MGA: Capítulo 479 – Las Conjeturas del Viejo Ancestro de la Dinastía Jiang

Traducido por Yari
Editado Por


Cheng Yu by CT-115.deviantart.com on @DeviantArt:

Capítulo 479 – Las Conjeturas del Viejo Ancestro de la Dinastía Jiang

En ese instante, Chu Feng realmente quiere quitarle la píldora venenosa en el cuerpo del Monstruoso Rey Mono, pero no pudo hacer nada porque la píldora venenosa de Huevito era algo que traía consigo del Mundo Espiritual Asura.

Sólo el Mundo Espiritual Asura tenía el antídoto, pero Huevito estaba restringida por un sello especial para que no pudiera regresar al Mundo Espiritual Asura. Por lo tanto, no había manera de obtener el antídoto.

Y mientras pensara en lo bueno que el Monstruoso Rey Mono lo estaba tratando ahora, y recordó que en realidad le dio al Monstruoso Rey Mono una píldora venenosa que no tenía antídoto, la vergüenza en el corazón de Chu Feng se hizo aún más intensa.

“Ahh muchacho, no seas tan débil. ¿Crees que te llamo ‘hermano’ como una broma? Realmente me agradas, por eso te reconozco como un hermano.
Era normal que no me creyeras al principio y me digas que consuma la píldora venenosa. Después de todo, yo fui el primero en ponerlo en peligro, y a pesar de que sólo era mi prueba para ti, en realidad, de hecho te puse en peligro y casi has perdido tu vida.
De todos modos, me pusiste en peligro, te metí en peligro. Es igual, así que a partir de ahora, somos buenos hermanos. No hay necesidad de pesar lo que pasó antes.
Vamonos. Abrir la Tumba Emperador no es un asunto pequeño. La Dinastía Jiang aún tiene muchas cosas que preparar y todavía necesitan pasar bastante tiempo.
Tómate este tiempo y vayamos a tu Escuela Dragón Azur. Primero salva a tus dos esposas, luego hablaremos del resto. El Monstruoso Rey Mono vio el corazón de vergüenza de Chu Feng. Por lo tanto, su sonrisa era muy despreocupada, queriendo reducir su vergüenza con eso.

Mientras hablaba, abrió la puerta de la habitación y salió primero para llamar a Zi Ling y Zhang Tianyi para hacer los preparativos para salir de este lugar para ir hacia adelante a la provincia Azur.

Al ver al Monstruoso Rey Mono actuar así, el corazón de Chu Feng era extremadamente cálido. Nunca hubiera pensado que con posibilidades y accidentes, llegaría a conocer a un hermano tan bueno. A pesar de que ese hermano mayor no era humano, Chu Feng todavía le gustaba desde el fondo de su corazón.

Después de saber que Chu Feng y los otros iban a irse, el emperador de la dinastía Jiang incluso especialmente organizó un banquete en el lugar más sagrado de la dinastía Jiang, en la Torre de Observación de la Luna, para entretenerlos.

Durante el banquete, Chu Feng y los demás estaban muy contentos. Pero no importaba si era Chu Feng o el Monstruoso Rey Mono, los dos no se dieron cuenta de que dentro de un cierto océano de nubes afuera de la Torre de Observación de la Luna, había una torre alta y invisible, y allí estaba un anciano Llevando un manto de oro, así como un pelo blanco y gris.

Ese viejo era muy poderoso. Su aura era gruesa, y en realidad era mucho más fuerte que la del Monstruoso Rey Mono. Además, la razón por la cual la torre alta en las nubes no fue detectada por nadie fue porque había una Formacion Espiritual púrpura que lo cubría, y la formación espiritual púrpura provenía de las manos del viejo.

El viejo par de ojos del anciano estaba lleno de vida y, en ese instante, miraba cuidadosamente hacia la parte superior de la Torre de Observación de la Luna, al joven charlando y riendo con Jiang Wushang, Chu Feng.

“Jiang Hengyuan da sus respetos.” De repente, la Formación de Entrega en la torre alta ligeramente ondulaba, entonces un cuerpo apareció en la parte superior de la torre. Esa persona no era otra que el experto en pico de la dinastía Jiang que vigilaba la Provincia Azur durante muchos años, Jiang Hengyuan.

“Oh Hengyuan, siete años pasó en un abrir y cerrar de ojos. Por fin estás dispuesto a volver a ver a un anciano como yo. El anciano ancestro de la dinastía Jiang miró sonriente a Jiang Hengyuan, pero en sus ojos había un poco de dolor.

“Ancestro. En aquel entonces, acepté tus órdenes y salí a la provincia Azur para buscar el Cuerpo Divino. Pero era inútil, como innumerables bebés fueron llevados de vuelta, sin embargo, ninguno de ellos era un Cuerpo Divino. Sentí vergüenza en mi corazón, así que antes de encontrar el Cuerpo Divino, naturalmente, no me atreví a regresar a la ciudad imperial.” El rostro de Jiang Hengyuan estaba lleno de vergüenza cuando él respondió.

“Entonces, ¿por qué has regresado hoy?” Preguntó el viejo ancestro de la dinastía Jiang.

“He oído que te estabas preparando para abrir la Tumba Emperador, y yo sabía profundamente que la Tumba Emperador no podía ser subestimado. Como parte de la dinastía, en un momento como este, por supuesto tengo que volver a ser parte de la fuerza de la dinastía.” Jiang Hengyuan respondió.

“Haha, oh Hengyuan, en verdad no me he equivocado.” El viejo ancestro se rió, luego subió y apoyó personalmente a Jiang Hengyuan, que estaba medio arrodillado en el suelo. Sólo entonces le preguntó: “Has estado en la provincia Azur durante siete años completos. ¿Has obtenido algún resultado?”

