PMG: Capítulo 597 – Daga de Hielo-Frío

Por Gasaraki

________________________________________________________________________

Capítulo 597 – Daga de Hielo-frío

 

Lin Feng se levantó en el aire, todavía tenía unos milisegundos para levantar la mano y beber algunos tragos de Unidad Caliente, su  Qi puro se estaba volviendo más y más violento.

La muchacha parecía sorprendida, la bestia que estaba montando rugió y se alejó.

“Quédate aquí”, gritó furiosamente Lin Feng. Bebió otra bocanada de alcohol y una bola de fuego se dirigió hacia la bestia.

“¡Señora, escape! “gritó alguien en ese momento gritando de alarma. Una Bola de fuego llovía desde el cielo y la mujer podía sentir el calor que hacía palpitar su corazón. De inmediato saltó de la parte posterior de la bestia.

“¡Señorita, ven aquí!” Dijo alguien en ese momento, una bestia inmediatamente rayó por el cielo y apareció debajo de ella y fue capaz de atraparla. La muchacha temblaba de la cabeza a los pies. La bestia que estaba montando un momento antes ardía y rugía violentamente.

“Qué aterrador …” pensó la mujer cuyo corazón seguía latiendo. Miró a Lin Feng, un momento antes, casi había muerto.

“Casi … podría haber muerto aquí.” Ella no podía creerlo. Algunas personas sorprendentemente se atrevieron a tratar de matar a un miembro del clan Da Shu …. Nunca había pensado que tal cosa iba a suceder. Normalmente quería matar a otras personas, pero ¿podrían matarla …?

“Volvamos y traigamos algunos cultivadores aún más fuertes para matarlo. Debemos matarlo.” La bestia salvaje seguía subiendo y elevándose en el cielo. No se atrevieron a dejar que Lin Feng se acercara a la mujer. En ese momento, estaba aterrorizada. La gente del quinto y sexto creino de Xuan Qi no podía matar a Lin Feng? No hay problema, traería algunas personas no del séptima reino de Xuan Qi, pero del octavo reino de Xuan Qi. ¿Lin Feng sería capaz de derrotarlos? Imposible, moriría sin una tumba adecuada.

“Los otros, quédense aquí y eviten que se escape “gritó la joven furiosamente. Inmediatamente después, la bestia que estaba montando comenzó a batir sus alas y desaparecieron en el horizonte. Los otros parecían desagradables, no podían escapar, tenían que bloquear a Lin Feng …

 

Tenían que obedecer órdenes …

 

“Mujer desgraciada …” gritó Lin Feng mientras miraba a la desaparecida en el horizonte. Dando tales órdenes a esas personas … Tal vez algún día la gente dejaría de escucharla …

 

En el aire, había bestias salvajes, la mujer había dado una orden. Tenían que rodear a Lin Feng y evitar que se fuera.

Lin Feng miró a esas bestias salvajes y luego a Yun Fei Yang ,. Mientras tomaba la mano de Xiao Ya, “Yun Fei Yang, nos vamos”.

Esa mujer no era una persona ordinaria, sabía qué tipo de persona podía traer … Mirar allí era demasiado peligroso. Lin Feng tuvo que irse.

Yun Fei Yang asintió y sus siluetas parpadearon.

“¿Adónde vas? “gritó alguien furioso. Trataron de ponerse al día con Lin Feng.

“¡Muere!”

Esa persona sólo vio Lin Feng dar la vuelta y moverse como el viento. La velocidad de Lin Feng era inconcebible. Entonces chocaron.

“¡Bom boom boom! “gruñidos sonidos resonaron en el aire. El que había estado persiguiendo a Lin Feng quedó completamente aturdido y sólo percibió un Qi abrasador que invadía su brazo. Estaba ardiendo.

En ese momento, la multitud sólo pudo ver la espalda de Lin Feng.

“Si no tienes miedo de morir, entonces ven aquí”, desafió a Lin Feng uno de sus perseguidores en la distancia. Aquellas personas de repente se sintieron muy nerviosas, se miraron y parecieron pensar lo mismo, todos volaron más arriba en el cielo.

Si se hubieran ido y abandonado a Lin Feng, habrían ignorado sus órdenes. Volar más arriba era una manera de no perder la pista de Lin Feng mientras no se enfrentaba a él, por lo que cuando esa señorita regresara  seria capaz de encontrarlo.

“Realmente quieres morir.” Los ojos de Lin Feng se volvieron aún más fríos. Agarró la mano de Xiao Ya y comenzó a volar. Yun Fei Yang entendió lo que Lin Feng quería, quería que los tres volaran juntos. Estaban volando a la velocidad del sonido.

