

_______________________________________________

Capítulo 69 – ¡Cree en Mí!

La Plaza de Piedra de Dios estaba en silencio. Los gritos de Mo Zhan parecieron resonar en la arena.

La cara de Shi Jian estaba en una mueca, y él estaba temblando de rabia. Casi quería ir al centro de la arena y matar a Mo Zhan.

Las familias Beiming, Ling, Mo y Zuo miraron a Shi Jian. Muchos guerreros alrededor de la arena estaban mirando a Shi Jian en simpatía.

En este punto, todo el mundo podía ver el corazón vicioso de la familia Mo, y también sabían que definitivamente habían utilizado algunos medios inusuales.

Sin embargo, eso era lo que era la competencia marcial. Cada lado usaría sus propios métodos, y mientras no fueran fuertemente contra las reglas de la arena, no importa cómo trágicamente el perdedor resultó quedar, nadie diría una cosa.

Incluso si la familia Shi estaba muy disgustada, en ese momento, no había nada de lo que pudieran discutir. Y los otros, por supuesto, no entrarían en tan turbias aguas.

En ese momento, Han Feng subió de repente detrás de la gente de la familia Shi y pasó un trozo de papel a Shi Jian. Él dijo: “Maestro, alguien me dijo que te diera esto”.

Shi Jian era apenas capaz de controlar su ira. Cuando echó un vistazo a la nota, su expresión se congeló de repente.

“Los niños de la familia Mo han tomado la píldora Vigor de  Sangre, hecha por el Valle del Dragón Venenoso del Imperio Dios Bendito. La píldora de la Vigor de  Sangre permite a uno aumentar su fuerza por dos veces durante un corto período de tiempo a costa de ser incapaz de usar sus poderes marciales durante un año entero. Lo mejor es que no continúes las siguientes peleas, o de lo contrario perderás miserablemente. El anciano de pie junto a Mo Zhan es el alquimista Xie Shou del Valle del Dragón Venenoso! Sinceramente, Mu Xun. ”

Shi Jian miró las palabras en el papel con una cara sombría. Finalmente supo lo que la familia Mo había hecho.

Sólo para tratar con la familia Shi, Mo Tuo había sacrificado un año de cultivo de sus nietos. A su vez, esto causó que Shi Tian Luo y Shi Tian Yun de la familia Shi estuvieran en cama durante al menos tres a cinco años. Este método fue despiadado hasta el extremo!

La expresión de Shi Jian era sombría. Mirando a Shi Yan, de repente no pudo decidir cómo proceder.

Si Mu Xun no hubiera transmitió esta información, Shi Jian podría haber dejado entrar a Shi Yan en la arena.

Pero desde que entonces la verdad era conocida, Shi Jian sabía que Mo Zhan también debió haber tomado esa Píldora de Vigor de Sangre, y que ahora sus habilidades fueron mejoradas para la próxima batalla. Sabiendo esto, Shi Jian vaciló.

Mo Zhan ya estaba en el tercer cielo del reino naciente. Pero después de tomar la Píldora Vigor de Sangre, tendría la habilidad de un guerrero del Reino Humano. Los guerreros del reino humano podrían fácilmente romper la segunda etapa del Espíritu Marcial de Petrificación de Shi Yan.

Shi Yan sólo había comenzado a cultivar recientemente, por lo que Shi Jian naturalmente pensó que Shi Yan carecía de experiencia de batalla real.

En esta situación, Shi Yan podría ser fácilmente aplastado por su oponente. Pero Shi Yan tenía espíritus marciales gemelos. A largo plazo, definitivamente se convertiría en tan bueno como Beiming Ce. Él era la verdadera esperanza futura de la familia Shi.

Si esta batalla llevara a Shi Yan a perder miserablemente y sufriendo fuertes heridas, no sólo se ralentizaría su camino hacia el éxito, el ataque probablemente podría devastarlo para siempre.

Cuanto más pensaba sus opciones, más vacilante era Shi Jian. Casi tenía la intención de proteger a Shi Yan, incluso si él iba a ser deshonrado.

Entonces, en este momento.

Zuo Shi llegó lentamente del lado de la familia Zuo, llevando una mochila gigante.

La figura cautivadora de Zuo Shi causó disturbios fuera de la arena. Muchos miraron a Zuo Shi con malicia, con los ojos fijos en sus hermosas y largas piernas.

Pronto, Zuo Shi llegó al lugar de la familia Shi. Ella se paró junto a Shi Jian y puso la mochila en la mesa de la familia Shi, diciendo en voz baja: “Abuelo Shi, mi abuelo me dijo que te trajera la Armadura Tortugas Dragón con la esperanza de que ganaras”.

Luego, giro la cabeza y miró a Shi Yan, y habló en voz baja: “Ve a buscarlo”.

Después de eso, Zuo Shi dejó el área de la familia Shi y regresó a la familia Zuo.

