MGA: Capítulo 833 – Poder de un solo golpe

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

_______________________________________________________________

[wpedon id= 18351]

Capítulo 833 – Poder de un solo golpe

 

“¿Secta Demonio Hiriente de la Noche?” Cuando vieron esas cuatro grandes palabras, la gente de la Dinastía Gao sintió temblar sus corazones. Estaban asustados. Un miedo sin precedentes nació de sus corazones.

 

Al ser de la Región del Mar del Este, no podían saber más claramente lo que representaba la Secta Demonio Hiriente de la Noche. En sus mentes, era un grupo de demonios que mataban sin pestañear y no les importaban los métodos que usaban para lograr sus objetivos. Eran una existencia que no se atrevían a enojarse desde el fondo de sus corazones, y si no fuera por la tentación y el chantaje del Archipiélago de la Ejecución Inmortal, tampoco se atreverían a venir a este lugar.

 

En la superficie, su misión aquí era hacerse cargo de todas las dinastías, pero en realidad, se estaban vengando de Chu Feng. Cuando recordaron eso, se sintieron aún más incómodos porque todos en la Región del Mar del Este sabían que Chu Feng era un miembro de la Secta Demonio Hiriente de la Noche.

 

“¿Quienes son? ¡Qué formación tan terrorífica de personas!”

 

A medida que los buques de guerra se acercaban gradualmente, las personas que los miraban se sentían cada vez más sorprendidos. A pesar de que muchas personas en el continente de las Nueve Provincias no sabían qué era la Secta Demonio Hiriente de la Noche, pudieron ver que los buques de guerra estaban llenos de expertos en cultivos.

 

Había más de diez mil expertos en el reino celestial, y de ellos al menos quinientos estaban en el apogeo del reino celestial. Con solo un paso en sus logros en la cultivación, se convertirían en señores marciales. De todos esos expertos, también había varias auras de señores marciales.

 

No importa en términos de número, o en términos de fuerza, las personas en los diez buques de guerra parecían ser superiores a la dinastía Gao. Sin embargo, dado que no sabían si eran un enemigo o un aliado, en medio del shock, la gente del continente de las Nueve Provincias sintió aún más miedo.

 

* Whoosh whoosh whoosh whoosh *

 

Sin embargo, justo cuando la ansiedad llenaba a la multitud, el ejército de la Secta Demonio Hiriente de la Noche descendió de los diez buques de guerra, y al igual que las tropas divinas y los generales que descendían al mundo mortal, se acercaron con una actitud poderosa. Al final, rodearon a la mitad de la dinastía Gao que permaneció en la superficie mientras flotaba en el cielo.

 

“¿Se dirigen hacia ellos? Eso significa que esta poderosa fuerza no es un enemigo.” Al ver al ejército de la Secta Demonio Hiriente de la Noche emanando animosidad hacia la Dinastía Gao, la gente del continente de las Nueve Provincias se relajó temporalmente. Sin embargo, no se atrevieron a ser demasiado descuidados. Después de todo, la gente ante sus ojos era realmente demasiado horrible. Eran personas que nunca habían visto antes.

 

“Todos, soy el jefe de la dinastía Gao, Gao Kuncheng.”

 

“¿Puedo preguntar qué ofensa he cometido para que una secta noble como la tuya establezca una exhibición así?” Aunque sabía que algo andaba mal, el viejo ancestro de la dinastía Gao aún le traía una sonrisa y se lo preguntó, fingiendo Confusión.

 

A menos que sea absolutamente necesario, no querían enojar a la Secta Demonio Hiriente de la Noche. Después de todo, una gran potencia como la suya no era una en la que la dinastía Gao tuviera una oportunidad.

 

* Whoosh * Inmediatamente después de hablar, la Secta Demonio Hiriente de la Noche se dividió de repente en dos. Hicieron un camino dentro del océano de personas, y en ese momento, un joven se fue caminando lentamente, y luego se mostró a la vanguardia de la Secta Demonio Hiriente de la Noche.

 

Después de ver a esa persona, el Fundador Dragón Azur, el Monstruoso Rey Mono, el antiguo antepasado de la dinastía Jiang y muchos otros personajes famosos del continente de las Nueve Provincias, todos ensancharon sus ojos mientras sus pupilas se encogían, expresiones sorprendidas aparecían en sus rostros .

 

Incluso la gente de la dinastía Gao cambió mucho su complexión porque pudieron reconocer inmediatamente quién era ese joven.

 

Esa persona era … ¡Chu Feng!

