MGA: Capítulo 842 – Inquietud

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

_______________________________________________________________

[wpedon id= 18351]

 

Capítulo 842 – Inquietud

 

Después de la destrucción de la Torre Fantasma Asura, no quedaba nada dentro de la Provincia Espiritual que requiriera la preocupación de Chu Feng.

 

Entonces, liderando un grupo de expertos, se fue.

 

Sin embargo, no abandonó el continente de las Nueve Provincias de inmediato. Primero regresó a la Provincia Azure.

 

La razón por la que regresó fue naturalmente debido a la Tumba Imperial. Al principio, Chu Feng se preparó para entrar y visitar Qiu Canfeng. En primer lugar, para informar sobre la situación en la Región del Mar del Este, y también esperando poder darle algún tipo de consejo.

 

Sin embargo, después de entrar, Chu Feng descubrió que la Tumba Imperial era realmente demasiado profunda. Después de un tiempo, las trampas que habían sido destruidas por Huangfu Haoyue ya se habían reparado. Naturalmente, Chu Feng no se atrevió a desafiar a la horrible Formación Espiritual.

 

Como no podía hacer nada más, Chu Feng no tuvo más remedio que renunciar a ella. Sin embargo, antes de irse, no se olvidó de colocar otra Formación Oculta frente a la entrada de la Tumba Imperial, en caso de que hubiera expertos del Archipiélago de la Ejecución Inmortal que hubieran venido a descubrir este lugar.

 

En realidad, la Tumba Imperial descubierta no era demasiado importante, pero si se descubriera que Qiu Canfeng estaba ahí atrapado no sería bueno en absoluto.

 

Aunque Qiu Canfeng, su supuesto maestro, no le dio demasiada ayuda a Chu Feng, todavía era su maestro. Chu Feng esperaba que nada le sucediera.

 

Después de algunos eventos más, Chu Feng finalmente llevó a los expertos del Gremio Espiritual Mundial a la nueva residencia de las personas de las Nueve Provincias. Era una tierra llamada el Continente Desolado.

 

El Continente Desolado no estaba realmente desolado. En el continente, aún había bastantes personas viviendo allí, pero había muy pocos expertos en cultivos. Hubo incluso menos sectas y cosas así, por eso fue nombrado por los otros continentes como uno de los continentes más degenerados.

 

Esa era también la razón por la cual el continente no atraía la atención. Incluso fue ignorado por algunos, por lo que Chu Feng decidió trasladar a todos a este lugar.

 

Como tal, con la ayuda de la Secta Demonio Hiriente de la Noche, la gente del continente de las Nueve Provincias ahora se había establecido correctamente en el Continente Desolado.

 

No llevaron a cabo ninguna construcción a gran escala, como la construcción de ciudades en lugares donde había mucha gente y, en cambio, optaron por vivir escondidos en lo profundo de montañas y bosques donde había bestias monstruosas, lugares en los que otros no se atrevían a entrar.

 

Aunque muchos sintieron incomodidad debido a que abandonaron su tierra natal, después de que Chu Feng regresó, la multitud barrió sus emociones desanimadas y todos estaban emocionados. Para ellos, Chu Feng no solo era un gran experto, sino que también fue una persona que los salvó a todos: un gran héroe en sus corazones.

 

Y como Chu Feng tenía prisa por trasladar a sus familiares y amigos, simplemente no tuvo una buena comida con la multitud. Entonces, el día que regresó, se realizó un banquete solo para él. Comió y brindó con muchos amigos y ancianos de la  Escuela Dragon Azur, del Gremio Espiritual Mundial y la Dinastía Jiang.

 

“Gran Hermano Chu Feng, ¿todavía vas a regresar a la Región del Mar del Este? ¡No vayas! En este momento, es muy peligroso allí .”

 

“¡Sí! Junior Chu Feng, en mi opinión, ¿qué tal si te quedas con nosotros y te escondes aquí por un tiempo? Cuando todos los hermanos nos convirtamos en Señores Marciales, podemos caminar directamente hacia el Camino Celestial y echar un vistazo a esa Tierra Santa del Marcialismo.”

 

“¡Sí! Chu Feng, Hermano Wushang y Senior Zhang están en lo cierto. Como ya ha salvado a la Hermana Zi Ling, ¿por qué no traer a su familia aquí y cultivar pacíficamente con nosotros? “Durante el banquete, Jiang Wushang, Zhang Tianyi, Su Rou y Su Mei, las personas cercanas a Chu Feng, todos instaron a él no para regresar a la Región del Mar del Este.

 

Y cuando otros escucharon sobre eso, casi todos miraron a Chu Feng. Hubo incluso un poco de súplica y aprensión en sus ojos, todos ellos esperaban que Chu Feng se quedara.

 

Después de la reubicación, ellos también habían aprendido sobre la Región del Mar del Este de los miembros de la Secta Demonio Hiriente de la Noche. Ellos ya sabían que el Archipiélago de la Ejecución Inmortal colocó carteles de búsqueda en todas partes para Chu Feng.

