GOS: Capítulo 167 – Cada minuto cuenta

Traducido por Gasaraki

Editado por Jonathan Vaya

_______________________________________________________________

Capítulo 167 – Cada minuto cuenta

Llevando guardias de sangre de Shura en sus espaldas, los murciélagos de sangre cian volaban lentamente sobre la Isla Nube. En la parte delantera en un Murciélago de Sangre Cian, Mo Duanhun se veía serio con la luz deslumbrante en sus ojos.

Era la segunda vez que había llegado a la Isla  Nube.

La última vez que vino aquí, barrió la Isla Nube con sus Guardias de Sangre Shura, y mató a todos los expertos de la Familia Gu.

En general, la familia Gu no se atrevería a jugar ningún truco, pero Mo Duanhun seguía siendo muy cauteloso. Tan pronto como llegó a la Isla Nube, utilizó su conciencia para observar el entorno en alerta.

Antes de llegar a la Isla Nube, Mo Duanhun recibió un mensaje del Rey Yang Qing para recordarle que podría ser un viaje peligroso.

El Rey Yang Qing estaba ocupado tratando con los Moradores Demoníacos en la Cuarta Área Demoníaca, por lo que no podía venir en persona a la Isla Nube, para hablar con Gu Lie. Pero como predijo que Shi Yan llegaría a la Isla Nube, recordó a Mo Duanhun que tuviera cuidado.

Mo Duanhun creyó en el Rey Yang Qing, por lo que hizo una buena preparación para el viaje.

Con el recordatorio del Rey Yang Qing, Mo Duanhun fue extremadamente cuidadoso, e incluso el Murciélago de sangre cian voló inusualmente lento.

En la parte posterior del León del Trueno, Xia Xin Yan y He Qingman estaban en silencio.

Los ojos de las dos mujeres brillaron intensamente mientras miraban hacia la Isla Nube con cautela.

Especialmente Xia Xin Yan, con tristeza en sus ojos, sabía que Shi Yan estaba en la Isla Nube, así que quería verlo, pero no sabía cómo encontrarlo.

Hl Qingman parecía relajada, mientras miraba hacia abajo, y luego miró a Xia Xin Yan, mientras seguía poniéndose cada vez más curiosa.

De acuerdo con los comportamientos de Xia Xin Yan, realmente le importaba mucho Shi Yan.

A lo largo del camino, He Qingman había escuchado mucho acerca de Shi Yan de Xia Xin Yan, por lo que ella quería conocer a Shi Yan en persona, para ver a quien logró conquistar a la hija del Mar de Kyara.

“Ten cuidado, estamos a punto de aterrizar.” Mo Duanhun gritó mientras controlaba el Murciélago de Sangre Cian para aterrizar lentamente.

En el patio de piedra, muchos de la Familia Gu se movieron nerviosamente para hacer el sitio para los Murciélago de Sangre Cían.

Cuando los murciélagos de sangre cian aterrizaron uno por uno, Mo Duanhun se bajó del Murciélago de Sangre Cian fruncido. Después de mirar a su alrededor, preguntó: “¿Quién está a cargo?”

Un ministro en la Tierra de la Familia Gu se destacó educadamente, “Señor Mo, por favor espere un momento, mi maestro no está aquí ahora mismo. Está firmando un documento sobre una cantera, y estará aquí tan pronto como reciba el mensaje.”

Mo Duanhun se burló, “¿Quién es Gu Lie? ¿Cómo se atreve a hacerme esperar?”

“¡Perdóname, señor Mo! ¡Lo siento! “Ese tipo se inclinó mientras sudaba y dijo con voz temblorosa.

Como jefe de los tres Reyes Shura, Mo Duanhun era famoso por su ferocidad. En todas las batallas, Mo Duanhun mató a todos los expertos cada vez!

Entre los tres Reyes Shura, Mo Duanhun habló poco, pero mató más. Una vez que tomó acción, nunca dejó a nadie vivo.

“Una media hora. Mo Duanhun frunció el ceño. “Si todavía no aparece, los enterraré junto a él. La sangre ha lavado la Isla Nube una vez y la segunda vez será divertida.”

Los miembros de la Familia Gu se pusieron pálidos después de escuchar eso, y algunos guerreros de bajo nivel incluso comenzaron a sacudir las piernas.

Tal vez no les importara si alguien lo decía, pero fue Mo Duanhun, por lo que quedaron muy asustados.

Mo Duanhun nunca hacía bromas, y hacía lo que decía. Tenía la capacidad de eliminarlos de la Isla Nube.

“Señor Mo, enviaré el mensaje a mi maestro de inmediato!” Ese tipo se secó los sudores en la cara, se inclinó y se lanzó para enviar un mensaje de águila.

Parado como un árbol, Mo Duanhun no pronunció una palabra. Estrechando los ojos, parecía estar descansando.

Sin decir palabra, ya puso una enorme presión sobre los miembros de la familia Gu.

Estanque De La Reunión De Almas.

Mientras el alma recogía las que volaban en el aire, una tras otra alma fue capturada mientras mostraba una cara horrible.

Había también muchos pilares coloridos de piedra en el valle, que fueron esculpidos con todo tipo de patrones y emitieron fuertes ondas de energía.