Un momento después, todos aterrizaron en medio de un palacio donde mucha gente estaba reunida.

Cuando los perseguidores los vieron entrar en el palacio en el horizonte, se detuvieron y dijeron, “bloquear todas las salidas”.

Sus siluetas parpadeaban una tras otra. Protegían las salidas de aquel palacio. Lin Feng quería escapar de ellos, pero no había posibilidad …

Este vasto palacio era un mercado donde se podían usar piedras de pureza para comprar cosas. Había un océano de gente allí.

En ese momento, fuera del palacio, la gente se sorprendió porque vieron bestias volando por encima de ellos. Esas bestias y jinetes pertenecían al Clan Da Shu … Increíble.

Se preguntaban quién podría haber enfurecido al Clan Da Shu … Quienquiera que fueran, seguramente moriría en cualquier caso.

Muchas personas estaban afuera y querían ver el espectáculo, alguien se había atrevido a provocar al clan Da Shu … Una de las mayores esferas de influencia de la ciudad.

El tiempo pasaba lentamente y eventualmente la multitud dejó de mirar a la ciudad.

De repente, un grupo masivo de personas apareció en la distancia, que parecía digna de montar sus extremadamente fuertes, feroces, bestias salvajes. En esas bestias había cultivadores terriblemente poderosos …

“¿Quién enfureció al Clan Da Shu hasta este punto? Enviaron una cantidad masiva de cultivadores fuertes para matarlo … ”

La multitud se quedó estupefacta al ver a aquella gente con ropas marrones. ¡Eran oficiales de alto rango! Todos eran por lo menos la séptima reino de Xuan Qi, para que el Clan Da Shu enviara a cultivadores tan fuertes, alguien realmente los había ofendido, pero ¿quién? La multitud era extremadamente curiosa.

“¿Dónde está? “preguntó la muchacha a alguien.

“Entró en el palacio. Ya hemos bloqueado todas las salidas. No ha salido “, explicó esa persona. La muchacha asintió y soltó unas aterradoras energías mortales.

“¡Has bloqueado las salidas y los otros pueden entrar y matarlo! “exclamó alguien en ese momento. Era un militar de alto rango que estaba con la joven. Aquellos guardias habían estado allí y habían obstruido todas las salidas, así que estaba segura de que Lin Feng todavía estaba dentro.

Cuatro cultivadores del séptimo reino de Xuan Qi acompañados por un guardia que ya había visto a Lin Feng antes de pasar por las cuatro salidas del lugar. Todo el mundo en el palacio estaba abriendo el camino para las tropas. Ese lugar era gigantesco. ¿Cómo es que Lin Feng y los demás no sabían que no deberían haber ofendido al Clan Da Shu, especialmente a la hija. Su padre y su hermano estaban locos y extremadamente agresivos, podrían matar a cualquiera que los ofendiera.

Después de un rato, la gente que la mujer había traído con ella salió con frío.

“¿Dijiste que estaba dentro y que habías bloqueado las salidas? Cuando esa persona escuchó a la joven, se quedó sin palabras y empezó a temblar. La mujer se había dado cuenta de que algo andaba mal.

“En efecto. Todo el mundo puede decirle eso. Entró y no volvió nunca “dijo esa persona muy educadamente, pero su frente estaba cubierta de sudor frío.

“Bien. ¡Entra y encuentralo! Pero si no puedes encontrarlo, sabes lo que te va a pasar” dijo la mujer fríamente. Aquella persona estaba aterrorizada, pero inmediatamente entró en el palacio.

Después de mucho tiempo, esa persona salió de nuevo con aspecto sombrío. Lin Feng y los otros dos habían desaparecido sin dejar rastro. Habían buscado por todas partes en el palacio pero no lo habían encontrado.

“Señorita … Vamos a bloquear cada apertura, la gente no debería ser capaz de entrar o salir”, dijo esa persona mientras miraba a la gente que entraba. La niña lo miró y dijo: “¿De verdad crees que está ahí? ¿Es eso posible? “Ella estaba soltando una energía mortal mientras hablaba, ella levantó su mano y esa persona se aterró, temblando violentamente.

A su izquierda y derecha, había gente del ejércitos de alto rango, también miraban fijamente a esa persona.

“¿Qué es imposible? “dijo una voz en ese momento. Aquella voz sonaba familiar, su rostro cambió inmediatamente.

Pero por desgracia, ya era demasiado tarde, esa persona ya había llegado junto a la mujer. Estaba tan cerca, que nadie tenía tiempo para reaccionar.

Algunas luces filosas centelleaban y una daga apareció en el cuello de la mujer, parecía extremadamente fría. La escena era asombrosa.
La gente lo miraba, era Lin Feng, ¿quién más podría ser?

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s