MGA: Capítulo 1541 – ¿De quién es la Crisis?

Traducción de Claimus TD


“¿Quién es?” Al oír esas palabras, el Director de la Secta Suelo Maldito y los demás quedaron sorprendidos. Inmediatamente volvieron hacia la dirección de la voz con alerta.

“Boom ~~~~”

Justo en este momento, se oyó una fuerte explosión. Esa robusta celda que se formó por la fusión de muchos tipos de metales en realidad fue rota a la fuerza.

Sin embargo, este no era el aspecto principal. Más importante aún, dos rayos de luz rápidamente volaron hacia la celda en el momento en que fue destruido. Ante el Director de la Secta Suelo Maldito y sus seis compañeros hermanos marciales, Tantai Xue y Tantai Yingming fueron arrebatados.

En cuanto a las dos personas que realizaron el rescate, fueron Dugu Xingfeng y Hong Qiang.

“Director Sang, confío en que usted ha estado bien desde la última vez que nos conocimos”, Dugu Xingfeng colocó a Tantai Xue detrás de él y luego le dijo al Director de la Secta Suelo Maldito con una sonrisa radiante.

“¿Son ustedes?” En este momento, el Director de la Secta Suelo Maldito y los otros finalmente lograron ver quiénes eran los visitantes no invitados.

En comparación en el momento en que Tantai Yingming apareció ante ellos, los siete de ellos estaban incomparablemente sorprendidos esta vez. Sus expresiones se pusieron muy feas.

Después de todo, estas cuatro personas ante ellos eran todos grandes personajes. No había necesidad de mencionar a Dugu Xingfeng. Él era la renombrada persona para ser el Director más fuerte entre todos los Directores actuales de las Nueve Potencias.

En cuanto al Maestro Alianza de la Alianza Espiritista Mundial y a Miao Renlong, los dos eran también Medios Emperadores Marciales picos, los mejores expertos.

En cuanto a este Hong Qiang, aunque no era un director de las Nueve Potencias, su fuerza era algo que hablaba por sí mismo. Ni siquiera el Director del Templo de Jade de Agua podía hacerle nada. Esto significaba que Hong Qiang, también, poseía una fuerza muy poderosa.

En ese momento, todas esas cuatro personas aparecieron, se inmiscuyeron en su área prohibida, destruyeron la celda de la prisión y rescataron a su enemigo. Esto no era una buena noticia en absoluto.

“Mis queridos amigos, ¿Por qué ustedes no nos informaron de su venida a nuestra Secta Suelo Maldito? Habría preparado un banquete para entretenerlos a todos ustedes. La expresión del Director de la Secta Suelo Maldito cambió de repente. En realidad, estrechó su puño con respeto hacia Dugu Xingfeng y a los demás. Parecía estar tratando de perder tiempo.”

“Director Sang es demasiado cortés. Sólo hemos venido aquí por un pequeño asunto. Vamos a llevarlos lejos, “Dugu Xingfeng señaló a Tantai Xue y a Tantai Yingming, que habían sido salvado por él y por Hong Qiang.

“Me temo que eso no va a suceder”, el Director de la Secta Suelo Maldito negó con su cabeza.

“Heh…” Dugu Xingfeng sonrió ligeramente. Luego, dijo: “Independientemente de si usted dice que lo permitirá o no, todavía debemos llevarlos. Sang Kun, hoy, yo también podría hablar sin rodeos con usted. Desde que hemos venido, no planeamos regresar con las manos vacías.”

“Sin mencionar a Tantai Xue y Tantai Yingming, también planeamos quitarles la vida a los siete hermanos”, dijo Dugu Xingfeng.

“Dugu Xingfeng, qué arrogancia tienes. ¿Realmente pensabas que nadie más que los Emperadores Marciales serían un rival para ti?” El séptimo hermano de los Siete Suelos Malditos señaló a Dugu Xingfeng y maldijo.

“Yo, Dugu Xingfeng, soy alguien que se conoce muy bien. Sé que todavía no soy incomparable por debajo de los Emperadores Marciales. Sin embargo, cuando me enfrento a siete animales como todos ustedes, mi fuerza es más que suficiente”.

