GOS: Capítulo 547 –  ¡Si es una lucha obligada, entonces lucha!

 

Traducido y Edición por Gasaraki

[wpedon id = 18351]

_______________________________________

Capítulo 547 –  ¡Si es una lucha obligada, entonces lucha!

Cámara gravitacional …

Lin Ya Qi estaba preocupada, hablando con un tono suave. “Deja el valle de la herramienta preciosa. No puedes quedarse aquí. Hao Hai falló, y luego Cheng Ge falló. Lie Feng tomará medidas con seguridad.”

Shi Yan indiferentemente se sentó con las piernas cruzadas. Abrió levemente los ojos y luego frunció el ceño, “¿Lie Feng? ¿Quién es él?”

“El más fuerte de esta generación en el Valle del Diablo. Está en el Primer Cielo del Reino Dios. La gente lo llama del tipo diablo. Este hombre es tan malvado y loco que si se siente irritado, matará masivamente.” Dijo Lin Ya Qi con un cara solemne.

“Ah.” Asintió Shi Yan, “Déjalo venir.”

Después de llegar al Tercer Cielo del Reino Cielo, la confianza de Shi Yan fue abundante. Aunque no era demasiado arrogante, le ayudó a no tener miedo de los guerreros del Reino Dios, especialmente aquellos que eran solo un reino más alto que él.

El Reino Dios y el Reino  Cielo se encontraban a una distancia total el uno del otro. La brecha entre los dos reinos era como un canal profundo y vasto para los guerreros ordinarios.

Pero eso no lo incluyó.

Siendo un hombre que tenía tres tipos diferentes de espíritus marciales, un físico fuerte y la capacidad de impulsar la energía negativa, tenía muchos trucos. Incluso si tuviera que luchar con los guerreros del Reino Dios, no tendría demasiado miedo.

Como las extrañas criaturas como el Diablo de Guerra, el Rey de los Insectos Demoníacos, la Llama de Hielo Frió, la Llama Tierra y el Dios del Espíritu Santo estaban con él, no necesitaba preocuparse por su vida. Por lo tanto, se puso un poco ansioso.

El oponente solo tenía la base de cultivo Reino Dios. ¿Tendría él el poder que va en contra del orden natural?

Lin Ya Qi estaba bastante descontento con sus modales. Ella seguía murmurando y rogándole que se fuera, con expresión preocupada.

“¿Dónde ir?” Shi Yan no pudo evitar sonreír. “En este momento, la cordillera del Alma Muerta es un lugar peligroso. Una vez que deje Valle Poción Espiritual y el Valle de la  Herramienta Preciosa, y entre a la cordillera que está llena de almas muertas, moriré antes. Aunque Lie Feng es excelente, ¿Se atreverá a matarme?”

“¡Él se atreverá!” Lin Ya Qi se apresuró. “Te lo dije, está loco. El toque de queda del valle de la herramienta preciosa y del valle poción espiritual puede prevenir a los demás, pero no a él.”

Shi Yan estaba aturdido. Dudó por un momento y luego habló con una fría expresión: “Si se atreve, siempre puedo mostrarle lo peligroso que soy.”

Shi Yan no tenía miedo del Valle del Diablo.

Las siete facciones antiguas eran fuertes pero no tenían ningún vínculo con él. Estaba solo en esta vasta Gran Tierra Divina. Solo necesitaba encontrar un lugar secreto y esconderse allí. Incluso si el poder de las siete facciones se extendiera en cada esquina, no podrían rastrearlo.

No tenía preocupaciones, ni cargas ni nada que pudiera atarlo. A lo sumo, él podría simplemente irse.

Lin Ya Qi le había aconsejado durante mucho tiempo sin un resultado positivo. Por supuesto, ella se indignó y gritó. Ella saltó, intentando sacarlo del lugar, obligándolo a irse.

Sin embargo, en este momento, los ojos de Shi Yan se iluminaron. Esquivó a Lin Ya Qi y la apartó.

Lin Ya Qi estaba furiosa, su rostro ansioso.

“El que estás hablando viene.”

………..

Fuera de la cámara gravitatoria, muchos guerreros que se encontraban en el valle de la herramienta preciosa y el valle poción espiritual se habían reunido aquí, cientos de ellos. La mayoría de ellos eran los discípulos de la Tierra Pura en el Reino Cielo. Algunos de ellos tenían una base de cultivo de Reino Dios.

Sin embargo, esos expertos en el Reino Dios eran todos viejos. Estaban escondidos en la multitud, viendo el evento.

Hubo tres excepciones.

Lie Feng, Yu Le y Luo Yue.

Eran la nueva generación experta del Valle del Diablo, el Culto Radiante Divino y la Tierra Pura. Bajo el cuidado intensivo y numerosos materiales de cultivo, además de sus talentos innatos, habían alcanzado el Reino Dios a gusto.

