PMG: Capítulo 575 – La última pelea

Por Gasaraki

________________________________

Capítulo 575: La última pelea

 

“La fuerza del Heruka … tengo que dejarla fluir libremente”.

Después de dos días Lin Feng abrió los ojos, parecía iluminado.

Ahora, sus percepciones eran más agudas. Se sentía más familiarizado con la fuerza de los Herukas, la estatua podría incluso emerger de su cuerpo cuando lo estaba visualizandola. Además, mientras visualizaba, Lin Feng se daba cuenta de que la fuerza de los Herukas tenía una parte que pertenecía a los demonios y una parte que pertenecía a los Budas. Pero seguramente era más santo que malo.

“ARRGHHHh!” Lin Feng se movió y su puño golpeó la atmósfera, una fuerza física aterradora emergió, era malvada y devastadora.

Su fuerza de los Herukas no parecía increíble pero era extremadamente poderosa.

“Esta vez me las arreglé para hacerlo girar mil veces más de lo habitual, ahora mi fuerza de Heruka puede girar cinco mil veces. Incluso si no tengo Qi puro, ahora puedo matar a los cultivadores del sexto reino de Xuan Qi “, susurró Lin Feng. Sus ojos seguían cerrados y el viento soplaba sobre su cuerpo, suavemente. Parecía perfectamente relajado. El viento que se cepillaba en su cuerpo se sentía extremadamente cómodo y agradable.

“Viento”, dijo Lin Feng y luego se movió como el viento, parecía una ilusión. Xiao Ya se asombró, Lin Feng, en un instante, había aterrizado a unos cientos de metros de distancia.

“¿Qué rápido …” Pensó Xiao Ya, ella estaba asombrada. Viajando por unos cientos de metros en un instante fue extraordinario.

Lin Feng se detuvo y sonrió. Su Qi puro todavía estaba restringido, no podía confiar únicamente en su fuerza de los Herukas porque sin Qi puro no podía volar por el aire. Si le faltaba velocidad pero no tenía la fuerza necesaria para matar a cultivadores extremadamente fuertes, era inútil. Necesitaba moverse rápido.

“Hermano.” Dijo Xiao Ya.

Lin Feng se dio la vuelta y sonrió a Xiao Ya de una manera suave, “Xiao Ya, no está aburrida? Me has estado mirando por unos días.

“No, me gusta mirarte cuando practicas el cultivo”, explicó Xiao Ya mientras sacudía la cabeza. “Hermano, ¿debemos prepararnos para salir de la montaña?”

Lin Feng miró a Xiao Ya y asintió con la cabeza. Había estado allí unos días, obviamente tenía que irse en algún momento. Tenia que participar en la Gran Competencia de Xue Yu.

“Oh, entonces iré a empacar nuestras cosas”, dijo Xiao Ya mientras se levantaba. Luego corrió hacia la choza y Lin Feng suspiró. Xiao Ya no parecía feliz de irse, ella todavía estaba esperando que su abuelo volvería.

En realidad, Lin Feng estaba convencido de que si su abuelo le había dado esas tres cosas, significaba que el anciano sabía que Lin Feng se iba a ir. El viejo sabía que Lin Feng no podía quedarse en las montañas para siempre. Si el anciano quería encontrarlos, no los buscaría allí.

Pero al menos, Lin Feng y Xiao Ya podrían dejar una pequeña nota para el anciano. Entonces, si realmente regresaba, sería capaz de encontrarlos.

La silueta de Lin Feng parpadeó, siguió a Xiao Ya a la choza. Xiao Ya había tenido la misma idea que Lin Feng, ella estaba dejando una pequeña nota para él tallando algunas palabras en la mesa.

“Hermano, ¿qué debo decirle al abuelo para que nos pueda encontrar fácilmente?”, Preguntó Xiao Ya cuando vio que Lin Feng estaba allí.

“Déjame escribirla”, dijo Lin Feng. Luego se dirigió hacia la mesa y empezó a escribir palabras en grandes letras.

“PAÍS XUE YUE, CIUDAD YANGZHOU.”

La ciudad de Yangzhou fue la ciudad de Lin Feng, no importa lo que, todo el mundo lo conocía allí. Si el anciano encontró la ciudad Yangzhou, sería capaz de encontrar a Lin Feng y Xiao Ya.

Mirar a su alrededor en el Continente de las Nueve Nubes sería demasiado incómodo.

“Ciudad Yangzhou …” susurró Xiao Ya. Luego se rió mientras miraba a Lin Feng.

“Hermano, voy a hacer las maletas.”

No había tantas cosas en esa diminuta cabaña, lo más importante eran las hierbas del viejo.

Había muchas hierbas inestimables, Lin Feng ni siquiera sabía de algunas de ellas, pero comprendió que las pociones que el anciano le había dado no tenían precio.

Xiao Ya tomó mucho tiempo para empacar todo, ella entonces sonrió a Lin Feng y dijo: “Vamos.”

