PMG: Capítulo 809 – Palacio Jade del Cielo

 

Editado y traducido por Gasaraki

Patrocinado por: $  Pedro E Lopez Martinez $

[wpedon id = 18351]

_________________________________________________________

Capítulo 809 – Palacio Jade del Cielo

En el mundo anterior de Lin Feng, los monarcas, los dragones y los budas eran respetados. ¿Era esto lo mismo en el mundo de la cultivación?

La multitud miró nerviosamente a Lin Feng. La mayoría de las personas que cruzaron el puente fueron de Jade del Cielo o del Palacio del Dragón del Mar del Este. Había algunas personas con objetos preciosos que contenían Qi noble que les permitía cruzar. ¿Tal vez Lin Feng también tenía un objeto precioso?

Tang You You miró a Lin Feng con preocupación, pero Lin Feng parecía tranquilo.

Las luces de Buda centelleaban alrededor del cuerpo de Lin Feng y de repente millas de rayos comenzaron a centellear. El cuerpo de Lin se volvió deslumbrante para los ojos, su cuerpo entero era dorado.

“¡Luz de Buda!” Ahora la multitud sabía lo que estaba intentando. No es de extrañar que Lin Feng confiase, estaba protegido por Buda.

Miles de luces iluminaron el puente mientras los dragones rugían, su Qi dragón envolvió el cuerpo de Lin Feng y lo protegió de la energía abstrusa.

Sin embargo, Lin Feng no cruzó el puente, se movió hacia atrás y asintió con la cabeza hacia Tang You You, quien lo entendió de inmediato. Ella sonrió y lo siguió.

Lin Feng giró la cabeza y miró a la multitud. Luego se volvió para hablar con algunas personas: “Síganme, si pueden permanecer en las luces de mi Buda estarán a salvo.” Si no puedo protegerlos a todos, espérame y volveré.”

“¿Eh?” La multitud estaba confundida. ¿Con quién estaba hablando Lin Feng?

Las siluetas de cinco o seis personas parpadeaban y aparecían en el puente. Todos eran de Tian Chi y todos sabían que Lin Feng estaba hablando con ellos.

Otra persona apareció y bajó la cabeza mientras caminaba hacia Lin Feng. Ella no se atrevió a mirarlo porque era la indigna Tian Chi Xue.

“¿Estaba hablando contigo?” Preguntó Lin Feng de una manera indiferente, haciéndola sentir muy nerviosa.

“Todos protegieron a Huang Fu Long cuando entramos a la tumba y entramos juntos. Todos ellos tienen la capacidad de convertirse en líderes en Tian Chi. No te importan las personas, ahora no me importas, así que me cabreas.” Dijo Lin Feng con indiferencia. Tian Chi Xue parecía desesperado.

“¡No lo dejes salir, puede ayudarnos a cruzar el puente!” Gritó alguien entre la multitud. Las luces de Buda de Lin Feng cubrían una amplia área para que pudieran seguirlo.

Muchas siluetas parpadearon, querían evitar que Lin Feng cruzara. Cuando se acercaban, uno de ellos dijo: “Llevamos contigo.”

Lin Feng los miró y dijo: “¿De verdad crees que soy un Buda y tengo compasión? ¡Vete a la mierda!”

“Si no nos llevas, te mataremos.” Alguien decidió amenazar a Lin Feng. Detrás de él había muchos cultivadores preparándose para luchar. Pero, querían ver cómo funcionaban las cosas primero.

“El budismo se basa en el karma, así que te ayudaré a convertirte en budista y lograr Paramita.” Lin Feng saltó hacia adelante y lanzó millones de luces resplandecientes. Monstruos ruidos retumbantes se extendieron en el aire cuando apareció una gigantesca mano dorada que cayó hacia esa persona.

El Qi era aterrador, la atmósfera vibraba y no dejaba de resonar. Esa mano de Buda contenía una fuerza física aterradora.

La expresión facial de esa persona cambió repentinamente al retirarse. La mano del Buda ganó velocidad cuando resonó un fuerte ‘Bang’. La sangre salpicó por todas partes, sus órganos vitales fueron aplastados y su Qi desapareció. Esa era la forma especial de Lin Feng de llevar a cabo un ritual de bautismo.