Después de decir esas palabras, Dugu Xingfeng realmente comenzó a atacar. Dugu Xingfeng en realidad se transformó en siete personas que cargaron hacia cada uno de los Siete Suelos Malditos.

“¡Jactancias descaradas, estás cortejando con la muerte!

Los Siete Suelos Malditos ya habían activado su Formación de Matanza Siete Suelos Malditos. Su fuerza ya había aumentado enormemente. Así que, ¿Cómo podrían temer a un solo Dugu Xingfeng?

En un pestañeo de ojos, Dugu Xingfeng y los Siete Suelos Malditos empezaron a pelear en un lugar. En cuanto al Maestro Alianza de la Alianza Espiritista Mundial y Miao Renlong, comenzaron a ayudar a Tantai Yingming a sanear sus heridas.

En cuanto a Hong Qiang, no ayudó en la curación de Tantai Yingming, ni ayudó a Dugu Xingfeng. En su lugar, se puso de lado y siguió observando el animado espectáculo que tenía delante.

“Chu Feng, ¿Cómo puedes ser tú?” Tantai Xue vio a Chu Feng y se quedó sorprendida y se llenó de alegría. Ese tipo de expresión que se muestra en su helado rostro podría decirse que es deslumbrantemente hermoso.

“¿Por qué no puedo ser yo?” Chu Feng sonrió.

“¿Cómo sabías que estaba aquí? Además, ¿Por qué has venido aquí? “, Preguntó Tantai Xue.

“Naturalmente he venido a salvarte”, dijo Chu Feng.

“¿A salvarme?” Al oír esas palabras, Tantai Xue se sobresaltó. Una complicada expresión empezó a llenar sus ojos. Luego, miró a Dugu Xingfeng y a los demás antes de decir: “¿Estas personas, los has llamado? ¿Te has unido a la Montaña Cyanwood?”

“Mn, esta persona aquí es el mayor Hong Qiang. Esa persona es el Maestro Alianza de la Alianza Espiritista Mundial. Esa persona de allí es el anciano Miao de la Alianza Espiritista Mundial. En cuanto a esa persona de allí, él es…. de nuestra montaña de Cyanwood” Chu Feng comenzó a hacer las presentaciones.

“Yo sé quién es. Él es el Director de la montaña de Cyanwood, Dugu Xingfeng, la renombrada persona para ser el más fuerte entre todos los directores de las Nueve Poderes. Algunos incluso dicen que él está esperanzado en romper a través del límite del Medio Emperador Marcial dentro de cientos de años y convertirse en un Emperador Marcial.”

“Para verlo en carne hoy, su reputación es verdaderamente merecida. Es muy poderoso, mucho más poderoso que mi padre adoptivo”, exclamó Tantai Xue con admiración.

Dugu Xingfeng era realmente muy poderoso. A pesar de que los Siete Suelos Malditos habían desatado su Formación de Matanza Siete Suelos Malditos que había aumentado considerablemente toda su fuerza, Dugu Xingfeng no sólo logró luchar sin esfuerzo contra ellos, uno contra siete, incluso había logrado obtener superioridad sobre ellos.

Dugu Xingfeng no estaba usando ningún tipo de magníficos ataques. Por el contrario, sólo estaba usando sus puños y pies, palmas y piernas. Sin embargo, todos sus ataques poseían un enorme poder. En sus manos, sin importar lo simple que fuera una acción, todos llegarían a ser notables.

“La fuerza del Director Dugu ha aumentado una vez más. Si esto va a continuar, aunque los Siete Suelos Malditos hayan unido sus manos, probablemente no serán un rival para él”.

“Sin embargo, el tiempo es de suma importancia. No podemos sentarnos y ver más. Venga, vamos a unirnos a la batalla y resolver esto tan pronto como sea posible; Es hora de que recuperemos las cabezas de esos siete animales”, dijo el Maestro Alianza de la Alianza Espiritista Mundial. Miao Renlong también había caminado con él.