Incluso cuando llegó de regreso a la familia Zuo, sus bellos ojos todavía estaban sujetos a Shi Yan desde el otro lado de la arena.

Todos en la familia Shi se sintieron devastados.

No sólo aquellos que no sabían acerca de la situación de Shi Yan, incluso aquellos que eran realmente conscientes del nivel de cultivo de Shi Yan también lo estaban compadeciendo.

Un guerrero que acaba de romper a través del tercer cielo del reino naciente, frente a uno que era  fuertemente entrenado durante veinte años, y poco a poco llegó a este reino paso a paso. Está claro quién era más fuerte.

Además, la familia Mo obviamente jugaba sucio, así que ahora la diferencia real entre los dos era como un valle profundo.

“¡Armadura Tortuga Dragón!”

Cuando Shi Jian vio la armadura estaba completamente sorprendido. A pesar de que su confianza fue restaurada, todavía dudó un poco. Pasando la hoja de papel a Shi Yan, murmuró, “Sigh … abuelo no sabe qué hacer tampoco, usted decide por sí mismo. Si piensas que es demasiado difícil, entonces … simplemente renuncie”.

Cuando dijo  las palabras “renuncie”, Shi Jian de repente se sintió agotado, como si envejeció algunos años.

Shi Yan todavía parecía despreocupado con los recientes acontecimientos sorprendentes. Miró la hoja de papel, pero no mostró ninguna reacción. Todavía estaba tranquilo como siempre. Ya se había dado cuenta de que la familia Mo debía de haber usado algunos medios desviados.

Antes de que Shi Jian terminara de hablar, Shi Yan saltó y apareció en medio de la arena. Habló ligeramente, “Shi Yan de la familia Shi. Tercer Cielo, Reino Naciente. ¡Por favor iluminame!”

Una gran perturbación se agita en la multitud!

La arena silenciosa de repente se hizo más fuerte que los mercados callejeros. Muchos estaban en absoluto shock, perplejos, mientras miraban a Shi Yan.

“¿Quién es este chico? Nunca he oído hablar de este tipo de la familia Shi.”

“Bien, nunca apareció en ninguna de las competiciones marciales anteriores. ¿Cuándo llegó a la familia Shi a un guerrero así? ”

“Shi Yan … lo sé. ¿No es ese joven maestro de la familia Shi que le encanta estudiar textos antiguos? Este tipo nunca practicó artes marciales. Sólo lo conozco porque siempre causó problemas.”

“¡De ninguna manera! Nunca ha cultivado en artes marciales, pero todavía está en el tercer cielo del reino naciente “.

“¿Quién sabe? Pero incluso si está en el tercer cielo del reino naciente, ¿qué puede hacer? Viste lo que sucedió cuando Mo Qi, que está solo en el Segundo Cielo del Reino Naciente, fue en contra de Shi Tian Yun, quien estaba en el Tercer Cielo del Reino Naciente. Sobre ese chico de Shi Yan, tal vez sea sólo porque Shi Jian no quiere avergonzarse, así que lo envió a morir.”

“Sí … Sigh … pobre hombre, siendo sacrificado así.

[Nota: Sigh/Suspiro]

“…”

Alrededor de la arena, los sonidos de los chismes se elevaban por todas partes. Ningún guerrero se sintió optimista acerca de Shi Yan. Después de conocer su verdadera identidad, todos pensaron que Shi Jian sólo le habían permitido salir de la frustración. El resultado … ya estaba decidido.

En el lado de la familia Beiming, Beiming Shang también frunció levemente las cejas. Volvió la cabeza hacia un guerrero talentoso al lado, “¿Cuál es el problema con Shi Yan? ¿Por qué no había noticias de él? ¿Cuándo la familia Shi consiguió otro tercer cielo del reino naciente, ¿Apareció en el aire?

“Maestro, yo tampoco lo sabía. Desde muy joven, Shi Yan no tenía el Espíritu Marcial de la familia Shi, así que no pasamos mucho esfuerzo observándolo. Quién sabía que de repente lo tendría … ”

“Un poco extraño.” Beiming Shang asintió, frunció el ceño y no pregunto más.

Beiming Ce estaba aturdido por un segundo, mientras un destello de sorpresa brillaba en sus ojos. Miró fijamente a Shi Yan durante un rato, y de repente se dio cuenta, “¿Hey? ¿No es el chico que estaba bebiendo con Han Zhong en el Pabellón de Primavera, hace unos días?

Mu Yu Die y Di Yalan también recordaron, y asintieron ligeramente al mismo tiempo. Desde lejos, Di Yalan miró fijamente a Shi Yan, de quien muchas personas hablaban en la arena. Su expresión era un poco extraña, y con voz baja dijo: “Es él.”

Beiming Ce sacudió la cabeza, sin preocuparse: “No importa lo increíble que fuera su suerte antes, esta vez, contra Mo Zhan, será mutilado, si no es asesinado”.

