GOS: Capítulo 161 – ¡Te estaré esperando! ¡Siempre!

Por Gasaraki

________________________________________________________________________________

Capítulo 161 – ¡Te estaré esperando! ¡Siempre!

Nubes oscuras se agolpaban en el cielo. Vientos fuertes empezaron a soplar en el mar. Estaba nublado, como si llegara una tormenta.

El mar ya no estaba tranquilo; Ondas poderosas comenzaron a surgir en el mar.

En las olas, un barco de tamaño mediano navegaba con gran dificultad.

En la cubierta, el cabello de Linda bailaba con viento. Mientras se veía seria, recordó a Jett y a los demás que tuvieran cuidado y ordenaran a los guerreros del barco que se prepararan. Un naufragio era más de lo que podían soportar.

El viento ganaba poder, creando olas aún más grandes y poderosas en el mar.

El barco se balanceaba peligrosamente, e incluso Linda estaba un poco preocupada. Mantuvo la respiración con cautela, sin atreverse a relajarse ni siquiera un segundo.

Shi Yan estaba de pie en la popa del barco, frunciendo el ceño. Su cara era tan seria como la de Linda.

Esta tormenta vino de repente, sin una sola señal. Estaba todo soleado el momento anterior, y las nubes oscuras que se acercaban se estaban juntando. Fue bastante raro.

El tranquilo Shi Yan recordó de repente que cuando estaba montando el Murciélago de Sangre Cian con Xiao Hanyi, una tormenta comenzó de repente como ahora. En aquel entonces, las nubes estaban presionando sobre la cabeza, y una gigantesca mano de hueso del rey demonio Bo Xun apareció desde las nubes. La mano agarró al Rey Shura Xiao Han Yi y lo llevó a algún lugar en la cuarta área demoniaca.

Pensando en Xiao Han Yi, la mente de Shi Yan estaba agobiada y empezó a sentirse un poco desagradable.

Y ahora esta tormenta también paso bruscamente, haciendo a Shi Yan sospechoso.

En este momento, el barco estaba muy cerca de Isla Nube. Llegaría a la isla en un día.

Y en este momento crucial, el mar cambió de repente. No es de extrañar que Shi Yan no podía relajarse y se sentía muy dudoso.

De pie en la popa, Shi Yan concentró su espíritu en sus ojos y miró hacia todas las direcciones.

No parecía haber nada malo en el mar. Todo lo que veía con su poder espiritual parecía normal.

Shi Yan no estaba dispuesto a renunciar, por lo que se extendió su espíritu en la medida de lo posible, todo el camino a la Isla Nube.

Después de algún tiempo, justo cuando se sentía demasiado agotado, vagamente sentía un Qi helado y malvado desde la dirección de la Isla Nube. El Qi no estaba concentrado y parecía estar disipándose entre el cielo y la tierra, desapareciendo gradualmente …

Shi Yan se sorprendió. Concentró su espíritu en la dirección de la Isla para sentirlo con cuidado.

Este Qi helado y malvado se extendía a través de la Isla Nube como si una masa de aire se acurrucara en la Isla. Este Qi se sentía algo similar al Qi proveniente del Avatar Esqueleto del Rey Demonio Mara, sólo que este Qi era más débil.

¿Significaba esto que un demonio de la Cuarta Área del Demoniaca estaba en la Isla las Nube?

El corazón de Shi Yan se hundió y su rostro se puso blanco.

Tenía un presentimiento de que algo estaba sucediendo en la Isla  Nube y que ahora había algo anormal.

Justo cuando iba a concentrar su espíritu para sentirlo con más cuidado, el malvado Qi se dispersó en el viento.

A estas alturas, había usado mucho de su espíritu, haciéndolo golpear por el agotamiento. Por lo tanto, tuvo que relajarse un poco y contemplar el asunto.

En este momento, la lluvia que estaba a punto de ocurrir se detuvo fuera de la expectativa, y permitió que el oscuro cielo se aclarara. Pronto, todo volvió a ser normal de nuevo.

El brillo de la puesta del sol reapareció en el horizonte. Mirando el hermoso brillo, Shi Yan fue aún más grave.