Talentos raros dados por Dios!

Estos tres eran famosos en torno a la Gran Tierra Divina. No importa las generaciones anteriores o la nueva generación joven y atractiva, todos conocían estos tres.

Yu Le y Luo Yue trajeron a sus hermanas y hermanos parados frente a la cámara de gravitación con gran interés en sus caras.

Lie Feng había llegado antes. No se dio prisa y se sentó con las piernas cruzadas fuera de la habitación, cerrando los ojos y esperando algo.

Ming Mei estaba de pie detrás de él, con los ojos agudos pero radiantes mientras escudriñaba la habitación.

Ella no sabía lo que Lie Feng estaba esperando.

Mucho tiempo después, Lie Feng se levantó lentamente, su aspecto relajado y bien parecido se tambaleó al levantar la voz. “Mi amigo, ¿te has relajado lo suficiente? Soy Lie Feng del Valle del Diablo. Creo que ya sabes que estoy aquí. No quiero hablar mucho. Vengo esta vez a ver tu derrota. Mientras admitas tu derrota, diciendo que te rindes después de verme, Lie Feng, no haré que esto sea más grande.”

Resulta que estaba esperando que ese mocoso se recupere.

Todos estaban asombrados.

Yu Le y Luo Yue parecían despreciarlo, sacudiendo sus cabezas extrañamente como si pensaran que Lie Feng era simplemente hipócrita.

Era un guerrero del Reino Dios y ahora quería molestar a un guerrero del Reino Cielo. Incluso si esperó hasta que se recuperara, ¿para qué fue eso? ¿Podría la brecha entre los dos reinos componerse en solo un ajuste de aliento?

“¡Lie Feng vino, de hecho!” Lin Ya Qi estaba asustada.

Shi Yan se puso de pie y con calma pateó la puerta para abrirla. Entonces, él apareció a la vista de cientos de personas.

“¿Rendirme después de verte?” Shi Yan se sintió divertido mientras negaba con la cabeza. “No estás calificado.”

Los ojos de Lie Feng se volvieron más fríos mientras una fría mueca aparecía en su boca. “Interesante. Bueno, parece que estaba demasiado preocupado, ¿verdad? Amigo, tienes agallas. Entonces, así es como podrías herir a Hao Hai y Cheng Ge.”

“¿No estás aquí para recuperar la faz del Valle del Diablo?” Shi Yan arqueó sus cejas. “¿Por qué estás balbuceando tanto? Si quieres pelear, ven. ¿Por qué estás perdiendo el tiempo?”

Todos estaban aturdidos.

Extremadamente arrogante!

¿Un chico desconocido en el Reino Cielo podría ser tan arrogante frente a Lie Feng? ¿No conocía la reputación de Lie Feng, tal vez?

“¡No!” Lin Ya Qi gritó con los oídos divididos. Ella voló al frente de Lie Feng y explicó. “Es un amigo mío. Tiene una buena conexión con mi maestro. Ha derrotado a Hao Hai y Cheng Ge porque inicialmente nos habían provocado. Eres un guerrero del Reino Dios. Incluso si puedes derrotarlo, no es ¡un orgulloso triunfo! ”

“No me importa lo que los demás piensen de mí.” El rostro de Lie Feng era siniestro. Estaba sonriendo, pero tenía los ojos tan fríos como una cámara de hielo. “Lo que me importa es la actitud de este hombre hacia mí.”

¡Boom!

Una fuerte ráfaga arrojó a Lin Ya Qi como una gran cuerda, atando y arrastrándola fuera del campo de batalla.

“Eres así de franco, así que no debería ser prolijo.” Lie Feng se rió a carcajadas, apartando a Lin Ya Qi mientras caminaba hacia Shi Yan.

El huracán estalló, causando estragos. La afilada hoja amarilla del viento era tan grande como una hoja de sauce multiplicada por el número de miles, rodando torrencialmente hacia Shi Yan.

Dentro del huracán de la hoja del viento, rayos de luz diabólica de color púrpura violeta se extendían de forma inaudible, suaves como el algodón pero rígidos.

Crack Crack Crack!

La piedra verde, que era tan firme como el acero, explotó bajo los pies de Lie Feng mientras las astillas de roca se dispersaban por todas partes.

Howl Howl Howl!

El viento aullaba y reverberaba. El huracán era como una columna arrastrando todo hacia el cielo. Las rocas explotaron cuando el huracán presionó hacia abajo, pesado como la fuerza de diez mil soldados.

Shi Yan cerró sus cejas. Bajo los látigos del fuerte viento, estaba reuniendo su poder.

De los puntos de acupuntura de todo su cuerpo brotaron flujos pálidos de energía negativa, moviéndose rápidamente en sus meridianos y mezclándose con su Esencia de Qi.

Bang Bang!

