PMG: Capítulo 556: Aterrorizando A Qin Chuan

Por Gasaraki

No se si ya les había dicho. Escribo una historia. Quizás les guste. Se llama Trascendencia Cósmica

________________________________________________________________

Capítulo 556: Aterrorizando  A Qin Chuan

 

“¡Qué joven tan decidido!”, Pensó la multitud, al ver las pupilas negras de Lin Feng. Estaban estupefactos. Lin Feng se movía a la velocidad del rayo en la medida en que Qin Chuan no tenía tiempo para respirar.

En ese momento, Qin Chuan parecía desanimado, Qi puro estaba rodando alrededor de su cuerpo mientras él estaba jadeando.

“¡Pierdase!” Gritó Qin Chuan furiosamente. Su Qi puro entonces se transformó en una espada corta que se movió hacia Lin Feng como una estrella fugaz.

“¡Muere!” Gritó Lin Feng, cuya voz era tan fuerte como su oponente. Lin Feng sonaba muy furioso. Aparte de la fuerza de sus Herukas y su Qi puro, Lin Feng también condensó una espada mortal.

Las manos de Lin Feng contenían la fuerza de los Herukas, él estaba avanzando mientras intentaba evitar que Qin Chuan escapara.

“Boom boom boom!” Los ataques de los dos combatientes chocaron.

“¡Espíritu! “gritó Qin Chuan, con una expresión pálida. Su voz temblaba. Luego, detrás de él apareció un pequeño espíritu dorado.

Retrocedió y continuó condensando un Qi puro. Frente a Qin Chuan aparecieron docenas de pequeñas espadas de oro, todas ellos contenían Qi mortal y eran extremadamente afilados. Ellas rodearon a Lin Feng.

“¡Soltó su espíritu!”, La multitud estaba estupefacta, no habían pensado que Qin Chuan tendría que soltar su espíritu cuando se enfrentara a Lin Feng, al menos, no tan rápido. Lin Feng había sido capaz de derrotar a Yuan Tong, así que, como era de esperar, no era un débil.

Lin Feng sólo había roto a través del cuarto reino de Xuan Qi, pero con la fuerza física que fluye en su cuerpo, fue capaz de ejercer presión sobre los cultivadores del sexto reino de Xuan Qi en la medida en que no podía permitirse el lujo de ser golpeado por Lin Feng. Por lo tanto, Qin Chuan siguió moviéndose hacia atrás y no se atrevió a enfrentarlo.

“¿Espíritu?” Lin Feng parecía frío y desapegado. Sacudió su cuerpo y apareció su espíritu colmillos celestiales. Inmediatamente después, se movió hacia Qin Chuan a la velocidad de la luz.

“¡Muere!”, Gritó Qin Chuan, la energía pura frente a él se condensó en una espada y se trasladó hacia el espíritu colmillos celestiales de Lin Feng.

“¡Boom Boom boom!”

Unas pocas cabezas del espíritu colmillos celestiales y la espada chocaron, creando un ruido ensordecedor. Grandes oleadas de energías fluían alrededor. Sin embargo, esas cabezas del espíritu colmillos celestiales inmediatamente se convirtieron en una nube de humo y luego desaparecieron como si nada hubiera aparecido.

“Roaaarrr … ..” Dos cabezas restantes de dragón  llegaron delante de Qin Chuan, inmediatamente rodeándolo. Ellos, entonces, abrieron sus bocas gigantes tratando de tragarlo.

Esas dos cabezas se movían a toda velocidad. Sus dientes eran tan deslumbrantes como espadas.

“¡Destruye!” Gritó Qin Chuan furiosamente, cuando vio esos dientes tratando de morderlo. Su espíritu se movió inmediatamente hacia esas cabezas y hizo que el dragón desapareciera.

Como era de esperar, un espíritu del cuarto reino de Xuan Qi era más débil que un espíritu del sexto reino.

A pesar de eso, Lin Feng no se desanimó, podría confiar en su fuerza física para tratar de derrotar a Qin Chuan. Lin Feng había liberado su espíritu sólo para hacer que Qin Chuan pierda el tiempo. Lin Feng comenzó a acercarse a él.

Se estaba acercando cada vez más, mientras la fuerza física de su Herukas hacía cuatro mil rotaciones girando su puño negro, bombardeaba la atmósfera hacia Qin Chuan.

“¡Pierdase!”, Gritó Qin Chuan, estaba tratando de evitar el ataque. Sin embargo, ya era demasiado tarde, se vio obligado a chocar el puño con Lin Feng. Sin embargo, ¿cómo podría la piel y los huesos de su puño ser más fuertes que la de Lin Feng? Los sonidos crujientes se difundieron en la atmósfera y Qin Chuan dejó escapar un grito de agonía. Todos los huesos de su mano se rompieron.

“Roaaaarrrr … ..” Al mismo tiempo otro rugido se había extendido en la atmósfera. Lin Feng había sacado su espíritu púrpura que se convirtió en una gigantesca serpiente púrpura. Mientras Lin Feng estaba golpeando a Qin Chuan, el espíritu púrpura se había enrollado alrededor de él.

“Boom!”

“SPLASH!

El puño de Lin Feng luego aterrizó en el pecho de Qin Chuan, emitió un chillido horrible y la sangre salpicó de su boca.