En este momento, Gu lie y su hijo Gu Jiange estaban hablando con los demonios en el estanque del Hombre Muerto.

“¿Que esta pasando? ¿Se detuvo la lluvia? Eso es realmente extraño.”

“Cierto. Esto es bastante raro. La tormenta estaba a punto de llegar en cualquier momento y luego se detuvo.

Debe haber algo malo. Normalmente, cuando las nubes oscuras se reunían así, la lluvia caería. ¡Pero ahora no hay lluvia! Es extraño. No entiendo.”

Jett, Nano y los demás hablaban del extraño clima, frunciendo el ceño y sintiéndose sorprendidos por este fenómeno anormal.

Linda dejó escapar un suspiro de alivio. Ella sacudió la cabeza y ordenó: “Todo el mundo puede relajarse un poco ahora.”

“Claro, Linda.” Jett sonrió mientras se apoyaba contra la cubierta somnolienta. Miró hacia la Isla  Nube con los ojos entornados. “El viaje está a punto de terminar. Cuando hayamos dado las cosas a la familia Gu, podemos regresar. ¿Vuelves con nosotros, Linda?

Al oír esto, muchas personas en el barco estaban un poco sorprendidas. Entonces, como si recordaran algo, todos miraron hacia Linda y Shi Yan.

En la esquina, Carmon y Hodger también miraban a Linda con enemistad.

Los hermosos ojos de Linda brillaron, y dejó escapar un suspiro silencioso mientras miraba la espalda de Shi Yan. Forzó una leve sonrisa y dijo: “Por supuesto que volveré contigo. Soy un miembro de la Secta de los Tres Dioses. Por supuesto que volveré allí después de que nuestra misión sea cumplida. Ese es mi hogar; ¿Dónde más puedo ir? ”

“Oh …” Jett estaba mirando a Shi Yan y se rió, “Eso será lo mejor. ¡Estaba pensando que no volvería a ver a Linda en el futuro! Nos gusta trabajar para ti, Linda. Si fuéramos a trabajar para otra persona, probablemente seríamos utilizados como forraje de cañón cuando llegara el peligro. Esos hombres no son tan amables como tú, Linda.

“Así es, queremos trabajar para ti, Linda.”

Otros miembros de la tripulación del barco también estuvieron de acuerdo. Todos se sentían aliviados y con suerte cuando oyeron que Linda regresaría con ellos.

Algunos jefes de la Secta de los Tres Dioses usarían a sus subordinados como un escudo cuando se sientan en peligro, sin tener en cuenta las vidas de los subordinados.

Muchos amigos de Jett y Nano murieron así en misiones, debido a seguir al líder equivocado.

Jett había estado en la Secta de Tres Dioses durante un largo período de tiempo y sabía cómo eran esas pequeños lideres. Si Linda no volvía con ellos esta vez, perderían a su líder y serían asignados a otros equipos de lideres. Entonces estarían en peligro real. Lo más probable es que morirían en misión al igual que sus amigos.

Jett estaba observando a Shi Yan y Linda en secreto.

Encontró tristeza e impotencia en el rostro de Linda, pero no se atrevió a decir nada más. Le guiñó un ojo a Nano y a otros, sugiriendo a todos que abandonaran este asunto para que Linda no se sintiera avergonzada o triste.

Linda estaba de pie frente a Jett y los demás, parecía triste y sola.

Después de un rato, tomó un respiro y caminó lentamente hacia Shi Yan, que estaba de pie en la popa. Ella se paró a su lado y los dos miraron el mar rojo bajo el brillo de la puesta del sol. Sus sombras estaban en la cubierta, extendiéndose hasta que se superponían.

Linda bajó la cabeza y descubrió que su sombra se superponía con la de Shi Yan. Suspiró en su corazón y pensó: ¡si sólo pudieran estar juntos como ahora eran sus sombras, cuán feliz sería! Sin embargo, la realidad era otra…

Shi Yan frunció el ceño, todavía pensando en el Qi helado y malvado que había sentido antes. Estaba sospechando que algo debió haber ocurrido en la Isla Nube y empezó a preguntarse si continuar o no este viaje.

