PMG: Capítulo 804 – La tumba

 

Editado y traducido por Gasaraki

[wpedon id = 18351]

_________________________________________________________

Capítulo 804 – La tumba

Esas personas eran del Clan Imperial Jade del Cielo  y se movían rápido. No pasó mucho tiempo antes de que todos entraran en la boca del dragón.

Huang Fu Long y Yun Fei Yang se miraron el uno al otro. Huang Fu Long dijo: “Ve y díselo a los demás, me quedaré aquí para proteger la entrada.”

“De acuerdo.” La silueta de Yun Fei Yang parpadeó y se fue para decirle a sus amigos dónde estaba la entrada. La tormenta se estaba acercando, pero aún tenía un poco de tiempo.

“Boom boom boom!” Un fuerte sonido resonó. Huang Fu Long se sobresaltó en la entrada. Después de que el Clan Imperial Jade del Cielo entró, solo vio una luz magnífica y deslumbrante salir de la boca del dragón. Inmediatamente después, la estatua del dragón se volvió deslumbrante y dorada, su gigantesca boca comenzó a cerrarse lentamente. La única entrada estaría cerrada.

“Oh, no …”, Pensó Huang Fu Long, nervioso. Esa era la única entrada que habían encontrado, todos del Clan Imperial Jade del Cielo  ya habían entrado. ¿Qué pasaría si las otras entradas fueran trampas mortales? … Todos morirían afuera, aplastados por la tormenta.

“¡Roaar!” Huang Fu Long rugió ruidosamente y se arrojó a la boca, levantó las manos para sostener la boca del dragón e impedir que se cerrara. A pesar de que Huang Fu Long era fuerte, no fue capaz de evitar que se cerrara la gigantesca boca del dragón.

“¡Alto!”, Gritó Huang Fu Long. Parecía que un dragón apareció alrededor de su cuerpo. Él estaba sosteniendo la parte superior de la boca con ambas manos usando su fuerza monstruosa para evitar que la boca se cerrara más de lo que ya lo había hecho.

“¡Roar!” Lanzó una cantidad increíble de Qi sangre, se puso tan sonrojado que parecía que iba a explotar. Reuniendo toda su fuerza, finalmente logró frenar, pero los sonidos retumbantes se extendieron en el aire.

“¿¡No puedes darte prisa!” Gritó furioso Huang Fu Long, sus venas surgieron de la lucha.

Cuando vieron que Huang Fu Long abría la boca y todos los cadáveres en el suelo, parecían entender algo.

“Es una entrada.” Saltaron de inmediato a la entrada. A pesar de que la boca del dragón se hizo más pequeña, todavía podría acomodar a algunas personas.

“¡Estamos adentro!” Dijo alguien dentro. No pasó mucho tiempo antes de que otros vinieran y aprovecharan la situación de Huang Fu Long.

“¿Quién puede ayudarme aquí? ¡También pueden venir personas de tus sectas y clanes! ” Gritó Huang Fu Long en voz alta. La puerta todavía se estaba cerrando, en ese punto uno ya tenía a la cabeza para encajar.

“¿Eh?” Miraron a Huang Fu Long y sonrieron horriblemente. De repente, alguien atacó a Huang Fu Long.

El ataque llegó a Huang Fu Long y lo hizo gemir de dolor, pero aún mantuvo la entrada abierta. Él solo gritó: “¡Bastardo! Argh! “

Un terrorífico Qi se rodó en la atmósfera, parecía que un dragón estaba cantando. Sin embargo, el oponente ya entró en la tumba sin prestar atención a Huang Fu Long. Mientras pudieran entrar a la tumba, estaban felices. No les importaban los otros que morirían afuera. De esa forma, todo en la tumba sería suyo.

La gente continuó entrando a la tumba. Antes de entrar a la tumba, todos fueron corteses y amistosos porque esperaban que no cerrara la puerta frente a ellos. Y cada vez, después de entrar en la tumba, golpearon a Huang Fu Long o lo atacaron con una sonrisa siniestra en la cara.

Después de un tiempo, Huang Fu Long estaba luchando. La sangre se derramó de su boca y él estaba arrodillado en el suelo.

“¡Roaaarrr!” Su sangre estaba hirviendo, su dragón todavía era visible alrededor de su cuerpo. Sus rodillas estaban siendo aplastadas en el suelo, pero como antes, sus dos manos mantuvieron abierta la boca del dragón. Sus ojos estaban llenos de determinación, si se daba por vencido, sus amigos morirían en la tormenta.