Mo Tuo también se aturdió por un segundo, luego se burló, “No me importa de dónde vino este bastardo, pero nunca lo volveremos a ver”.

“Shi Yan, tomar esa cosa!” Shi Jian gritó mientras hacía muecas. Señaló la Armadura  Tortuga Dragón traída por Zuo Shi, y le insinuó.

“No lo necesito.” Shi Yan vislumbró a Shi Jian y sacudió la cabeza. Luego sonrió a Mo Zhan, “En el Pabellón de Primavera, te dije que nos encontraríamos de nuevo. ¿Ahora sabes quién soy?

“Lo sé.” Mo Zhan rió arrogantemente, “¡Eres sólo alguien que vino aquí a morir! Haha, la familia Shi realmente no tiene nadie ahora. Enviar a un chico que investiga textos antiguos! ¡Jajaja, me voy a reír hasta la muerte! ”

Shi Yan no mostró ningún enojo, parecía indiferente, y se quedó en la arena esperando.

“Ahem, jefe de la familia Shi, puedes poner tu apuesta ahora.” El director de pie en la mesa redonda gritó.

“¡Maestro!”

“¡Maestro!”

“¡Maestro!”

En la torre de la familia Shi, muchos de los guerreros talentosos gritaron, indicando claramente su disgusto.

Todos habían oído hablar de Shi Yan. Incluso si hubiera alcanzado de algún modo el tercer cielo del reino naciente, todo el mundo creía que era por nada, y que Shi Yan perdería miserablemente.

Si la familia Shi perdia la pelea de nuevo, no sólo se verían aplastados en la competencia, también perderían sus apuestas de alto valor, cuya repercusión duraría para siempre.

“¡Hermano! ¡No debes! “Shi Tie advirtió a Shi Tian fuertemente, aún inyectando su Qi Profundo en Tian Yun. “¡Hermano! No vale la pena un poco de orgullo! Tian Luo y Tian Yun ya han perdido, no se puede usar a Shi Yan en demasiado! ¡Déjalo ir, hermano!”

Shi Yan podía oír claramente toda la charla detrás de él. Gimiendo, miró de nuevo a Shi Jian y dijo con calma: “Abuelo, ¡cree en mí!”

“…¡Esta bien!”

Shi Jian, que estaba dudando sobre sus opciones, miró la expresión confiada de Shi Yan. Y por alguna razón, él realmente optó por creer en él. De repente rugió, “Ciudad Fénix! Nuestra familia apuesta la autoridad de toda la ciudad! ¡Si la familia Mo gana, nuestra familia cederá la autoridad por la Ciudad Fénix inmediatamente! ”

Esto llevó a otra gran perturbación en la multitud, todo el mundo empezó a chismorrear y charlar de nuevo.

La Ciudad Fénix era una ciudad grande en la unión mercante, y la familia de Shi había estado llevando a cabo la autoridad a la ciudad por décadas. Ahora Ciudad Fénix había sido marcada con el nombre de la familia Shi.

Podría decirse que Ciudad Fénix era donde la influencia de la familia Shi era más profunda. Ahora Shi Jian estaba poniendo la autoridad de la ciudad Ciudad Fénix como una apuesta, ¿se estaba volviendo loco?

“¡Hermano mayor!”

“¡Maestro!”

Todos en la familia Shi estaban de pie mientras miraban a Shi Jain con incredulidad. Todos ellos comenzaron a pedir a Shi Jian que retomara la apuesta con vehemencia.

“¡Deja de intentar persuadirme! Mi mente está establecida! “La terquedad de Shi Jian estaba de vuelta, y con una cara recta, se burló,” ¡Es o ganar o perder! ¡Me arriesgaré esta vez!”

Todos en la familia Beiming y la familia Ling también estaban aturdidos, claramente tampoco lo entendían.

Zuo Xu aturdido por un momento, luego suspiró y dijo en voz baja, “Ahora no hay vuelta atrás para el hermano Shi.”

“¡De acuerdo!” Mo Tuo de repente se puso de pie, y gritó en voz alta, “¡No puedes tomar esto de vuelta ahora!”

“¡Tómalo!” Shi Jian tomó los documentos de su bolsillo personal, y lo pasó al director que vino hacia él. Entonces gritó con frialdad, “¡Mo Tuo, tu pequeña apuesta no es suficiente!”

“¡Voy a añadir tres minas más!” Mo Tuo frunció el ceño, luego se burló, “Es una pelea de victoria segura, no importa cuánto más agregue, después de todo seguirá perteneciendo a la familia Mo al final!”

Pronto, el director tomó la apuesta de la familia Mo hasta la mesa redonda, y de repente rugió, “El partido comienza!”

Advertisements

One thought on “GOS: Capítulo 69 – ¡Cree en Mí!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s