El Qi estaba muy disperso, pero si se uniera, sería terriblemente poderoso.

No importa qué clase de criatura de este Qi vino, Shi Yan era seguro que él era incapaz de ocuparse de él ahora. Si iban a la Isla Nube y encontraban a esta criatura, temía que él no fuera rival.

Pensando esto, Shi Yan comenzó a dudar.

“Shi Yan …”

“¿Sí?”

Dejando a un lado esas ideas, Shi Yan inspiró profundamente para calmarse y miró a Linda a su lado.

El rostro de Linda se ruborizaba en el resplandor del atardecer, tan tierno como una flor. Sus ojos brillaban de afecto. Ahora, ella se veía impresionante.

“Linda, te ves cada vez más encantadora.” Shi Yan dijo honestamente mientras miraba a Linda.

Durante los últimos días con su alimentación, Linda estaba realmente brillando de belleza. Haciendo el amor, una mujer se sentiría feliz tanto mental como físicamente, y naturalmente sería más encantadora.

“Estamos a punto de llegar a la Isla Nube, Shi Yan …” Linda suspiró.

Shi Yan estaba un poco sorprendido, y frunció el ceño. Dijo que después de un tiempo, “los buenos tiempos son siempre transitorios …”

“Podemos estar juntos, Shi Yan. No importa quién seas, siempre y cuando estés dispuesto a estar conmigo, yo, estoy dispuesta a seguirte … “Linda quería decir algo más, pero se detuvo.

“Voy al Mar de Kyara.” Shi Yan agitó su cabeza, “Tengo mi ambición y tú tienes a tu familia, Linda. Si quieres, puedes venir conmigo y volveré al Mar Hengluo  eventualmente. Sin embargo, si estoy luchando contra la Familia Dongfang y la Familia Gu, sería …

Shi Yan se conocía bien. No era ese tipo de persona que podía soportar la soledad y seguír las reglas. Él se vengaría de la familia Dongfang y de la familia Gu algún día, tarde o temprano. Y se daría a conocer a través del Mar Sin Fin.

La familia de Linda estaba en el Mar Hengluo y estaba afiliada a la Secta de Tres Dioses. Si la Secta de los Tres Dioses sabía que Linda lo había seguido al Mar de Kyara, castigarían a la familia de Linda.

Y eso era algo que Linda no estaba dispuesta a ver.

No había ningún beneficio para Linda para seguirlo cuando no era lo suficientemente fuerte como para cambiar la realidad. Por lo tanto, no se atrevió a hacer promesas.

Linda de repente se quedó en silencio.

Después de bastante tiempo, Linda dijo lentamente con la cabeza hacia abajo, “Mi familia vive en la Isla Dragón de Nieve en el Mar Hengluo. Si regresas al mar de Hengluo y pasas por Isla Dragón de Nieve, por favor, acuérdate de verme en la familia Jora.

Shi Yan suspiró en silencio y asintió con la cabeza, “Puedes estar segura; Iré a verte. Algún día cuando sea lo suficientemente poderoso, iré a Isla Dragón de Nieve. Entonces no tendré más miedo de la Secta de los Tres Dioses y podré protegerte a ti y a tu familia de cualquier daño. ”

Las lágrimas brotaban en los ojos de Linda, pero apretó los dientes para evitar que bajaran las lágrimas. Ella miró fijamente a Shi Yan y dijo: “¡Recuerda tu promesa, Shi Yan! ¡Te estaré esperando! ¡Siempre!”

 

Advertisements

8 thoughts on “GOS: Capítulo 161 – ¡Te estaré esperando! ¡Siempre!

  1. pss no se siento que podria ir llevandolas y “coleccionandolas” perdon por el comentario misogeno pero… pues no se es lo que mas se acercaria.
    bueno al punto…. no importa mucho que se las lleve pues las puede hacer mas fuertes solo cojiendolas por dios entonces se lleva a su chica le va dando mucho amor :V y pues los dos se vuelven bien rompemadres….
    ya sabes como cuando la respuesta para todo es sexo… alv ese maestro chu feng enseña bien XD

    Like

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s