“Qué fuerza física tan aterradora.” La gente temblaba y temblaba. Que la mano de Buda parecía contener un poder infinito, ¿cuánta fuerza física contenía?

Incluso un cultivador en la parte superior del noveno reino de Xuan Qi corría asustado por ese ataque.

“¿Alguien más quiere convertirse al budismo?” Lin Feng miró a la multitud. Inmediatamente, todos retrocedieron. Lin Feng era demasiado aterrador, ¿por qué nunca habían oído hablar de él?

Cuando Lin Feng vio que la gente se estaba moviendo hacia atrás, agarró la mano de Tang You You mientras millones de rayos dorados de luz envolvieron a Tang You You y los demás detrás de ella. La luz se convirtió en una burbuja gigantesca que los protegía con su Qi noble.

El dragón rugió y liberó energías para proteger a Lin Feng y sus amigos. Mientras cruzaba el puente, Lin Feng podía sentir la energía abstrusa a su alrededor, pero su corazón seguía latiendo a un ritmo normal.

La multitud observó a Lin Feng irse, tenían sentimientos encontrados de admiración y celos. Muchos de ellos lamentaron no tener un amigo así. Era probable que la tumba del gran emperador estuviera del otro lado, ¡ahora se perderían los tesoros!

…………

En otro lugar en ese momento, en un gran salón, brillaba una deslumbrante luz dorada. Millones de magníficos rayos de luz brillaban. Había tres grupos de personas. Un grupo de Jade del Cielo estaba de un lado y componía la mayor cantidad de personas.

Como era de esperar, estaban en la tumba de Jade, después de todo el emperador de Jade era su antepasado. Cada vez que alguien del Clan Imperial Jade del Cielo  entraba en la tumba de Jade, el Clan se volvía mucho más fuerte. Cada cien años, los jóvenes cultivadores de Jade del Cielo que casi habían atravesado el Reino Tian Qi fueron presionados por su clan para prepararse para la tumba de Jade.

El  Palacio del Dragón del Mar del Este estaba frente a ellos, también tenían Qi noble que les permitió cruzar el puente. Aprovecharon esta oportunidad para seguir al grupo Jade del Cielo. No querían que Jade del Cielo obtuviera todos los tesoros, incluso si era la tumba de su antepasado.

Además de esos dos grupos, había un grupo compuesto por cuatro: Jun Mo Xi, Yun Fei Yang, Huang Fu Long y Yu Tian Ji. Ellos también cruzaron el puente. A pesar de que fueron superados en número, eran monstruosamente fuertes. Nadie los atacó porque sabían que habría muchas bajas. Por lo tanto, los tres grupos estaban paralizados.

En una pared al lado de ellos, un letrero en letras mayúsculas decía: “PALACIO DEL EMPERADOR DE JADE!”

Había una puerta de oro medio rota, tal vez tenía tesoros increíbles.

“Tengo una idea, pero no sé si la gente de Jade del Cielo estará de acuerdo o no”. Duan Wu Ya estaba maquinando.

Huang Feng lo miró, “habla.”

“Todo el mundo vino aquí para encontrar tesoros y no ha sido fácil encontrar la tumba. Creo que la gente del Palacio del Dragón del Mar del Este y Jade del Cielo deben unir sus manos para matar a esos cuatro y luego juntar los tesoros del emperador. ¿Qué piensas? “Duan Wu Ya tenía una sonrisa resplandeciente en su rostro. Luego miró a Jun Mo Xi y los demás de una manera malvada.

La gente de Jade del Cielo  se reía por dentro. ¿Cómo podían confiar en él? ¿Compartir el tesoro del emperador? Imposible. Si un grupo los obtuviera, los otros tendrían que morir.

Pero matar a Jun Mo Xi y a los demás primero no fue una mala idea. Para la gente de Jade del Cielo, los tesoros del emperador de Jade tenían que ser suyos solo porque pertenecían a su clan.

“Está bien, estoy de acuerdo.” Dijo Huang Feng asintiendo. Duan Wu Ya sonrió astutamente. Los dos grupos miraron a Jun Mo Xi y a los otros y dijeron. “¡vamos a matarlos primero!”

Advertisements

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s