“Boom boom boom!” La fuerza de Lin Feng de los Herukas siguió girando en su puño y continuó bombardeando el cuerpo de Qin Chuan. La sangre salpicaba por todas partes y Qin Chuan gimió en agonía, fue extremadamente doloroso.

La multitud miraba fijamente la escena. No podían creer lo que veían. ¿Estaba siendo aplastado por Lin Feng?

Desde el principio hasta el final, Lin Feng había tenido la ventaja. A lo largo de todo el enfrentamiento Qin Chuan se vio obligado a defenderse, sin poder tomar represalias.

“¡Boom!”

“¡Pierdase!” Finalmente, Lin Feng gritó esas últimas palabras y recobro su ánimo de nuevo en su cuerpo. El cuerpo de Qin Chuan fue proyectado lejos como una flecha, estaba cubierto de sangre de la cabeza a los pies. Parecía completamente aplastado.

“¡Qué brutal y violento!”

La multitud estaba estupefacta. Qin Chuan, un cultivador del sexto reino de Xuan Qi, uno de los mejores genios de la Montaña del Dragón, había llegado con orgullo y arrogancia a enfrentar a Lin Feng, pensando que fácilmente lo derrotaría. Qin Chuan había querido demostrar lo fuerte que era, pero en ese momento había sido aplastado por Lin Feng sin siquiera tener la oportunidad de reaccionar. En su lugar, había sido gravemente herido.

Mientras seguía en el cielo, Lin Feng miró fríamente a la multitud, con las mangas revoloteando en el  viento. Luego se giro y comenzó a marcharse.

Había dicho a todo el mundo, que no estaba interesado en esas pequeñas batallas, si luchaba, era para herir o matar a sus oponentes.

“¡Espera!” Dijo alguien en ese momento.

Lin Feng se detuvo y giró la cabeza, miró a esa persona y preguntó fríamente: “¿Quién es usted?”

“Probablemente nunca has oído hablar de mí antes, soy Cui Wu Ming”, dijo Cui Wu Ming indiferente. Lin Feng se sorprendió y dijo, “Cui Wu Ming … El que tiene una mano negra?”

Cuando Cui Wu Ming oyó a Lin Feng, se sorprendió. Lin Feng acababa de llegar a Dragón Celestial y ya sabía su nombre. Sólo demostró la influencia de Cui Wu Ming en la ciudad.

“De hecho, soy yo”, dijo Cui Wu Ming, mientras mostraba su mano negra a Lin Feng. Como era de esperar, era negra y parecía muy extraña.

Lin Feng miró a Cui Wu Ming de una manera fría y desapegada. Acababa de herir a Qin Chuan, las únicas dos personas que no se sorprendieron fueron Jian Chen y Cui Wu Ming.

Lan Jiao le había dicho a Lin Feng que en la Montaña del Dragón, el primer genio fue Jun Mo Xi, el segundo y tercero fueron Tang You You del Clan Tang y Qing Meng Xin del Pabellón Cósmico, después de eso fue Jian Chen quien fue que ocupó el cuarto puesto.

Cuando Lin Feng todavía estaba en Xue Yue, tuvo una conversación con Jian Chen, sabía que era extraordinario y practicaba el cultivo de espadas, además, también era muy posible que Jian Chen ya tuviera intención de espada.

Después, atrás de Jian Chen, estaba Cui Wu Ming, ocupó el quinto lugar.

En ese momento, Lin Feng lo observaba.

Lin Feng iba a participar en la Gran Competencia de Xue Yu por lo que necesitaba derrotar a mucha gente. Aunque Xue Yue estaba bajo la jurisdicción del Imperio de la Montaña del Dragón, si sus respectivos cultivadores se enfrentaran en la batalla todavía tendrían que luchar y Lin Feng tendría que derrotarlos. Tuvo que ser por lo menos el tercero clasificado fuera de todos esos cultivadores, si no, el no sería  terminaría en el top nueve de la Gran Competencia de Xue Yu. Porque los otros imperios y los países bajo sus jurisdicciones nunca le darían una oportunidad.

“Eres bastante fuerte, intentemos luchar entre nosotros”, dijo Cui Wu Ming. Los ojos de Lin Feng brillaban con luces agudas. Por supuesto, Cui Wu Ming pudo ver que el origen de fuerza física de Lin Feng no era Qi puro. La fuerza de Lin Feng era extraña porque el Qi puro no podía bloquear los golpes de Lin Feng.

Mientras Cui Wu Ming estaba hablando, su mano izquierda comenzó a centellear extrañamente.

Lin Feng lo miró, dio un paso adelante y se levantó más arriba en el aire mientras decía: “Está bien”.

Si alguno de los otros quería pelear con él, se habría negado. Sin embargo, Cui Wu Ming era diferente, Lin Feng estaba curioso para ver lo fuerte que era.

Cui Wu Ming levantó su mano izquierda y la luz negra se intensificó. Eso fue increíble. Cualquiera podía ver cuán fuerte era el poder contenido en esa mano con una mirada.

Lin Feng no se atrevió a perderlo de vista. La fuerza de los Herukas comenzó a girar en su mano. No iba a usar ninguna habilidad, iba a usar la fuerza de los Herukas. Él quería ver si la mano izquierda de Cui Wu Ming sería capaz de detenerlo!

Advertisements

2 thoughts on “PMG: Capítulo 556: Aterrorizando A Qin Chuan

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s