“Está bien”, dijo Lin Feng. Después, los dos abandonaron lentamente la montaña.

Ambos caminaban por un pequeño camino, ambos se dieron la vuelta y miraron la choza una última vez con expresiones profundas en sus ojos.

Xiao Ya parecía irresoluta y Lin Feng también se sentía nostálgico. En esa choza, Lin Feng se había recuperado en paz y serenidad, era un sinónimo de paz para él. Lejos de las masacres, la muerte y la violencia. Sólo se había quedado con un anciano que no le gustaba hablar y una niña inocente que era adorable. Lin Feng había podido recuperar su tranquilidad allí. En el futuro, quizá rara vez encontraría tal lugar de nuevo.

En una pequeña roca, Lin Feng sacó una máscara de piel y se la puso en la cara. Esa máscara se fundía perfectamente con las caras de la gente, no había un solo defecto, realmente parecía un rostro humano. El anciano era médico, pero también era experto en la fabricación de máscaras.

“Hermano, tu rostro cambió por completo”, dijo Xiao Ya mientras reía inocentemente. Lin Feng tenía otra cara. Su piel era brillante como cera, parecía que estaba enfermo.

“Si no puedes ver que es una máscara, otras personas no lo harán”, dijo Lin Feng mientras sonreía. Su Qi también se transformó gradualmente en una ilusión. Era diferente de antes. Incluso sus amigos y familiares más cercanos no podrían reconocerlo.

La gente de Tian Feng y varios otros lo querían muerto, si él aparecía como el Lin  Feng verdadero su vida todavía estaría en peligro.

La gente de Tian Feng había enviado a unas docenas de cultivadores extremadamente fuertes para matarlo, todos ellos del sexto reino de Xuan Qi y uno del séptimo reino de Xuan Qi … demostró su determinación de matarlo. Además, viendo cómo los había matado a todos, si volvían a aparecer, la gente de Tian Feng haría cualquier cosa para matarlo. Después de lo que había sucedido, desplegarían toda su fuerza.

De hecho, Lin Feng estaba adivinando bien, la última vez que el gran tutor de Tian Feng y el primer enviado Nie Yun habían aparecido en la orilla del lago, habían decidido matarlo lo antes posible.

Lin Feng admiró que  Xiao Wu Tian por sus anticipaciones, había pensado cuidadosamente en todo. Por eso le había dado las máscaras de la piel y la técnica de la ilusión para cambiar su Qi. Si Lin Feng no tenía esas cosas, sería difícil para él aparecer en público.

……………….

En Dragón Celestial, fuera del vasto e ilimitado Palacio Imperial, había una gigantesca muchedumbre.

La gente estaba de pie en una gigantesca escena. Todos ellos estaban lanzando un Qi extraordinario, además, todos ellos eran muy jóvenes.

Esas personas eran de la Montaña del Dragón, Xue Yue y Tian Feng. Eran los discípulos más destacados de esos países. Ahora, una última ronda de selecciones comenzaban antes de la Gran Competencia de Xue Yu. Mañana empezarían a dirigirse a Mi Cheng.

Mi Cheng era una ciudad misteriosa en Xue Yu, era extremadamente antigua. Fue en realidad la ciudad más antigua de Xue Yu y estaba llena de muchos sitios históricos. Siempre había muchos peligros allí, era un gran lugar para convertirse en un cultivador más fuerte.

La Gran Competencia de Xue Yu siempre tuvo lugar en Mi Cheng, lo cual fue interesante porque no pertenecía a ninguno de los países de Xue Yu.

Mi Cheng nunca había sido invadido por nadie, era una gigantesca y vasta zona. Una ciudad muy antigua llena de cultivadores monstruosamente fuertes, lo que lo hizo aún más misteriosa.

Y ahora, la Montaña del Dragón y los dos países bajo su jurisdicción tuvieron que pasar por un último proceso de selección. Iban a decidir quién participaría en la Gran Competencia de Xue Yu. Todo el mundo de los otros tres imperios y los otros siete países iban a viajar a Mi Cheng después de eso.

Alrededor de la etapa de lucha, había una gran multitud que miraba a los genios con admiración. Varios habían venido a ver si los candidatos iniciales habían cambiado o no, por ejemplo su nivel de cultivación o si alguien había resultado herido en los últimos días.

Por supuesto, algunas personas sólo vinieron a ver batallas increíbles, los que ya habían sido elegidos probablemente no habían sido lo suficientemente estúpidos para luchar y resultar herido o cosas por el estilo. Sin embargo, algunos rumores se estaban extendiendo que decía que algunos candidatos ya habían desaparecido y que otros habían renunciado.

Por lo tanto, la Montaña del Dragón había decidido revisar a los candidatos una última vez para establecer una versión final de la lista de candidatos. También habían aumentado la cuota de participantes, por lo que  a más gente serían capaces de darle una oportunidad si eran lo suficientemente seguros.

Advertisements

2 thoughts on “PMG: Capítulo 575 – La última pelea

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s