Volviendo su cabeza para mirar, Chu Feng descubrió que el talismán de papel en el cuerpo de Tantai Yingming había sido removido, y los Ciempiés Venenosos del Inframundo también habían sido neutralizados. Tantai Yingming ya no se enfrentaba a un peligro mortal. Sin embargo, debido a que sus heridas eran demasiado severas, Tantai Yingming ya había perdido el conocimiento.

“Te atreves a comportarte tan atrozmente en mi Secta Suelo Maldito, ninguno de vosotros pensará en dejar aquí vivo”. Viendo que la situación era mala, el Director de la Secta Suelo Maldito inmediatamente se retiró y sacó un talismán especial de su cintura. Lo agarró y lo rompió.

Una vez que el talismán se rompió, una capa de ondas invisibles comenzaron a propagarse instantáneamente. Sin embargo, poco después de que esa ondulación comenzara a extenderse, fue detenido por una barrera invisible.

“Esto…” Al ver esta escena, los Siete Suelos Malditos estaban todos sobresaltados. Entonces, sus expresiones se volvieron extremadamente inquietas.

“¿Heh, tratando de llorar por ayuda? ¿Llorar por refuerzos? Si lo estás, estas grandemente equivocado.”

Dugu Xingfeng se burló. Su formación espiritual mundial había sido establecida perfectamente. Así que, este lugar era una cárcel ineludible. No sólo los Siete Suelos Malditos no pudieron escapar de este lugar, tampoco podrían enviar ninguna información de este lugar.

“¡Os atrevistes a establecer una barrera en el área prohibida de nuestra Secta Suelo Maldito y sellar esta región!”

“¿De verdad quieren matarnos en el área prohibida de nuestra Secta Suelo Maldito?” El Director de la Secta Suelo Maldito se dio cuenta de repente.

“Tendrías que dar gracias a estos tres excepcionales espiritistas mundiales capa real por eso.

Dugu Xingfeng señaló la dirección detrás del Director de la Secta Suelo Maldito. En este momento, el Maestro Alianza de la Alianza Espiritista Mundial, Miao Renlong y Hong Qiang habían caminado. Junto con Dugu Xingfeng, rodearon a los Siete Suelos Malditos.

Aunque eran sólo cuatro, un número inferior a siete, poseían dominio absoluto en términos de su poder imponente. Era como si cuatro feroces tigres hubieran rodeado a siete leopardos. La diferencia entre sus fuerzas era enorme. Aunque eran sólo cuatro, todavía ocupaban la superioridad absoluta.

“Hahahaha, wahahahahahaha…” De repente, el director de la Secta Suelo Maldito estalló en una risa fuerte, extremadamente frenética y anormalmente extraña.

“Por el bien de tratar con nosotros, todos ustedes han planeado verdaderamente meticulosamente.”

“Desafortunadamente, al final, todos ustedes habrán hecho todo esto en vano. Hoy, no sólo todos ustedes no podrán salvar a nadie, también todos morirán aquí”.

“Nuestra Secta Suelo Maldito no es un lugar donde puedas ir y venir cuando te plazca”, dijo el Director de la Secta Suelo Maldito de una manera muy feroz.

Al oír esas palabras, Dugu Xingfeng y los demás estaban todos confundidos. Ellos no podían entender cómo este director de la Secta Suelo Maldito, un pez en un estanque, logró encontrar la confianza para decir este tipo de palabras arrogantes.

En realidad, en el momento en que Dugu Xingfeng y los demás luchaban contra los Siete Suelos Malditos, había un oscuro y opaco salón de palacio en las profundidades de la Secta Suelo Maldito. Aquel salón de palacio era negro y emitía una muy asombrosa sensación de misteriosidad.

De repente, un par de ojos se abrieron. Dos intensas luces verdes brillaban en este oscuro salón del palacio.

Era un par de ojos humanos. Sin embargo, ese par de ojos era aún más aterrador que las de las bestias. Eso era porque era un Emperador Marcial.

“¡Los que se atreven a entrometerse en nuestra Secta Suelo Maldito morirán!!!!”

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s