 

“Zi Ling se ha salvado, y una enorme piedra en mi corazón finalmente ha desaparecido.

 

“Sin embargo, la Secta Demonio Hiriente de la Noche me ha tratado bien. No puedo esconderme cuando la Secta Demonio Hiriente de la Noche y el Archipiélago de la Ejecución Inmortal se preparan para comenzar una guerra.” Sin embargo, Chu Feng sacudió resueltamente la cabeza ante las miradas de la multitud, y luego dijo con firmeza:” Debo regresar.”

 

“Pero …” En ese momento, Su Rou y Su Mei querían decir algo.

 

“Pequeña Rou, Pequeña Mei, solo déjenlo en paz. Los hombres son así No sean blandas y aconsejen que no sea leal. “Pero justo en ese momento, el Fundador Dragón Azur habló.

 

Además, mientras hablaba, se levantó, levantó su copa de vino y dijo: “Chu Feng, adelante. Un buen hombre no debería temer riesgos y debería luchar incluso en las situaciones más desesperadas. Esperaremos su regreso. Estoy seguro de que cuando lo hagas, serás aún más fuerte. Ese Archipiélago de la Ejecución Inmortal tampoco te derrotará.”

 

“Chu Feng, ¡te apoyamos! Ve, haz lo que quieras! ¡No importa cuándo, lo apoyaremos hasta el final! “Después de que el Fundador Dragón Azur habló, el viejo antepasado de la dinastía Jiang, Zhuge Liuyun, y los demás levantaron sus copas. Los ancianos las dirigían hacia Chu Feng

 

“Personas mayores, gracias. Definitivamente no decepcionaré a ninguno de ustedes. “Cuando vio eso, Chu Feng se sintió muy conmovido. Él se levantó rápidamente y brindó por la multitud.

 

Dado que incluso los ancianos del continente de las Nueve Provincias hablaban, no había nadie que inste a Chu Feng a quedarse atrás por más tiempo. Solo eligieron apoyar a Chu Feng.

 

Sin embargo, después de que Chu Feng insistió en irse, Su Rou, Su Mei, Jiang Wushang y Zhang Tianyi quisieron unirse a la Secta Demonio Hiriente de la Noche independientemente de lo que tenían que hacer, y pelear hombro con hombro con Chu Feng cuando regresaron a la Región del Mar del Este.

 

Naturalmente, Chu Feng no deseaba que lo hicieran, pero no podía detener a los cuatro de la misma manera que no podían evitarlo. Al final, Chu Feng solo pudo elegir comprometerse. Trayendo a los cuatro y al ejército de la Secta Demonio Hiriente de la Noche, todos regresaron a la Región del Mar del Este.

 

Antes de llegar, el ejército de la Secta Demonio Hiriente de la Noche, con sus diez buques de guerra, se separó de Chu Feng y los demás. Por lo que dijeron, la guerra entre la Secta Demonio Hiriente de la Noche y el Archipiélago de la Ejecución Inmortal ya había comenzado, por lo que tuvieron que entrar rápidamente en el campo de batalla.

 

En cuanto a Chu Feng, él era una persona muy importante que requería protección de la Secta Demonio Hiriente de la Noche. Sin embargo, debido a la guerra, todos los expertos que se habían mostrado estaban luchando, por lo que simplemente no había nadie que pudiera protegerlo.

 

Entonces, cuando Chu Feng llevó al ejército de vuelta al continente de las Nueve Provincias, el Rey Tierra le había dicho que no había necesidad de preocuparse por el ejército después de manejar el asunto en el continente de las Nueve Provincias. Estaría bien que regresen solos.

 

Además, antes de que Chu Feng recibiera ninguna orden, no podía enfrentar precipitadamente a la gente del Archipiélago de la Ejecución Inmortal, ni podría encontrarlos él mismo. Entonces, el Rey Tierra le aconsejó que fuera al Pico Brumoso. Con la protección de Piaomiao, el Re Tierra y los otros expertos de la Secta Demonio Hiriente de la Noche podrían estar más a gusto.

 

En realidad, incluso si el Rey Tierra no dijera esas cosas, el lugar al que Chu Feng más deseaba seguir era el Pico Brumoso. En primer lugar, fue porque Zi Ling estaba allí, por lo que quería saber cómo fue el desarrollo de la cura para la Píldora Restricción Celestial de Zi Ling.

 

Segundo, a pesar de que le prometió a Jiang Wushang y a los demás que podían ingresar a la Secta Demonio Hiriente de la Noche y pelear hombro con hombro con él, Chu Feng no los dejaría morir por nada. Como tal, como no podía garantizar su seguridad, era la mejor opción para llevarlos al Pico Brumoso.

 

Sin embargo, justo cuando Chu Feng llegó a la entrada, fue recibido de inmediato por los guardianes de Pico Brumoso, y lo llevaron a la señora Piaomiao.

 

Al ver que lo estaba buscando con tanta urgencia, Chu Feng comenzó a sentirse incómodo. Él sintió que algo había sucedido.

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s