“He sido inútil. Después de vigilar la provincia Azur durante siete años completos, no tengo ningún resultado que mostrar. Ancestro, por favor concédame un castigo.” Jiang Hengyuan estaba sin fin avergonzado, y mientras hablaba, se iba a arrodillar de nuevo.

Pero esta vez, antes de arrodillarse, fue detenido por el antiguo ancestro del clan Jiang. Él dijo: “Oh Hengyuan, no te culpes a ti mismo. Este asunto no se te puede culpar a ti. ¡El que está equivocado soy yo!

“Ancestro, ¿por qué?” Después de escuchar las palabras del antiguo ancestro del clan Jiang, el rostro de Jiang Hengyuan estaba lleno de confusión.

“Hengyuan, en aquel entonces, el Relámpago Divino de nueve colores apareció por encima del Río de las Estrellas de los Nueve Cielos. Con mi cuidadosa observación, era lo mismo que los registros antiguos. Definitivamente fue una anormalidad que sólo aparece cuando un extraordinario experto desciende al mundo.
Sin embargo, han pasado tantos años, pero el Cuerpo Divino no ha sido encontrado. Por lo tanto, sentí que algo debe haber salido mal. Entonces miré a través de todos los libros antiguos de la dinastía, y finalmente, descubrí una posibilidad.”  El antiguo ancestro del clan Jiang dijo.

“¿Qué posibilidad?” Preguntó Jiang Hengyuan.

“La anormalidad representó definitivamente el descenso de un experto extraordinario, pero no era un Cuerpo Divino. Era un poder aún más fuerte que los Cuerpos Divinos.”  El antiguo ancestro del clan Jiang dijo.

“¿Qué? ¿Poder aún más fuerte que los Cuerpos Divinos?” Escuchando esas palabras, Jiang Hengyuan fue incesantemente sorprendido.

“Los libros antiguos no registraron lo que eran los detalles, pero creo que la persona que desencadenó esa anormalidad está en mi Dinastía Jiang ahora mismo.” Mientras hablaba, el viejo ancestro del clan Jiang se volvió de repente, caminó hacia el Borde de la torre alta, y lanzó su mirada hacia abajo a Chu Feng que estaba comiendo.

“Ese es… ¿Chu Feng?” Siguiendo la mirada del antiguo ancestro del clan Jiang, la expresión de shock de Jiang Hengyuan cambió mucho al instante, como si no se atreviera a creer ese hecho. Rápidamente después, le dijo al viejo ancestro: “Ancestro, conozco este Chu Feng, y de hecho, su talento es inusual. Sin embargo, ahora tiene diecisiete años. No coincide con la edad de ese extraordinario experto.

“Oh Hengyuan, es exactamente ensar de este modo que te mantuvo abajo, lo que te hace permanecer en la provincia Azur durante siete años completos, pero no tener los resultados más mínimos para mostrar.”

“Cuando ocurre una anormalidad, representa el descenso de una persona extraordinaria y poderosa, pero no significa que la persona poderosa sea un recién nacido.
Según los registros antiguos, cuanto más fuerte es el poder, más extraño es. Un personaje grande y poderoso puede ser ordinario cuando es joven, pero cuando su poder se despierta, la anormalidad se disparará, y al mismo tiempo, se ganaría el poder que puede destruir el cielo y la tierra.
Aunque Chu Feng, Zi Ling y Zhang Tianyi no admiten que fueron al Valle del Dios Espada, por lo que sé, antes de que el desastre natural apareciera en el Valle del Dios Espada, los tres de hecho montaron un carruaje hacia el Valle del Dios Espada.
Y sólo hay una razón por la que negaron ir allí. Es que el aterrador desastre natural estaba relacionado con los tres. Para ser más preciso, debe estar relacionado con Chu Feng.” El antiguo ancestro del clan Jiang dijo.

“Ancestro, ¿es verdad? ¿El desastre natural que apareció en el Valle del Dios Espada fue causado por Chu Feng? ¡Un mortal puede realmente tener tal poder aterrador!”

Al oír esas palabras, Jiang Hengyuan fue inmediatamente atónito. Su expresión se volvió extremadamente viva porque después de conocer el Valle del Dios Espada, él fue allí para investigar. Después de ver la tierra destruida, firmemente decidió que era definitivamente un desastre natural, imposible que pudiera ser hecho por una persona.

“Oh Hengyuan, este mundo es grande, y hay todo tipo de cosas extrañas. En este momento, sólo estamos mirando el cielo mientras estamos sentados en el fondo de un pozo. Muchas cosas que creemos son imposibles están ocurriendo en una cierta parte de este mundo. Según los registros antiguos, en esa tierra santa, un lago a pequeña escala tendría un área mayor que todo nuestro continente de las Nueve Provincias; Un solo gran bosque sería aún más vasto que los innumerables continentes de la Nueva Provincia.

 
Los que sobreviven allí son terribles bestias enormes incluso más altas que las montañas, enormes pájaros con cuerpos que tienen varios kilómetros de circunferencia. Incluso el insecto más común puede ser tan grueso como tanques de agua y más de diez metros de largo. Entonces, ¿cuál de los humanos que viven en ese lugar no tiene habilidades celestiales? O bien, ¿cómo van a vivir en una tierra así?” Hubo una ligera sonrisa en la cara del antiguo ancestro del clan Jiang. La mirada que miró a Chu Feng se volvió más y más brillante.

Era porque sentía que el poder que Chu Feng tenia muy posiblemente pertenecía a la gente de esa tierra, como sólo ellos deberían poseerla.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s