PMG: Capítulo 573: La separación

Por Gasaraki

________________________________________________________________

Capítulo 573: La separación

 

Temprano por la mañana, una brisa suave pero fría soplaba.

Frente a la pequeña choza, Lin Feng estaba sentado en una mecedora que emitía sonidos chirriantes. Estaba disfrutando de la paz y tranquilidad de la madrugada con los ojos cerrados.

“Enamorado de la vida, el joven héroe está decidido …”

“Como un joven … Hombre, decidido a alcanzar las … Nubes … Determinado a volar por encima de las montañas y los ríos de las Nueve Nubes …!”

“El corazón de todo el mundo está lleno de tristeza y agravio … El joven se ha ido, sólo el alcohol puede hacerte olvidar … Olvídate del pasado …”

A lo lejos, una voz resonaba en el aire. Lin Feng abrió los ojos y miró a la distancia, estaba neblinoso en las montañas, pero Lin Feng podía ver al anciano con su canastillo en la espalda. Caminaba lentamente hacia la choza. Todos los días, por la noche, el anciano se iba a recoger hierbas hasta temprano en la mañana. Iba entonces porque la fragancia de las hierbas era mucho más intensa por la noche.

“El corazón de todo el mundo está lleno de tristeza y agravio … El joven se ha ido, sólo el alcohol puede hacerte olvidar … Olvídate del pasado …” susurró Lin Feng. Miró al anciano y le sonrió.

“Usted se despertó”, dijo el anciano, mientras asintió con la cabeza a Lin Feng.

“Buenos días, abuelo”, dijo Xiao Ya, mientras salía de la choza en el lado izquierdo de Lin Feng.

“Hermano, buenos días”, dijo Xiao Ya, cuando vio a Lin Feng en la mecedora, tenía una dulce sonrisa en la cara.

Después de que Lin Feng la vio sonreír, se sintió encantado y sonrió de nuevo en el mismo resplandor.

Xiao Ya fue a lavar su cara y luego volvió a Lin Feng. Entonces ella dijo, “Hermano, vamos a caminar juntos.”

“Está bien”, aceptó Lin Feng, asintiendo con la cabeza. Xiao Ya fue detrás de él y comenzó a empujar la silla, tenía ruedas debajo de ella. En realidad, era la silla que solía usar su abuelo.

Debido a que Lin Feng había tomado una medicina muy poderosa, su cuerpo estaba medio paralizado en ese momento.

Xiao Ya empujaba la silla hacia las montañas. Lin Feng cerró los ojos y disfrutó de la frescura y la fragancia de la atmósfera, sintió como si estuviera embriagado de felicidad.

El anciano bajó su cesto y los miró desde lejos. Sonrió y sacudió la cabeza, Xiao Ya ya no se sentía sola.

El anciano tenía una extraña expresión facial en ese momento, parecía pensativo.

“Hermano, ¿cómo te sientes ahora?”, Preguntó Xiao Ya, mientras empujaba la silla.

“Me siento mucho mejor”, respondió Lin Feng. Todavía estaba tomando la medicina del anciano y podía sentir que se estaba recuperando rápidamente. Casi se sentía mejor que antes del evento con las espadas malvadas. Lin Feng tenía la sensación de que podía sentir su cabello y poros mucho mejor que antes, especialmente cuando el viento se cepillaba en su piel, se sentía muy agradable.

Lin Feng estaba impaciente por recuperarse, hubiera sido genial estar completamente sano de nuevo.

“Hehehe, abuelo es un gran médico que curará todas tus lesiones. Sólo necesitas descansar y estarás perfectamente sano pronto “, dijo Xiao Ya, sonriendo. Los alquimistas usaban píldoras que tenían resultados inmediatos, pero los remedios de los médicos eran diferentes, requerían tiempo, especialmente los remedios que el anciano le había dado. Sus efectos requerían mucho tiempo. Lin Feng no podía levantarse cada vez que tomaba esos remedios. En realidad, el médico podría haber permitido a Lin Feng levantarse, pero había decidido dejarlo recuperarse lentamente.

“Xiao Ya, ¿cuál es el nombre de tu abuelo?”, Preguntó Lin Feng de repente. El anciano había salvado la vida de Lin Feng, pero Lin Feng todavía no sabía su nombre.

“Wu Tian, Xiao Wu Tian”, respondió Xiao Ya de una manera suave y tierna. Tenía mucho respeto por su abuelo, él era la persona que más respetaba.

Xiao Wu Tian …” susurró Lin Feng, “¡qué nombre tan increíble!” (Nota del traductor: Wu significa bailar y Tian significa cielo). Sin embargo, no coincidía con la personalidad del viejo.

Xiao Ya estaba empujando la silla antes de llegar a la cima de una montaña. Ambos miraban la inmensidad esmeralda ante sus ojos y el mar de nubes.

A lo lejos, el sol rojo de la mañana estaba subiendo lentamente, era particularmente hermoso por encima de la montaña esmeralda sin límites.

“¡Qué hermoso! Ojalá pudiéramos hacer esto juntos todas las mañanas “, dijo Xiao Ya en voz baja. Lin Feng se sentía extremadamente tranquilo y sereno en ese momento, como si hubiera estado meditando.