 

“¡Es Chu Feng! Esto … ¿Qué está pasando? “Después de reconocer a Chu Feng, las personas del continente de las Nueve Provincias se regocijaron al instante, pero coincidieron con el regocijo y sintieron incredulidad, especialmente después de ver las respetuosas apariciones de los expertos de la Secta Demonio Hiriente de la Noche hacia él. Se sentían aún más estupefactos, y era simplemente como si estuvieran en un sueño. Ni siquiera se atrevieron a confiar en sus propios ojos.

 

¿Podría ese ejército haber sido traído por Chu Feng? Sin embargo, eran tan fuertes, entonces ¿cómo podría Chu Feng … Cuando tuvieron tales pensamientos, simplemente no se atrevieron a continuar su imaginación porque la escena en frente de sus ojos superó por completo sus expectativas.

 

Sabían, por Jiang Wushang y los demás, que Chu Feng era una persona muy impresionante. Sin embargo, nunca habrían pensado que lograría tanto en la Región del Mar del Este, un lugar donde surgieron innumerables expertos. Incluso alcanzó un nivel de fuerza tan poderoso, y no solo su propia cultivación era insondablemente profunda, incluso tenía un grupo tan grande de expertos que lo servían.

 

Pero mientras la gente de las Nueve Provincias se conmocionaba, las expresiones de aquellos de la dinastía Gao temblaron porque el nombre infame de Chu Feng ya se había extendido a lo largo y ancho de la Región del Mar del Este.

 

Incluso recientemente, cuando Chu Feng hizo un alboroto tan grande en la familia Zi en el Valle de las flores, no solo mató al patriarca de la familia Zi, sino que incluso mató a dos señores marciales de rango siete, expertos del Archipiélago de la Ejecución Inmortal. Si eso fuera cierto, entonces la fuerza que poseía era muy superior al antiguo antepasado de la dinastía Gao.

 

Entonces, al ver la situación poco progresiva, el viejo antepasado tuvo un pensamiento inteligente y una ignorancia fingida. Fingió que no conocía a Chu Feng, y primero respetuosamente se inclinó y juntó sus manos hacia él, luego dijo con una sonrisa, “Milord, no recuerdo ningún conflicto entre nosotros, ¿verdad?”

 

“No hay conflictos? Dices claramente que ibas a destruir mi patria, matar a mi familia, ¿pero ahora te atreves a decir que no recuerdas ningún conflicto? “Chu Feng sonrió débilmente cuando un atisbo de ridículo pasó por sus ojos.”

 

“Esto … ¡Ah, milord, entonces este continente de las Nueve Provincias es tu patria! ¡Realmente no lo sabía! Si lo hiciera, incluso si me prestaras diez tripas, ¡aún no me atrevería a venir a este lugar!”

 

“Dicen que no se puede culpar al ignorante. Milord, ¡realmente no sabía que esta era tu patria! ¡Te ruego que me concedas misericordia! “El rostro del viejo antepasado estaba lleno de humildad. El arrogante aura que tenía antes se había ido por completo.

 

“Jaja, ¿realmente no sabes quién soy?” Al ver la divertida escena que representaba el viejo ancestro, la risa de Chu Feng se hizo aún más fuerte.

 

“Milord, ni siquiera te he visto antes, ¿cómo podría saber quién eres?” El viejo antepasado de la dinastía Gao negó con la cabeza.

 

“Hermano Wushang, por favor vaya y dígales quién soy.” Chu Feng dirigió su mirada hacia Jiang Wushang.

 

En ese momento, Jiang Wushang todavía tenía heridas graves y todavía estaba atado en el aire por el poder Marcial de Gao Peng. Cuando vio la llegada de Chu Feng, inmediatamente estalló en carcajadas y dijo: “Ustedes, cobardes, ¿quieren saber quién es él? Te lo diré ahora mismo. ¡Él es mi hermano mayor!

 

“¡Bastardo! ¡Él conoce a Milord! ¡Liberalo y admite tus errores! “El viejo antepasado de la dinastía Gao gritó apresuradamente a Gao Peng.

 

Naturalmente, Gao Peng no se atrevió a dudar, ya que liberó rápidamente a Jiang Wushang y se arrodilló.

 

 

Pero, inesperadamente, Chu Feng sonrió ligeramente y dijo: “No es necesario que reconozcas tus errores, ya que de todos modos no escaparás de la muerte”.

 

* Boom * Después de hablar, Chu Feng de repente extendió su mano y lanzó un golpe. Al instante, un poder destructivo surgió de su puño.

 

Golpeado por tal poder, Gao Peng ni siquiera tuvo la oportunidad de gritar antes de que su cuerpo explotara, convirtiéndose en un charco de sangre. No fue solo Gao Peng quien fue atrapado por ese ataque, ya que varios expertos de la dinastía Gao también se vieron afectados. Ellos también explotaron inmediatamente, e incluso tres señores marciales murieron.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s