Reika-sama: Capítulo 16

Traducido por Murasaki


Reika-sama: Capítulo 16

Me convertí en estudiante de cuarto año, y fue alrededor de la época en que el clima comenzó a tornarse cálido que sucedió.

Un chico de otra escuela se le confesó a Yurie-sama.

Las noticias llegaron justo al término de las clases, y Kaburagi Masaya estaba en el salón Petite Pivoine. Estaba matando tiempo mientras esperaba la hora de mis lecciones, por lo que estaba allí para presenciar el momento en que un humano se convirtió en un demonio.

Enjou persiguió a Kaburagi que había salido corriendo del salón, dejando atrás al resto, preguntándonos si estaba bien hablar del tema. Después de un par de miradas intercambiadas en silencio, al parecer todos decidimos esperar a ver qué pasaba.

El resultado fue que el estudiante de la otra escuela fue instantáneamente tacleado por el Emperador, que llegó corriendo a toda velocidad. El Emperador hizo que Yurie-sama se subiera a su auto, y los dos se marcharon dejando al chico en el suelo.

Desde ese día, con el propósito de exterminar a cualquier chico que se acercara a Yurie-sama, el Emperador iría sin falta desde y hacia la escuela con ella en el auto de los Kaburagi. Incluso cuando no estaba con ella ordenó a estudiantes de secundaria (middle school), afiliados con la familia Kaburagi, que la vigilaran durante las clases. Incluso durante las lecciones de Yurie-sama intentaría pasar tanto tiempo como le era posible con ella.

Su Majestad el Emperador, el idol de todas las chicas, se había convertido en un espléndido acosador en progreso.

De continuar las cosas así, es natural que hasta Yurie-sama se siente sofocada. Incluso si es el apego de un hermano menor adorable, ella tenía un límite a su paciencia.

Y como es natural, Yurie-sama eventualmente se enfadó con él, y en parte para obligarlo a reflexionar, declaró que le estaba prohibido acercársele.

Pues sí. Quiero decir, ahora que está en segundo año de secundaria, naturalmente le gustaría pasar un rato con sus amigos después de clase de vez en cuando, y también hay momentos que le gustaría estar a solas.

Piénsalo: el mantenerla vigilada las 24 horas del día, pegado a ti como chicle, y encima de todo esto, gruñendo como un perro loco el momento en que un chico se te acerca.

Lejos de culparla, me quito el sombrero ante Yurie-sama por aguantar tanto como lo hizo.

Y ahora, con Yurie-sama enojada con él y habiéndole prohibido que se acercara a ella, el Emperador está abatido.

Se ve igual que una planta marchita.

No es que sea una persona ridículamente arrogante ni nada, pero por lo general tiene esta aura de confianza en sí mismo y de majestuosidad como si el mundo le perteneciera a él. Y ahora esa aura no se ve por ninguna parte. Con los ojos muertos de un pez y una espalda encorvada, lo que llevaba encima era el aire de un perdedor. Al parecer ni siquiera Enjou tenía una manera de revivir a esta cáscara de persona, y se limitó a mirar desde un margen sin poder ayudar.

Quizás no querían verse enredados por su malhumor, porque desde hace un rato el salón ha tenido menos gente que antes.

Ciertamente es lo que una persona sabia haría.

Pero como la persona descuidada que soy, sin pensar abrí la puerta del salón en busca de dulces.

Incluso la insensatez debería tener límites…

Tenía compañeros en mi insensatez, así que tomamos té en silencio.

El té de hoy es el té negro que la familia real británica usa.

Las galletas de jengibre de la misma marca son dulces. Aah, delicioso.

Pero últimamente, quizá porque me salí de la escuela de natación, tengo la sensación de que me estoy poniendo un poco redonda…

He escuchado que tus células grasas se multiplican durante la pubertad.

Y al parecer esas células grasas no desaparecen por el resto de tu vida. Qué horror.

Será mejor que tenga cuidado…

Creo que solo me comeré una más de estas deliciosas galletas de jengibre.

