PMG: Capítulo 604: ¡Dispuesto a luchar!

Por Gasaraki

___________________________________________________

Capítulo 604: ¡Dispuesto a luchar!

 

“Determinación de la espada, determinación del fuego … Todas ellas se hicieron mucho más fuertes … Me pregunto qué nivel son ahora”, pensó Lin Feng cuando se dio cuenta de que su determinación era tan poderosa. Con un ataque de espada lleno de fuego y energía mortal, había sido capaz de matar a todas esas personas. Incluyendo un cultivador del séptimo reino de Xuan Qi.

Lin Feng movió su mano y gualdo su espíritu púrpura de nuevo en su cuerpo. Entonces la formación desapareció y las pocas personas del Clan Da Shu reaparecieron.

“Quieres que muera, así que devuelvo el favor.” Lin Feng dio un paso adelante y alzó la espada hacia el cielo. El sol brillaba sobre él y su cuerpo. A su alrededor la gente podía sentir que la temperatura había aumentado.

“Oh no …” las expresiones faciales de algunas personas cambiaron drásticamente. Esa espada también contenía energía mortal.

“¡Lacerar!”

Lin Feng saltó en medio de su grupo, el sol estaba reflejando un rojo de su espada.

“¡Muere!” Alguien atacó a Lin Feng por detrás, su velocidad era increíble. Lin Feng inmediatamente se sintió oprimido. Aunque se sorprendió, hizo que la fuerza de los Herukas girara cinco mil veces en su espalda. Entonces un sonido amortiguado se extendió en el aire, la mano de esa persona se estrelló en la espalda de Lin Feng, pero Lin Feng seguía de pie firmemente. Una fuerza física negra fluía en su espalda.

Se dio la vuelta para ver que la persona que lo atacaba, tenía ojos llenos de intensión asesina, su corazón seguía golpeando.

“¡Muere!” Lin Feng impregnó Qi de fuego en su puño izquierdo y golpeó el pecho de esa persona. El pecho de esa persona se quemó rápidamente y apareció un agujero negro. Esa persona estaba aterrorizada.

“Vaya.” Lin Feng sacudió su mano, y en un instante, esa persona se quemó a cenizas.

Lin Feng seguía sosteniendo su espada de fuego mientras se giraba. Se movía como el viento, levantando su espada hacia el oeste y creando una espada de sol poniente. No parecía tan resplandeciente y caliente como una espada radiante, pero estaba tan roja como la sangre, estaba llena de muerte.

Yun Fei Yang estaba mirando a Lin Feng, solo con su espada. Estaba lacerando todo y todos a su alrededor. Con cada paso alguien más murió.

Todos aquellos cultivadores de la sexto reino de Xuan Qi fueron asesinados y no tuvieron manera de bloquearlo. Lin Feng sabía cómo fusionarse con la tierra durante mucho tiempo ya, y ahora que podía usar la determinación de la espada, era indomable.

Aparte de ese poder, él también tenía su aterrador  fuego de Qi puro que era el siguiente – imposible de extinguir.

“Así que esa es tu verdadera fuerza …” dijo Yun Fei Yang en voz baja mientras miraba a Lin Feng.  Lin Feng era el mismo que era antes. Natural, libre, desenfrenado, orgulloso, su espada aniquilaba todo y todos. ¡Si alguien se atreviera a ofenderlo, los mataría y nadie lo dejaría!

En ese mundo frío y cruel, Lin Feng tuvo que ser un verdadero asesino.

En este mundo aprendió y practicó la cultivación con pasión, su corazón se estaba haciendo más amplio a medida que se volvía más abierto de mente. Comprendía el mundo en el que vivía mejor a través de cada experiencia. A pesar de que se estaba convirtiendo en una persona mejor, cuando se enfrentan a esas personas que tenía que ser un altruista. Tenía que ser cruel y frío para asesinarlos.

“¡Vamonos!”

Lin Feng fue aterrador al sacrificar a los cultivadores del sexto reino de Xuan Qi. Sólo tenía la fuerza del quinto reino de Xuan Qi pero podía matar a esos cultivadores con facilidad, un ataque bastó. No podían escapar de él y no podían detenerlo. ¡No se daban cuenta de que habían desafiado a un dios de la muerte! … esas personas estaban muriendo una tras otra sin la esperanza de escapar.

“¿Irse? ¿Dónde? “dijo Lin Feng sonriendo fríamente. Lo habían perseguido pero ahora querían escapar. Fue muy tarde.

Lin Feng dio un paso y Qi puro silbó en el aire. Fue rápido, la fuerza de los Herukas y su fuego se mezclaron. Su puño se estrelló contra el que acababa de decir que quería marcharse. Al igual que los demás, inmediatamente se quemó junto con la feroz bestia salvaje que estaba montando.

¡Alto !!” gritó alguien en voz alta y furiosamente en la distancia. Aquella voz hizo temblar la cabeza de Lin Feng, miró a lo lejos y vio a un grupo de personas surfear en el aire. Se quedó inmóvil.

Esas personas eran extremadamente rápidas. Fue sólo un segundo, pero estaban a su lado.