En ese momento, uno solo podía agacharse para meterse en la boca del dragón. Aparecieron otras personas, esta vez de Tian Chi y más precisamente del pico nevado Tian Xuan.

“¡Ayúdenme …!”, Dijo Huang Fu Long, mirando a Tian Chi Xue y a los demás. La sangre todavía se derramaba de su boca mientras pedía ayuda.

Los ojos de Tian Chi Xue brillaban, parecía vacilante.

“Ayúdenlo” Dijo Han Qiu Yu, que estaba al lado de Tian Chi Xue. Un espíritu de libro celestial apareció detrás de él mientras corría hacia Huang Fu Long y lo protegía. Él no poseía fuerza física, pero aún podía proteger a Huang Fu Long de los ataques.

“Vamos a protegerlo de los ataques.” Gritó Han Qiu Yu a los otros miembros de Tian Chi. Todos asintieron y caminaron hacia la boca del dragón, pero nadie ayudó a Huang Fu Long a mantenerla abierta.

“¡Vayan a la tumba a todos, obtener los tesoros del emperador es lo más importante para Tian Chi!” Dijo Bai Li Xi. Después de eso, echó un vistazo a Huang Fu Long y entró en la tumba.

Tian Chi no ayudó porque estaban más preocupados por el tiempo, tenían que apresurarse en la tumba. No muchos se quedaron para ayudar a Huang Fu Long. Después de pensar durante unos segundos, Tian Chi Xue también entró a la tumba. Bai Li Xi tenía razón, tenían que volverse más fuertes para Tian Chi. Además, Tian Chi Xue envidiaba a Lin Feng, Huang Fu Long y los demás. Ella era la mujer pura y santa de Tian Chi, pero ahora ese estado no era tan resplandeciente como antes. Ella era egoísta.

Algunas personas de Tian Chi decidieron quedarse y ayudarlo. Fueron tocados por Huang Fu Long entonces lo guardaron silenciosamente. A pesar de que no estaban entrando de inmediato a la tumba, mantendrían su honor y esperarían hasta que Huang Fu Long no pudiera aguantar más. Entonces ellos entrarían.

“Huang Fu Long”. Jun Mo Xi y Yu Tian Ji regresaron. Se asustaron al ver su estado, se apresuraron a entrar y ayudaron a Huang Fu Long a mantener la boca abierta.

“¡Nueve dragones y fue el quinto, bastardo!” Maldijo Yu Tian Ji. Su corazón estaba lleno de odio. La tormenta afuera empeoraba.

“No podemos aguantar mucho más, ¿dónde están ?!” Preguntó Jun Mo Xi, nervioso. Otros vinieron pero no fue Lin Feng, Ao Jiao, Duan Wu Ya, etc.

Silenciosamente miraron la tumba y se inclinaron respetuosamente antes de entrar a la tumba.

“Ten cuidado” Dijo Yu Tian Ji. No confiaba en nadie, temía que atacarían tan pronto como entraran.

Como era de esperar, después de que entraron a la tumba, se rieron fríamente, perforando hasta los huesos. No pasó mucho tiempo antes de que llegaran Yun Fei Yang, Lin Feng y Tang You You. Debido a la tormenta, Yun Fei Yang no los había encontrado fácilmente.

“¡Date prisa y entra!” Gritó Yun Fei Yang. Se mudó a la boca y la levantó un poco. Un Qi sombrío y mortal reflejado en las estrellas a medida que las olas de Qi rodaban hacia ellos. Yu Tian Ji lanzó una estrella indestructible para bloquear el ataque.

“¡Aaahhhhh!” Alguien lanzó un horrible chillido al ser destruidos por el sombrío y Qi mortal, pero luego se bloqueó al estrellarse contra su estrella. Sorprendentemente, Yu Tian Ji no los detuvo.

Lin Feng entendió lo que Yu Tian Ji planeó, los tres se convirtieron en estrellas y entraron en la boca del dragón. Hicieron retroceder a Huang Fu Long y Jun Mo Xi mientras volaban.

“Boom boom boom!” Un fuerte sonido resonó cuando la boca del dragón se cerró a todos afuera.

Una vez dentro, cruzaron un largo corredor lleno de Qi de dragones. Muy rápidamente, llegaron a un sendero de dragón, y finalmente a la tumba del gran emperador.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s