Los músculos de todo su cuerpo se hincharon. El poder oculto en lo profundo de sus fibras musculares se activó instantáneamente, surgiendo con vehemencia.

Swoosh Swoosh Swoosh!

Las hojas del viento salieron disparadas del huracán, lanzándose hacia él desde todas direcciones. Todos fueron brutales y fieros.

La habitación gravitacional tenía doscientos metros cuadrados, pero se rompió en un abrir y cerrar de ojos. Trozos de roca fueron arrastrados al huracán, intensificando su poder.

En la agitación de las fichas de roca voladoras, la sala de gravedad fue nivelada. Sin embargo, Shi Yan permaneció inmóvil como una roca de diez mil años.

Las hojas del viento rugieron y golpearon su Escudo de Luz Oscura, atacando su cuerpo.

Un pensamiento brutal, sanguinario, insano y odioso surgió de su cuerpo, que se difundió en toda la escena con un aura de sustancia real. Entonces, explotó furiosamente.

Cada hoja de viento impactada con ese aura maliciosa a su alrededor se sentía como si hubiera encendido dinamita. Todo estalló asombrosamente.

¡BOOM!

Pisoteó el suelo, causando que un temblor transmitiera a los pies de Shi Yan. Sus piernas no se calmaron, pero su poder estaba vertiéndose profundamente en el suelo.

El huracán se precipitó, pero no pudo levantarlo del suelo. Solo podía girar a su alrededor, enviando más hojas de viento para atacarlo.

Los guerreros que vieron la pelea quedaron aturdidos, exclamando con miedo.

Shi Yan solo tenía la base de cultivo Reino Cielo, pero no fue sacudido por viento de Lie Feng. Esto fue inexplicable para ellos.

Como Lie Feng era un guerrero del Reino Dios, incluso si no usara todo su poder, la comprensión que tenía de los poderes del cielo y la tierra no era algo con lo que un guerrero del Reino Cielo pudiera comparar.

Lie Feng era el orgullo del Valle del Diablo, la extraña semilla malvada que escapó de las treinta y seis Cuevas de Terminación. Todos los presentes pudieron sentir la naturaleza intimidante de su viento.

Una fuerza tan poderosa no podía elevar a Shi Yan al cielo, por supuesto, estaba más allá de la predicción de la gente.

“Este hombre tiene una base sólida. ¡Pero peligroso!” Los ojos de Yu Le se iluminaron. “Con solo su complexión y el poder de la Esencia de Qi, y sin ningún tesoro usado, puede mantenerse firmemente en el suelo así. No es algo que una persona normal pueda hacer. No está mal. ¡Nada mal!”

Los hombres y mujeres jóvenes del Culto Radiante Divino, de pie junto a Yu Le, se sobresaltaron. Comenzaron a discutir bulliciosamente, sus caras emocionadas.

“Origen de la Tierra. Esta es la resonancia entre el cuerpo y la Tierra. Solo los guerreros que están especializados en usar el poder de la Tierra pueden alcanzar este dominio.” Luo Yue también murmuró: “Aunque no es difícil controlar el origen de la Tierra, el joven aquí puede mantenerse firme así bajo el furioso huracán, lo cual es raro. El poder de sus piernas ya es abrumador.”

Los mismos comentarios surgieron de la multitud. La gente ahora miraba a Shi Yan con más sorpresa.

“Interesante.” Lie Feng esbozó una sonrisa. Él no estaba sorprendido, pero feliz.

Él era un maníaco luchando. Como pudo ver que Shi Yan podía jugar un gran juego con él, se emocionó y comenzó a acumular su poder. Las manos que siempre había escondido en las mangas finalmente fueron expuestas.

Palacio Espiritual …

Li Zheng Rong y los cuatro Grandes Ancianos discutían discretamente cuando de repente descubrieron una creciente energía del Valle de la Herramienta Preciosa. Todos ellos no pudieron evitar sentir silenciosamente.

“¡Algunos guerreros del Reino Dios están luchando!” Li Zheng Rong gritó. Él se indignó de inmediato. “Ya establecimos el toque de queda de prohibir las peleas, pero alguien aún lo viola. ¡No saben en qué situación estamos!”

Entonces, Li Zheng Rong salió del Palacio Espiritual, volando rápidamente hacia el Valle de la herramienta preciosa.

En el Palacio de Herramientas, el Gran Anciano Ke Da también se enfureció. Él furiosamente salió del pasillo, mirando el huracán en el cielo. De repente, gritó con asombro. “¡Es Lie Feng!”

“Lie Feng no nos dio la cara.”

“¿Con quién está luchando? Yu Le? Lie Feng y Yu Le no se llevan bien.”

“Lie Feng no cumple con las reglas, pero Yu Le no hará eso. No debería ser Yu Le.”

“Vayamos allí y veamos.”

“¡Vamos!”

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s