Lin Feng no había escapado antes, solo estaba tratando de encontrar otro lugar para luchar y matar a toda esa gente.

Por desgracia, en este corto tiempo, no había matado a todos ellos. Uno de ellos se fue y los cultivadores fuertes del Clan Da Shu ya habían llegado, lo que puso a Lin Feng en una situación difícil.

“Los cultivadores fuertes de mi clan están aquí ahora. Ellos definitivamente te matarán “, dijo el que Lin Feng estaba a punto de matar. Se estaba burlando de Lin Feng. Él y sus compañeros habían venido a rodear a Lin Feng pero todos los otros habían muerto. Ahora, él era el último que quedaba.

Su silueta parpadeó, su feroz bestia salvaje batió sus alas y se alejó.

“¡Incluso si voy a morir, te prometo que morirás antes que yo!”, Dijo Lin Feng levantando la espada que sostenía con ambas manos. Su espada estaba apuntando al cielo, a su alrededor, la atmósfera cambió por completo. De repente se llenó de Qi espada, la energía de espada y la determinación de la espada.

“¡Muere!” Sus dos manos descendieron, su espada centelleó y un magnífico sendero brillante apareció detrás de su espada.

El que intentaba correr hacia sus compañeros levantó la cabeza y la desesperación invadió sus ojos. La espada descendió rápidamente y esa persona murió.

Lin Feng había cortado a esa persona y a su bestia en dos.

“¡Bastardo!” Gritó alguien furiosamente. Una sombra se movía hacia Lin Feng a toda velocidad.

“Boom!” Esa sombra estaba emitiendo sonidos retumbantes, que estaba aniquilando todo en el aire en su camino a Lin Feng. Esa persona no estaba lejos de Lin Feng en absoluto.

Esa persona no era la única, muchas otras siluetas seguían. Todos estaban montando bestias salvajes, pero el Qi de estos chicos era mucho más fuerte que aquellos que Lin Feng acababa de luchar en contra ….

Las personas más débiles en ese grupo habían roto a través del sexto y séptimo reino de Xuan Qi y había unas pocas docenas de ellos. Había algunos cultivadores del octavo reino de Xuan Qi. En cuanto al líder del grupo, se había trasladado el noveno reino de Xuan Qi. Estaba mirando a Lin Feng de una manera despreciable. Por joven que fuese, parecía enigmático e insondable. Sólo debía tener unos treinta años.

La gente del Clan Da Shu realmente tenía cultivadores increíbles. Debido a que Lin Feng había matado a la Señorita Da Shu, tuvieron que matar a Lin Feng y a sus amigos.

El líder miró a todos los cadáveres y luego miró a Lin Feng, “Muy bien, hace mucho tiempo que nadie se atrevió a ofender al Clan Da Shu. Eres valiente y audaz.”

Los ojos de esa persona parecían helados. No iba a dejar que Lin Feng se fuera.

Lin Feng, Tang You You y Yun Fei Yang estaban de pie juntos esperando que actuaran. Que horrible. ¿Cómo iban a hacer frente a todos esos cultivadores fuertes?

En la distancia varias siluetas estaban parpadeando. Jun Mo Xi y algunos otros se precipitaron.

Cuando vieron a los cultivadores en el cielo, quedaron sin habla. Qué monstruoso grupo de personas.

“Ustedes tres, paralizan su propio cultivo. No necesito atacarles a ustedes mismos. Por supuesto, si no paralizan su propio cultivo, les atacaré. No voy a paralizar su cultivo, el resultado será mucho más aterrador. “Dijo esa persona. Despreciaba a Lin Feng y a sus amigos. Quería que lisiaran su propio cultivo y luego los traería de regreso al Clan Da Shu como le habían dicho.

Lin Feng sostenía la espada oblicuamente y alzó la cabeza.

“Nunca vamos a paralizar nuestro cultivo, pero si quieres luchar, vamos a luchar”, dijo Lin Feng resueltamente. Si no tenía dónde ir, sólo podía luchar hasta la muerte. Él no había pensado que tal cosa le pasaría a él en Mi Cheng pero nada podría ser cambiado. Seguía sin miedo y sin arrepentimiento. Si luchaba y moría durante una batalla, no le importaba.

Tang You You Parecía absolutamente sin emoción, pero estaba claro que ella no iba a lisiar su propio cultivo tampoco. Ella nunca haría tal cosa.

“Todos ustedes son muy buenos, ya veo”, dijo el hombre de treinta años mientras lanzaba un terrorífico Qi que oprimía a Lin Feng y a sus amigos.

Algunas de las personas de la Montaña del Dragón se emocionaron mientras algunos otros fruncieron el ceño. Jun Mo Xi parecía tranquilo y solemne mientras avanzaba lentamente. Luego, se levantó en el aire.

“Si quieres pelear, no me olvides”, dijo Jun Mo Xi.

 
“Y a mi “dijo Jian Chen, cuyo cuerpo se elevó en el aire como una espada.

Advertisements

3 thoughts on “PMG: Capítulo 604: ¡Dispuesto a luchar!

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s