Con la niebla sobre el valle, las luces opacas formaron un velo para prevenir la conciencia del Alma.

Un sinnúmero de almas flotaban en las olas del Estanque de Almas.

Había decenas de miles de almas flotando en cada rincón del Estanque de Reunión de Almas.

Esas almas fantasmales tenían caras diferentes, pero todas enviaron el mismo olor mortal lleno de odio.

Junto al  Estanque  e Reunión de Almas sólo había dos personas, Gu Lie y Gu Jiange.

Gu Lie frunció el ceño, mirando fijamente al Estanque de Reunión de Almas.

Gu Jiange también tuvo nervios mientras caminaba alrededor del Estanque de Reunión de Almas para comprobar si todo está bien.

Un águila mensajera voló a través de la oscuridad y se acercó.

Gu Jiange capturó el águila y miró la carta: “Papá, Mo Duanhun dijo, si no apareces allí en media hora, él lavará la Isla Nube  con sangre”.

El rostro de Gu Lie se volvió rígido mientras gruñía: “Déjalo en paz.”

Gu Jiange pensó por un segundo: “¿Todos han sido sacrificados?”

“Vamos a ver.” Gu Lie parecía indiferente, “sería su suerte si los Moradores Demoníacos llegan temprano. Sólo tú y yo sabemos esto y desaparecimos por un tiempo. Si la gente que está por encima de nosotros los encuentra, tampoco podemos escapar. Tal vez no sea malo morir.”

Gu Jiange asintió con la cabeza.

“¿Has revisado todo? ¿Algún problema? ” preguntó Gu Lie.

“Está bien. Podemos empezar.”

“¡Bueno! Llamaré a las almas de los Moradores Demoníacos aquí. Ten cuidado y mantente a mi alrededor. Antes de que llegara el alma de los Moradores Demoníacos, no dejes que nadie sepa de aquí, o Mo Duanhun vendría inmediatamente.”

“No te preocupes, padre. Sé lo que tengo que hacer.”

“Bien.”

Shi Yan siguió corriendo con una cara rígida, corriendo hacia el valle por la Perla Reunión de Almas a su velocidad más rápida.

Cuando Mo Duanhun llegó, la Familia Gu definitivamente tomaría acciones.

De ahora en adelante, Moradores Demoníacos podría aparecer en cualquier momento!

Los Moradores Demoníacos estaban yendo allí por Mo Duanhun, así que se precipitarían en Mo Duanhun a la primera vista de él.

Durante el tiempo que los Moradores Demoníacos dejaron el Estanque Reunión de Almas, Shi Yan podría entrar en el valle y romper la barrera con la Llama de Hielo Fría, y obtener la Perla Reunión de Almas en el Estanque Reunión de Almas.

Shi Yan no estaba muy seguro si Mo Duanhun podía defenderse de los Moradores Demoníacos, pero ya era demasiado tarde para decirle a Mo Duanhun ahora.

En este momento sólo podía seguir su plan y agarrar la Perla Reunión de Almas tan pronto como fuera posible.

Una vez que consiga la Perla Reunión de Almas, él podría defenderse contra los Moradores Demoníacos.

Estaría bien si Mo Duanhun estuviera allí hasta entonces.

Shi Yan había pensado en muchas maneras y finalmente fijado en este plan.

El Anillo de la Vena de Sangre estaba brillando intensamente, y la Llama del Hielo Frío estaba excitada dentro de ella, ya que la Perla Reunión de Almas era extremadamente atractiva para ella.

Diez minutos mas tarde.

¡Una ola de energía abrumadora salió del valle!

¡Un aire demoníaco denso controlaba el cielo sobre la Isla Nube!

En él, una corriente de energía fuerte del alma se estaba reuniendo rápidamente.

Pronto se formó una fuerte onda de alma en el valle, lo que sorprendió mucho a Shi Yan.

Una vez que el alma apareció en el valle, todo el aire demoníaco  se reunió y se convirtió en el valle como una noche oscura.

Incluso Shi Yan encontró difícil ver claramente el entorno.

Al mismo tiempo, otra oleada fuerte del alma vino de la cantera de la familia de Shi, y un punto verde inclinado en el cielo como una estrella.

Ese lugar era brillante como el sol y la luna!

Aunque los ojos de Shi Yan estaban borrosos por el aire demoníaco, todavía podía ver claramente el punto de luz, ya que era demasiado deslumbrante.

Ese punto brillante era la cabeza de los tres Reyes Shura, Mo Duanhun!

Shi Yan sintió que el punto verde estaba enviando olor asesino y que estaba listo para tener una buena pelea contra Moradores Demoníacos .

Mirando fijamente el punto verde, Shi Yan recuperó más confianza. Él creía que Mo Duanhun podría ganar el ataque del alma de los Moradores Demoníacos.

Así se precipitó al valle sin vacilar.

El alma de los Moradores Demoníacos ya había salido volando del valle al lugar verde de Mo Duanhun.

¡Ese fue el mejor momento para que Shi Yan se retirara de la Perla Reunión de Almas!

Advertisements

3 thoughts on “GOS: Capítulo 167 – Cada minuto cuenta

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s