“Estoy acabado…”

Parece que acabo de escuchar algo que no me corresponde.

“Yurie ni siquiera contesta el teléfono…”

¿Incluso después de todo lo que pasó, ha continuado telefoneándola con persistencia?

Aunque eso solo la haría enfadar más…

“Yurieee…”

Con la cabeza entre las manos, se ve como el retrato de un marido inútil cuya esposa se ha escapado de él.

No puedo ver esto ni un minuto más.

Sé lo que Yurie-sama está pensando de verdad.

La verdad es que la escuela de Inglés que he estado atendiendo desde Abril… Aira-sama comparte la misma clase que yo.

Cuando mi lección acaba, la de AIra-sama comienza, por lo que tenemos oportunidad de vernos.

Y el otro día Aira-sama me habló de su mejor amiga, Yurie-sama.

De acuerdo a Aira-sama, Yurie-sama no creyó que el exceso del Emperador fuera bueno para su futuro, por lo que estaba alejándose de él con la esperanza de que reflexionara acerca de su egoísmo y creciera como persona.

Al parecer sólo poniéndolo sobre las brasas por un rato.

Aunque creo que esas brasas están un poquito demasiado calientes.

El Emperador no piensa en Yurie-sama como una hermana mayor. A pesar de que es obvio para todo el mundo que es el retrato de un chico enamorado, ¿se habrá dado cuenta Yurie-sama? Inquisitiva, le pregunté a Aira-sama, pero ella tampoco lo sabe.

“Es probable que haya notado los sentimientos de Masaya, pero tal vez se siente reluctante a reconocerlos porque arruinaría su relación~ Yurie sólo puede ver a Masaya como un hermano pequeño después de todo.”

Para una Oneesama en su segundo año de secundaria, probablemente sería muy duro el hacer algo tan cruel como rechazar a un pequeño de cuarto de primaria y obligarlo a encarar la realidad. De verdad lo tienes complicado, huh, Emperador.

Ah, hablando de eso, en el manga también tuvo el corazón roto por Yurie-sama y acabó bastante destrozado, no es así.

Pero no tenía idea de que fuese tan malo desde esta edad.

Mientras estaba perdida en mi cabeza pensando acerca de eso, es posible que sus instintos de bestia me notaran porque de repente el Emperador me fulminó con la mirada.

Geh―, esto es malo.

“Oi. Tú.”

“¿S-sí?”

Awawah, esto es malo.

¡Le he pisado la cola al tigre herido!

“Si hay algo que quieres decir, entonces dilo.”

“¿A-algo que quiera decir?”

Algo que quiera decir, algo que quiera decir… ¿Qué diablos quiero decir? Aah, mi miedo me está haciendo entrar en pánico.

“U-, umm, ¡al parecer Yurie-sama quiere dejarte sobre las brasas un poquito!”

“¿HAHH..?”

¡UU HYOHH! ¡SE ME SALIÓ!

“¿Por qué sabes eso?”

“¡L-LO ESCUCHÉ DE AIRA-SAMA!”

AIRA-SAMA, LO SIENTO.

“¿Aira? ¿Eres cercana a Aira?”

“¡Vamos al mismo tutor de Inglés!”

“Tutor de inglés… ya veo.”

El Emperador empezó a murmurar para sí mismo mientras pensaba, pero de repente se enderezó y me miró fijamente.

Y sus ojos estaban llenos de poder, como si el hombre-cáscara-de-cigarra de antes hubiera sido una mentira.

“Muy bien. Tú. De ahora en Adelante, espiarás a Aira por mí.”

¡¿EHHHHHHHHHHHHHHHHH?!


ヽ(^o^ヽ) (o ≧▽゚)o | (ノ^o^)ノ

Advertisements

3 thoughts on “Reika-sama: Capítulo 16

  1. Pingback: Reika-sama: Capítulo 15 | Scarlett Translations

  2. Pingback: Reika-sama: Capítulo 17 | Scarlett Translations

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s