Meditación … Observar la naturaleza era una especie de meditación.

Ambos permanecieron en silencio y disfrutaron tranquilamente del paisaje.

Pasó mucho tiempo, incluso el sol empezó a ponerse.

Sin embargo, Lin Feng y Xiao Ya no se habían ido. Lin Feng estaba en la mecedora mientras miraba la puesta de sol. Xiao Ya estaba sentada a su lado, a veces calmadamente acostada.

Sólo después de que se volvió oscuro fuera Xiao Ya empujo a Lin Feng de nuevo a la choza.

En el segundo día, estaban en la cima de la montaña mirando el sol de la mañana una vez más. Observaban con calma la naturaleza que los rodeaba. Y al tercer día hicieron lo mismo.

En el cuarto día, hicieron lo mismo también. Los dedos de Xiao Ya estaban en el cabello de Lin Feng, estaba jugando con su pelo, riendo y riendo.

Fue en este momento que Lin Feng se trasladó.

“Pfewww …” Lin Feng respiró profundamente y se puso de pie. Dio un ligero paso y luego otro más. Lin Feng se sintió muy bien con su cuerpo en recuperación.

“Xiao Ya, puedo levantarme de nuevo”, dijo Lin Feng, mientras sonreía y apretó el puño. La fuerza de los Herukas y su Qi puro fluían en su cuerpo otra vez. Se sentía muy bien.

A pesar de que su  Qi puro y la fuerza física no habían alcanzado su máximo de nuevo, Lin Feng sabía que era sólo cuestión de tiempo. El Qi puro de Lin Feng no había desaparecido, era sólo el efecto de la medicina lo que le impedía regresar a la normalidad.

Sin embargo, su fuerza de los Herukas era tan poderosa como antes.

“Hehe.” Xiao Ya se rió cuando vio a Lin Feng levantarse. Ella sonrió de una manera dulce. Si Lin Feng podía levantarse de nuevo, era una prueba de que era muy fuerte. Ya no estaba en tan mal estado. Se había recuperado casi por completo. El único problema era el efecto de la medicina en su cuerpo, pero iba a desaparecer pronto.

“Hermano, vamos a contarle las buenas noticias al abuelo”, dijo Xiao Ya, tirando de la mano de Lin Feng.

Lin Feng tenía la sensación de que estaba volando, el viento soplaba en su rostro. Aunque sólo habían pasado unos días desde que había volado por última vez, tenía la impresión de que era un sentimiento nuevo.

“¡Abuelo!” Gritó Xiao Ya, estaba muy emocionada pero nadie respondió.

“Abuelo, Lin Feng puede levantarse de nuevo!” Xiao Ya abrió la choza del viejo y no vio a nadie, se detuvo.

“¿El abuelo fue a recoger hierbas …?”, Susurró Xiao Ya. Ella estaba sorprendida. Sonrió a Lin Feng y miró a la otra choza, pero tampoco había nadie. El anciano no estaba en ninguna parte.

En ese momento Lin Feng se acercó a la choza del anciano y gritó: “¡Xiao Ya!”

“Hermano, ¿qué pasa?”

Xiao Ya corrió hacia Lin Feng y miró en la misma dirección que él, ella estaba asombrada.

Había unas cuantas palabras grabadas en la madera de la mesa.

“Lin Feng, por favor cuide de Xiao Ya.”

“Abuelo …” Xiao Ya estaba sacudiendo la cabeza, caminó hacia atrás y gritó en la choza, “¡Abuelo!”

Lin Feng corrió hacia Xiao Ya, cuando ella estalló en lágrimas. Las lágrimas continuaban fluyendo en sus mejillas mientras ella seguía llamando a su abuelo.

¿Cómo era eso posible? Su abuelo no podía abandonarla …

Xiao Ya estaba tratando de calmarse pero ella sabía la verdad, su abuelo la había abandonado.

Su abuelo se había ido, no podía encontrarlo en ninguna parte.

Ella corrió alrededor mientras lloraba por un largo tiempo, hasta que estaba agotada. Se sentó en el suelo y continuó llorando, sentía dolor, su abuelo se había ido …

Lin Feng se acercó con calma a Xiao Ya y se sentó a su lado. Él le dio un gran abrazo y le acarició el pelo.

No había esperado que su abuelo se marchara así, él no había dicho nada … Pero Lin Feng comprendió que si el viejo había hecho las cosas de esa manera, era porque tenía sus propias razones. No quería lastimar a Xiao Ya, por eso se había ido de esa manera.

También estaba claro para Lin Feng que el anciano estaba muy deprimido. Muchas cosas le habían sucedido al anciano en su vida …

Advertisements

4 thoughts on “PMG: Capítulo 573: La separación

  1. Ya me han engañado alguna que otra vez los titulos, pensaba que la separacion era de lin feng con ella.
    P.D: que pasa con los familiares que todos les dan sus hijas o nietas al prota? Liu cnag lan, el del clan hua, el segundo principe y ahora el abuelo

    Like

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s